Archivo de la categoría: anillamiento científico

Los 7 páridos que nos acompañaron en Siberia

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


Seguimos con las aves siberianas que estudiamos en Muraviovka Park. En esta ocasión les ha tocado a los carismáticos páridos. Ya hice mención especial en una publicación anterior al carbonero ventrigualdo. Anillamos el segundo registro en toda Rusia de esta especie. El resto de estas aves eran habituales en el parque, como es el caso del herrerillo azul.


Herrerillo azul, azure tit (Cyanistes cyanus)

Como si se tratara de un herrerillo común descolorido, el herrerillo azul se reproduce a lo largo de Rusia y Asia Central. En el oeste de Rusia puede hibridar con el común dando lugar al "Pleske's tit", antiguamente considerada una especie distinta. Anillamos 74 nuevos ejemplares distribuidos a lo largo de los dos meses de septiembre y octubre, y eran fáciles de observar en pareja o grupo, especialmente por la zona arbustiva colindante a la marisma. Por sus colores y comportamiento ruidoso y confiado, no podría decirse que fuera una especie muy discreta. 

Comparativa entre el carbonero común (izquierda) y el carbonero japonés (derecha)

Otro caso de hibridación ocurre entre nuestro familiar carbonero común (Parus major) y el carbonero japonés (Parus minor). Marcamos 79 comunes, pero solamente 3 japoneses. No era fácil discernir entre cual era "puro" y cual híbrido. 

Hasta hace poco, esta especie se clasificaba como una subespecie de carbonero común, pero estudios recientes indicaron que las dos especies coexisten en el Lejano Oriente ruso sin entremezclarse ni hibridarse con frecuencia. Aún así, anillamos 15 ejemplares a los cuales consideramos híbridos. 

Carbonero japones, Japanese tit (Parus minor)

Aunque no pertenece a la familia de los páridos, sino que es un egitálido, incluyo al adorable mito en esta publicación por su estrecha relación con la familia que nos acontece, considerándose anteriormente como una subfamilia de los páridos. Además, ya sabemos, que a los mitos no les gusta estar solos. Una especie muy sociable, la cual solemos observar en grupos familiares bastante sonoros.


Fuente: Wikipedia 

Ya tuve la oportunidad de anillar varias subespecies de mito a lo largo de mi carrera como anilladora, en este caso se trataba de la subespecie nominal o la primera subespecie que fue nombrada y que, de acuerdo con las reglas de la nomenclatura zoológica, recibe el mismo epíteto que el específico: Aegithalos caudatus caudatos. Arriba tenéis un mapa con la distribución de las subespecies de mito. En este caso lo podemos reconocer por su coloración blanca impoluta en la cabeza. Marcamos 279 individuos. 

Mito, long-tailed tit (Aegithalos caudatus)

Otra especie con numerosas subespecies, (veintiuno según el "Handbook of the Birds of the World") es el carbonero garrapinos. Las dos anteriores con las que pude trabajar, la británica (P. a. britannicus) y la ibérica (P. a. vieirae). En este caso, la nominal, los individuos lucían una graciosa cresta cual "capuchino". Marcamos 66 ejemplares, normalmente apareciendo en parejas o pequeños grupos, algunas veces mixtos con otros páridos. Aunque podamos pensar en esta especie como mayoritariamente sedentaria o con cortos desplazamientos, ya sea altitudinales o en busca de fuentes de alimento, en nuestro caso la detectamos como una especie migratoria, con pico de migración en la segunda quincena de septiembre. 

Carbonero garrapinos, coal tit (Periparus ater)

Y para terminar con este grupo, dos especies de aspecto muy similar: el carbonero montano y el carbonero palustre.  Del montano, marcamos 100 individuos, mientras que del palustre, el párido más habitual en el parque, fueron 284 los ejemplares anillados. Mientras que el palustre se distribuyó de manera más o menos homogénea durante los meses de septiembre y octubre, el montano no tuvo una presencia considerable hasta la tercera semana de septiembre, bajando su número otra vez a menos de diez individuos nuevos a la semana, y recuperando un número significativo a mediados de octubre. 

Carbonero palustre, marsh tit (Poecile palustris)

Carbonero montano, willow tit (Poecile montanus)



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Anillando al famoso acentor siberiano

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original



Aquí donde lo veis, este pajarito causó el revuelo en la Europa Occidental el año pasado. El acentor siberiano (Prunella montanella) cría al norte de Rusia desde los montes Urales hacia el Este a través de Siberia. Es un paseriforme migratorio, el cual pasa el invierno en Corea y este de China. Sin embargo, en el 2016, este acentor, junto con otras especies siberianas, apareció en Europa con un amplio número de ejemplares: 212 desde el 4 de octubre hasta el 6 de noviembre. 

El primero se encontró el 4 de octubre en Peijonnsuo, Finlandia (el 12º registro del país, y el primero desde hace 12 años). Después de dos días, otro individuo fue observado en Rödkallen, Suecia (el décimo y el primero desde hacía nueve años). El 9 de octubre, se encontraron dos más en Finlandia y,en Shetland, el cual supuso la primera cita del país para Escocia y UK. Por otra parte, otro fue anillado en las orillas del lago Ladoga en el noroeste de Rusia (el primer registro desde 1974).


Los días con mayor número de nuevos individuos fueron el 20 de octubre con 20 aves, el 16 de octubre con 16 y el 23 de octubre con otros 16. En la primera semana de noviembre, disminuyó el número de nuevos registros. El número máximo encontrado en un solo lugar fue de cinco en Topinoja, Finlandia, el 4 de noviembre. Además, hubo tres en Greifswalder Oie, Alemania, el 13 de octubre y tres en Christiansø, Dinamarca, el 16 de octubre.

Durante esta afluencia, la especie se registró por primera vez en Gran Bretaña, Alemania, Estonia, Letonia y los Países Bajos, mientras que antes de que todo esto ocurriera, solamente había un registro de la especie en República Checa, Dinamarca, Lituania, Noruega y Polonia. Para el 6 de noviembre, ya había 70 citas en estos países. (Fuente de información: https://www.dutchbirding.nl/). 



Tal fue la expectación que, por ejemplo, en Easington, Yorkshire (UK), hubo increíbles colas para ver a uno de estos acentores. Y tal fue la cantidad de twitchers en la zona, que personal voluntario tuvo que organizar a estos observadores de aves haciendo turnos de pocos minutos  para observar al acentor. Así, cientos de twitchers británicos pudieron hacer un "tick"  más en sus listas.


Detalle de la coloración de la cabeza e iris según edad: izquierda adulto, derecha inmaduro.

Mientras, en Muraviovka Park, anillamos en total 180 ejemplares en los dos meses que estuvimos este año 2017. Comenzaron a aparecer en la estación  en la segunda quincena de septiembre, extendiéndose su presencia por el resto de octubre. Su pico de migración tuvo lugar entre el 29 de septiembre y el 4 de octubre, con 118 individuos. 

En el mapa de abajo vemos el área de distribución de la especie de manera aproximada, estando en amarillo la zona donde se reproduce y en azul donde pasa el invierno. La estación de anillamiento se encuentra en el paso migratorio de una a otra franja. 

Fuente: Wikipedia

Sin duda, después de esta invasión de acentores siberianos en Europa, fue un momento muy esperado el poder estudiar a esta especie en su lugar de presencia habitual y convivir con él en este espacio natural ruso. 


Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Las rapaces nocturnas del Lejano Oriente

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original



Muy poquito queda ya para que termine este año y no quería que se fuera el 2017 sin mencionar a las rapaces nocturnas que anillamos en Muraviovka Park. Increíbles ojos a los que pudimos mirar mientras hacíamos el seguimiento a este grupos de aves. Una hermosa recompensa a las horas extras que hicimos a la noche a pesar de haber estado trabajando todo el día desde una hora antes del amanecer. 


Euan y yo decidimos ampliar el muestreo de estas aves en concreto, ya que consideramos que no se les estaba prestando la atención que se merecen. Horas de espera entre mosquitos, que daba igual ya que marca de repelente usaras, ninguno funcionaba. Lo único que podías hacer era taparte hasta la última falange de la mano a pesar de hasta los treinta grados (con doble capa, porque eran capaces de traspasar pantalones, camisas, guantes,...) y rejilla en la cara incluida, pero sin que estuviera muy pegada a la frente, que también eran capaces de picar a través de ella. Nadie podía negar que esos mosquitos eran bien rusos. 

Búho chico, long-eared owl (Asio otus)

La última ola de frío siberiano que llegó para quedarse definitivamente fue más que bienvenida. Los mosquitos perecieron y, aunque iba igual de tapada o más, al menos podía quitarme la rejilla de la cabeza y no estar chorreando de sudor. En el momento en el que el termómetro empezó a marcar bajo cero fue para mí toda una bendición. Pero sarna con gusto no pica, y los resultados fueron más que satisfactorios. Para empezar, marcamos once búhos chicos. De hecho, tuvimos a tres en una misma noche al mismo tiempo. 

Búho campestre, short-eared owl (Asio flammeus)
No todas las noches teníamos las condiciones idóneas para anillar búhos, como fuertes vientos al anochecer o luna llena. También tuvimos un día de ventisca y fuerte nevada donde no pudimos hacer nada durante todo el día. Esos eran nuestros momentos de descanso. Eran las condiciones meteorológicas las que decidían cuando podíamos tomarnos un respiro. El resto del (buen) tiempo había que exprimirlo al máximo. Y afortunadamente fueron la mayoría de las jornadas. Gracias a ello, también tuvimos en la estación la visita de dos búhos campestres, mientras que un pequeño autillo oriental se presentó a primera hora de la mañana en una de las sesiones habituales.

Autillo oriental, oriental scops owl (Otus sunia)

Similar a nuestro autillo europeo, esta nocturna de pequeño tamaño, pero gran carácter, se distribuye al este y sur de China, llegando al entorno de Indonesia, Tailandia e India. También se puede encontrar en Japón y, con respecto a Rusia, al sureste colindante con la frontera china, justo donde nos encontrábamos. A este chico lo marcamos en la tercera semana de septiembre, pero volvió a visitarnos a finales del mismo mes para ya luego seguir su camino al Sur. 

Nínox pardo, brown hawk owl (Ninox scutulata)

Aunque la gran sorpresa nos la llevamos, no en las horas extras, si no cuando ya estábamos terminando la jornada de anillamiento diurno al atardecer. Un misterioso nínox pardo visitó la estación sin que hubiéramos tenido antes ninguna observación de campo de la especie. Esta especie se alimenta principalmente de polillas y otros grandes insectos como escarabajos y saltamontes, pero también puede comer ranas, lagartijas, pequeños pájaros, ratones y murciélagos. Cazan al atardecer usando una percha en una rama de un árbol u otros posaderos para otear a las posibles presas y volar hacia ellas atrapándolas con las garras y volviendo de nuevo a su oteadero.


Una de las características llamativas de este enigmático búho fueron sus tarsos y dedos de las garras con vibrisas o bridas. Éstas son plumas modificadas con apariencia de pelos gruesos y que tienen una función sensorial para ayudarle en la precisión de sus capturas. Otro hecho que me llamó la atención fue que, al liberarlo, pude escuchar perfectamente sus aleteos, lo cual normalmente no ocurre con otros búhos. Siendo su principal fuente de alimentación los insectos, el nínox no necesita ser tan sigiloso como otras rapaces nocturnas. 

Aunque quién revolucionó todo el parque no fueron ninguna de estas especies. Seguido y acechado por todos los córvidos de la zona, con mención especial a los bandos de urracas y rabilargos por ser los más cansinos, un cárabo uralense cometió el error de no ser tan discreto como, estoy segura, le hubiera gustado en aquel momento. Y fue así como, sin mucho esfuerzo, supimos donde se encontraba este impresionante cárabo en todo momento. 

Cárabo uralense, ural owl (Strix uralensis)

Quedándole claro que su visita no fue nada bien recibida y con cara de resignación, le pude tomar alguna que otra foto entre la maleza. Mientras, para nosotros, sí que fue una visita más que deseada. 



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

El 2.º ejemplar anillado en toda Rusia

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original



El 16 de octubre fue uno de nuestros últimos días de anillamiento en Muraviovka Park, aunque el hecho de que ya estábamos terminando nuestra estancia en este rincón ruso, no era sinónimo de que los números de aves que teníamos en la estación estuvieran bajando. Estuvimos muy ocupados hasta el último momento. De hecho, este día anillamos 307 individuos. Las especies más numerosas al final de nuestra estancia eran pertenecientes a la familia de los páridos, con grupos mixtos de diversas especies vagando en las inmediaciones de este espacio natural. 

En la ronda de las nueve de la mañana del mencionado día, revisamos las dos redes de seis metros en la zona de los abedules junto con el resto. Fue allí donde encontramos más de treinta pájaros, la mayoría mitos (Aegithalus caudatus), carboneros comunes (Parus major), carboneros palustres (Poecile palustris) y carboneros garrapinos (Periparus ater). Entre ellos había un pájaro extraño parecido a algo intermedio entre un carbonero común y un garrapinos. Se trataba nada más  y nada menos que de ¡un juvenil de carbonero ventrigualdo (Pardaliparus venustulus)!


Este ejemplar fue el segundo carbonero ventrigualdo anillado para Muraviova Park. Anteriormente, otro juvenil fue marcado el 25 de septiembre del año 2013, el cual estaba acompañado de dos adultos que no pudieron ser anillados, pero que fueron vistos cerca del área. Este fue la primera cita de la especie para toda Rusia. Por tanto, nosotros tuvimos el honor de registrar el segundo anillamiento en la historia del país. 

El carbonero ventrigualdo es una especie endémica de la China Oriental, aunque en algunos años se ha registrado irrupciones en Corea. Sin embargo, se cree que son en gran parte sedentarios, por lo que las citas producidas en esta región suponen un largo camino para estos carboneros (más de 1000 kilómetros) desde su rango de reproducción conocido. Puede darse el caso, por tanto, de que se reproduzcan más al norte y más cerca de la frontera rusa de lo que creemos actualmente. 

Mapa de distribución del carbonero ventrigualdo (BirdLife International)


Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Los 6 zorzales siberianos que pude ver en Rusia

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original




Los zorzales, otro maravilloso grupo de aves muy bien representado en Muraviovka Park. Algunos de preciosos colores y otros con una increíble diversidad en sus patrones de diseño. Seis fueron las especies dentro de este grupo de aves que pudimos estudiar en el "Far East".

Zorzal de Naumann, Naumann's thrush (Turdus naumanni

El zorzal de Naumann fue el más abundante, con 102 anillamientos distribuidos entre la segunda quincena de septiembre y todo octubre. El pico de migración tuvo lugar a primeros del segundo mes nombrado. En el parque, estas aves se mezclaban y hacían bando con los zorzales eunomos. Era frecuente verlos al amanecer y al atardecer sobrevolando la zona y verlos posados en los árboles alimentándose de bayas. Esta especie es esencialmente migratoria, invernando en el sur hasta el sudeste de Asia, principalmente en China y los países vecinos. En la Europa Occidental es una rareza ocasional. 

Dimorfismo sexual en el zorzal de Naumann (izquierda macho, derecha hembra)

El zorzal eunomo fue el segundo más anillado, con 44 ejemplares. Igualmente, su pico de migración tuvo lugar la primera semana de octubre. Anteriormente, esta especie era considerada subespecie del zorzal previamente mencionado. Incluso, se puede dar el caso de hibridar entre ellos. Junto con el zorzal de Naumann, existía un claro dimorfismo sexual en tamaño y coloración, siendo algún que otro ejemplar no tan obvio en su identificación. Justamente esos eran mis favoritos. 


Zorzal eunomo, dusky thrush (Turdus eunomus)















Es una especie migratoria, cría en Siberia e inverna en el sudeste de Asia, principalmente en China y los países vecinos. Al igual que el zorzal de Naumman, es una rareza ocasional en Europa Occidental. Un nombre curioso, el zorzal eunomo, procedente de su nombre científico y que al buscar su significado he podido encontrar lo siguiente: "En la mitología griega, Eunomia (Εὐνομία 'buena ley') era la diosa de las leyes y la legislación. Se la consideraba una de las Horas, hija de Zeus y Temis. En la mitología romana se llama Disciplina. También debe entenderse eunomia como el buen orden referido al gobierno de una sociedad."  


Zorzal dorsigris, grey-backed thrush (Turdus hortulorum)

El siguiente es el zorzal dorsigris, con 29 individuos marcados durante septiembre y la primera semana de octubre. Como veis en la foto de arriba, los  machos son de una coloración preciosa, azul-gris metalizada con los flancos anaranjados. La hembra, en cambio, tenía unas tonalidades marrones en la parte dorsal.  Es una especie nativa del este de Asia. 

Zorzal pálido, pale thrush (Turdus pallidus)

Solamente tuvimos la visita de cuatro ejemplares de esta especie, distribuidas entre la segunda semana de septiembre y la primera de octubre. El zorzal pálido se reproduce en el sureste de Siberia, en el noreste de China y Corea, siendo una parte de la población en Corea del sur residente. Sin embargo, es en gran parte migratorio e inverna en el sur y el centro de Japón, Corea del Sur y el sur de China, en ocasiones llegando hasta Yunnan y Taiwán.

Zorzal dorado del Himalaya, white's thrush (Zoothera aurea)

El exótico zorzal dorado del Himalaya nos visitó en la estación de anillamiento en tres ocasiones diferentes en la primera quincena de septiembre. Un zorzal bastante tímido, no me fue fácil observarlo entre la maleza a pesar de su considerable tamaño. Desgraciadamente, también encontré las plumas de un ejemplar depredado por alguna rapaz, tal vez a las garras del azor que rondaba por la zona. Este descubrimiento me enseñó una particularidad en esta especie. Y es que cuando estaba ordenando las plumas que pude recoger, fui consciente de que en su cola hay no doce, sino catorce rectrices. Se reproduce principalmente en el este de Asia y Siberia. La mayoría de los individuos se desplazan al sudeste de Asia durante el invierno. Es una rareza ocasional en la Europa Occidental.

Image may contain: bird
Detalle de la parte inferior del ala del zorzal dorado del Himalaya

Por último, tenemos abajo al zorzal rojigris, el cual solamente pudimos anillar en una ocasión en la tercera semana de septiembre. Se reproduce en densos bosques de coníferas y taigas en el este de Siberia. En invierno migra al sur-sureste de Asia e Indonesia. En este caso, también estamos tratando con una rareza ocasional para Europa Occidental. 

Zorzal rojigris, eyebrowed thrush (Turdus obscurus)

Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Los 5 papamoscas que observé en Siberia

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


Otro grupo increíble de aves que tuvimos presente en Siberia fue el de los papamoscas. Cuatro fueron las especies que pudimos estudiar en la estación de anillamiento y una observada en Muraviovka Park. Todas ellas centradas en las tres primeras semanas de septiembre. El primero de estos papamoscas, el más abundante, es el papamoscas de la taiga.


Papamoscas de la taiga, taiga flycatcher (Ficedula albicilla)

Fueron 62 ejemplares marcados los de este discreto y elegante papamoscas. Todos los anillamientos prácticamente se concentraron en las tres primeras semanas de septiembre. Antes considerado una subespecie del papamoscas papirrojo, esta especie se reproduce en el norte de Eurasia desde el este de Rusia a Siberia y Mongolia. Es un visitante invernal del sur y sureste de Asia y en el subcontinente indio.. 

Papamoscas mugimaki, mugimaki flycatcher (Ficedula mugimaki)

El más colorido de este grupo de aves fue el papamoscas mugimaki. Con 17 anillamientos, también concentrados en las tres primeras semanas de septiembre, nos encandiló a todos con sus colores y su exótico nombre, el cual procede del japonés y significa "sembrador de trigo". Se reproduce en el este de Siberia y el noreste de China. Es una especie migratoria, pasa el invierno en el sudeste de Asia, alcanzando el oeste de Indonesia y las Filipinas.

Papamoscas pardo, Asian brown flycatcher (Muscicapa dauurica)

De la siguiente especie solamente tuvimos un registro en la primera semana que estuvimos en este espacio natural. El papamoscas pardo se reproduce en Japón, el este de Siberia y los Himalayas. Es migratoria y pasa los inviernos en el sur de Asia tropical, desde el sur de la India y Sri Lanka al este de Indonesia. 

Existen algunas cistas en la Europa Occidental de esta especie, concretamente en Gran Bretaña, Suecia y Dinamarca. Una de las observaciones más famosas es la que tuvo lugar el 3 de octubre de 2007. Este día se descubrió uno en Flamborough Head, East Yorkshire, el cual atrajo a cientos de twitchers durante su estancia, que duró hasta el atardecer del día siguiente. Fue la primera cita aceptada en UK hasta no hace mucho. Anteriormente, el 1 de julio de 1992, un ejemplar fue anillado en Fair Isle, pero el registro fue incluido en la Categoría D después de varias discusiones, ya que existía la duda sobre si el animal había llegado por sus propios medios o era un escape. Sin embargo, en septiembre del 2008, otro ejemplar apareció de nuevo en Fair Isle, provocando la revisión de la primera cita y finalmente aceptándose la primera en la Categoría A (origen silvestre) en el año 2010.  Tenéis más información sobre esta historia en este enlace


Papamoscas culiamarillo, yellow-rumped flycatcher (Ficedula zanthopygia)

Otra especie de la cual solamente tuvimos un registro durante nuestra estancia fue el papamoscas culiamarillo. Ésta tuvo lugar en la tercera semana de septiembre. Se reproduce en el este de Asia, incluyendo partes de Mongolia, Transbaikal, el sur de China, Corea y el oeste de Japón. Pasa el invierno en algunas partes de la península de Malaca y el sur de Asia. En este caso, tuvimos a un juvenil, pero el macho adulto tiene un plumaje muy espectacular blanco, negro y amarillo con una característica ceja blanca. 


Papamoscas estriado, grey-streaked flycatcher  (Muscicapa griseisticta)

Por último, la quinta especie fue el papamoscas estriado. En este caso no tuvimos ningún anillamiento en la estación en el tiempo que estuvimos allí, pero yo si encontré en la zona un lugar donde tenían la percha varios ejemplares y pude tomar algunas fotos mientras cazaban insectos voladores. Estuvieron presentes la primera quincena de septiembre para luego desaparecer. 



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds