FÁBRICAS DE VERDURAS: La industrialización de la agricultura.

La AGRICULTURA es uno de los sectores de los que depende la supervivencia de la humanidad, ya que da soporte a necesidades vitales y a buena parte de las actividades de los seres humanos, entre las que podemos contar…

Las necesidades de alimentación más directas, proporcionando frutas, verduras, legumbres y cereales que forman parte directa de nuestra dieta.
Las necesidades de alimentación

Leer más

¡ALERTA! ¡Superada la capacidad de carga del planeta!


Esto debería de ser un mensaje transmitido a todas las personas de este mundo. Ya que el planeta Tierra a día 19 de Agosto de 2014, está en números rojos. En este artículo voy a hacer referencia a la Huella Ecológica, si tenéis dudas, aquí os dejo el enlace del artículo en el que explico lo que es Huella Ecológica. La Huella Ecológica no es más que el territorio necesario para producir los recursos que el hombre necesita y para asimilar los residuos que genera. Este hecho es de vital importancia de cara al futuro de las personas y es por eso que le tengo que dar la importancia que se merece. Voy a explicaros a qué viene todo esto.

El capital natural, es la cantidad de recursos naturales que tenemos disponibles para nuestras necesidades. Para todo, lo que es todo, se emplean los recursos naturales. Se estiman la cantidad de recursos que necesitamos para abastecernos en un año y a eso lo llamamos capital natural. Pues bien, a día 19 de Agosto, ya hemos consumido todo ese capital natural que nos corresponde anualmente. Deberíamos de haber consumido el capital natural a finales de Diciembre, sin embargo, consumimos tantos recursos que hemos agotado la cantidad de recursos que nos corresponden en apenas 8 meses y medio.
El planeta tiene lo que llamamos “capacidad de carga” que es la velocidad que tiene de regeneración los recursos naturales que sean renovables. Si provocamos un impacto, dependiendo de la gravedad, la tierra lo irá volviendo todo a tal y como estaba, pero a la velocidad que extraemos los recursos, contaminamos y provocamos daños, a la tierra no le da tiempo a regenerarse. Al día 19 de Agosto se le ha llamado el día de la Sobrecapacidad de la Tierra que marca el punto en que nuestra huella ecológica supera la capacidad del planeta para regenerar lo que hemos consumido. Esta fecha es la que actúa como indicador de la velocidad a la que nos estamos “comiendo el planeta”.  Lo peor, es que esta fecha de sobrecapacidad de la tierra cada vez es más temprana, es decir, en menos tiempo agotamos todo nuestro presupuesto de recursos naturales.
La naturaleza es la base de nuestro bienestar y prosperidad, pero estamos abusando de los recursos limitados de la Tierra. Si queremos construir un futuro para nuestros hijos, debemos conservar el capital natural que nos queda, y administrar de forma sostenible los recursos de éste, nuestro único hogar, el Planeta. Esta es la frase del Directo General de WWF.
En el año 1961, la humanidad consumía tan solo dos tercios de los recursos naturales disponibles en el planeta. En ese mismo año, la mayoría de los países todavía tenían saldo ecológico positivo, es decir, que su huella ecológica era mucho más pequeña y sostenible. Los actuales niveles de consumo se han disparado y actualmente estamos totalmente fuera de los límites sostenibles y en la actualidad necesitamos un planeta y medio para abastecer las necesidades de consumo de la humanidad, cosa que no tenemos. Si mantenemos esta tendencia, necesitaremos al menos 3 planetas para satisfacer nuestra demanda en 2050. Tan solo en España, en la actualidad, la huella ecológica es tan grande que necesitamos 2,8 Españas para poder satisfacer nuestras necesidades. Esto es, se necesitan casi tres Españas para soportar nuestro ritmo de vida. O lo que es lo mismo, nuestro país consume y contamina tres veces por encima de su capacidad biológica de regeneración.
Todavía estamos a tiempo de tomar medidas contundentes y construir un futuro basado en un consumo sostenible de los recursos naturales. Todos podemos poner nuestro grano de arena. No debemos consumir si no lo necesitamos. Ahorrar energía y agua, no contaminar o al menos lo mínimo, etc. Planeta sólo tenemos uno, es lo que nos queda, somos tantos en el mundo que cada vez nos quedan menos recursos a repartir por personas, sin embargo, cada vez queremos más o creemos necesitar más. Tenemos que aprender a ser felices con lo que tenemos. Si seguimos así, en un futuro, volver a como eran atrás en el pasado y no tener tantas comodidades como hoy día no será una opción, será una necesidad.

Twittear

Leer más

La huella ecológica para emprender

La huella ecológica es un concepto que cada vez tiene más importancia para la actividad empresarial, dentro del marco de una sociedad que tiende hacia una progresiva concienciación de los retos que afronta. Se trata, ante todo, de un indicador que mide el impacto ambiental que la demanda humana tiene sobre los recursos que existen en […]

The post La huella ecológica para emprender appeared first on Emprendiendo en Verde.

Leer más

La Huella Ecológica

Muy buenas a todos, desde hace tiempo he querido escribir este artículo ya que es de vital importancia a la hora de conocer los impactos que producimos los seres humanos sobre el planeta tierra. Se trata de la Huella Ecológica. Es algo que oímos día a día en los medios de comunicación y que sirve como indicador del impacto que producimos sobre el planeta. Voy a explicaros de manera sencilla, qué es esta Huella Ecológica de la que tanto se habla.
Pues bien, como siempre, conocemos el avance tecnológico que hemos desarrollado en muy poco tiempo, y que, para poder tener este desarrollo, hace falta explotar los recursos naturales. Mientras más bienes queremos producir, más recursos debemos explotar y más impacto crearemos en un ecosistema. La Tierra por si sola, tiene una capacidad de regeneración de los recursos naturales y de los ecosistemas. Pero esa capacidad de regeneración es lenta en la mayoría de los casos. Con lenta, me refiero a escala humana (ya que un humano no vive más de unos 90 años, generalmente). El ecosistema tiene una capacidad de poder aguantar las presiones a las que le sometemos para la extracción de los recursos naturales y volver luego a una posición de equilibrio. A esto se le llama capacidad de carga. Pues bien, hoy día la capacidad de carga del planeta ya se ha sobrepasado desde que más o menos la población mundial rondaba unos 4,5 mil millones de habitantes. Hoy día somos más de 7 mil millones y sigue creciendo a un ritmo aproximadamente de un 2% anual. Más de 7 mil millones de personas demandando recursos naturales a diario y aun ritmo demasiado rápido, por lo que la capacidad de carga del planeta se ha sobrepasado. 
Dicho esto, la Huella Ecológica es un indicador de impacto ambiental que generamos sobre el medioambiente. Tiene en cuenta la demanda de recursos naturales por parte de las personas y las relaciona con la capacidad de regeneración de los ecosistemas. Esta huella ecológica se puede analizar desde el punto de vista individual (por habitante), poblacional (una ciudad por ejemplo) o de comunidades (sociedades agrícolas o industrializadas).
El objetivo fundamental de calcular las huellas ecológicas consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y, compararlo con la capacidad de regeneración del planeta. Consecuentemente es un indicador clave para la sostenibilidad. Es posible comparar, por ejemplo, las emisiones producidas al transportar un bien en particular con la energía requerida para el producto sobre la misma escala (hectáreas).

El cálculo de la huella ecológica es complejo. Se puede estimar calculando la cantidad de hectáreas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo. Si nos referimos a la agricultura, las hectáreas necesarias para proporcionar el alimento vegetal necesario. Si nos referimos a ganadería, la superficie necesaria para pastos que alimenten al ganado o animales. Si analizamos la pesca, la superficie marina necesaria para producir peces. Si estudiamos el consumo energético, sería las hectáreas de bosque necesarias para asumir el CO2 que provoca nuestro consumo energético. En este sentido no sólo incidiría el grado de eficiencia energética alcanzado sino también las fuentes empleadas para su obtención: a mayor uso de energías renovables, menor huella ecológica.

Desde un punto de vista global, se ha estimado en 1,8 hectáreas la capacidad de regeneración del planeta por cada habitante, o lo que es lo mismo, si tuviéramos que repartir el terreno productivo de la tierra en partes iguales, a cada uno de los más de 7 mil millones de habitantes en el planeta, les corresponderían 1,8 hectáreas para satisfacer todas sus necesidades durante un año. El consumo medio por habitante y año es de 2,7 hectáreas, por lo que, a nivel global, estamos consumiendo más recursos y generando más residuos de los que el planeta puede generar y admitir.
Al contar la Huella Ecológica como la demanda de recursos y la capacidad de regeneración y absorción de residuos generados, es normal que actividades como la extracción de combustibles fósiles como el petróleo, sean de las que más porcentaje de superficie necesita, ya que el petróleo tarda millones de años en regenerarse.
Aquí os pongo unos porcentajes de las actividades y la superficie que ocupan (los datos son del año 2003):

  • 47.5% Quema de Combustibles Fósiles
  • 22.0% Agricultura
  • 7.6% Madera, Pulpa y Papel.
  • 6.7% Pesca
  • 6.3% Ganadería
  • 3.6% Energía Nuclear
  • 3.6% Asentamientos Urbanos o ciudades
  • 2.7% Obtención de Leña

Para que os concienciéis con esto, os dejo un enlace en el que podréis calcular vuestra Huella Ecológica. De esta manera, conoceréis el impacto que hacen vuestras actividades cotidianas sobre el planeta.

http://www.vidasostenible.org/ciudadanos/a1.asp
Os animo a todos a comentar y debatir vuestros resultados!

Twittear

Leer más

La huella de carbono aplicada al emprendimiento

La huella de carbono es un indicador que representa la cantidad de emisiones de gases tóxicos, de efecto invernadero (GEI), que se emite a la atmósfera en el desarrollo de una actividad y la prestación de un bien o servicio. La huella de carbono no mide, únicamente, los niveles de CO2 sino de cualquier gas […]

The post La huella de carbono aplicada al emprendimiento appeared first on Emprendiendo en Verde.

Leer más

Lo ecológico sí es más sano y más bueno para el medio ambiente.

Me van a permitir lo de “más bueno”. Quizá debería haber puesto “mejor”, pero es para que quede claro que estoy intentando desmontar esta afirmación: “Lo ecológico no es más sano ni más bueno para el medio ambiente”, leída en prensa esta misma semana. Últimamente está de moda atacar a … seguir leyendo

Leer más