Archivo de la categoría: aves

Extraño suceso entre un pez y un cisne

Publicado en: Only birds por Carmen Azahara. Texto original



No me preguntes cómo, pero a veces acaban en mis manos unos libros un poco peculiares. Es el caso del último que he leído llamado "los días más extraños de la pesca". En este título, el autor, Tom Quinn, recopila 67 historias tan reales como extravagantes relacionadas con la pesca desde el año 1800, siendo la más reciente del 1986.

La mayoría están enfocadas en Inglaterra, pero hay algunas que ocurrieron en Escocia, Australia, Irlanda y Estados Unidos entre otros lugares. Y sí, cosas muy raras han pasado en todo este tiempo mientras se pescaba, pero en la que más me ha llamado la atención, un ave estaba involucrada (como no podría ser de otra forma). Si me lo permitís, aquí os ofrezco mi propia traducción libre al castellano de este relato del año 1950:

Es bastante común encontrar a dos lucios que han muerto intentando tragarse el uno al otro. Se han encontrado lucios atragantados de todos los tamaños, desde ejemplares con más de nueve kilos hasta otros con menos de un cuarto de kilo. La falta de miedo de estas feroces criaturas es su perdición. Los lucios tienen cientos de dientes que apuntan hacia abajo en la garganta, por lo que si atrapan algo demasiado grande, el pez no puede devolverlo y muere ahogado. El otro lucio, que sufrió la desdicha de ser la presa, muere también porque no puede soltar su cabeza de los dientes del otro. 

De hecho, es frecuente hallar lucios muertos ahogados por intentar tragar toda clase de extraños objetos y presas que han quedado atascados en sus agallas por culpa de sus afilados dientes que apuntan hacia atrás. Una de las más raras muertes de un lucio por este motivo tuvo lugar en un lago truchero de Inglaterra. Un cisne fue visto aparentemente muerto y a la deriva al lado del carrizal. El alguacil local remó hasta el lugar para ver si podía retirar el cuerpo del cisne. 

Al llegar junto al cuerpo, se inclinó para sacarlo del agua. Y sí, un cisne es un ave bastante grande, pero este ejemplar era ridículamente enorme. El hombre no podía sacarlo del agua para meterlo en la barcaza, por lo que se le ocurrió agarrarlo del cuello para arrastrarlo hasta cubierta. Cuando el alguacil sacó la cabeza del cisne del agua, para su sorpresa, en su lugar apareció un lucio gigantesco. Tal fue la impresión, que el señor pensó por un momento que aún estaba vivo, pero como el pobre cisne, el pez también se encontraba sin vida.  

De vuelta en la cabaña de pesca, el alguacil tuvo que arrancar los dientes del lucio de la cabeza del cisne con un cincel. Parece ser que el pez había vislumbrado la cabeza del cisne mientras éste se alimentaba de plantas acuáticas y decidió que debía de ser algo comestible. Y claro, una vez que se había lanzado hacia adelante y metido la cabeza y parte del cuello del cisne en su garganta, ya no había vuelta atrás. Pero, no hay que decir que, incluso para un lucio de once kilos, tragarse un cisne entero es imposible. El lucio se ahogó porque ya no podía respirar por las branquias. Con la cabeza clavada en la boca del lucio, el cisne tampoco tuvo ninguna posibilidad.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Only birds

Tangaras: los pájaros multicolor de la selva ecuatoriana

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original

Tangara cabecirroja Bay-headed Tanager Tangara gyrola

Hay días que no me puedo creer que pasé un año de mi vida viviendo en la selva ecuatoriana. Mi hogar era una casa de bambú sin ningún tipo de "lujos modernos" como electricidad, cuarto de baño, frigorífico, Internet, puertas, ventanas, etc. Pero a pesar de los riesgos de todo tipo sufridos y estar siempre cubierta de picaduras, los recuerdos que guardo son irremplazables. 

Como aquella noche buscando una paca con mi frontal, un murciélago espectral me atacó en la cabeza. Este enorme murciélago es carnívoro y una de sus técnicas de caza es esperar posado en una rama hasta que su presa aparezca en una posición inferior y lanzarse a por ella. Al primer coscorrón pensé que era un búho, al segundo me di cuenta de que no era un búho, y al tercero, pues ya no me lo dio porque capté la idea y me fui, sin prisa pero sin pausa, para dejarlo tranquilo. 

Tangara negriazul Blue-and-black tanager Tangara vassorii
Así que en tiempos de pandemia, me deleito navegando en mis memorias y fotos. En esta ocasión quiero compartir con ustedes mis fotos de las coloridas tangaras. Anillamos las seis especies que podéis ver en esta entrada, a cual más espectacular. En el género tangara, la Naturaleza derramó todos sus colores en elegantes patrones e imaginativos diseños. Si ya son hermosas para nuestra vista, cómo serán sus colores de espectaculares para sus propios ojos. 

Tangara coroninegra Black-capped tanager Tangara heinei
Las tangaras son paseriformes del Neotrópico pertenecientes a la familia de los tráupidos (Thraupidae), la segunda más grande del mundo ornitológico y supone un 4% de todas las aves del mundo. El género tangara se considera actualmente polifilético y está formado por 49 especies (aunque no me extrañaría que este dato cambiara). En total pude observar 19 especies de tangaras en Ecuador (dejo la lista de las especies en ingles con el lugar de observación al final de la entrada). 

Tangara cabeciazul Blue-necked tanager Tangara cyanicollis
La palabra tangara, que suena tan bien, procede de la extinta lengua tupi nativa de Brasil y significa pájaro de colores brillantes según el libro "Latin for Bird Lovers, Roger Lederer &; Carol Burr", aunque en otras fuentes la traduce como pájaro multicolor. 

Tangara coronigualda Saffron-crowned tanager Tangara xanthocephala
Y en las tangaras, se encuentra mi ave favorita del Ecuador (si es que se puede tener solo una), la tangara cabeciazul. Hasta casi el final de nuestra estancia en la reserva tuvimos que esperar para tener la suerte de anillar esta especie con solo un ejemplar, el de la foto obviamente. Estas tangaras normalmente siempre se encontraban en el dosel. Además, era muy habitual tener en nuestras jornadas de anillamiento un elevado número de especies pero en un bajo número de individuos (a excepción de unas pocas especies más comunes que si marcamos en números más considerables). 

Todo un privilegio que espero volver a repetir.

Tangara goliplateada Silver-throated tanager Tangara icterocephala


Lista de tangaras observadas durante mi estancia en Ecuador:
  1. Beryl-spangled tanager Yanayacu
  2. Black-capped tanager Yanayacu
  3. Golden tanager Mindo
  4. Glistening-green tanager Milpe
  5. Golden-naped tanager Tandayapa
  6. Metallic-green tanager Bellavista
  7. Blue and black tanager Yanayacu
  8. Turquoise tanager Tena
  9. Opal-crowned tanager Jatun Sacha
  10. Opal-rumped tanager Jatun Sacha
  11. Spotted tanager Copalinga
  12. Green-and-gold tanager Copalinga
  13. Golden-eared tanager Copalinga
  14. Paradise tanager Copalinga
  15. Masked tanager Copalinga
  16. Silver-throated tanager Reserva Jama Coaque
  17. Blue-necked tanager Reserva Jama Coaque
  18. Bay-headed tanager Reserva Jama Coaque
  19. Saffron-crowned tanager Yanayacu



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

La "mala adaptación" del ruiseñor lo pone en peligro frente al cambio climático

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


Muy interesante y contradictorio a lo que pudiéramos intuir me ha resultado uno de los últimos descubrimientos publicados este mes con las aves y el cambio climático como protagonistas. Y digo contradictorio porque normalmente pensamos que, gracias a la selección natural, las especies tienden a adaptarse a las nuevas condiciones ambientales de una manera ventajosa que les permitan seguir reproduciéndose. Pero este estudio  muestra todo lo contrario. 

Investigadores españoles han examinado el tamaño de las alas de dos poblaciones de ruiseñor común (Luscinia megarhynchos) en el centro de España con datos de anillamiento científico de los últimos 20 años.  Con ello, han podido averiguar que la longitud promedio del ala en relación con el tamaño de su cuerpo ha disminuido en estas últimas dos décadas. 

Este hecho se correlaciona con el cambio que hemos sufrido en las primaveras del centro de España y las sequías de verano se han vuelto más largas e intensas, dejando a los ruiseñores una ventana más corta para criar a sus polluelos. 

Teniendo en cuenta la creencia de que existe un conjunto de adaptaciones que hacen que los ruiseñores sean aves migratorias efectivas con una envergadura larga en el ala y un tamaño de nidada más grande, si la presión de la sequía está llevando a los ruiseñores  más exitosos a poner grupos más pequeños de huevos, con menos crías que alimentar, entonces podría estar causando que estos ruiseñores también pierdan los otros rasgos vinculados que los hacen migrantes tan efectivos. 

Así, como se menciona en el resumen de la publicación: "la selección natural ha modelado las alas de las aves migratorias de larga distancia para minimizar los costes de transporte, de modo que la alteración de los patrones migratorios por el cambio global podría promover nuevas morfologías alares óptimas. Sin embargo, una respuesta correlacionada a la selección de otros rasgos que pudieran ser favorables en un ambiente cambiante podría hacer variar también la forma del ala, alejándola de su óptimo para la migración e incrementando los costes de transporte."

Este es un ejemplo de "mala adaptación" donde las respuestas de las especies para hacer frente a las condiciones cambiantes terminan causándoles una desventaja que a la larga les puede llevar a la extinción. 




Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

La cosa con plumas

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original



La cosa con plumas, así se titula el primer libro que he leído desde que la cuarentena comenzó el pasado lunes 23 de marzo a la tarde. Un libro que di por perdido hace más de cinco años en una de mis mudanzas pero que, por arte de magia, lo encontré de nuevo en casa de mis padres las pasadas Navidades.

Este volumen, de texto ligero y sencillo, puede ser leído y disfrutado no solamente por amantes de la ornitología. Son trece capítulos, totalmente independientes entre si, que cuentan distintas cualidades sorprendentes de algunas especies de aves, siguiendo en alguno de ellos videos virales en Internet, supongo que para hacer este libro aun más cercano y llano al público general.

Me llama la atención como quedan estructurados estos capítulos, siendo la conexión que ha decidido su autor, Noah Strycker, de estos temas dispares las siguientes tres secciones: cuerpo, mente y espíritu. 

Cuerpo

Así, con respecto al cuerpo, se habla de cinco temas: el sentido de navegación de las aves, en concreto de las palomas, los patrones de movimiento de los estorninos en bandada, usando como centro del escrito el famoso video "Murmuration", el sentido del olfato en las aves, especies irruptivas y el vuelo de los colibríes.

Mente

La cosa se pone un poco más interesante en la sección mente, donde hay entretenidas divagaciones, algunas sin conclusiones, sobre si las aves pueden sentir miedo, si tienen sentido del ritmo, la jerarquía en los pollos y la capacidad de memoria para recordar donde han guardado las semillas en los cascanueces.

Espíritu

En el caso del espíritu, aquí se encuentra mi capitulo favorito: la capacidad de las urracas de superar la prueba del espejo. Esta cualidad se descubrió en 2008 cuando antes solo se sabia que los grandes simios, las orcas, los delfines y los elefantes pueden reconocerse delante del espejo. Tal vez escriba una entrada sobre este interesante experimento con una especie infravalorada en nuestro día a día.

Otros temas que el autor considera parte del alma de las aves son las obras de arte que el macho de tilonorrinco es capaz de hacer para atraer a la hembra, la capacidad de cooperación en especies de fairy-wren y el emparejamiento de por vida de los albatros.


Concluyendo

Un libro que entretiene y abre puertas a la curiosidad. Aunque también tengo que decir que es un libro bastante artificial. Con ello quiero decir que, tal vez me equivoque, pero durante su lectura, siempre tuve la impresión de que era un libro por encargo y no una obra original.

Disfruto más las obras que nacen de sus autores sin esperar recompensas económicas o sin pensar en el gusto de los lectores. Libros que crecen de la necesidad de escribir. 



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Coronavirus y los toritos ecuatorianos

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original

Orange-fronted barbet, torito frentirrojo, Capito squamatus - Female, hembra

Hoy por fin he abierto la sección de edición de mi blog después de un año sin publicar nada. Y no, no estoy orgullosa de ello. Durante esta ausencia siempre he tenido pensamientos recurrentes de volver a escribir de manera pública. Porque sí, he seguido escribiendo, pero mis textos han quedado guardados para mí o incluso los he destruido después de escribirlos. Los sentía demasido personales como para compartirlos con nadie. 

Esta mañana recordé un consejo que leí hace tiempo en una de las páginas sobre escritura. Decía algo así como que para empezar a escribir bien, primero hay que hacerse amiga de la vergüenza. Y aquí estoy, en la ultima entrada que estaba preparando hace un año con las fotos del orange-fronted barbet, especie que pude anillar durante el año 2018 viviendo en Ecuador. Todas las fotos listas, pero ni rastro de palabras acompañándolas. 

Orange-fronted barbet, torito frentirrojo, Capito squamatus - Female, hembra

He perdido mi trabajo como ecóloga en una consultoría debido a la pandemia que nos acontece. El "lockdown" en UK, donde resido actualmente, empezó, tarde en mi opinión, el pasado lunes a la tarde. Por desgracia, aquí no han sido tan organizados como en España, el primer ministro no fue en absoluto claro en su discurso sobre cuáles eran las restrincciones, y no ha habido un tiempo para preparase como con las 24h que dio el Estado español. La página web para las ayudas a todos los que hemos perdido el trabajo está colapsada y ni siquiera puedo hacer la solicitud. Mientras los británicos se aclaran en cuales van a ser las reglas a seguir, yo supongo que ahora sí tendré tiempo y podré enfocar mi mente en este blog. 

Si ya estaba asqueada por la actitud de nuestra especie ante tantas injusticias que cometemos diariamente, especialmente las que tienen como víctima a la Naturaleza, os podéis imaginar mi grado de repulsa en estos días ante cómo la sociedad británica se está comportando durante esta crisis. Negación hasta el último momento en las medidas que se deben de tomar, arrasando ya no solo con el papel higiénico, el paracetamol o el desinfectante de manos, si no con absolutamente todo (excepto con la cerveza de la marca Corona, que con ese nombre no vaya a ser que el virus este dentro de los botellines), creando ellos mismos un problema de abastecimiento que jamás hubiera existido. 

El pasado domingo fue el día de la madre en este país, el cual coincidió con un fin de semana de buen tiempo, de los cuales pocos abundan aquí. La gente acudió en masa a la costa y al campo, además de visitar a las madres y a las abuelas a pesar de las recomendaciones del gobierno de quedarse en casa, mantener una distancia de dos metros con los demás y aislar a las personas que se encuentran en el grupo de riesgo. Les dio exactamente igual, y así lo manifestaron. 

Muchas empresas han entrado en pánico y los despidos han sido inmediatos, no vaya a ser que estas multinacionales tengan pérdidas por estas tres semanas que el gobierno ha decretado el país en cuarentena. Todos nuestros problemas anteriores, negación de la realidad y tendencia al individualismo de nuestra Sociedad nos han escupido en la cara en la mas mínima emergencia. Evidentemente, no estamos preparados para lo que queda por llegar. 

Ajenos al coronavirus y si la suerte les ha acompañado, seguramente estos ejemplares de torito frentirrojo, que anillamos en una finca no muy lejos de la ciudad de Chone, sigan con su vida entre las plantaciones de cacao y café. Jamás podré olvidar la belleza (ni tampoco los buenos picotazos) de esta especie perteneciente al orden de los piciformes. Como podéis ver en las fotos, la hembra presenta la garganta negra, mientras que en el macho es blanca. 

Orange-fronted barbet, torito frentirrojo, Capito squamatus - Male, macho

Pájaro de fuerte carácter, habita tierras bajas húmedas y estribaciones del bosque lluvioso tropical al oeste de los Andes en Ecuador hasta el extremo suroeste de Colombia. Su dieta se basa principalmente en frutas, y en esta finca en concreto le estaban rindiendo buena cuenta al árbol de papaya. Desgraciadamente, esta especie se encuentra en la lista de la IUCN con la categoría "Casi Amenazado". 

Y mientras pasamos la cuarentena, esperando que todo vuelva a la normalidad pronto y que los contagios por el coronavirus queden bajo control, doy gracias de tener tan bonitos recuerdos como éste de frente naranja y gusto por la papaya. Solo espero que esa normalidad que queremos de vuelta no vuelva a ser normal nunca más. Que aprendamos la lección. 


Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Murciélagos, aerogeneradores, y la importancia de seguir investigando

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Jon Dominguez. Texto original

La relación entre los aerogeneradores y los murciélagos es en ocasiones complicada. Probablemente más de lo que nos gustaría y de lo que muchos reconocen. Y es que tradicionalmente se ha considerado que el grueso del impacto de los parques eólicos se lo llevaban las aves, concretamente las rapaces; pero los estudios de los últimos años parecen apuntar a que los quirópteros podrían estar siendo afectados a una escala igual sino mayor. Aún no lo sabemos a ciencia cierta, pero la elevada longevidad de estos mamíferos, sus bajas tasas reproductivas (una cría por parto) y la gran dificultad para detectar sus restos en el entorno de los parques eólicos, no presagian buenas perspectivas en los niveles poblacionales. Además, la información es aun parcial y muy fragmentaria por la falta de estudios específicos y estandarizados en el largo plazo. De hecho, la mayor parte de lo que sabemos proviene de seguimientos de mortalidad de parques eólicos en fase de operación. Es decir, deriva de la constatación del impacto una vez ejecutados los proyectos, porque aún no sabemos predecirlos eficazmente.

Murciélago muerto por interacción con un aerogenerador. Fuente: www.usgs.gov.

¿Y qué es lo que sabemos entonces? Pues más bien poco.  Por el momento no hay ni consenso en la causa principal de la muerte. Algunos expertos apuntan a que es consecuencia de una brusca bajada de presión al paso de las palas del aerogenerador, que provoca el colapso de los órganos internos de los murciélagos (mortalidad indirecta por barotrauma), y otros defienden que esos daños son derivados de la propia colisión con las estructuras (mortalidad directa por impacto). Nuevamente, la falta de análisis prolongados y estandarizados, y la baja detectabilidad de los restos, impiden conclusiones más definitivas. Probablemente será una combinación de ambas, pero habrá que esperar a una confirmación más allá de la opinión.

Y tampoco sabemos por qué los murciélagos se acercan a los aerogeneradores, pero la realidad es que, de una forma u otra, se ven atraídos por su presencia. Quizás sea por la acumulación de insectos que condiciona zonas de caza atractivas cerca del nacel, pero parece que esta sería una afirmación que no podría extrapolarse a todo el grupo de forma general. Otra vez carecemos de evidencias sólidas que permitan inferir patrones universales.

Actividad de un murciélago en entorno de un aerogenerador. Fuente: www.usgs.gov.

Aparte de lo dicho, pocas conclusiones más se han podido extraer en todos estos años. La más destacable es, quizás, que la mortalidad se reduce drástica y significativamente cuando los aerogeneradores arrancan a velocidades de viento mayores de 6 m/s. Bajo esas condiciones la mayoría de los murciélagos no levantan el vuelo y por tanto no interactúan con las turbinas. También se ha observado que las especies más afectadas son aquellas que usan hábitats abiertos y presentan una morfología de alas largas y estrechas. O que en las zonas templadas del planeta se producen picos de mortalidad al final del verano y principio del otoño. Que muchas especies son migradoras, y que se da una cierta tendencia, no concluyente, a la mortalidad de individuos adultos. Y todo, por el momento, cogido con pinzas, porque, por ejemplo, apenas sabemos nada de lo que sucede en las zonas tropicales y subtropicales donde el grupo presenta sus niveles de diversidad más elevados y las condiciones ambientales son diferentes.

Por eso es tan importante optimizar la evaluación inicial y realizar estudios finos y profesionales. La mejor herramienta de la que disponemos actualmente en es, sin duda, la prevención. Es clave, para conseguir un desarrollo sostenible de la eólica y la preservación de estas especies, que podamos salvaguardar los hábitats y poblaciones de mayor importancia conservacionista, y solo lo conseguiremos realizando estudios solventes bajo la luz de los últimos conocimientos científicos.

Para terminar, os dejo algunas referencias de interés por si deseáis profundizar…

-        Arnett et al. 2016. Impacts of wind energy development on bats: A global perspective. In Bats in the Anthropocene: conservation of bats in a changing world. Chapter 11. pp. 295-323. https://doi.org/10.1007/978-3-319-25220-9_11

-        Hein & Schirmacher. 2016. Impact of wind energy on bats: a summary of our current knowledge. Human-Wildlife Interactions 10(1): 19-27. https://doi.org/10.26077/x7ew-6349


Si te interesa conocer las últimas metodologías para evaluar el impacto de los parques eólicos sobre los vertebrados voladores te recomendamos el curso Evaluación y Seguimiento del Impacto de los Parques Eólicos sobre la Fauna

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs