Archivo de la categoría: medio ambiente

50 años de Adena/WWF

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Roberto_R_R. Texto original

adena-wwf

Estos días en WWF España están de celebración, ya que cumplen 50 años. El 30 de julio de 1968 se creaba la Asociación para la Defensa de la Naturaleza, ADENA, ligada ya desde su nacimiento a la organización internacional World Wildlife Fund (WWF) que había sido creada unos años antes, en 1961. Con los años Adena iría cambiando su nombre de manera gradual hasta llegar a WWF España, como se la conoce hoy en día.

Es esta pues una ocasión inmejorable para recordar algunas de las actuaciones que se realizaron en los años 50 y 60 y que tan importantes han sido para el movimiento conservacionista en nuestro país. Entre ellas cabe destacar los primeros acuerdos de custodia del territorio en nuestro país, donde WWF tuvo un papel clave.

Contexto social y ambiental

Las diferentes administraciones públicas habían sido tradicionalmente las principales protagonistas de la conservación de la biodiversidad en España desde principios del siglo XX, estableciendo y gestionando áreas protegidas, estrategias de conservación de especies amenazadas, etc. De hecho, se acaba de celebrar el centenario de la declaración de los primeros Parques Nacionales: la Montaña de Covadonga y el Valle de Ordesa.

Sin embargo, desde los años 50, con la entrada en vigor del Decreto de Extinción de Animales Dañinos del 11 de agosto de 1953, y “gracias” a la labor de las Juntas de Extinción de Animales Dañinos y Protección a la Caza, millones de animales eran exterminados en nuestro país, provocando una pérdida masiva de biodiversidad.

Control de animales dañinos

Portada folleto informativo de los años 50 sobre control de animales dañinos

Es en este contexto, cuando surge el movimiento ecologista en nuestro país, gracias, en gran parte, a la labor incansable, en esos años, del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente. Félix llegó a ser una de las personas más famosas y reconocidas de nuestro país, lo que concede más valor, si cabe, a que fuera una de las pocas personas que se posicionó pública y claramente en contra de la política de exterminio de animales, o, más concretamente, de alimañas, como se hablaba, coloquialmente, en aquellos años. Se trataba de una época en la que no existía, aún, una clara conciencia ecológica en nuestro país; su influencia merced a sus programas de radio y televisión, y las muchas iniciativas que impulsó, fue decisiva en la creación de esa conciencia de defensa ambiental y conservacionista.

Doñana

En esos años José Antonio Valverde, gran amigo de Félix y uno de los más grandes biólogos que ha dado nuestro país, alcanzaría una gran repercusión internacional por oponerse a los planes de desecación de las Marismas del Guadalquivir que el Ministerio de Agricultura quería ejecutar, siendo fundamental para la designación del actual Parque Nacional de Doñana.

Antonio Chico, Tono Valverde y Félix Rodríguez de la Fuente en Doñana. 1967

Antonio Chico, Tono Valverde y Félix Rodríguez de la Fuente en Doñana. 1967

El 30 de diciembre de 1963, tras dos años de largas y complicadas negociaciones, se firmó en Jerez (Cádiz) el contrato de venta de 6.794 hectáreas de las marismas de Doñana al World Wildlife Fund, el Fondo Mundial para la Vida Salvaje (ahora WWF), una organización creada dos años antes para buscar fondos económicos con los que proteger la naturaleza.

En el origen de ese gran éxito para la conservación estaba una campaña internacional para salvaguardar las marismas de los planes desarrollistas que se cernían sobre ellas desde los años 50, como la plantación de un millón de pinos y eucaliptos. En ese momento las marismas, aunque conocidas y apreciadas desde hace siglos por su caza, se consideraron un lugar insalubre que debía ser desecado, como el resto de humedales españoles.

El artífice de la campaña para salvar Doñana fue “Tono” Valverde, del CSIC, que contó con la vital ayuda del naturalista suizo Luc Hoffmann, primer vicepresidente de WWF, y de otros de los fundadores de la organización, como Max Nicholson o Peter Scott. De hecho, Valverde convocó a una comisión internacional de expertos para ayudarle en su proyecto de Doñana, y los miembros de esa comisión fueron los mismos que participaron en la reunión (celebrada en Londres en mayo de 1961) dónde se discutió por primera vez la creación de WWF. También jugaron un importante papel algunos propietarios que supieron ver la necesidad de preservar Doñana y decidieron anteponer la conservación a sus intereses particulares, como Mauricio González-Gordon.

Los terrenos comprados por WWF formarían la primera reserva biológica integral de España, la Reserva Biológica de Doñana (RBD), cedida en 1965 al CSIC con fines de investigación y conservación. Para ello se creó ese mismo año la Estación Biológica de Doñana del CSIC, con Valverde como primer director. En todos estos años, la Estación Biológica ha conjugado de forma ejemplar el binomio de ciencia y conservación en la gestión de las marismas.

En 1968 Félix Rodríguez de la Fuente, junto a Jorge de Pallejá, José Antonio Valverde, y Francisco Bernis entre otros, crean la Asociación para la Defensa de la Naturaleza (Adena), como filial del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Presidiendo la asociación, el por entonces Príncipe, Don Juan Carlos de Borbón.

La compra de los terrenos de Doñana fue, en la práctica, el primer acuerdo de custodia del territorio realizado en nuestro país y supuso un gran avance para la declaración en 1969 del Parque Nacional de Doñana. En los límites del espacio protegido también se incluyó la Reserva Biológica del Guadiamar, comprada por WWF en 1968 y aún propiedad de la organización, aunque es gestionada por el CSIC como parte de la reserva integral del Parque Nacional.

Para saber más sobre este caso concreto, nada mejor que la lectura del Tomo 4: “La aventura de Doñana. Cómo crear una Reserva” de las Memorias de José A. Valverde, que escribió éste con la colaboración de Benigno Varillas.

Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega

Pocos años después, en 1973, Félix Rodríguez de la Fuente comienza a rodar El Hombre y la Tierra, la serie documental que le daría fama internacional. Para grabar esta serie recurrió en numerosas ocasiones a los páramos y las hoces del río Riaza (Segovia), dónde se encontraba (y todavía se puede encontrar hoy en día) una de las mayores colonias de rapaces del mundo.

De hecho, la parte de la serie dedicada al buitre leonado fue rodado en este emplazamiento, que contaba también con ejemplares de especies amenazadas como alimoche común, el águila real, el halcón peregrino, el búho real, el cernícalo vulgar, la aguililla calzada y la culebrera europea, entre otras.

Félix Rodríguez de la Fuente en Montejo de la Vega

Félix Rodríguez de la Fuente en el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega

Debido a esto, y desde la vicepresidencia de Adena, Félix promovió la creación de un refugio de caza en estas hoces, con el fin principal de proteger a la colonia de buitres leonados. Hasta ese momento nunca se había propuesto nada similar en España, de hecho, ya comentamos, con anterioridad, que en esos años estaba incluso remunerada la caza de “alimañas”, o lo que es lo mismo, cualquier tipo de animal no cinegético.

Durante el año 1974, Adena estuvo promoviendo esta actuación, hasta que consiguió llegar a un acuerdo con la Hermandad de Agricultores y Ganaderos de Montejo de la Vega, por el cual no se podía cazar dentro del Refugio de Caza, pero sí que se podían mantener las actividades tradicionales agrícolas y ganaderas. Además, se establecieron una serie de normas de conducta para los visitantes, de común acuerdo entre Adena y la población local.

De esta forma se alcanzó otro de los primeros acuerdos de custodia del territorio en España (aunque no se le daría ese nombre hasta los primeros años del siglo XXI), en noviembre de 1974. Pocos meses después, el 13 de enero de 1975, se inauguró oficialmente el Refugio de Caza de Montejo de la Vega, contando para el acto con la presencia del presidente de Adena, don Juan Carlos.

Desde entonces se han realizado una cantidad importante de actividades y actuaciones en este refugio, y lo que es más importante, sigue en vigor a día de hoy, y desde hace varias décadas es el decano de los acuerdos de custodia de nuestro país, gestionado aún por WWF-España.

Roberto Ruiz colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente del curso Custodia del Territorio donde se profundiza en esta materia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Programa formativo para desempleados del sector ambiental

Publicado en: Redes Sociales y Medio Ambiente por Roberto Ruiz Robles. Texto original

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa empleaverde ha lanzado el programa Destino Empleo Verde. Encuentra tu empleo desde la Innovación Social. Mediante esta iniciativa, se quiere impulsar la empleabilidad por cuenta ajena en la economía verde y azul a través de metodología y herramientas socialmente innovadoras.El empleo verde se define

Puedes leer y comentar el artículo completo en Redes Sociales y Medio Ambiente

Medio Ambiente, Big Data e Inteligencia Artificial

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por JOSE MARIA. Texto original

Estaremos de acuerdo que temas como Big Data, Inteligencia Artificial (AI) y Medio Ambiente están de moda. Estos tres temas están muy presentes en Argongra y nos preguntamos por qué no se relacionan entre sí. Parece una buena idea que usemos la inteligencia artificial en un tema tan importante como el medio ambiente, donde la especie humana parece haber perdido su cordura.

Realmente no creemos que la humanidad haya perdido su cordura, solo que tenemos que enfrentar problemas nuevos, complejos y variados y, por lo tanto, necesitamos nuevas herramientas para enfrentarlos.

La ciencia está basada en hechos, de la misma manera que una casa está hecha de ladrillos: pero una acumulación de hechos no es ciencia, de la misma manera que una pila de ladrillos no es una casa. (Henri Poincaré).

big data y medio ambiente 1

El punto de partida

Hoy existe un gran temor de que la inteligencia artificial tenga una influencia catastrófica en el empleo, reduciendo de forma drástica la cantidad de trabajo disponible. Predecir el futuro es imposible. Es más fácil mirar al pasado y obtener ideas que iluminen nuestro análisis sobre el futuro.

La especie humana ha sido una especie exitosa, y en poco más de un millón de años ha logrado pasar de ser un ser indefenso a pensar en colonizar otros planetas. Esto se debe a una realidad simple: el ser humano ha sabido cómo hacer herramientas. Las herramientas nos han permitido romper nuestras limitaciones. Lo logramos la primera vez que arrojamos una piedra para matar a un animal o a un enemigo. Lo logramos cuando controlamos el fuego y aprendimos que este nos calentaba, que nos protegía contra las bestias o que cocinaba nuestros alimentos. Lo hicimos con la rueda y aprendimos que era más fácil mover las cosas.

Las piedras, el fuego, la rueda no han sido “inventos” virtuosos completos; todos y cada uno de ellos tienen su propio lado oscuro. Lado oscuro que los humanos han tenido que aprender a controlar. Con la IA también, tendremos que hacerlo.

En este punto, tenemos que hacernos una pregunta: ¿Está el ser humano limitado por su inteligencia? ¿Necesitamos una herramienta como la IA?.

Algunas personas piensan que la estupidez humana (la falta de inteligencia) es responsable de que nosotros mismos nos pongamos en peligro como especie. Nuestras malas decisiones sobre cuestiones como el cambio climático, la escasez de agua, el uso indebido de energía y un largo etcétera hacen que nuestro futuro no sea muy claro. Parece una idea increíble que usemos la inteligencia artificial en un tema tan importante como el medio ambiente. Donde la especie humana parece haber perdido su cordura.

No creemos que esto sea así. La humanidad no ha perdido su cordura. Hoy nos tenemos que enfrentar a problemas nuevos, complejos y variados y, por lo tanto, necesitamos nuevas herramientas. Pero en el pasado también nos hemos enfrentado a problemas medioambientales, que hemos resuelto.

https://www1.udel.edu/johnmack/frec682/cholera/cholera2.html El mapa de Snow (izq) y una imagen Google (der)

Medio Ambiente

En relación al medio ambiente, debe decirse que cualquier período pasado no fue necesariamente mejor, como a veces se hace creer.

Solo hay que tener en cuenta los estragos ambientales que han generado la quema de madera para cocinar o su uso para la construcción de barcos. Pero también la terrible insalubridad de las ciudades en el siglo XIX., la cual ha mejorado radicalmente. Por ejemplo, según algunas fuentes, las epidemias de cólera en España, en las grandes ciudades, a lo largo del siglo XIX mataron a casi el 10% de la población total del país.

En Argongra nos gusta contar el caso del Dr. John Snow en el año 1845. El Dr. Snow usó, lo que ahora llamaríamos tecnología Big Data + GIS, para determinar dónde estaban los brotes de cólera que azotaban Londres en ese momento. Hizo un descubrimiento excepcional; el origen del cólera eran pozos de agua contaminados por fosas sépticas. Este nuevo conocimiento permitió controlar la causa de la epidemia. El caso del cólera en Londres es un ejemplo del que se puede aprender mucho sobre el tema de esta nota de aplicación. Hasta entonces existían teorías muy diversas que no habían servido para resolver el problema. Si entendemos el problema, resolverlo es más fácil.

Big Data

El Dr. Snow recabó direcciones de cientos de personas afectadas y no afectadas por la enfermedad, así como unos pocos cientos de pozos de suministro de agua y fosas sépticas. Dibujó un mapa con toda esta información. Este mapa mostró un patrón para explicar porque algunas personas se veían afectadas y otras no. Hoy en día, muchos problemas ambientales implican recolectar miles, si no millones, de datos. Usar técnicas de representación y análisis poderosas es obligatorio.

El Big Data se ha desarrollado en los últimos años para procesar estas grandes cantidades de datos. Necesitábamos suficiente tecnología informática, una potencia de cálculo mucho más alta que la que utilizábamos anteriormente y los algoritmos tradicionales se necesitan mejorar. Una mente humana no tiene la capacidad de procesar esta cantidad de datos. Una mente humana es limitada, por ejemplo, para trabajar en espacios de 10 dimensiones.

Para el profano es muy difícil ser consciente de la cantidad de datos ambientales que se toman cada día. ¿Para qué se usa tanto dato?

Las imágenes de satélite son una herramienta fundamental para valorar el medio ambiente. Tan solo la constelación europea de satélites Copernicus genera todos los días 4 Terabytes de datos. El archivo de imágenes de satélite en el mundo es del orden de exabytes (1018 bytes). ¿Cuánta información útil hay? ¿Cómo vamos a procesar esta increíble cantidad de datos? Desde un punto de vista técnico, nuestro problema hoy es: Tenemos demasiados datos y necesitamos aumentar mucho nuestras capacidades para procesarlos. La única solución: Tener nuevas herramientas.

big data y medio ambiente

Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial siempre ha sido un sueño en las ciencias de la computación, desde el comienzo de las computadoras. Hoy comienza a ser una realidad, pero no solo en el laboratorio sino también en nuestros bolsillos. Las aplicaciones de inteligencia artificial son muy variadas y hacen que nuestro teléfono móvil pueda enviar un mensaje escrito que le hemos dictado, pero también traducirlo al idioma que queramos. La IA puede decirnos, cuándo tomamos una foto, si todo el mundo sonríe, o estimamos la edad de las personas fotografiadas.

Hoy hay software, hardware y servicios que ponen en manos de cualquiera una increíble capacidad de inteligencia artificial. Hace años se decía que la IA tenía que dar un salto cuántico. El salto está dado. Argongra, lo sabe bien, tiene personal con más de 25 años de experiencia en este campo.

La inteligencia artificial ha puesto sobre la mesa nuevas metodologías de trabajo que aprovechan tanto la enorme cantidad de datos disponibles como una increíble capacidad de cálculo.

La implementación de soluciones basadas en inteligencia artificial es posible hoy incluso en pequeñas empresas.

Desarrollos de Argongra

Argongra está trabajando en AI en varias líneas. Uno de los campos de especialización de Argongra es la minería y sus problemas ambientales. Los problemas de contaminación del subsuelo presentan varios retos particulares que creemos la IA puede ser de una gran ayuda, pero también la usamos en problemas de producción.

En Argongra usamos imágenes satelitales de manera intensiva. La imagen de satélite es una fuente de información increíble. Los satélites de imágenes son datos, pero la gestión requiere información. Para tener información, las imágenes deben ser interpretadas y la AI está desarrollando herramientas muy interesantes para ello

Conclusiones

En realidad, la inteligencia artificial no es una opción, es una necesidad si queremos resolver los problemas ambientales que enfrentamos. La inteligencia artificial es la única manera de poder utilizar todo el potencial que los datos que las tecnologías como la observación de la Tierra, el Internet de las cosas o las comunicaciones ponen en nuestras manos

Tenemos que usar Inteligencia Artificial si queremos seguir disfrutando de nuestra Inteligencia Natural.

Jose María Cornejo Director de Geomática de Argongra colabora como docente en las áreas de SIG y Teledetección del Instituto Superior del Medio Ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Abre los ojos

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por cintallano. Texto original

Abre los ojos y mira, huele, escucha, toca y, en definitiva, siente.

Como bien saben nuestros alumnos del curso de Diseño de Itinerarios interpretativos, invitar al uso de los sentidos es una de las técnicas interpretativas más utilizadas y por ello todo guía interpretativo que se precie nos dará alguna de estas indicaciones: Oler, tocar, mirar con atención o escuchar nos acerca a lo que el guía nos está interpretando, nos ayuda a establecer una relación con ese elemento haciéndonos partícipes de alguna singularidad, evitando que permanezcamos impasibles ante lo que sería un monólogo del guía.

Observar con atención nos hace descubrir nuevos detalles

Tras una ruta guiada en la que se nos incite a usar los sentidos tendremos muchos recuerdos: Esa foto con una gran sonrisa y ese brillo en los ojos de felicidad, y todas esas imágenes de distintos momentos que guardamos en nuestra memoria y seguro que una gran satisfacción y relajación que nos proporciona el contacto con la naturaleza. De igual manera, como hemos conectado con lo que se nos contaba, recordaremos mejor lo que no ha contado el guía, lo cual nos hace sentir satisfechos.

Flores

Las flores: su belleza, en ocasiones, su olor y todos sus visitantes son interesantes

Pero esto no es todo, algo cambiará en nosotros después de una buena ruta guiada, nos volveremos investigadores (que siguen observando, oliendo, tocando…) y día a dia, en nuestro entorno, descubriremos elementos que antes eran invisibles para nosotros: esa flor, ese canto, esas nubes … Y, sobre todo, se despertará en nosotros la curiosidad por lo que nos rodea.

Con todas las recompensas que obtenemos estarás deseando apuntarte a una ruta guiada. Pero,

¡Ten cuidado!

Nada de esto ocurre por casualidad, está todo planeado por esa persona que te está guiando. Desde el principio pretende que sus acompañantes aprendan, disfruten y por último, provocarles esa curiosidad que, seguramente, se transformará en afición, y, en ocasiones, en su pasión. Así que, ten precaución, esa persona que te guía (con una gran sonrisa) intenta cambiarte la vida y contagiarte su pasión.

¡Nos vemos de ruta! Si te atreves…

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Una primavera llena de fotografías de biodiversidad

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Roberto_R_R. Texto original

El Proyecto Biodiversidad Virtual cumple 10 años y lo van a celebrar a lo grande. ¿Qué no conocéis este proyecto? Pues Biodiversidad Virtual es una iniciativa de la asociación sin ánimo de lucro Fotografía y Biodiversidad. Se trata de una plataforma científica y divulgativa basada en el trabajo cooperativo y la participación ciudadana y consta de varias galerías temáticas de fotografías digitales geolocalizadas que conforman una base de datos ordenada taxonómicamente.

O dicho de otra forma: una web en la que participan miles de ciudadanos subiendo fotografías a la plataforma y decenas de especialistas de las diversas áreas que se dedican a catalogar dicha fotografías intentando poner nombre a cada una de las especies. Esta plataforma se ha convertido en una base de datos espectacular de la biodiversidad de nuestro país y ¡ya han superado ampliamente el millón de fotografías catalogadas y georeferenciadas!

Desde Biodiversidad Virtual quieren hacernos a todos partícipes de la gran fiesta de la ciencia ciudadana por la  biodiversidad  que han bautizado como: Supertesting BV10 y que se celebrará del 27 de abril al 1 de mayo de 2018 en todos los rincones de la península ibérica e islas.

Testing de biodiversidad Virtual. Supertesting

¿Y qué es eso del Supertesting?

La palabra Testing proviene de los entornos de desarrollo de Software y se aplica a los procesos de prueba de un software. En 2007 desde Biodiversidad Virtual crearon una nueva acepción al término aplicada a los estudios de biodiversidad haciendo un juego de palabras.

De esta forma un Testing de biodiversidad es una actividad naturalista que consiste en realizar el máximo número de fotografías de la biodiversidad de un área para posteriormente subirlas al proyecto Biodiversidadvirtual con el propósito de identificar las especies fotografiadas y aportar datos al conocimiento de la comunidad. Así que su objetivo es aportar datos para la ciencia, la divulgación y la conservación.

Y el Supertesting es un Testing a lo grande, tratando de involucrar a cuanta más gente mejor. De esta forma están intentando sumar el mayor número posible de ciudadanos para celebrar el X aniversario de la plataforma Biodiversidad Virtual.

La celebración consiste básicamente  en subir durante esos días el máximo número de fotografías de nuestra  biodiversidad  a la plataforma y conseguir “sacar al  monte” a miles de amantes de la naturaleza de toda España para celebrarlo.

Todos los datos y otros 2 millones de registros acumulados en estas décadas de observación serán exportados a GBIF (Global Data Information Facility) para uso y disfrute de toda la ciudadanía y la ciencia.

Para ello, han habilitado una web donde se van sumando las adhesiones y donde irán indicando las salidas de campo o testings que se realizarán  así como tutoriales para subir fotos desde la web o desde el móvil mediante una App.

Custodia del territorio

Esta iniciativa además se ha convertido en una poderosa herramienta para las diferentes iniciativas de custodia del territorio existentes en nuestro país. Desde aquí animaría a odas las entidades de custodia que no conozcan la plataforma a acercarse a ella y tratar de aprovechar las sinergias con este genial proyecto ciudadano.

Desde aquí mi reconocimiento a su gran labor durante estos 10 años. ¡Testing Power!

Roberto Ruiz colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente del curso Custodia del Territorio donde se profundiza en esta materia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

¿La naturaleza como mero objeto de consumo?

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por 1976agus. Texto original

En los últimos años se ha experimentado en España un auténtico boom de las actividades que tienen que ver con el disfrute la naturaleza (alpinismo, senderismo, observación de flora y fauna, y un largo etc.), y cada vez son más las familias, grupos, y particulares que eligen los espacios naturales para disfrutar de sus momentos de ocio.

La popularidad de las actividades al aire libre (también pueden ser conocidas como ecoturismo o turismo activo, entre otras denominaciones) es tal que actualmente incluso pudiera considerarse como una auténtica moda el disfrute de la naturaleza. Esta realidad, que de entrada pudiera considerarse como positiva dado que pone en contacto a las personas con el medio natural, también tiene aspectos negativos, y sobre ello quiero realizar una reflexión en este artículo.

Pixabay

Y es que la citada moda, además de generar en algunos casos una cierta masificación de los espacios naturales, con la alta presión sobre ecosistemas frágiles que ello supone, puede dar lugar a comportamientos absolutamente lamentables, además de delictivos en algunos casos. Así lo demuestran titulares como los siguientes, recopilados todos ellos durante este invierno en el entorno de la Cordillera Cantábrica:

Y quizás una de las causas de que este tipo de noticias nos sorprendan e indignen, es que partimos de la colectiva y errónea creencia de que todas las personas que acuden a la naturaleza están sensibilizadas respecto de los valores de la misma y de su esencial importancia para garantizar el equilibrio en el planeta. Y es que, cuando la naturaleza se concibe como un objeto o artículo de consumo más (muy accesible y barato, además), y no como el principio creador y organizador de todo lo que existe y con la cual estamos obligados a convivir en armonía, surge el riesgo de que se manifiesten actitudes como las previamente señaladas.

Y efectivamente, es muy triste comprobar de forma relativamente frecuente como en el medio natural se depositan residuos, no se respetan los elementos naturales y patrimoniales (pintadas, roturas, etc.), se producen ataques a la flora y acoso a la fauna, o se provocan incendios forestales, entre otros impactos.

Parece pues claro, ya para finalizar esta reflexión, que aún queda mucho por cambiar en cuanto a nuestra relación con el medio que nos rodea y en el cual desarrollamos nuestras vidas. Es necesaria más y mejor educación ambiental, y también un régimen de sanciones más efectivo y severo cuando se cometan faltas o delitos que atenten contra el patrimonio de todos.

P.D. Capítulo aparte merecen las pruebas deportivas que cada vez de forma más habitual se celebran en el entorno de espacios naturales protegidos, pero en este caso mi reflexión ha sido realizada únicamente pensando en las actitudes individuales o colectivas de quiénes conciben la naturaleza como un objeto de consumo más.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs