Descubre las características principales de la Calidad del Paisaje

El Convenio Europeo del Paisaje (CEP) ha permitido desarrollar un concepto de integración del paisaje que llega no sólo a los paisajes singulares, naturales o rurales, sino también a los urbanos y periurbanos, así como a los cotidianos, a esos paisajes de cada día, de cualquier lugar…

Leer más

La encina, el árbol ‘todoterreno’ del Mediterráneo

¿Cómo es capaz un árbol de resistir temperaturas superiores a 30ºC en verano , y ausencia casi total de lluvia, y a la vez sobrevivir a inviernos de hasta -20ºC con heladas e incluso precipitación intensa?   Pues bien, eso es lo que hace la encina -en latín Quercus ilex-, uno de los árboles con mayor dispersión […]

Leer más

Gestión de Paisajes: buscando el Santo Grial

Más allá de las connotaciones religiosas y de las cruzadas, el término santo grial nos habla de una manera metafórica de la búsqueda de un objetivo final y bajo esa prisma me gustaría compartir mi “Santo Grial” por el paisaje urbano.

Leer más

Llanos y Cascadas de La Larri (Ordesa)

     Uno de los lugares más impresionantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca, Aragón) es el Valle de Pineta. En él, podemos hacer muchas rutas y disfrutar de los Pirineos en todo su esplendor. 
     En este caso os vamos a enseñar la ruta que nos lleva a los Llanos de Larri y las Cascadas de Larri. Sin duda, de las mejores que puedes hacer por el Parque. 
Ruta
      La ruta comienza en la Pradera de Pineta. Desde aquí salen varias, lo mejor es preguntar en la caseta de información del Parque y os explicarán cuales son vuestras mejores opciones según la energía y condición física que tengáis y el tiempo del que dispongáis.
     Nosotros escogimos hacer esta por tener una duración media y no ser muy exigente físicamente. La otra opción, quizás más conocida es la ruta de las Cascadas del Cinca. Saltos de agua que veremos casi todo el camino por su enorme altitud. 
Carteles indicativos de las distintas rutas que podemos escoger 
      Para hacer esta ruta, debemos seguir, en un principio el indicativo Camino de Marboré. Nosotros, sin embargo, fieles a nuestros principios, nos perdimos y tiramos por Cascadas de La Larri de manera que subimos por el camino más corto y más vertical (en teoría por aquí debemos bajar, pero lo hicimos al revés). 
     Si seguimos el Camino de Marboré, es decir, el camino más fácil para subir, nos adentraremos en el bosque e iremos ascendiendo ligeramente hasta llegar a la pista forestal. En este punto nos dirigimos a la derecha, dirección Llanos de La Larri. Llegaremos a un puente sobre las cascadas y seguimos nuestro camino. A partir de aquí, no hay pérdida. 
Vistas de Monte Perdido desde el puente sobre la cascada. 
       Pasaremos una valla puesta en medio del camino para los caballos y vacas que podremos encontrar más adelante. Y tras un pequeño zig zag, llegamos al Circo de La Larri o los Llanos de La Larri
Monte Perdido desde los Llanos de La Larri
Glaciar de Monte Perdido y Cascadas del Cinca
      Desde aquí podremos observar el glaciar de Monte Perdido. Un panel nos explica que es el cuarto más extenso de Pirineos, con un espesor de 45 metros y un área de 0,5 km2, se encuentra en retroceso como todos los demás. El agua que va descongelándose da lugar al río Cinca. En la imagen podemos ver algunas de las cascadas
       Pero lo que más nos gustó de la ruta fueron… sí, los caballos. Poder ver, tocar y sentir a estos preciosos y grandes animales en su hábitat natural es impresionante. 
      Además, mientras disfrutábamos con los caballos, pudimos observar a lo lejos, otro de los animales que viven aquí, las marmotas
        Ya bastante gorditas, para poder pasar el invierno, corrían ladera arriba en busca de más alimento que llevar a su madriguera. 
Marmota (Marmota marmota)
    Tras esto, seguimos nuestro camino y en 20-30 minutos caminando por los prados de La Larri, llegaremos a sus cascadas. Aguas frías y pequeños saltos que nos ofrecen otra visión del valle. 
De camino a las Cascadas de La Larri
Piscinas naturales

       Las cascadas no son nada del otro mundo, son pequeños saltos que forman pequeñas pozas pero es un fin de ruta bastante agradable.

     Ahora, volveremos sobre nuestros pasos hasta el puente que cruza las cascadas. Ahí tenemos dos opciones, seguir por la pista forestal y luego bosque (por donde subimos) o a la izquierda sale una senada que va paralela a las cascadas. Nosotros recomendamos esta opción ya que son muy chulas.

        Hacer una ruta con el ruido del río de fondo es uno de los mayores placeres de cualquier amante del senderismo.

Cómo llegar 

       Como siempre digo, no es complicado llegar con el GPS del móvil, poniendo por ejemplo, Parador de Bielsa, que se encuentra en este lugar privilegiado. En caso de que no tengáis, dirigiros a la población de Bielsa y justo tras pasar el núcleo urbano y antes del túnel que nos lleva a Francia, veréis un indicación a la izquierda que pone Valle de Pineta.

Leer más

Llanos y Cascadas de La Larri (Ordesa)

     Uno de los lugares más impresionantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca, Aragón) es el Valle de Pineta. En él, podemos hacer muchas rutas y disfrutar de los Pirineos en todo su esplendor. 
     En este caso os vamos a enseñar la ruta que nos lleva a los Llanos de Larri y las Cascadas de Larri. Sin duda, de las mejores que puedes hacer por el Parque. 
Ruta
      La ruta comienza en la Pradera de Pineta. Desde aquí salen varias, lo mejor es preguntar en la caseta de información del Parque y os explicarán cuales son vuestras mejores opciones según la energía y condición física que tengáis y el tiempo del que dispongáis.
     Nosotros escogimos hacer esta por tener una duración media y no ser muy exigente físicamente. La otra opción, quizás más conocida es la ruta de las Cascadas del Cinca. Saltos de agua que veremos casi todo el camino por su enorme altitud. 
Carteles indicativos de las distintas rutas que podemos escoger 
      Para hacer esta ruta, debemos seguir, en un principio el indicativo Camino de Marboré. Nosotros, sin embargo, fieles a nuestros principios, nos perdimos y tiramos por Cascadas de La Larri de manera que subimos por el camino más corto y más vertical (en teoría por aquí debemos bajar, pero lo hicimos al revés). 
     Si seguimos el Camino de Marboré, es decir, el camino más fácil para subir, nos adentraremos en el bosque e iremos ascendiendo ligeramente hasta llegar a la pista forestal. En este punto nos dirigimos a la derecha, dirección Llanos de La Larri. Llegaremos a un puente sobre las cascadas y seguimos nuestro camino. A partir de aquí, no hay pérdida. 
Vistas de Monte Perdido desde el puente sobre la cascada. 
       Pasaremos una valla puesta en medio del camino para los caballos y vacas que podremos encontrar más adelante. Y tras un pequeño zig zag, llegamos al Circo de La Larri o los Llanos de La Larri
Monte Perdido desde los Llanos de La Larri
Glaciar de Monte Perdido y Cascadas del Cinca
      Desde aquí podremos observar el glaciar de Monte Perdido. Un panel nos explica que es el cuarto más extenso de Pirineos, con un espesor de 45 metros y un área de 0,5 km2, se encuentra en retroceso como todos los demás. El agua que va descongelándose da lugar al río Cinca. En la imagen podemos ver algunas de las cascadas
       Pero lo que más nos gustó de la ruta fueron… sí, los caballos. Poder ver, tocar y sentir a estos preciosos y grandes animales en su hábitat natural es impresionante. 
      Además, mientras disfrutábamos con los caballos, pudimos observar a lo lejos, otro de los animales que viven aquí, las marmotas
        Ya bastante gorditas, para poder pasar el invierno, corrían ladera arriba en busca de más alimento que llevar a su madriguera. 
Marmota (Marmota marmota)
    Tras esto, seguimos nuestro camino y en 20-30 minutos caminando por los prados de La Larri, llegaremos a sus cascadas. Aguas frías y pequeños saltos que nos ofrecen otra visión del valle. 
De camino a las Cascadas de La Larri
Piscinas naturales

       Las cascadas no son nada del otro mundo, son pequeños saltos que forman pequeñas pozas pero es un fin de ruta bastante agradable.

     Ahora, volveremos sobre nuestros pasos hasta el puente que cruza las cascadas. Ahí tenemos dos opciones, seguir por la pista forestal y luego bosque (por donde subimos) o a la izquierda sale una senada que va paralela a las cascadas. Nosotros recomendamos esta opción ya que son muy chulas.

        Hacer una ruta con el ruido del río de fondo es uno de los mayores placeres de cualquier amante del senderismo.

Cómo llegar 

       Como siempre digo, no es complicado llegar con el GPS del móvil, poniendo por ejemplo, Parador de Bielsa, que se encuentra en este lugar privilegiado. En caso de que no tengáis, dirigiros a la población de Bielsa y justo tras pasar el núcleo urbano y antes del túnel que nos lleva a Francia, veréis un indicación a la izquierda que pone Valle de Pineta.

Leer más

5 planes alternativos para hacer en Benidorm

lectura
      Cuando pensamos en Benidorm, siempre nos vienen a la cabeza sus playas a rebosar de gente, sus decenas de rascacielos, el imserso y las discotecas, es decir, una ciudad para todas las edades y en la que puedes hacer de todo. Esta es una de las cualidades de esta ciudad, donde últimamente se está apostando también por los festivales de música y los macroconciertos para atraer al turista más joven. 
     Sin embargo, poco o nada se habla de su entorno natural. Apenas podemos ver reseñas o páginas web donde nos ofrezcan algo distinto a lo mencionado anteriormente. Aquí lo vamos a hacer. 

1. Disfruta del Parque Natural Serra Gelada 

Isla Mitjana desde la Serra Gelada
     Pocos turistas conocen que en Benidorm hay un Parque Natural desde 2005, en el que se encuentra la Sierra Helada o Serra Gelada. Enormes acantilados que caen al mar, dunas fósiles de hace miles de años con especies vegetales únicas, hacen de esta sierra, un paisaje espectacular y singular.
      Una de las rutas más bonitas es la que te lleva a la Punta del Cavall o la Torre de les Caletes. Si te gusta el senderismo y las rutas por la montaña, también puedes recorrer la sierra de un extremo a otro llegando hasta el Faro del Albir. Y, si dispones de embarcación, también podrás admirar sus cortados desde el mar y ver la otra isla de Benidorm, la isla mitjana
2. Bucea en calas con aguas cristalinas y llenas de vida
       Dentro de este espacio natural protegido también encontraremos un par de calas situadas en un entorno natural, a las que podemos acceder en coche y en las que podemos disfrutar de sus fondos marinos repletos de Posidonia oceanica y bancos de peces. Perfectas para la práctica de snorkel.  
       Hablamos de la Cala del Ti Ximo y la Cala la Almadrava, ambas son de piedras (aunque también tienen algo de arena). La segunda es un poco más grande que la primera y donde aún podemos ver a gente practicando el nudismo. 
       En verano también se llenan de gente, pero es una alternativa a las playas de Levante y Poniente que normalmente se encuentran más abarrotadas.
3. Navega hasta la isla de Benidorm 

      Es imposible hacerte una foto en la playa de Benidorm y que no salga de fondo su isla, es su marca, su seña más inconfundible y además, también se encuentra dentro del Parque Natural. Una pequeña travesía a través de las aguas del parque nos llevará a esta pequeña isla donde podremos ver su pequeño faro, sus zonas donde refrescarnos en los meses de verano y la flora y fauna típica del Mediterráneo.  Además, podremos tener otra visión de Benidorm, desde el mar.

     Otra de las opciones es navegar bajo los acantilados de la Serra Gelada, te llevarás unas imágenes impresionantes grabadas en tu retina y no creerás que estás en Benidorm. 

4. Sube a lo más alto rodeado de naturaleza
Paisaje Protegido Puig Campana y Ponoig desde Sierra Cortina
      Si nos vamos al interior, otro de los paisajes típicos de Benidorm y que suele salir en todas sus fotos, al fondo, es el Puig Campana, Paisaje Protegido desde el 2006. Una montaña mítica con más de una leyenda debido al curioso bocado que tiene.
       Además, es la segunda cima más alta de la provincia de Alicante y la segunda más alta y más cercana a la costa, de toda la península. Todo un reto para los más aventureros y los amantes del senderismo. 
      El Monte Ponoig, también llamado el león dormido, por su característica orografía, es otra de las opciones para los más aventureros. Sus paredes verticales son perfectas para la práctica de la escalada.
5. ¿Las mejores vistas de Benidorm? Desde la Cruz
Benidorm desde la cruz, situada en el Parque Natural Serra Gelada. Al fondo, el Puig Campana.
     Si te gustan las fotos, los selfies o simplemente disfrutar del paisaje, no puedes dejar de visitar este lugar. Tendrás las mejores vistas de la ciudad, tanto de noche como de día. 
     En definitiva, Benidorm es una ciudad donde no tienes que elegir entre mar o montaña, puesto que lo tienes todo y en muy poco espacio.
      En hotelnights.es podrás reservar tu noche en Benidorm al mejor precio y disfrutar de la ciudad durante todo el año, ya que hay de todo y para todos. Porque otra de las ventajas de esta ciudad es que podrás encontrar precios para todos, desde aquellos que solo buscan dormir hasta aquellos que buscan tener todos los servicios en el hotel. 

Leer más