Archivo de la categoría: impacto ambiental

Sobre la necesidad de un grupo de trabajo para la integración ambiental de las energías renovables en España

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Jon Dominguez. Texto original

Leía el otro día en la prensa que en España se ha solicitado la instalación de 87.500 MW de energías renovables (24.400 MW de eólica y 61.100 MW de solar). Y aunque muchos de estos proyectos se quedarán por el camino y no se ejecutarán, no dejan de ser datos de vértigo que desvelan el nuevo boom que vive el sector y una tendencia creciente de iniciativas. Parece evidente que caminamos hacia un importante incremento de centrales eólicas y solares por todo el territorio nacional.

Buque chino con palas para España

Buque de transporte chino con palas de aerogeneradores para proyectos en España. Fuente: Xataka.

Es un reto mayúsculo, no solo en el plano de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero donde no cabe discusión, sino también en el de la integración ambiental de estas infraestructuras. Y es que a pesar del liderazgo de España en renovables, especialmente en eólica terrestre, hasta el momento su implantación ha carecido de una coordinación global efectiva en lo referente a la gestión del impacto ambiental que provocan. Las características territoriales del país han condicionado esfuerzos dispares en la evaluación de los proyectos entre las regiones, que se han visto acentuados por una escasa trasferencia de información y experiencias entre las distintas administraciones y el resto de agentes implicados. Si a todo esto le sumamos que el conocimiento de la influencia real sobre los ecosistemas es aún pobre, no encontremos con que no estamos valorando ni gestionando correctamente las afecciones sobre la biodiversidad, como empiezan a apuntar algunos metaestudios recientes. Y parece que es un problema que trasciende fronteras. Por tanto, el inminente e importante desarrollo al que nos enfrentamos en España ya no puede basarse en procedimientos más o menos anárquicos e independientes, sino que ha de coordinarse y ordenarse a nivel nacional (al menos). Debemos cambiar el enfoque y asumir que el modelo actual de evaluación y gestión del impacto sobre el medio natural no está dando los resultados esperados. Hay que tomar la iniciativa.

Un paso fundamental e ineludible para conseguir la armonización y mejora de los protocolos de evaluación y gestión del impacto es, en mi opinión, la creación de un grupo de trabajo nacional que aborde de forma científica y neutral la influencia que el desarrollo de las energías renovables supone sobre los ecosistemas españoles. El objetivo de una iniciativa de esta naturaleza sería el de aglutinar en un mismo foro de debate a representantes de todos los sectores implicados en los proyectos energéticos (promotores, administraciones, consultoras, sociedad civil, etc.); creando mesas de trabajo donde se analicen los impactos ambientales y se definan estrategias de mitigación, control y planificación estandarizadas y comunes. El fin último sería disponer de un órgano independiente y multidisciplinar que aporte pautas y protocolos actualizados, y aconseje acerca del desarrollo sostenible de los proyectos de renovables. No hay que olvidar que una coordinación de este tipo no solo mejoraría la integración ambiental de las centrales, sino que también supondría una ventaja en la planificación de los proyecto desde las fases iniciales, optimizando los costes y ayudando a mantener la competitividad del sector al más alto nivel. Se trata, por tanto, de una cuestión casi estratégica (o sin casi).

The National Wind Coordinating Collaborative

Logotipo del NWCC, un modelo de coordinación del que aprender.

Pero es que ni si quiera estaríamos inventando nada nuevo. Ya hay modelos de éxito en otros países de los que aprender. Uno de ellos, quizás el mejor, es The National Wind Coordinating Collaborative (NWCC), que desde 1994 lleva asesorando y orientando para que la energía eólica se instale de la forma más sostenible posible en los EEUU. ¿A qué esperamos para copiar el formato adaptándolo a las características del sector en España y en la UE? ¿No parece una necesidad evidente? Aún estamos a tiempo para abrir el debate y tomar decisiones, pero no deberíamos entretenernos en interés cortoplacistas o excesivamente regionales. El margen de maniobra es muy reducido.

Y mientras esperamos a que alguien con más autoridad o capacidad de actuación que la mía capte el mensaje, desde el Instituto Superior del Medio Ambiente seguiremos trabajando para que el impacto de los parques eólicos sobre la biodiversidad sea el menor posible. Por eso ponemos nuestro granito de arena a través del curso Evaluación y Seguimiento del Impacto de los Parques Eólicos sobre la Fauna, que pretende dar a conocer las herramientas teóricas y prácticas para analizar el impacto que genera la energía eólica sobre los vertebrados voladores y sus hábitats, con la finalidad de minimizar sus efectos y facilitar la integración en los ecosistemas.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Naves industriales: la necesidad de buenas prácticas en integración paisajística

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por gdelafte. Texto original

La evaluación de los impactos visuales sobre el paisaje es un procedimiento, que forma parte indisociable de cualquier Estudios de Impacto Ambiental (EsIA), enfocado a la identificación y estimación de estos cambios determinando la calidad de lo que se ve y la capacidad de respuesta del paisaje al proyecto que se pretende implantar. Esto último denominado fragilidad visual como la susceptibilidad de un paisaje al cambio. Mientras que la calidad visual  de un paisaje es una cualidad intrínseca del territorio,  la fragilidad depende del tipo de actividad que se piensa desarrollar y de su grado de visibilidad; en principio las zonas más visibles son las más frágiles. Por ello, en paisajes rurales deben evitarse construcciones modernas que por su posición constituyen un punto dominante de atención que reste valor al carácter del paisaje.

Muchos ejemplos se podrían destacarse de la importancia de la localización, sea para muestra el caso de una nave industrial en Navajas (Castellón, España), municipio caracterizado por presentar un paisaje interurbano, caracterizado por la morfología rural y agrícola. La nave industrial está situada en un lugar en donde es visible por su volumen y ubicación desde varios puntos del municipio restándole capacidad de integración paisajística de la obra. En este caso, la construcción se comporta con un elemento focalizado que  interrumpe la línea del horizonte. A su vez, la materialidad acristalada utilizada para cubrir la nave industrial busca “ aminorar el impacto visual tratando de fusionarse con el fondo escénico” del entrono; pero no considerando un factor clave del paisaje la avifauna. Al recorrer el perímetro de la nave no se observa ninguna medida para proteger a las pequeñas aves contra eventuales colisiones con la nave industrial. Varios estudios indican que las grandes cristaleras de centros comerciales, edificios o naves industriales e instalaciones deportivas, así como los paneles de aislamiento del ruido que provocan los coches en las autopistas, autovías o el ferrocarril, traen aparejado la muerte de un elevado número de aves que, incapaces de verlas, chocan violentamente con ellas. Lo más normal es que estos choques produzcan grandes daños internos, provocándoles finalmente la muerte. Solo en algunos casos, las aves chocan y quedan aturdidas durante un  corto periodo de tiempo, recuperándose después. Asimismo, American Bird Conservancy señala que la razón por la que el vidrio plantea una triple amenaza para las aves es que:

  • El vidrio puede reflejar la vegetación o el paisaje circundante (árboles, cielo, nubes), y así atraer a las aves.
  • Las macetas con grandes plantas dentro de los edificios podrían atraer a las aves.
  • Si la construcción es completamente acristalada (o recubierta de vidrio) permiten que las aves vean el paisaje de la otra cara del edificio creando un efecto túnel y que mueran cuando intenten atravesarlo.

En pocas palabras, las aves chocan contra los vidrios porque no pueden verlos. Una solución es la colocación de adhesivos en los cristales representando las siluetas negras de aves como halcones, águilas, búhos u otros depredadores pueden funcionar no por su forma (que debería asustar a las pequeñas y evitar su acercamiento a las cristaleras) sino porque hacen visibles las ventanas. Adhesivos semitransparentes tipo tela de araña u otros dibujos también son recomendables. Cuanto más claro sea el color del adhesivo mejor, ya que así se verá también al amanecer y al anochecer. Otras opciones según American Bird Conservancy son:

  • Cubrir las ventanas con redes o vegetación. Creará una barrera física que hará visible el cristal, pero no obstruirá la vista. Por ejemplo, mallas tipo mosquiteras.
  • Eliminar la apariencia de túneles. Utilizar cortinas u otro elemento que haga una de las ventanas no visibles desde el otro lado.
  • Cubrir las ventanas con cuerdas verticales. Colocar cuerdas a 10 cm entre sí y que se dejan colgar desde la parte superior de la ventana.  Las cuerdas no son gruesas, por tanto no obstruyen la visión, y además, el viento las mueve, así que las aves difícilmente las pasarán por alto.

¿Qué acciones se están desarrollando para favorecer la adopción de buenas prácticas en la integración de nuevas construcciones industriales en el paisaje? Bajo estas directrices se publico en 2010 la Guía de Integración Paisajística de los Polígonos Industriales y Parques Empresariales de Cantabria (España) que busca promover infraestructuras y dotaciones de áreas productivas que cumplen con unos requisitos de calidad, con unos estándares de sostenibilidad medio ambiental y de eficiencia energética, de servicios avanzados para las empresas, además de una irrenunciable ubicación estratégica integrada en su entorno urbano y rural próximo. Como asegura Víctor Valle, del Gobierno de Cantabria, en la introducción de la guía: “Debemos de ser capaces de generar paisajes alejados de los prejuicios y el descuido de otros tiempos que relacionan la industria con el ruido, el humo y el impacto visual. Sin embargo, hoy más que nunca, hablar de industria es hablar de bienestar social y su imagen debe dar respuesta a las nuevas demandas de calidad surgidas de entornos socioeconómicos más competitivos”. En el curso ofertado desde el Instituto Superior del Medio Ambiente, sobre Paisaje e Intervención Ambiental, que se imparte en su totalidad en modalidad ON LINE, dedicaremos – en su próxima edición – especialmente atención a la discusión de cómo construir un territorio que favorezca la integración de nuevas obras sin poner en riesgo el valor paisaje cultural y natural del paisaje. Además, veremos en detalle las herramientas para valorar la calidad visual del paisaje así como la normativa e instrumentos legales que se le aplican como las herramientas de gestión, ordenación y protección que permitan dar respuesta a la cada vez mayor demanda del mercado de profesionales con formación integral en este campo. Te esperamos

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

¿Cómo utilizar la base de datos WILD Wind-Wildlife Impacts Literature Database?

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Jon Dominguez. Texto original

Esta vez quiero aprovechar el post para hablaros de lo que para mí es uno de los mejores recursos que conozco para documentarse sobre la interacción entre la fauna, la energía eólica, las líneas eléctricas y otras infraestructuras asociadas. Me refiero a WILD o Wind-Wildlife Impacts Literature Database.

Esta enorme base de datos dispone actualmente de casi 3.000 referencias que abordan distintos aspectos del impacto de las energías renovables sobre la biodiversidad. Y aunque la función de WILD no es estar a la última en cuanto a bibliografía se refiere, el personal del National Renewable Energy Laboratory (NREL), la institución encargada de la base de datos, hace lo posible por mantenerla actualizada e ir incorporando todo lo que se va publicando. Es por ello que sus fondos abarcan desde los trabajos pioneros llevados a cabo por el médico militar y naturalista Elliott Coues en 1876, que estudió la interacción de las aves con los cables de telégrafo en el centro de EEUU, hasta recientes modelizaciones del riesgo de electrocución en España utilizando especies indicadoras.

Portada del trabajo de Elliott Coues "The Destruction of Birds By Telegraph Wire", publicado en The American Naturalist en diciembre de 1876.

De hecho la colección de documentos que atesora WILD es enormemente variada, e incluye desde artículos científicos a informes gubernamentales, pasando por ponencias en congresos, estudios de impacto ambiental, libros, tesis o patentes. Y aunque las leyes de propiedad intelectual limitan la posibilidad de acceso a algunos de ellos, los responsables del NREL siempre intentan facilitar al usuario la publicación original completa. Pero aquí no terminan las bondades de WILD, pues no solo se conforman con poner a disposición pública todo este material, sino que además organizan los contenidos de manera que es posible localizar información en función de su ubicación geográfica, tecnología implicada, grupo faunístico analizado, año de publicación o tipo de documento.

Sin duda una joyita que debería forma parte del material habitual de cualquier técnico implicado en este tipo de proyectos. Disponer de información de partida fiable es la base de cualquier buen análisis de impacto ambiental ;)

Artículo original publicado en LinkedIn

De estos recursos y muchas más herramientas para la correcta evaluación del impacto de las infraestructuras eólicas sobre la fauna hablaremos en el curso Evaluación y Seguimiento del Impacto de los Parques Eólicos sobre la Fauna

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Riesgo de colisión de aves: De la teoría a la práctica

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Jon Dominguez. Texto original

Hoy quisiera comentar este interesantísimo trabajo porque me parece que es un buen ejemplo de como un concepto teórico bien ejecutado puede ser llevado a la práctica para reducir la influencia de las actividades humanas sobre el medio ambiente. Se trata de la aplicación de un modelo de predicción de riesgo de colisión de aves para evaluar el impacto de un futuro parque eólico en la Provincia Occidental del Cabo (Sudáfrica).

El estudio viene a titularse:

COMBINING RADAR AND DIRECT OBSERVATION TO ESTIMATE PELICAN COLLISION RISK AT A PROPOSED WIND FARM ON THE CAPE WEST COAST, SOUTH AFRICA

En él, los autores describen cómo detectaron, mediante la aplicación del modelo de riesgo de Band (2012a) y el uso de observaciones de campo e información procedente de radares, que la influencia de cinco aerogeneradores de la central proyectada implicaría una tasa de mortalidad adicional inasumible para la población de pelícano común (Pelecanus onocrotalus). Es decir, la ejecución del parque eólico tal y como estaba diseñado inicialmente podría suponer la desaparición de la especie a escala local. Pero gracias a la identificación de las turbinas más problemáticas, se han podido proponer modificaciones en el diseño para minimizar la influencia sobre el pelícano común a niveles que permitan su supervivencia a largo plazo y, al mismo tiempo, la viabilidad del proyecto.

Registro de radar de los vuelos de pelicano común en la zona de estudio y análisis de las áreas de riesgo de colisión. Fuente: Jenkins et al. 2018. PLoS ONE 13(2): e0192515.

Registro de radar de los vuelos de pelicano común en la zona de estudio y análisis de las áreas de riesgo de colisión. Fuente: Jenkins et al. 2018. PLoS ONE 13(2): e0192515.

La principal lección que en mi opinión podemos extraer de este estudio, es que la prevención es la mejor opción para minimizar el impacto de la energía eólica (y de cualquier otro proyecto) sobre los ecosistemas, pero que solo seremos efectivos con una inversión de esfuerzo suficiente para permitir estudios sólidos y estandarizados. Lamentablemente, y como también se menciona en el documento, el uso de modelos de riesgo de colisión está poco extendido y, cuando se ejecutan, normalmente cuentan con datos insuficientes o de baja calidad, por lo que aún queda mucho margen de mejora. Por eso sería importante que empezáramos a dar a estas técnicas el peso que merecen en las evaluaciones de impacto de parques eólicos pues, aunque no son infalibles y aún hay camino que recorrer, son herramientas muy prometedoras para compatibilizar el desarrollo de la energía eólica con la conservación de la biodiversidad.

Representación esquemática de los elementos y objetivos del modelo de Band. Fuente: Band 2012(a). SOSS-02 Project Report to The Crown Estate.

Representación esquemática de los elementos y objetivos del modelo de Band. Fuente: Band 2012(a). SOSS-02 Project Report to The Crown Estate.

Y si os interesa este asunto y queréis formaros, no deberías perderos la próxima edición del curso Evaluación y Seguimiento del Impacto de los Parques Eólicos sobre la Fauna, dónde presento y analizo, entre otros temas, los distintos modelos de riesgo de colisión existentes. En el comparto mi experiencia en el asesoramiento en parques eólicos para que se tomen las decisiones de mitigación de impacto más adecuadas en función del contexto y  necesidades.

REFERENCIAS
• Jenkins, A.R. et al. 2018. Combining radar and direct observation to estimate pelican collision risk at a proposed wind farm on the Cape west coast, South Africa. PLoS ONE 13(2): e0192515.
• Band, B. 2012(a). Using a Collision Risk Model to Assess Bird Collision Risks for Offshore Windfarms. SOSS-02 Project Report to The Crown Estate. 62 pp.
• Band, B. 2012(b). Using a Collision Risk Model to Assess Bird Collision Risks for Offshore Windfarms-With Extended Method: Worked Example. SOSS-02 Project Report to The Crown Estate. 16 pp.
Artículo original publicado en LinkedIn

REFERENCIAS• Jenkins, A.R. et al. 2018. Combining radar and direct observation to estimate pelican collision risk at a proposed wind farm on the Cape west coast, South Africa. PLoS ONE 13(2): e0192515.• Band, B. 2012(a). Using a Collision Risk Model to Assess Bird Collision Risks for Offshore Windfarms. SOSS-02 Project Report to The Crown Estate. 62 pp.• Band, B. 2012(b). Using a Collision Risk Model to Assess Bird Collision Risks for Offshore Windfarms-With Extended Method: Worked Example. SOSS-02 Project Report to The Crown Estate. 16 pp.
Artículo original publicado en LinkedIn

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Residuos en la Red Natura del río Jarama (Aranjuez). Visualización 3D con Google Earth y QGIS

Publicado en: Ecopixeladas por Javier de los Reyes. Texto original

 

(Publicado originalmente en blogs iAgua el 21may2018)

Este post tiene tres objetivos:

  1. Denunciar las escombreras que siembran la red natura 2000 en las Vegas del Tajo y Jarama.

  2. Proponer un modo visual atractivo y rápido para documentar las afecciones, adelantar un primer alcance de los posibles impactos y lograr una mayor sensibilización con la acción divulgativa.

  3. Avanzar en las posibilidades de Google Earth como herramienta de comunicación y las posibilidades que ofrece la integración con un Sistema de Información Geográfica (SIG), en este caso QGIS.

Río Jarama a su paso por Puente Largo

Río Jarama a su paso por Puente Largo

En primer lugar trabajamos las capas vectoriales que nos interesan con software libre QGIS; para este caso nos descargamos los archivos shape relativos a la Red Natura 2000, red hidrográfica nacional y municipios de la Comunidad de Madrid. Posteriormente trabajamos con QGIS esta información geográfica y una vez obtenidos los objetos y capas vectoriales deseadas las guardamos como archivos .klm, para poder usarlas posteriormente en Google Earth.

Como veis para esta ocasión no me he servido de una integración como tal de ambos programas, sino, que primero he tratado la información geográfica con uno y posteriormente la he exportado a Google Earth, para realizar una presentación más visual y ahondar en las posibilidades de la herramienta como uno de los objetivos.

Trabajamos las capas vectoriales que nos interesan con software libre QGIS para poder exportarlas posteriormente a Google Earth y hacer una presentación en 3D

Continuamente observamos al borde de las vías y caminos que transitamos acumulaciones más o menos voluminosas de escombros. Un despropósito por parte de quien gestiona esos residuos de construcción y demolición (RCD) obras, reformas, etc, mezclados con neumáticos, electrodomésticos (RAEE), colchones, mobiliario, envases y ropa; así el vertido va aumentando de volumen y termina siendo un auténtico reclamo. La basura llama a la basura. Permanecerán así durante años en muchos de los casos, lo cual puede comprobarse secuenciando un histórico de fotos de satélite u ortofotos.

Un SIG nos permitirá determinar el alcance del vertido y las características del suelo en que se encuentra, si pertenece a una Comunidad Autónoma u otra, dentro de qué municipio se localiza, si se trata de una finca privada o de titularidad pública y como en este caso si afecta a espacios naturales protegidos. Todo ello con el fin de realizar un primer esbozo de los impactos y de las posibles responsabilidades. El tratamiento de la información geográfica revela rápidamente en un primer análisis, que se trata de un espacio protegido con enclave en el municipio de Aranjuez.

Un SIG nos permitirá determinar el alcance del vertido y las características del suelo en que se encuentra

En resumen al ir a fotografiar la crecida que experimentaba el cauce del Jarama a finales del mes de marzo encontré:

    • Primero, una acumulación de desechos de desguace de vehículos (parachoques, depósitos de combustible, componentes electrónicos, tapicerías, etc), en un punto que está incluido en Inventario Español de Espacios Naturales Protegidos, perteneciente a la Red Natura 2000 y al LIC Vegas Cuestas y Páramos del Sureste de Madrid (ES3110006). Algunos de estos residuos son peligrosos con grave peligro por la contaminación de suelos y aguas.

      Depósito combustible

      Depósito combustible

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Carrocerías y tapicerías

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Electrónica

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Panel de conducción

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Carrocerías

    • Segundo, lo que no supuso una sorpresa fue el acceso por un camino flanqueado por una escombrera con materiales de todo tipo, vieja conocida, perenne y siempre visible desde la antigua carretera de Andalucía, una vez cruzado Puente Largo en dirección a Aranjuez. No es una buena recepción para un lugar calificado como de gran afluencia turística; además se encuentra en la conocida Ruta de las Vegas.

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Vidrios

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Envases y residuos de construcción

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Colchón y residuos de construcción

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Sacos con residuos de construcción

    • Tercero, montones de envases desperdigados en las márgenes del río y otros “cívicamente” amontonados, con evidencias de llevar a la intemperie muchos meses.

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Envases en la cerca de una estación de control de calidad de las aguas

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Botellas de vidrio “cívicamente” amontonadas

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Latas amontonadas deteriorándose

      OLYMPUS DIGITAL CAMERA

      Botellas de plástico en el margen del cauce

La fotointerpretación desvela la posible ubicación de al menos otros veintiocho puntos de vertido de escombros

Al tratar la información geográfica, realicé también un rápido análisis visual de las imágenes de satélite del municipio. La fotointerpretación de formas, acumulación y distribución de objetos irregulares, colores, configuración de caminos, rodadas de vehículos, etc desvelan la posible ubicación (algunas son conocidas) de al menos otros veintiocho puntos de vertido de escombros. Si bien, esta información preliminar deberá ser posteriormente verificada in situ y documentada. Algunos de estos puntos se encontrarían también en espacios protegidos.

No se trata simplemente de “es una pena que el sitio no esté limpio, cómo somos”; estamos hablando de delitos tipificados contra los recursos naturales, delitos de contaminación ambiental y delitos sobre gestión de residuos.

Por Javier de los Reyes

@jareyme

Puedes leer y comentar el artículo completo en Ecopixeladas

Mar de Ontígola. Un mes después del incendio. Inestabilidad de la presa

Publicado en: Ecopixeladas por Javier de los Reyes. Texto original

Estado actual de la presa

Estado actual de la presa

(Publicado originalmente en blogs iAgua el 23mar2018)

El 18 de febrero de 2018 se declaró un incendio  en la reserva El Regajal – Mar de Ontígola, también perteneciente a la Red Natura 2000.

Una nueva visita un mes después del incendio nos revela:

  • El comienzo de la regeneración de la zona quemada.
  • Presencia de numerosos residuos.
  • Presencia de espumas aguas arriba y aguas abajo.
  • Deterioro de la estructura externa de la presa.

La zona quemada comienza a regenerarse con la aparición de los primeros brotes verdes; sin duda las abundantes lluvias y el comienzo de la primavera están siendo un buen aliado para la recuperación del humedal.

Comienzo regeneración

Comienzo regeneración

Se atisban los primeros brotes verdes

Se atisban los primeros brotes verdes

La agrupación local de Seo BirdLife en Aranjuez lanzó un comunicado oficial en relación al incendio una vez analizadas y valoradas las consecuencias del desastre; se quemaron 3,5 Ha y se detalla las especies arbóreas afectadas y enumera los daños al dormidero de fringílidos y paseriformes. Podéis leerlo aquí.

comunicado

Siguen siendo visibles las grandes rodadas realizadas por los vehículos pesados de emergencias, con grandes charcos que hacen intransitable el camino; también se aprecia el desbroce realizado para facilitar las labores de extinción.

Del mismo modo, aún siguen en el mismo sitio los innumerables restos de envases que quedaron al descubierto al desaparecer la vegetación. Si no se retiran, pronto estarán cubiertos de nuevo y permanecerán así durante años degradándose y contaminando el humedal.

“siguen en el mismo sitio los innumerables restos de envases que quedaron al descubierto al desaparecer la vegetación”

Lata oxidada en zona quemada

Lata oxidada en zona quemada

Lata quemada entre brotes verdesLata quemada entre brotes verdes

Lata quemada entre brotes verdes

Lata quemada entre brotes verdes

Lata quemada entre brotes verdes

Resto plástico quemado

Resto plástico quemado

Latas flotando Mar de Ontígola

Latas flotando Mar de Ontígola

Al ser visible la estructura de la presa del siglo XVI y las canalizaciones de desagüe de la laguna, puede apreciarse mejor la calidad de las aguas que descienden por el arroyo de Ontígola, normalmente oculto por la densa vegetación. Llama la atención la presencia de espumas tanto aguas arriba como aguas abajo de la presa. Cabe preguntarse si es habitual la presencia de estas espumas y habría que indagar en los posibles orígenes, y los posibles focos son numerosos; no olvidemos que el arroyo está estrechamente delimitado por la carretera de Ontígola, las vías del tren y el polígono Gonzalo-Chacón, atravesando además núcleos urbanos.

“Llama la atención la presencia de espumas tanto aguas arriba como aguas abajo de la presa.”

Espumas en el arroyo de Ontígola

Espumas en el arroyo de Ontígola

Espumas en el arroyo de Ontígola

Espumas en el arroyo de Ontígola

Vieja compuerta y balón

Vieja compuerta y balón

Aliviadero de la presa

Aliviadero de la presa

Espumas y botella en el arroyo de Ontígola

Espumas y botella en el arroyo de Ontígola

Por otra parte, no parece estar en buen estado al menos la estructura externa de la presa. Siendo una infraestructura esencial de la ruta del agua en Aranjuez que abasteció e hizo posible el desarrollo de los Reales Sitios que aún disfrutamos y de la formación del humedal. La restauración medio ambiental debería ir pareja a una restauración del patrimonio histórico, aprovechando que la decadencia de ambos ha quedado en evidencia; una actuación en ambos sentidos será garantía de perdurabilidad del ecosistema tal y como está hoy en día planteado.

“En 2011 la Dirección General de Aguas clasificó el dique como presa de tipo A por el riesgo que supone su inestabilidad actual.”

Estado actual de la presa

Estado actual de la presa

Sobre el estado de la presa se celebró un pleno el 20 de marzo en el Ayuntamiento de Aranjuez, donde quedó en evidencia la gravedad de la situación; según recoge dicho pleno:

  • En 2011 la Dirección General de Aguas clasificó el dique como presa de tipo A por el riesgo que supone su inestabilidad actual. El tipo A corresponde a “presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede afectar gravemente a núcleos urbanos o servicios esenciales, o producir daños materiales o medioambientales muy importantes”.

  • Dado el volumen de la inversión necesaria, en 2015 el Ayuntamiento devolvió la titularidad al estado.

  • La Confederación Hidrográfica del Tajo señaló en 2015 la urgencia de acometer obras en la estructura de la presa, pues los estudios realizados constataban su inestabilidad y para la recuperación paisajística de la zona.

En el mismo se denunció por parte de la Agrupación Ciudadana Independiente (Acipa) la indefinición en la que se encuentra la titularidad de la presa, lo cual también señaló en su momento la CHT, y que el limbo administrativo provocado por ello imposibilita cualquier tipo de actuación.

Mientras el tiempo pasa, la Reserva se degrada con rapidez y aumentan las probabilidades de una rotura con consecuencias de catástrofe.

Todas las fotografías han sido tomadas el 22 de marzo de 2018.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Ecopixeladas