Archivo de la categoría: impacto ambiental

Mega minas: la nueva leyenda de El Dorado

Publicado en: Vida Simple y Sustentable por Sofía López Olalde. Texto original

Imagen: Misterios Ancestrales

Hace algunos ayeres la imagen que teníamos en nuestras mentes de las minas era incluso la del pequeño túnel en la tierra que lleva carritos que son cargados de oro y plata por los enanitos de Blanca Nieves que trabajan sacando sólo el metal que pueden extraer con su pico y su pala.

Luego vino esa sed insaciable que ha caracterizado al ser humano: ¡estábamos sedientos de oro, de plata, de platino, de acero! Las pequeñas minas ya no bastaban, había que buscar metales por donde fuera y a como diera lugar; los enanitos de pico y pala fueron desplazados por cuadrillas de cientos de trabajadores que dejaron sus horas de luz y sus limpios pulmones en túneles tóxicos construidos muchos metros por abajo de nuestras calles.

Pero eso tampoco bastó y entonces llego la mega minería la cual además no suelen practicar bajo tierra sino a cielo abierto; de esta actividad hoy se habla mucho y las opiniones son encontradas, muchos gobiernos ven en esta actividad el futuro económico de sus naciones mientras que cientos de organizaciones a lo largo y ancho del mundo se oponen a esta actividad. Hoy, les cuento de que se trata todo esto para que juzguen ustedes mismos.

Construir una mega mina a cielo abierto evidentemente acaba con el paisaje natural del lugar y conlleva la destrucción de una o varias montañas así como la consecuente deforestación de la zona y la obligada mudanza o desaparición de las especies animales que ahí vivieran o anidaran. 


Las rocas dueñas de los minerales tan preciados están compuestas además por otros elementos que al quedar expuestos al aire y a la lluvia pueden reaccionar produciendo compuestos indeseables. Por ejemplo, en muchas minas de oro las rocas poseen altas concentraciones de sulfuros, es decir de azufre combinado con algún otro elemento; cuando llueve estos sulfuros pueden dar lugar a la formación de ácido sulfúrico y éste a su vez propicia la liberación de metales tóxicos como arsénico, cadmio, mercurio y plomo. Una desafortunada cadena de reacciones que se dan sin control y sin restricción y que suelen terminar drenándose con la ayuda de la lluvia y un río que por ahí pase.

La actividad minera se ha incluido en la lista de los verdugos causantes del cáncer por muchos años pero poco se han difundido los estudios al respecto y más se ha popularizado la voz que grita que no hay nada probado. Indagando un poco al respecto encuentro algunos estudios concluyentes en aspectos muy puntuales: 

  • La Dra. Hopenhay-Rich de la Universidad de Kentucky y su equipo realizaron un estudio hace cerca de 15 años en regiones mineras de Argentina y además de encontrar agua contaminada con arsénico encontraron que en la población que bebía esa agua había un notorio incremento de los casos de cáncer de pulmón y riñón.
  • La evidencia de que los trabajadores de minas de uranio desarrollan con mayor facilidad cáncer de pulmón ha sido expuesta en diversos estudios algunos desde hace más de 20 años como el dirigido por el Dr. Samet del Instituto Nacional de Cáncer de EE.UU en 1984.
  • La lista de carcinógenos probados no es tan completa como quisiéramos pero sin duda incluye a varios compuestos presentes en la actividad minera: arsénico, asbestos, cadmio, berilio entre otros.

Es justo también mencionar que los estudios relativos a la exposición al óxido de silicio comúnmente conocido como sílice y presente en muchas minas, especialmente en las de estaño, no han arrojado información suficiente que permita concluir que el cáncer y el silicio van siempre de la mano.


La faceta obscura de la mega minería se opaca aún más cuando nos enteramos que su demanda energética es altísima y que los proyectos de este tipo absorben más agua que un náufrago cuando es rescatado.

Se dice que si la minería produce grandes beneficios económicos a un país o a una región ¡imagínense los que la mega minería puede lograr! Sin duda en una mega mina habrá mucho qué hacer y por lo tanto muchos trabajadores podrán ser contratados llevando además el desarrollo a aquella comunidad alejada de la mano de Dios (y del gobierno) que hoy ostentara con orgullo ser la sede de la gran mina. Lamentablemente no todo es miel sobre hojuelas, efectivamente se generan empleos y cientos (o miles) de trabajadores se desplazan a la zona de la mina donde el gobierno no suele estar listo para dotar de todos los servicios necesarios ni de viviendas dignas, tampoco habrán previsto un gran hospital ni mucho menos infraestructura para ofrecer sano esparcimiento o variada oferta cultural a la nueva población del hasta entonces pequeño pueblito. La descomposición social está a la vuelta de la esquina (o de la mina).

Entre el tumulto de trabajadores nuevos puede que estén perdidos y desorientados los pobladores locales que eran hasta entonces agricultores que hoy deben abandonar el campo a menos de que tengan alguna arma secreta para luchar contra la mina por el agua. Sumado a todo esto está el llamado "mal o síndrome holandés" que es el nombre general que se le asigna a las consecuencias dañinas provocadas por un aumento significativo en los ingresos: riqueza mal gastada y riqueza mal repartida.

Latinoamérica y en especial el sur están hoy en la mira de las empresas mega mineras, al parecer muchos gobiernos han logrado convencerse. Los exploradores contemporáneos hoy tienen traje y corbata pero buscan lo mismo que aquellos conquistadores españoles: las soñadas minas de oro y a muchos gobiernos les gusta soñar que su país es El Dorado. Habrá que recordarles que no todo lo que brilla es oro.




Puedes leer y comentar el artículo completo en Vida Simple y Sustentable

Papelito…¡habla!

Publicado en: Vida Simple y Sustentable por Sofía López Olalde. Texto original

Fábrica de papel en Kemsley, GB.
Foto: Joe White bajo licencia de Creative Commons

Si cada papelito que cae en nuestras manos hablara y nos contara la historia de su vida y lo que ha escuchado sobre la muerte y entierro de sus familiares nos la pensaríamos un poco más cada vez que usamos y desechamos este útil invento que hoy sirve desde para limpiar una boca sucia hasta para comunicarnos con elegancia y prudencia.

La fabricación de papel, nos dicen mucho últimamente, es destructiva, contaminante, nociva, es mala, mala, mala pero necesaria, necesaria, necesaria hasta para imprimir la revista que nos dice que hay que reciclar papel y que hay que consumirlo con moderación. Así que hoy, dedicaré este espacio a contarles sobre el nacimiento del papel en sus múltiples presentaciones. Espero este relato sirva para concluir cada uno por sí mismo sobre las bondades, los defectos, las amenazas, los beneficios del consumo de este producto.

La llegada al mundo occidental de las 'novedades chinas' que han cambiado nuestra forma de consumir no es algo contemporáneo; el pueblo chino ha modificado los hábitos de consumo y los estilos de vida desde hace muchísimo tiempo con sus inventos y el papel se les atribuye también a ellos. Su fabricación era artesanal y así continuó desde el año 100 d.C. hasta finales del siglo XIX cuando se inventaron las primeras máquinas destinadas a esta industria.


Para comenzar a fabricar papel se necesita una buena cantidad de madera proveniente principalmente de bosques de coníferas (los que comúnmente llamamos 'bosques de pinos'). En fábricas sensatas y modernas se usa una proporción de papel usado también como materia prima reduciendo así el consumo de fibra virgen.

Los troncos no sirven completamente para la fabricación de papel así que se les quita la corteza y ésta se desecha, el tronco 'desnudo' se convierte en astillas y comienza el proceso. Lo primero que habrá de hacerse es formar una pasta y para ello hay varios métodos y varios productos químicos involucrados los cuales al final se van por el caño junto con el agua residual o bien se van a la atmósfera en forma de gases.

En el afán de la civilización moderna de consumir todo en su versión 'blanca' (azúcar, harina, papel...) la pasta se tiene que blanquear de lo contrario se tiene pasta 'kraft' que es de color café y con la cual también se fabrica un papel que recibe el mismo nombre (kraft) y que es de bajo costo pero también de baja demanda (este es el famoso papel que en México se le conoce como 'papel para las tortillas' por usarse precisamente para envolver este alimento sin gastar mucho dinero). 

El proceso de blanqueo es súmamente contaminante; el método más popular en un inicio se ha ido sustituyendo poco a poco (pero no del todo ni en todos lados) pues utiliza compuestos organoclorados los cuales después son vertidos al agua; a muchos de estos compuestos se les atribuye una alta toxicidad.

La pasta blanqueada está lista, ahora puede extenderse en láminas de las cuáles se cortarán pliegos de papel. Para llegar a este punto, se han consumido150 millones de litros de agua por cada 1000 toneladas de pasta kraft producida, se han tenido que producir una serie de agentes químicos blanqueadores y potencialmente contaminantes, se ha expuesto a los trabajadores a varias sustancias listadas como peligrosas por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), se han emitido a la atmósfera compuestos de azufre oxidado que además de afectar a la vegetación de la zona tienen ese característico y desagradable olor a 'huevo podrido' y si la fábrica no posee una planta de tratamiento de aguas residuales adecuada seguro ha contaminado ríos,lagos y/o lagunas dejando sin posibilidad de vida a muchas especies vegetales y animales.

Hay que sumar a todo esto el hecho de que la industria papelera consume un 4% de la energía mundial. Sin embargo, el proceso puede ser optimizado para generar energía quemando subproductos y satisfaciendo así su demanda interna.

Cabe aclarar que la fabricación de papel a partir de papel reciclado puede contaminar menos pero aún así es considerable si se somete a un proceso de blanqueo; es decir, para evitar muchos de los impactos ambientales lo idóneo es consumir papel 'cafecito' y no estaría mal que en las comunicaciones formales fuera correcto, normal y aceptado imprimir en papel color 'kraft'. También sería bueno que fuera fácil conseguir servilletas no blanqueadas a un precio razonable.

Una fábrica de papel moderna incluye en sus instalaciones filtros, planta de tratamiento de agua, sistemas de cogeneración de energía para autoconsumo, procesos modernos que no usan cloro como materia prima, medidas de seguridad e higiene adecuadas y el reciclaje como proceso básico así que no necesariamente son un monstruo terrible, obscuro y contaminante. Sin embargo, lo que no podemos eliminar de la lista negra es el hecho de destinar bosques como materias primas, que el proceso de fabricación es agresivo en muchos sentidos incluso cuando ha sido optimizado y que el papel suele tener un tiempo de vida útil muy corto pues enseguida se suma a las filas de toneladas de basura que esperan por ser enterradas (ojalá recicladas pero sabemos que no siempre pasa).

Hoy, la industria papelera consume alrededor de 4000 millones de árboles al año. Los principales países productores son Estados Unidos, China, y Japón; en Latinoamérica, el mayor productor es Brasil. El consumo de papel y cartón en Estados Unidos es de 300 kg por persona al año, en la mayoría de los países Latinoamericanos es de alrededor de 40 kg por persona al año y en China y la India apenas llega a 3 kg por persona al año.

No consumir papel es casi imposible, pero siempre hay que tener en cuenta que pequeñas acciones en nuestra forma de consumirlo pueden hacer grandes cambios. Así que cuando tomen un papel limpio, nuevo y muy blanco para dejar una simple notita que irá enseguida a la basura piénsenlo dos veces, ojalá el papelito hablara o al menos susurrará esta historia para que la tengamos siempre fresquita en nuestra memoria.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Vida Simple y Sustentable

Papelito…¡habla!

Publicado en: Vida Simple y Sustentable por Sofía López Olalde. Texto original

Fábrica de papel en Kemsley, GB.
Foto: Joe White bajo licencia de Creative Commons

Si cada papelito que cae en nuestras manos hablara y nos contara la historia de su vida y lo que ha escuchado sobre la muerte y entierro de sus familiares nos la pensaríamos un poco más cada vez que usamos y desechamos este útil invento que hoy sirve desde para limpiar una boca sucia hasta para comunicarnos con elegancia y prudencia.

La fabricación de papel, nos dicen mucho últimamente, es destructiva, contaminante, nociva, es mala, mala, mala pero necesaria, necesaria, necesaria hasta para imprimir la revista que nos dice que hay que reciclar papel y que hay que consumirlo con moderación. Así que hoy, dedicaré este espacio a contarles sobre el nacimiento del papel en sus múltiples presentaciones. Espero este relato sirva para concluir cada uno por sí mismo sobre las bondades, los defectos, las amenazas, los beneficios del consumo de este producto.

La llegada al mundo occidental de las 'novedades chinas' que han cambiado nuestra forma de consumir no es algo contemporáneo; el pueblo chino ha modificado los hábitos de consumo y los estilos de vida desde hace muchísimo tiempo con sus inventos y el papel se les atribuye también a ellos. Su fabricación era artesanal y así continuó desde el año 100 d.C. hasta finales del siglo XIX cuando se inventaron las primeras máquinas destinadas a esta industria.


Para comenzar a fabricar papel se necesita una buena cantidad de madera proveniente principalmente de bosques de coníferas (los que comúnmente llamamos 'bosques de pinos'). En fábricas sensatas y modernas se usa una proporción de papel usado también como materia prima reduciendo así el consumo de fibra virgen.

Los troncos no sirven completamente para la fabricación de papel así que se les quita la corteza y ésta se desecha, el tronco 'desnudo' se convierte en astillas y comienza el proceso. Lo primero que habrá de hacerse es formar una pasta y para ello hay varios métodos y varios productos químicos involucrados los cuales al final se van por el caño junto con el agua residual o bien se van a la atmósfera en forma de gases.

En el afán de la civilización moderna de consumir todo en su versión 'blanca' (azúcar, harina, papel...) la pasta se tiene que blanquear de lo contrario se tiene pasta 'kraft' que es de color café y con la cual también se fabrica un papel que recibe el mismo nombre (kraft) y que es de bajo costo pero también de baja demanda (este es el famoso papel que en México se le conoce como 'papel para las tortillas' por usarse precisamente para envolver este alimento sin gastar mucho dinero). 

El proceso de blanqueo es súmamente contaminante; el método más popular en un inicio se ha ido sustituyendo poco a poco (pero no del todo ni en todos lados) pues utiliza compuestos organoclorados los cuales después son vertidos al agua; a muchos de estos compuestos se les atribuye una alta toxicidad.

La pasta blanqueada está lista, ahora puede extenderse en láminas de las cuáles se cortarán pliegos de papel. Para llegar a este punto, se han consumido150 millones de litros de agua por cada 1000 toneladas de pasta kraft producida, se han tenido que producir una serie de agentes químicos blanqueadores y potencialmente contaminantes, se ha expuesto a los trabajadores a varias sustancias listadas como peligrosas por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), se han emitido a la atmósfera compuestos de azufre oxidado que además de afectar a la vegetación de la zona tienen ese característico y desagradable olor a 'huevo podrido' y si la fábrica no posee una planta de tratamiento de aguas residuales adecuada seguro ha contaminado ríos,lagos y/o lagunas dejando sin posibilidad de vida a muchas especies vegetales y animales.

Hay que sumar a todo esto el hecho de que la industria papelera consume un 4% de la energía mundial. Sin embargo, el proceso puede ser optimizado para generar energía quemando subproductos y satisfaciendo así su demanda interna.

Cabe aclarar que la fabricación de papel a partir de papel reciclado puede contaminar menos pero aún así es considerable si se somete a un proceso de blanqueo; es decir, para evitar muchos de los impactos ambientales lo idóneo es consumir papel 'cafecito' y no estaría mal que en las comunicaciones formales fuera correcto, normal y aceptado imprimir en papel color 'kraft'. También sería bueno que fuera fácil conseguir servilletas no blanqueadas a un precio razonable.

Una fábrica de papel moderna incluye en sus instalaciones filtros, planta de tratamiento de agua, sistemas de cogeneración de energía para autoconsumo, procesos modernos que no usan cloro como materia prima, medidas de seguridad e higiene adecuadas y el reciclaje como proceso básico así que no necesariamente son un monstruo terrible, obscuro y contaminante. Sin embargo, lo que no podemos eliminar de la lista negra es el hecho de destinar bosques como materias primas, que el proceso de fabricación es agresivo en muchos sentidos incluso cuando ha sido optimizado y que el papel suele tener un tiempo de vida útil muy corto pues enseguida se suma a las filas de toneladas de basura que esperan por ser enterradas (ojalá recicladas pero sabemos que no siempre pasa).

Hoy, la industria papelera consume alrededor de 4000 millones de árboles al año. Los principales países productores son Estados Unidos, China, y Japón; en Latinoamérica, el mayor productor es Brasil. El consumo de papel y cartón en Estados Unidos es de 300 kg por persona al año, en la mayoría de los países Latinoamericanos es de alrededor de 40 kg por persona al año y en China y la India apenas llega a 3 kg por persona al año.

No consumir papel es casi imposible, pero siempre hay que tener en cuenta que pequeñas acciones en nuestra forma de consumirlo pueden hacer grandes cambios. Así que cuando tomen un papel limpio, nuevo y muy blanco para dejar una simple notita que irá enseguida a la basura piénsenlo dos veces, ojalá el papelito hablara o al menos susurrará esta historia para que la tengamos siempre fresquita en nuestra memoria.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Vida Simple y Sustentable

Referendum en Boada sobre la extración de uranio.

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

-> Vote Here Vote Aquí ->

En estos días en que se impone la solución nuclear con el argumento del empleo, resulta curioso encontrar cargos públicos dispuestos a someter a consulta decisiones sobre el delicado asunto. Es el caso del Alcalde de Boada, en Salamanca. Esta actitud, como mínimo, le ha supuesto ganar la atención de los medios de comunicación la posible extracción del mineral en las proximidades del municipio. Por ejemplo, hace un mes, se abordaba la cuestión en el programa de Radio Nacional "Esto me suena" (a partir del 33:22). Recomendable escucha con las reflexiones a favor y en contra, de una vecina del municipio y del propio alcalde.

Como comentaba adanes en este blog hace un par de días, la obtención del uranio y su disponibilidad son argumentos que sumar a la lista de motivos por los que la nuclear no es limpia, ni barata, ni segura, ni sostenible.

--
Imagen: Vote Here Vote Aquí de myJon, en Flickr

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

Los gigantes nos la están metiendo doblada con la eólica.

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

Leo en la Comunidad ISM, vía @molcru, el titular El Tribunal Superior extremeño anula las DIA de parques eólicos paralizados por la Junta, el desarrollo de la noticia no deja lugar a dudas:

El Tribunal Superior de Extremadura ha dictado once sentencias por las que, de una forma u otra, tendrán el efecto inmediato de dar salida a instalaciones que estaban paradas desde 2008 hasta ahora. Aunque las sentencias se aplican en Extremadura pueden sentar un precedente por otros tribunales regionales. Los fallos tendrán un impacto económico relevante en las zonas elegidas para su instalación.

El Tribunal ha autorizado la instalación inmediata de seis parques porque obliga al Consejo de Gobierno a concederla al decidir el propio tribunal la viabilidad medioambiental y urbanística de las plantas. Aunque la Junta recurra al Supremo, los parques pueden pedir la ejecución provisional.

Es decir, como están de moda los empleos verdes, como tenemos encima una crisis que no mueve ni un duro, como no sabemos gestionar la emisiones de gases de efecto invernadero y como resulta que las compañías eléctricas son dueñas del interés general del país, vamos a poner molinos eólicos indiscriminadamente por todo el territorio, como si no tuviesen un impacto ambiental negativo y como si fuesen la panacea para todos nuestros problemas.

Según el último Informe Anual del Defensor del Pueblo, la Declaración de Impacto Ambiental es un instrumento para la preservación de los recursos naturales y la defensa del medio ambiente que no puede convertirse “en una autorización -más o menos discrecional- para impactar”. Pero parece que, llegado el momento, el medio ambiente y los recursos naturales deben supeditarse al interés monetario de unos pocos, a ser posible, con la connivencia de los poderes públicos.

Con carácter previo a la Evaluación de Impacto Ambiental, la legislación ambiental tiene prevista la Evaluación Ambiental Estratégica. Me pregunto si se habrá tenido en cuenta a la hora de sentenciar a favor de las instalaciones eólicas. En particular, considerando las posibles alternativas al problema energético, incluidos sus correspondientes empleos verdes y flujos monetarios, puede que la opción de ocupar el territorio con molinos no sea estratégicamente óptima.

El problema no son los molinos: son los gigantes, amigo Sancho. El problema es obtener y distribuir energía. Y hay muchas formas de resolverlo, entre otras mediante un modelo descentralizado, que genere la energía a partir de recursos disponibles en los puntos de consumo: sol y viento. Plantemos las azoteas y fachadas de los edificios, naves industriales y cualquier infraestructura susceptible de recibirlos, con paneles solares y molinos para microgeneración.

Espero que, aun siendo demasiado tarde, a la vista de las consecuencias ambientales, económicas, sociales, culturales y de toda índole, de la actuación de nuestros gestores seamos capaces de exigirles las debidas responsabilidades y que paguen en tiempo y forma por el expolio al que nos están sometiendo, a cuenta de una crisis económica en la que nos han metido, precisamente, para tener las manos libres y callarnos las bocas.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

Desmontando el Informe Anual de 2010 del Defensor del Pueblo.

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

Impacto Ambiental de las infraestructuras lineales.Estos días he estado consultando el Informe Anual a las Cortes Generales de 2010 del Defensor del Pueblo. Una interesante lectura para este recién estrenado verano, de la que he ido sacando unas notas que se irán publicando en la Comunidad del Instituto Superior del Medio Ambiente (ISM).

La primera entrega, relativa a consideraciones generales sobre medio ambiente recogidas en el informe de la Defensoría, ya está publicada, disponible para consulta y comentario.

"El Defensor del Pueblo plantea que no puede aceptarse que los fondos para paliar o rectificar los impactos de una obra sean considerados como un ‘coste ambiental’, en tanto que el verdadero coste ambiental es la pérdida de masas forestales, de playas, de los valores de la flora y la fauna, de los fondos marinos, de los valores paisajísticos."

Lo dicho, una lectura más que recomendable si queremos tomarle el pulso a la aplicación, por parte de la Administración, de las distintas disposiciones legales en materia de medio ambiente, especialmente ilustrativo en aspectos relacionados con la evaluación ambiental del impacto de las actividades humanas en el medio natural, la aplicación de la normativa de acceso a la información ambiental, los procesos de toma de decisiones con implicaciones ambientales o la justificación de tasas, como la aplicable a los residuos domiciliarios en Madrid capital.

Espero que esos apuntes sirvan para animar a la lectura del Informe y motivar una mayor implicación, tanto de personas con inquietudes ambientales, como de profesionales que vean a diario abusos sobre el medio ambiente. Conseguir un tirón de orejas para aquellos que interponen intereses particulares a la conservación de un patrimonio común, comienza en un gesto tan sencillo como enviar una queja documentada al Defensor del Pueblo.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad