Un paso más: cepillo de dientes de bambú

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Hace unas semanas me cambié por fin al cepillo de bambú. La verdad es que llevaba mucho tiempo queriendo hacerlo pero no me gustaba, tener que pedir solo un cepillo en una tienda on line, ya que encontrarlo en tiendas físicas, de momento, es complicado.

Como he dicho en otras ocasiones, eliminar el plástico de cuarto de baño es probablemente, el paso más sencillo y rápido de todos los que he probado y sigo intentando.

Y aunque no representa la cantidad mayor de plástico en mi vida diaria, sí me apetecía dar este paso.

Este es uno de esos ejemplo, en los  que a nivel personal no representa una gran diferencia pero sí a nivel global. Además, hay que tener en cuenta que los dentistas recomiendan cambiar de cepillo de dientes cada 3 meses por lo que ya serían 4 cepillos de dientes al año. Yo, la verdad, es que lo cambio cuando veo que se está poniendo feo (llámame cochina, pero no conozco a  nadie que apunte cuando cambia de cepillo)Si hacemos el cálculo, salen unos cuantos millones de cepillos de dientes al año en el mundo, y eso, es mucho plástico.

Los cepillos además, rara vez son reciclados. Te recuerdo que aunque sean de plástico no se desechan en el contenedor amarillo porque no son envases. Irían al contenedor de resto y, una vez en el centro de tratamiento de residuos, debería ser separado y aprovechado, pero eso no siempre sucede.

Inconvenientes del cepillo de dientes de bambú

  • Es difícil de encontrar. Yo no los he visto en ninguna tienda física y la verdad es que era una de las cosas por las que no he cambiado antes. Por eso, y porque necesitaba un cepillo de cerdas blandas.
  • Lamentablemente el precio aún no es igual que el cepillo convencional.

Ventajas del cepillo de dientes de bambú

  • Si tienes dudas entre si es mejor o peor que el convencional te la resuelvo. Son iguales, vamos que no notarás diferencia alguna.
  • Dureza de las cerdas para todos los gustos. Yo tengo encías sensibles y no he notado nada malo con el cepillo nuevo.
  • Por supuesto, es un elemento más de plástico que eliminas de tu vida.

¿De verdad es tan importante?

Pues aquí te voy a dar una respuesta un poco ambigua. Sí, es importante, pero en mi caso no lo consideraría una prioridad. Me explico, si ya tienes un largo camino recorrido y has reducido el plástico que usas en tú día a día, decir adiós al cepillo de plástico puede ser una buena idea.

Vamos, que usar el cepillo de dientes de bambú pero seguir usando plástico en cantidades ingentes  tiene mucho sentido. Aunque lo importante es empezar a reducir el plástico consumido, y no por dónde empezamos en concreto. Y como he dicho antes, a nivel global, si supone una cantidad de plástico importante.

Sin embargo, si estás empezando puedes empezar por otros elementos de plástico de uso más habitual, botellas de agua, pajitas, cubiertos desechables, bote de jabón de manos, gel de ducha o champú, y por supuesto en los envases de los alimentos, especialmente en frutas y verduras. Como ves, hay muchas opciones por las que puedes empezar.

Cepillo de dientes de bambú

Un paso más

Yo, aprovechando que compraba este cepillo, decidí comprar también la pasta de dientes sólida. Así de primeras, me parecía un concepto un poco extraño, pero la verdad es que tras unos días te haces al cambio. Este tipo de pasta no hace apenas espuma, pero sí deja sensación de limpieza en la boca. Y además, cuando se termine solo tengo que comprar el recambio y seguir usando el mismo envase.

Nota: tanto el cepillo de dientes como la pasta de dientes sólida los podéis encontrar en sinplastico.com

La entrada Un paso más: cepillo de dientes de bambú aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Petición en change.org: Inclusión de la Educación Ambiental en el currículo de una nueva Ley de Educación

Publicado en: Redes Sociales y Medio Ambiente por Roberto Ruiz Robles. Texto original

Desde el Grupo de Trabajo de Educación Ambiental del Congreso Nacional de Medio Ambiente, en el que tengo la oportunidad de participar y coordinar, lanzamos ayer una campaña para concienciar de la importancia de la educación ambiental y pedir la inclusión de la Educación para el Desarrollo sostenible/Educación Ambiental en el currículo de una nueva Ley de Educación que se está gestando en el

Puedes leer y comentar el artículo completo en Redes Sociales y Medio Ambiente

Aceite de oliva ecológico y sostenible

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

aceitunas de la variedad verdeja castellana de los olivares de la Sierra de Altomira

Uno de los proyectos de emprendimiento que más me ha llamado la atención desde que me empezase a interesar por el tema allá en 2010 es “Olivares de Altomira”. Una apuesta familiar por un producto de calidad que junta innovación, tradición, conservación y desarrollo sostenible como fórmula de un éxito que cualquiera puede disfrutar en el resultado final: un aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad, ecológico y producido de forma sostenible.

El proyecto se basa en la recuperación de los olivares que, debido al éxodo rural iniciado en las décadas de 1950 y 1970, habían ido quedando abandonados. ¿Olivares en la Alcarria conquense? Sí, en las proximidades de Segóbriga, la capital del lapis specularis, el Imperio romano dejó una de sus señas de identidad: el cultivo del olivar.

Lo primero que llama la atención de estos olivos alcarreños es que estamos ante ejemplares bajitos en comparación con los que se cultivan en otras zonas. Se trata de una variedad local, de productividad limitada, pero bien adaptada a las peculiaridades de la Sierra de Altomira. La variedad Verdeja Castellana es endémica de La Alcarria. Una materia prima con características propias que garantiza un producto final diferenciado.

La elección de esta aceituna como elemento central del modelo de negocio de Olivares de Altomira asegura su estudio y conservación. Porque el abandono progresivo estaba llevando a su desaparición por sustitución de los olivares por otros cultivos menos intensivos en mano de obra, como los cereales.

Olivares en la Sierra de Altomira

Así, la puesta en valor del olivar contribuye a la conservación de un paisaje con un mosaico variado de teselas diversas, con zonas de transición entre las estepas cerealistas y los montes de encinar, que acogen y permiten el desarrollo de distintas especies de flora y fauna que, sin el soporte del olivar, dejarían de habitar la Sierra de Altomira.

El uso de esta variedad local requiere el mantenimiento de un manejo tradicional, alineado con los criterios de producción agraria ecológica. El árbol requiere una atención y cuidados constantes por parte del agricultor que aseguran la producción de aceituna con el mínimo laboreo y sin aportes externos de fitosanitarios. En esta línea el trabajo de Olivares de Altomira ha consistido en incorporar la forma de hacer de los abuelos que mimaban sus cultivos el conocimiento y la tecnología que ayudan a mejorar las condiciones de trabajo del agricultor, siempre desde el respeto a los ciclos naturales de la planta y el ecosistema del que forma parte.

La contribución del proyecto a la sostenibilidad no está sólo en la conservación de una variedad local tradicional o mantener la fertilidad natural del suelo. Continúa en la recogida del fruto: se realiza al vuelo y con el menor daño posible al olivo. El vareo que se practica sobre variedades más frondosas no sería viable en estos árboles, ya que ocasiona una defoliación y pérdida de ramas de las que los pequeños olivos de La Alcarria no se recuperarían fácilmente.

Como recompensa a este mimo se obtiene un producto de máxima calidad, ya que las aceitunas pasan del árbol a la mano del agricultor y de allí a la almazara, sin tocar el suelo. Y allí donde se procesa la aceituna para extraer el preciado aceite sigue la apuesta por la sostenibilidad de Olivares de Altomira.

Aceituna Verdeja de Altomira

La almazara se ha instalado aprovechando la ubicación de una antigua fábrica de aceite de la que apenas se conservaban unas naves derruidas y una vieja chimenea de ladrillo. Olivares de Altomira ha limpiado y recuperado el enclave para su nueva almazara, dotada de equipos modernos con los que se realiza el proceso de extracción de aceite en condiciones óptimas.

La almazara apuesta por la autosuficiencia energética. Es más, no está conectada al sistema eléctrico. Produce su propia energía: la electricidad con paneles solares instalados sobre el techo de la nave y el calor con una caldera de biomasa en la que los huesos de las aceitunas se queman para mantener la temperatura óptima en la instalación. La instalación cuenta con un generador de gasoil de apoyo a estos sistemas para reducir la incertidumbre en una apuesta tan innovadora como un proceso industrial autosuficiente energéticamente. Si bien a largo plazo se verá la necesidad de este apoyo y la posibilidad de eliminar este último elemento de dependencia energética, de momento su papel se ha visto reducido a ese: evitar que un pico de consumo eléctrico u otro imprevisto en un momento crítico tiren por tierra toda la inversión.

La sostenibilidad también incluye la variable social, que en este proyecto encontramos en la generación de actividad económica en el mundo rural. Olivares de Altomira genera puestos de trabajo tanto en el campo como en la almazara o la distribución de su aceite. Son puestos muy especializados que requieren del conocimiento del manejo de esta variedad local de olivo o de los procesos de control de la instalación y las variables que permiten superar los exigentes criterios del aceite que obtiene.

aceite de oliva virgen extra ecológico

Y aquí llegamos a la tercera pata de la sostenibilidad: la económica. Porque mantener el manejo tradicional del olivo y financiar una almazara moderna y sostenible, así como los puestos de trabajo asociados a la actividad, requieren de ingresos económicos a medio y largo plazo. La estrategia de Olivares de Altomira es competir en calidad y llevar el aceite de la Verdeja Castellana a todos los mercados posibles.

Conseguir los distintivos de agricultura ecológica y Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Aceite de La Alcarria implica someterse a procesos estrictos de cultivo y producción, así como a controles e inspecciones periódicas. Tan severas o más que conseguir los permisos necesarios para exportar al mercado chino, donde el aceite de oliva español es muy apreciado. O conseguir un acuerdo de distribución con Amazon, aparecer en los lineales de productos selectos de cadenas como El Corte Inglés o estar en la mesa de los restaurantes y alojamientos turísticos que apuestan por un producto de calidad y sostenible.

Así, la recuperación de una variedad local y un manejo tradicional del campo son la base con la que esta familia de emprendedores ha conseguido abrir a su producto las puertas de los mercados más exigentes del mundo. Quizá los más críticos con el modelo no vean con buenos ojos que el aceite de La Alcarria se acabe vendiendo en China o Nueva York como ecológico, pero todos tenemos en nuestra mano evitar este desplazamiento: sólo hay que comprar un aceite de oliva virgen extra que se produce a poco más de 100 kilómetros de Madrid y que Amazon pone en nuestra casa desde su centro logístico que, casualmente, está ubicado entre la almazara y la capital española.

La almazara sostenible de Olivares de Altomira

O mejor todavía. Si te gusta cuidar tu dieta y apuestas por productos saludables. Si crees en la producción sostenible y de proximidad… tienes la oportunidad de acercarte a Vellisca, disfrutar de su paisaje, conocer a sus gentes y comprar aceite de oliva virgen extra ecológico y sostenible. Oferta de alojamiento para turismo rural no falta, con excelentes rutas para practicar senderismo, disfrutar con la bicicleta o contemplar los valores naturales de la ZEC-ZEPA Sierra de Altomira.

Las 3 primeras fotos salen de Olivares De Altomira Alcarria.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

FOTOTRAMPEO: GINETA, ZORRO, AZOR, RATONERO, GAVILÁN Y MÁS…

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original


Vuelvo con el fototrampeo, y es que me da poco tiempo a salir tranquilamente a fotografiar bichos con la cámara tradicional, y encima el domingo salí sin tarjetas de memoria en la cámara ¿?! Esta vez pongo imágenes tanto del proyecto ATALAYA como del SOMBRA de Tagonius.


Empiezo con un gato, en el que la siguiente imagen 
deja claro si es montés o doméstico asilvestrado
Tantas rayas en las patas delanteras es un indicador de que
 se trata de un gato doméstico (Felis catus)
Parece que este otoño estoy teniendo suerte con las ginetas (Genetta genetta)
Y de lejos o de cerca parece que siempre localizan la cámara
Me apunto este patrón de manchas por si vuelvo a verlo alguna vez
Aquí un curioso (Oryctolagus cunniculus) conejo olisqueó la cámara
También los ratones de campo (Apodemus sylvaticus) se acercan a la cámara
Y algunos pájaros también se acercan tanto que no pueden ser enfocados
como este petirrojo (Erithacus rubecula)
Algunos zorros (Vulpes vulpes) también descubren las cámaras
En los zorros también se pueden identificar diferentes individuos,
éste tiene una cola poblada y con la punta blanca...
Y este otro, tiene peor aspecto y la cola de color uniforme
La cámara del posadero ha seguido dando estupendos resultados:

Un azor juvenil (Accipiter gentilis)
Una hembra adulta de gavilán (Accipiter nisus)
Este otro azor joven estuvo un buen rato tomando el sol...
rascándose el lomo...
y estirando la cola.
También estuvo un buen rato posado un ratonero (Buteo buteo) que llegó
mostrando el diseño de sus alas
Pero a las rapaces pocas veces tienen calma si hay córvidos cerca: en este 
caso el ratonero es acosado por una urraca (Pica pica) y un arrendajo (Garrulus glandarius)
Al final los acosadores se cansaron y el ratonero pudo ahuecar y atusarse el plumaje
Y después de 27 minutos se marchó tal y como vino
Acabo esta cámara con una foto curiosa: dos rapaces en la misma toma: 
un azor posado y un milano real en vuelo
La última cámara captó muchos pájaros pero lo más interesante fue lo siguiente:

Un jabalí (Sus scrofa) toma un trago antes de empezar la noche

A veces se descubren pequeñas historias, que comienzan con esta foto: un petirrojo trajo y picoteó un fruto de un majuelo que no se comió
Una hora más tarde una rata de agua (Arvicola sapidus) aparece y sale del agua...

... y se come el frutillo que dejó el petirrojo. Nada se desecha en la Naturaleza
Acabo con un pájaro que nunca antes había visto en Santorcaz, ni mucho menos fotografiado:
un pinzón real (Fringilla montifringilla) un pájaro del norte que irrumpe con el frío

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

Recopilación de los Tweet en #EA26 noviembre 2017

Publicado en: Educación Ambiental día 26 #EA26 por Josechu Ferreras. Texto original

Este documento es una recopilación de los 147 tweet sin incluir las conversaciones del hashtag #EA26 publicados entre las 18 y las 19 horas del día 26 noviembre de 2017 . (Están en bruto en un corta pega desde Twitter) .

Lo publicamos en bruto por si alguien (voluntaria y generosamente) quiere y puede limpiar el documento, también por que las personas que iniciamos de este proyecto colaborativo #EA26 pensamos que estas son vuestras ideas, vuestras impresiones de un proyecto común y es una rica base de impresiones, retos yproblemas de la educación ambiental en la actualidad, que vale la pena conocer y que puede dar lugar a investigaciones, artículos periodísticos, etc.

Si alguien se anima que nos haga llegar los resultados, que los difundiremos y compartiremos con todos nuestros seguidores y seguidoras.

En PDF:   Tweet EA26 noviembre 2017

En documento Word:   Tweet EA26 noviembre 2017

ea-26


Puedes leer y comentar el artículo completo en Educación Ambiental día 26 #EA26

HABA: Vicia faba

Publicado en: Plantas rioMoros por Jesús Pérez. Texto original

HABA Vicia faba

El Haba (Vicia faba), o las habas, es una planta herbácea anual cultivada que pertenece a la misma familia que el TRÉBOL BLANCO: Trifolium repens (Leguminosae). Su origen se encuentra entre el Mediterráneo y el Asia central. Otros nombres que tiene son alubia, alvera, cartuchillo, fabera, fabolines,  habera, habita, habones, habuca, jaba, jaruga, tabilla.
-------SIGUE LEYENDO EL RESTO DEL ARTÍCULO -------

Puedes leer y comentar el artículo completo en Plantas rioMoros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies