¿Qué hacer si te metes en un banco de medusas?… a cuento de eso de los plásticos

Esta vez os dejo un vídeo con unos consejos básicos, producto de la propia experiencia, indicando como proceder si por algún casual os vierais alguna vez rodeados por decenas de medusas mientras documentáis el problema de los plásticos marinos y su interacción con la fauna marina. Sólo espero que tras visualizarlo lo que os produzca fobia no sean las medusas.

A continuación unas imágenes con el nombre de las especies del vídeo y su grado de peligrosidad.

Banco de Pelagia noctiluca

Banco de Pelagia noctiluca

Pelagia noctiluca

Pelagia noctiluca, peligrosidad alta

Pelagia noctiluca enredada plástico

Residuo plástico, peligrosidad… incalculable

Cotylorhiza tuberculata

Cotylorhiza tuberculata, peligrosidad baja

Todas las fotos e imágenes de vídeo son del verano de 2017 en la costa de Granada… mucha belleza, y por ello hay que ser conscientes de la peligrosidad que encierra el problema de los plásticos marinos para estos ecosistemas.

Hasta la próxima,

(Vídeos de Contaminación e impactos)

(Fotos de Contaminación y residuos)

(Fotos de Fauna)

 

 


Archivado en: Biodiversidad, Educación Ambiental, Residuos Tagged: Biodiversidad, Buceo Sostenible, Mediterráneo, Residuos, Sensibilización Puedes leer y comentar el artículo completo en: Ecopixeladas

Reglamento EMAS y opinión sobre el futuro de los sistemas normalizados de gestión

Este año podíamos leer en esta misma Comunidad un interesante post de Alberto Vizcaíno sobre el buen momento que atraviesan los sistemas normalizados de gestión en el que Alberto exponía con acierto y claridad los motivos que, desde su punto de vista, habían motivado esa buena salud.

Sin ánimo de redundar, quiero quedarme con uno de los motivos que él exponía como claves del buen momento que atraviesan los sistemas normalizados de gestión (en adelante SNG). Este motivo no es otro que la tendencia de las nuevas normas ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015 a reducir la excesiva documentación y “papeleo” clásicos de los SNC, a través de la incorporación al uso cotidiano de tecnologías de información y comunicación.

Aunque pueda parecer un matiz sin demasiada importancia, desde mi punto de vista, habilita a los SNG a integrarse verdaderamente en las organizaciones, a dejar de ser, en muchos casos, un conjunto de tareas paralelas a la actividad principal para articularla.

Ese afán integrador ha sido trasladado al reglamento EMAS a través del Reglamento (UE) 2017/1505 que, adaptándose a la versión del 2015 de la Norma ISO 14001, actualiza el Reglamento EMAS con la modificación de los anexos I, II y III del Reglamento (CE) Nº 1221/2009 y que fue publicado el 28 de agosto del 2017.

Entre otras novedades la modificación del Reglamento EMAS incorpora:

• La necesidad de informar a la Dirección del grado de cumplimiento de la legislación y otros requisitos aplicables dentro de la auditoría interna ambiental.

• La necesidad de determinar el contexto interno y externo que pueden afectar o afecte a las empresas a la hora de alcanzar los objetivos y metas establecidas, facilitando o impidiendo su consecución.

• La obligatoriedad de seleccionar necesidades y expectativas de las partes interesadas que no aparecen recogidas en la distinta legislación aplicable o requisitos y decidir si formarán parte de sus propios requisitos.

• No solamente la necesidad de establecer un registro de los mismos, sino que la empresa debe indicar los registros, documentación o pruebas que verifiquen su cumplimiento.

• El Reglamento (UE) 2017/1505 no solamente indica que es necesario establecer un registro de los requisitos legales de aplicación, sino que la empresa debe indicar los registros, documentación o pruebas que verifiquen su cumplimiento.

Pixabay

Parece claro, por lo tanto, que la tendencia de los estándares internacionales es a que los SNG se conviertan en una herramienta integradora de las organizaciones con su entorno, estableciendo canales de comunicación bilateral, que refuercen la confianza de los consumidores en la organizaciones y por lo tanto se conviertan en una verdadera ventaja competitiva, más allá de las ya sabidas ventajas que aporta el sello de un SNG certificado o el sello EMAS.

En esta misma línea, el mismo Alberto Vizcaíno señalaba que este buen momento para los SNG se traduciría en oportunidades profesionales para los perfiles que tuviesen las competencias necesarias para la implantación y mantenimiento de este tipo de herramientas de gestión de la actividad empresarial. El curso de Especialista en Sistemas Integrados de Gestión: Calidad , Medio Ambiente, Energía y PRL impartido por el Instituto Superior del Medio Ambiente,  puede ser una oportunidad excepcional de adquirirlas.

Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs

Deporte de Orientación y Medio Ambiente

La Orientación puede definirse como un deporte en el cual los competidores visitan un número de puntos marcados en el terreno, llamados controles o balizas, en el menor tiempo posible, en base a la información que da un mapa y con la única ayuda de una brújula. Se trata de un deporte minoritario y poco conocido en nuestro país que en los últimos años está sufriendo enormes restricciones en el medio natural.

Estas limitaciones han sido en muchos casos generalizadas o extrapoladas de otros deportes más populares como las carreras por montaña, sin que se hayan analizado en detalle sus propias peculiaridades.

Es por ello que el Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid, con el apoyo de la Federación Madrileña de Orientación, ha elaborado el documento “Deporte de Orientación y Medio Ambiente. Guía orientativa para la sostenibilidad de las carreras de orientación” a fin de proporcionar una herramienta que permita orientar en la integración de los aspectos ambientales en la organización de carreras de orientación, así como mejorar el entendimiento y la comunicación entre la Administración y gestores del territorio con los clubes y promotores deportivos de carreras de orientación.

También es objeto de esta Guía proponer actuaciones para sensibilizar e implicar a los corredores y practicantes de este deporte con la necesidad de que sus pautas de comportamiento en la realización de esta actividad deportiva se lleven a cabo con el mayor respeto al entorno en el que se desarrollan.

Finalmente se pretende explicar al público no familiarizado con el deporte de la orientación, en qué consiste y cuáles son sus características para poder así discutir y matizar cuáles pueden ser sus potenciales afecciones sobre el medio natural.  En base a ello se proponen una serie de medidas ambientales para minimizar estas afecciones.

Se parte por tanto de la concepción y visión de que el deporte de orientación puede y debe ser compatible con la conservación del patrimonio natural e incluso cultural de los enclaves en los que se práctica. Para ello se debe hacer un mayor esfuerzo en evaluar, controlar y minimizar los posibles impactos que esta actividad deportiva puede ocasionar en el medio así como sensibilizar tanto a clubs y corredores para que cada vez sean más sensibles a la necesidad de aplicar códigos de conductas más exigentes y respetuosas con el entorno.

La Guía se estructura en tres grandes bloques: en primer lugar, se describe someramente en qué consisten las carreras de orientación y se realiza una reflexión acerca de su relación con el medio natural. A continuación se enumeran una batería de requisitos ambientales que deberían cumplir las pruebas de orientación a pie al objeto de minimizar sus afecciones ambientales.

Para finalizar se propone un estudio de evaluación ambiental de una carrera de orientación que pretende servir de base para la evaluación ambiental de carreras de orientación que tienen lugar en áreas naturales.

Puedes descargar la guía aquí.


Puedes leer y comentar el artículo completo en: manuelmedioambiente

La rentabilidad de la valorización de los residuos

La valorización de residuos es una tendencia progresista del sector residuos que ha ido incrementado su valor en la última década de manera exponencial.

En la actualidad, la finalidad del concepto “valorización de residuos” ha cambiado drásticamente. Si hasta hace escasos cuatros años la valorización de residuos tenía como objetivo principal el cumplimiento de normativa vigente y la pirámide jerárquica en la gestión de residuos, y sobre todo, como mejora de la imagen corporativa y concienciación social de las empresas dentro de su estrategia de marketing; tengo la sensación personal de que actualmente el concepto ha dado un giro inesperado, convirtiéndose en una de las principales estrategias de negocio a la hora de plantear el estudio técnico-económico de un proyecto de tratamiento y gestión de residuos.

Basándome en mi experiencia en la puesta en marcha y desarrollo de proyectos en el sector residuos,  actualmente el criterio de adjudicación del 90% de las licitaciones públicas y/o privadas es “Procedimiento abierto al precio más bajo de las propuestas técnicamente viables”, es decir, la oferta técnica sólo sirve para ser apto o no apto para la ejecución del proyecto en cuestión y por lo tanto las adjudicaciones son puramente por precio.

Fuente: Pixabay

Teniendo en cuenta lo anterior, la capacidad de las empresas para promover propuestas técnicas de innovación y mejora en los medios a emplear en la recogida, transporte y tratamiento de residuos con el objetivo de incrementar la calidad del servicio, es nula; Limitando a las empresas a centrarse en la estrategia de cumplir el pliego con los mínimos medios posibles, centrándose en la reducción de costes propios, de los servicios subcontratados a proveedores, y de los márgenes económicos del proyecto. Y a esto hay que añadirle la necesidad de tener la capacidad de “predicción” para evitar caer en baja temeraria.

Esta situación ha provocado que el incremento en la recuperación de residuos valorizables, no sólo a través de la recogida selectiva, si no especialmente en la recuperación de valorizables de los residuos mezclados anteriormente considerados rechazos con destino final vertedero, sea una de las principales estrategias en las propuestas técnicas y económicas para la optimización de dichos contratos. Hasta el punto en que, desde mi experiencia profesional y en el ámbito laboral en el que desarrollo mi actividad, en gran cantidad de proyectos su viabilidad económica depende íntegramente de los porcentajes de residuos valorizables que se espera extraer no sólo por la venta de los mismos, sino por la reducción del coste en la gestión del rechazo. Pero esto tiene un riesgo añadido, ya que el precio de los materiales valorizables oscila significativamente en periodos semanales.

Bajo mi criterio, todo lo anteriormente comentado hace que la capacidad de los técnicos de una empresa del sector para predecir los porcentajes de separación aplicando determinadas técnicas, y lo más importante, los precios medios en los que va a oscilar cada material valorizado, sea clave en el éxito o el fracaso de un proyecto actual de retirada, transporte y tratamiento de residuos.

Si quieres adquirir más conocimiento sobre el mundo de la gestión de residuos o especializarte en un sector en continuo crecimiento tanto desde el punto de vista técnico como de su mercado laboral, te invito a participar en el curso Valorización de residuos, que imparto en colaboración con el Instituto Superior de Medio Ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs

La torre vigía del Cap d’Or (Moraira)


      Esta bonita ruta que parte de la preciosa playa del Portet (Teulada-Moraira) nos lleva hasta lo más alto del Cap d'Or, una estrecha península que se adentra en el mar algo más de 1km y que esta coronada por una torre vigía del siglo XVI

      Seguiremos las señales verdiblancas del sendero local 51 (SL-CV 51) que parten desde la ermita de San Juan Bautista situada en el extremo de la playa del Portet. Tendremos que atravesar una serie de calles muy empinadas para llegar a pisar tierra (otra opción es subir en coche y aparcar en algún lado de la carretera). 


        La ruta de tierra comienza justo detrás de un chalet y ascendemos de forma pronunciada hasta que llegamos a un cruce de caminos. En él, podremos seguir hacia la torre o bajar a la Cova de la Cendra, donde se encontraron importantes yacimientos del Paleolítico Superior. Nosotros no bajamos porque está vallada, se nos hacía de noche y el camino es un poco peligroso, ya que hay que bajar por un barranco de más de 100 metros de altura y con bastante desnivel. 

      Además, nos encontramos en una zona que cuenta con una Microrreserva de Flora y catalogada como Lugar de Interés Comunitario (LIC). Incluida en la red Natura 2000 bajo el nombre de "Penyassegats de la Marina". 

Justo debajo de ese cortado se encuentra la Cova de la Cendra


       Seguimos hacia la torre, ahora el camino es un poco más llano y justo cuando volvemos a ver el sol, veremos nuestra torre a la derecha, en lo más alto del cabo. Un poco antes de llegar, un cartel informativo nos indica que aquí se encuentran los restos de un poblado íbero, aunque la naturaleza y el paso del tiempo ha hecho que apenas esté visible. 


       La panorámica desde la torre es espectacular. Podremos ver al sur, el penyal d'Ifach, Sierra de Aitana, el Puig Campana y hasta los rascacielos de Benidorm. Si nos giramos, veremos todos los acantilados de las Cumbres del Sol (repletas desgraciadamente de chalets y que siguen construyendo) y, al fondo, el Cap de la Nao (Xàbia). 


       La torre fue construida a finales del siglo XVI como fortificación costera y estaba en contacto con las demás torres que conforman el litoral valenciano para avisar de posibles ataques piratas. 

       Tiene unos 7 metros de diámetro y 11 metros de altura y para acceder a ella se utilizaba (ya no se puede) una escalera de cuerda, puesto que su interior es macizo hasta la mitad de la torre. Además, disponía de un par de cañones que se encontraron hace 30 años en la playa del Portet. 

Playa del Portet
     En definitiva, hablamos de una ruta muy cortita (si partimos desde el chalet más cercano) y muy bonita puesto que las vistas son espectaculares. Recomendamos hacerla por la tarde ya que las luces son mejores y entenderemos porque se le llama Cap d'Or

    Y si el sol y el calor aprieta, podéis refrescaros en la bonita playa del Portet.

Cómo llegar 

      Simplemente seguir las indicaciones hacía la playa del Portet en Moraira. Si queremos dejar el coche justo antes del inicio del sendero de tierra, dirigiros al final de la calle Puerto de Alcudia. 



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad

Aprovechamiento Agrícola de los Residuos Antrópicos

La agricultura española viene utilizando residuos orgánicos de distinto origen y para los que existen procedimientos publicados por distintas instituciones que contienen directrices sobre su uso. Sin embargo, es también una realidad que la fertilización orgánica está encontrando cada día mayores dificultades de orden no solo administrativo, sino también logístico, técnico y agrario. Como consecuencia, está aumentando la cantidad de residuos orgánicos que se abandonan, se aplican en condiciones insatisfactorias o se envían a vertederos, mientras que los terrenos agrícolas y forestales siguen perdiendo contenido en materia orgánica.

La materia orgánica es uno de los componentes mayoritarios en algunos de los principales flujos de residuos que genera la sociedad en el siglo XXI. Representa como media un 50% en los residuos urbanos, mientras que puede llegar a ser la práctica totalidad en residuos de determinados sectores, como la agricultura, ganadería, alimentación o los lodos del tratamiento de aguas urbanas e industriales.

Una vez superadas las primeras fases que incluye la Jerarquía Europea de Gestión (evitar, reducir, reutilizar,…), sólo existen dos alternativas para intentar obtener valor ambiental y económico de un residuo (antes de proceder a su eliminación mediante vertedero o incineración):

  1. Intentar aprovechar los elementos y componentes que contiene (valorización material).
  2. Utilizar la energía del mismo (valorización energética).

La composición de la fracción orgánica de los residuos (principalmente carbono, hidrógeno y oxígeno) permite la utilización de ambas vías, si bien debe priorizarse la primera por razones ambientales y legales, aplicando los principios de Economía Circular, recuperando y restaurando estos elementos dentro del ciclo biológico, frente al carácter predominantemente lineal.

La utilización de residuos orgánicos para cubrir las necesidades de incorporación de materia orgánica a los cultivos ha sido realizada históricamente por la humanidad, desde el origen de la agricultura, aprovechándose de los ciclos naturales del carbono, nitrógeno y fósforo tanto propios como de otras actividades. En este contexto, la “reciente” aparición del concepto de residuo y su incorporación al marco legislativo, no ha hecho más que regularizar las condiciones en las que una práctica tradicional se venía haciendo. Sin embargo, la complejidad de las sociedades modernas ha introducido dificultades adicionales, que pueden resumirse en los siguientes puntos:

a)      Cantidades generadas, con frecuencia superiores a las demandadas por el sector agrícola.

b)      Composición, a la que incorporan nuevos productos no aptos para su incorporación como los productos químicos.

c)      Continuidad en su generación, frente a la estacionalidad de la demanda por parte de la agricultura.

d)     Distancias elevadas entre los puntos de generación y los de consumo, con la consiguiente necesidad de sistemas de transporte distintos a los tradicionales (camión frente a tractor).

e)      Costes crecientes de la cadena completa de gestión.

f)       Problemas de olores y rechazo social.

g)      Malas prácticas por parte tanto del sector de la gestión como del agrícola.

Foto: David Canales

La producción de compost constituye actualmente, en los países que realizan una gestión adecuada de sus residuos, el principal destino de los residuos con alto contenido orgánico (también denominados biorresiduos), junto con la digestión anaerobia que también genera un digesto de aplicación agrícola. De hecho, el compostaje es un tratamiento biológico de residuos orgánicos tan antiguo como la agricultura y como la producción de residuos.

La producción y utilización de compost de baja calidad o fuera de especificaciones técnicas ha llevado al establecimiento legal, por medio de la Ley 22/2011, de requerimientos más estrictos, que implican la aparición en el mercado de dos tipos de materiales atendiendo al origen de la fracción de entrada en el  proceso de compostaje.

  1. Compost: enmienda orgánica obtenida a partir del tratamiento biológico aerobio y termófilo de residuos biodegradables recogidos separadamente.
  2. Bioestabilizado: material orgánico obtenido de las plantas de tratamiento mecánico biológico de residuos mezclados.

Adicionalmente el Real Decreto 506/2013, de Productos Fertilizantes, incluye la “Lista de Residuos Orgánicos Biodegradables” que pueden ser utilizados para la producción de compost, identificados por sus códigos LER, reforzándose la condición de la recogida selectiva de la mayoría de ellos.

Esta diferenciación basada en la necesidad de hacer una recogida separada en origen, si bien estaba orientada a conseguir una calidad adecuada del compost, en la práctica significó que más de un millón de toneladas que se venían produciendo como compost dejaron de serlo, transformándose en material bioestabillizado que no tenía ya la consideración de enmienda orgánica. Adicionalmente, quedaron en una especie de limbo legal, pues la Ley 22/2011 no aclaraba qué consideración o clasificación tenían.

El Registro de Productos Fertilizantes de compost elaborado a partir de residuos orgánicos no recogidos separadamente, del que disponían las plantas productoras, se ha ido cancelando a medida que vencían sus periodos de vigencia.

Como resultado de esta inseguridad jurídica y la complejidad administrativa que impone el nuevo marco, los productores de material bioestabilizado están encontrando muchas dificultades para dar salida al producto. Por su parte, sus receptores naturales, los agricultores, son reacios a aplicar en sus campos algo que tiene una denominación peyorativa como es la de residuo, así como a realizar los nuevos trámites burocráticos. La consecuencia de todo ello es que una parte muy elevada del anterior compost que se destinaba a fertilización orgánica en agricultura, se envía ahora directamente a los vertederos.

Esta situación pone de manifiesto que existen actualmente dos problemas en nuestro país, de carácter ambiental y agronómico. Por una parte, no se dispone de un destino adecuado para el residuo cuantitativamente más importante y, por otra, los suelos agrícolas necesitan un aporte continuo de fertilización orgánica. Una inteligente conjunción de ambos puede llevar a una situación donde la suma de dos problemas proporcione una solución para ambos.

La conclusión de todo lo expuesto es que resulta imperiosa la elaboración de un documento técnico, que fije claramente las condiciones para la utilización de residuos con alto contenido en materia orgánica en la agricultura española, desde su generación hasta la aplicación final en los campos, pasando por la recogida, transformación y circunstancias de uso en los suelos y cultivos. A partir de esta base, se debería concretar el actual marco legislativo para regular y controlar que los criterios técnicos se cumplen.

Es necesario que el personal técnico además de poseer unos conocimientos en materia de gestión, disponga de unos conocimientos legislativos y agronómicos suficientes para poder aprovechar al máximo el potencial de la materia orgánica presente en los residuos, mediante la correcta valorización de los mismos en los suelos españoles.

Si estás interesado en conocer la valorización correcta de los materiales bioestabilizados, los procesos de estabilización aerobios y anaerobios, así como su rentabilidad, te invitamos a participar en curso de Valorización de Residuos impartido por el Instituto Superior del Medio Ambiente y en el que soy docente, pues se analizan todos estos conceptos y procesos desde un punto de vista eminentemente práctico, con casos reales y centrado en los principales flujos de materiales susceptibles de valorización presentes en  España.

Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs

agregador de ambientólogos con blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies