Archivo de la categoría: Educación Ambiental

Que el entusiasmo te acompañe

“El entusiasmo será una característica innata del buen guía de naturaleza”

El entusiasmo no es exclusivo del guía de naturaleza; en todas las profesiones es importante, por ello, aparece como ingrediente para el éxito profesional en todas las recetas de “gurús” del desarrollo profesional y del emprendimiento.

Lo que tiene de especial la relación entre el buen guía de naturaleza y el entusiasmo es que surge espontáneamente, al guía le sale de dentro, no hace falta pedirlo, es una característica innata. Habitualmente se refleja en La sonrisa del (buen) guía que ya vimos en un post anterior.

El entusiasmo espontáneo

El entusiasmo para Freeman Tilden está directamente relacionado con el amor, que considera el ingrediente inestimable de la interpretación. Para hacer su trabajo de intérprete con entusiasmo, el guía de naturaleza debe estar “enamorado” tanto de la audiencia como del lugar que interpreta. Debemos entender el enamoramiento de la audiencia como respeto y empatía. Pero el amor que se relaciona directamente con el entusiasmo, es el amor por el lugar que interpreta.

¿De dónde surge este amor?

Si pensamos en los guías de naturaleza como emprendedores que eligen el lugar donde guían, se ve claro el origen del enamoramiento: Realizar la profesión deseada en ese lugar del que ya estaban previamente enamorados: su entorno habitual o el de su niñez o el de su flora o fauna favorita. Lo vemos muy claro en los alumnos del curso de Guía de Naturaleza: Diseño de Rutas Interpretativas del Instituto Superior del Medio Ambiente que demuestran amor por la zona que eligen para resolver los ejercicios prácticos.

El guía entusiasta provoca aplausos en el público pixabay

En cambio, no siempre es así. Pensemos ahora en esos guías que no seleccionan el lugar en el que guían, los guías contratados para guiar un determinado lugar y ese lugar es elegido por quien les contrata.

¿Puede surgir el amor? ¿Puede ese guía contratado trabajar con entusiasmo?

Claro que sí. No es un amor a primera vista, pero ese lugar les irá conquistando poco a poco:  En las jornadas de trabajo de campo, trabajo de preparación, revisión sobre el terreno, etc… el buen guía de naturaleza irá reconociendo los rasgos que va a interpretar, los elementos de interés y se irá “empapando” de la esencia de ese recorrido. Tras esas jornadas de campo vendrán las revisiones de bibliografía, identificación de especies, conocimiento de historias y anécdotas interesantes para la audiencia.

Finalmente, ya sea por conocerlo de toda la vida o por esa conquista paso a paso, cuando el guía de naturaleza llega a elaborar el guion ya está enamorado del lugar y trasmitirá todos los valores con entusiasmo.

¿Para qué sirve el entusiasmo? Tomo prestadas las palabras de Larry Beck y Ted T. Cable en “Los regalos o dones de la Interpretación”:

“El entusiasmo revela el interés del intérprete y provoca el interés del público”

Por tanto, solo me queda desearos para vuestras rutas:

¡Que los guías de naturaleza entusiastas os acompañen!



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.

Prepara tu actividad para el Día Mundial del Medio Ambiente 2017

Como cada año, el 5 de Junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Este día ha ido ganando relevancia desde que comenzó a celebrarse en 1973. Cada año las Naciones Unidas establecen el lema y la temática  para dicha celebración. En este año 2017 el lema es «Conectar a las personas con la naturaleza»


Y por supuesto, tras esta frase, hay mucho que reflexionar.

1.     Nuestra realidad Urbana

En España contamos con 737 aglomeraciones urbanas, que concentran 1.493 municipios y el 79,7% de la población española, entendiéndose aglomeraciones urbanas aquellas que concentran más de 5.000 habitantes en una celda de la grid de la capa de lindes municipales del IGN. Además, existen 3 aglomeraciones urbanas que concentran más de 1 millón de habitantes: Madrid (4,6 millones de habitantes en 23 municipios), Barcelona (4,4 millones de habitantes en 104 municipios) y Valencia (1,5 millones de habitantes en 46 municipios); Goerlich Gisbert, F. J. y Cantarino Martí, I. (2015): “Estimaciones de la población rural y urbana a nivel municipal”

España es el tercer país de la UE cuya población más se concentra en las zonas densamente pobladas, según lo publicado por Eurostat en 2015, como muy bien resume La Vanguardia en este artículo.  Además la población urbana en España sigue una clara tendencia de aumento (otro artículo interesante: ESENCIALES Fundación BBVA – IvieN.º 06/2016): 

Fuente: Fundación BBVA
Si queremos analizar datos de países no europeos, esta es una buena base de datos: El Banco Mundial.

A nivel mundial el 46% de la población vive en áreas rurales. Comparando los datos de 2000 y 2015 de población urbana/rural, Asia Este – Pacífico, Europa – Asia Central, Latinoamérica y Norte América pierden porcentaje de población rural (ganan población rural África y el Sur de Asia).


Con todo esto llegamos a la conclusión de que en España, Europa y otras regiones planetarias, tendemos a vivir en áreas de concentración poblacional y esto, unido a la rápida aceleración de la ciencia y la tecnología y el cambio de hábitos para llenar nuestro ocio y tiempo libre nos puede generar un aumento en la desconexión con la naturaleza, nuestro entorno y la riqueza de nuestro planeta.

2.   Sugerencias para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente

Si eres técnico de Medio Ambiente en una administración pública o puedes tener relación con la organización de este evento para una asociación o grupo poblacional, te recomiendo que empieces a preparar este evento teniendo en cuenta el lema de este año y el modo en que tú puedes conseguir que las personas conecten con nuestro entorno.

¿Qué actividades puedes hacer para lograrlo? Piensa primero en estas premisas que debes considerar antes de saber Qué hacer:
  1. Actividad al aire libre (¿Dónde?)
  2. Actividad destinada a grupos familiares e intergeneracionales (¿A Quién va dirigida?)
  3. Implicación previa, durante y posterior (Duración de la Actividad y de la Implicación de los participantes)
  4.  Dejar de lado por una vez los entornos tecnológicos (¡Con qué (NO)! No es coherente con el lema de este año.)

Y con esto vamos a pensar entonces en algunas actividades:

1. Ruta Ambiental por un paraje natural interesante

Es importante al hacer esta actividad que la persona que guía al grupo tenga capacidad de transmitir el amor por los valores de la naturaleza. Puede ser interesante establecer los Usos “escondidos” de la naturaleza: desde los valores emocionales (un paisaje bien conservado nos transmite calma, paz, sosiego, …), los sonidos ambientales (el aire en las ramas, el trino de los pájaros, el movimiento de la fauna,…), los colores puros del entorno (el cielo, la vegetación, contrastes del paisaje,…), las materias primas (frutos como las moras, esparto del palmito para zapatillas, usos medicinales, fragancias para perfumes, medicamentos,…), …Puede también realizarse una parte del itinerario como búsqueda de pistas de la vida de los seres vivos en ese entorno jugando a ser los espías de la naturaleza,… Sería muy adecuado cerrar la actividad valorando nuestra relación con nuestro entorno y con la naturaleza como especie humana y también en nuestro día a día.

2. Concurso y exposición fotográfica “Los detalles de la naturaleza”


En mi opinión la búsqueda, con una cámara fotográfica, de los pequeños detalles de la naturaleza, nos ayuda a reflexionar sobre la belleza que encierra un paisaje (no hace falta para ello conseguir la fotografía de un águila real planeando). Simplemente con la imagen de una espiga seca podemos ser capaces de apreciar las complejidades y la belleza de nuestro entorno. Buscar esos detalles en la naturaleza te ayuda a ver mucho más en tu paseo por el campo. Por ello ¿por qué no implicas a tus participantes en un Concurso de fotografía con estas premisas? 

Autora: Mila Martín

3. Iniciación a huerto ecológico: conexión salud – medio ambiente /rural-urbano.

En muchas ocasiones encontramos niños que no comprenden la conexión entre un yogurt y la vaca o entre la lechuga que comen y el territorio donde ha crecido. Implicar a la población en la creación de un huerto ecológico comunitario puede ayudar a valorar aún más la necesidad de respetar el suelo, el agua y los elementos implicados en un medio. Sólo a través del cuidado, respeto y protección de un suelo podemos lograr calidad en nuestra alimentación. Esto es una idea que posteriormente puede surgir para demandar productos más saludables y tal vez la creación de un grupo de consumo además de una adquisición de verdura y fruta del ámbito local, favoreciendo además la economía de tu región.

Huerto vecinal

4. Jornada de Intercambio Ámbito Rural – Urbano

Fuente: Mila Martín
¿Por qué no hacer una excursión a un ámbito rural y unas jornadas de enriquecimiento? Es importante poner en valor el medio rural, que aunque pensamos lo contrario, está lleno de oportunidades y posibilidades. Pero para ello también es necesario conocerlo, valorarlo y amarlo. Dentro de los ámbitos rurales aparece un claro enriquecimiento de las raíces y de la dimensión cultural local, algo que hemos perdido en los entornos urbanos. Lamentablemente en España se ha considerado “superior” el ser urbano y de categoría “inferior” el ser persona rural (existen muchos mitos y prejuicios inapropiados al respecto). ¡Nada más lejos de la realidad! Es importante utilizar unas jornadas y una celebración de este tipo para hacer un empoderamiento del medio rural para favorecer una conexión hombre – naturaleza.

Estas son sólo algunas de las ideas que se me ocurren. Piensa en tu población objetivo, tus recursos humanos y materiales y tu tiempo disponible para desarrollar esta o algunas de tus ideas y celebra el Día Mundial del Medio Ambiente con un único objetivo: «Conectar a las personas con la naturaleza»




Puedes leer y comentar el artículo completo en: Gestión Ambiental Municipal.

Evolución de los Residuos en España 2002 – 2014

Para conocer la evoluciónde un parámetro ambiental de interés en la gestión ambiental resulta especialmente interesante pararse a analizar estadísticas y estudiar la información detallada respecto a dicho parámetro ambiental.

Desde los hogares y la ciudadanía, muchas veces se ha dicho que puede hacerse mucho para cuidar y proteger el medio ambiente. Como suele decir Anna Grimau en Radio 5 “Haz gestos, los pequeños gestos son poderosos” Y es que desde nuestro hogar, algo que nos resulta especialmente fácil es separar los residuos para reciclar.

Sin embargo, también resulta interesante analizar los resultados de esos gestos para animar a continuar con esas acciones y/o valorar cómo de bien lo estamos haciendo.

Por este motivo, en 2013 en este mismo blog pudisteis valorar cómo habían evolucionado la generación de residuos en nuestro país a través de la entrada “Más de Residuos… Hoy con datos”.

Contenedores en Sebúlcor. Autora: Mila Martín
Dado que el pasado 17 de Mayo celebramos el Día Internacional del Reciclaje, vamos a pararnos a pensar de nuevo qué ha ocurrido con los residuos y ver si como ciudadanos nos merecemos una medallita o tal vez un tirón de orejas y una palmadita en la espalda para animarnos a seguir. La novedad respecto a la entrada anterior es la incorporación de datos de 2011 a 2014. Sin embargo, he preferido mantener los datos anteriores para que se pueda ver la evolución de nuestros hábitos de reciclaje en el medio plazo (no solo en el corto plazo). De este modo, los datos que aquí se exponen incluyen la serie temporal que abarca los años 2002 – 2014 y sólo se refieren a los Residuos Urbanos.



Para comenzar es interesante valorar cuántos residuos generamos en España.


TONELADAS DE R.S.U.
TOTAL RESIDUOS MEZCLADOS
TOTAL RESIDUOS DE RECOGIDA SEPARADA
TOTAL RESIDUOS
2002
24.015.152
2.580.646
26.595.798
2003
24.583.907
3.002.795
27.586.702
2004
21.207.615
6.385.527
27.593.142
2005
21.639.537
6.422.808
28.062.345
2006
21.861.821
6.556.724
28.418.545
2007
21.925.920
6.314.550
28.240.470
2008
21.045.683
5.276.701
26.322.384
2009
20.341.700
4.416.413
24.758.113
2010
19.395.265
4.984.758
24.380.023
2011
18.773.628
4.508.351
23.281.979
2012
18.315.103
4.080.708
22.395.811
2013
17.852.826
3.932.859
21.785.685
2014
17.530.077
3.798.230
21.328.307
PROMEDIO
20.652.941
4.789.313
25.442.254

Así, de media podemos estimar que en estos 12 años hemos generado más de 25.000 Toneladas de residuos, de las cuales sólo 4.700 aproximadamente se separan en origen.

En este aspecto por tanto ¿se puede hacer más? ¡Por supuesto!

Pero vamos a analizar un poquito más la evolución de los residuos durante el período de tiempo considerado. Si valoramos la tabla anteriormente expuesta, los datos nos arrojan variaciones interesantes pero vamos a valorarlas más fácilmente a través del siguiente gráfico:


Con esto más o menos podemos deducir que existe una clara tendencia a la reducción de la generación de residuos mezclados. ¿Qué % de residuos reciclamos entonces?

AÑO
% RESIDUOS MEZCLADOS
% RESIDUOS SEPARADOS
2002
90%
10%
2003
89%
11%
2004
77%
23%
2005
77%
23%
2006
77%
23%
2007
78%
22%
2008
80%
20%
2009
82%
18%
2010
80%
20%
2011
81%
19%
2012
82%
18%
2013
82%
18%
2014
82%
18%

Vemos entonces que antes de la última crisis económica se estaba llevando a cabo un aumento significativo del reciclaje de los residuos (los datos de 2003 a 2007 fueron muy positivos). No obstante, con la crisis financiera comenzó de nuevo a reducirse el % de residuos que reciclábamos y a aumentar el % de residuos mezclados, aunque no se ha llegado a los datos tan desalentadores de 2002.

Estos datos requieren de un análisis interesante ¿Qué ha paso entonces con la cantidad total de residuos generados?



Se ve entonces que antes de la crisis económica la generación de residuos aumentaba de forma progresiva, mientras que a partir del estallido de la burbuja inmobiliaria este parámetro ambiental comenzó a reducirse (¡más de 7.000 Toneladas de 2007 a 2014! ¡1.000 Toneladas al año!).

Hasta ahora hemos hablado de cantidades totales de residuos pero es importante valorar los datos en términos relativos en base al censo de población, dado que ante un escenario como la reducción de población (ejemplo: inmigrantes que han decidido volver a su país de origen), estaríamos poniéndonos medallas que no nos corresponden (en este caso no somos políticos vendiendo nuestras estadísticas para decir lo bien que lo hemos hecho). Por este motivo, vamos a tener en cuenta el indicador ambiental de residuos por habitante al año. Evaluando dicho indicador, los datos de residuos son los siguientes:


Kilogramos/habitante/año
AÑO
Residuos mezclados
Residuos separados
TOTAL
2002
586,2
39,0
625,2
2003
590,1
46,1
636,2
2004
500,8
73,1
573,9
2005
502,8
54,1
556,9
2006
500,0
53,3
553,3
2007
493,0
57,5
550,5
2008
464,8
67,3
532,1
2009
443,9
57,6
501,5
2010
412,5
61,9
474,4
2011
401,7
56,8
458,5
2012
391,6
52,6
444,2
2013
383,2
48,7
431,9
2014
377,4
49,0
426,4

Y visualmente para que sea más fácil de comprender:

Por tanto, la gráfica muestra claramente que la reducción de residuos no es debida a una reducción de población sino que ahora generamos menos residuos que antes.

La cantidad de residuos separados en origen muestra una clara tendencia a disminuir tristemente, aunque es muy paulatina (esperemos que esto podamos revertirlo).

En el caso de nuestras pautas de reciclaje, y considerando los principales residuos que reciclamos en nuestros hogares, esta ha sido la evolución:


Hemos reducido muy significativamente el reciclaje de envases en el inicio de la crisis (¿puede ser que adquiriésemos menos productos envasados? ¿Puede que las fábricas, para reducir costes redujeran la cantidad de embalajes plásticos de sus productos? ¿Simplemente reciclamos menos este tipo de material?). La tendencia registrada en los residuos del contenedor amarillo se duplica con un desfase temporal en los residuos del contenedor azul (¡curioso!) mientras que el vidrio no experimenta tan drásticamente las modificaciones de la pauta de reciclaje de los otros materiales.  Sé que tal vez me consideréis muy optimista pero yo me voy a quedar con una pequeña ilusión: en 2014 todos los materiales principales de reciclaje aumentan un poquito. Quiero pensar que cuando se publiquen los datos de 2014 a 2017 esa pauta continúe a la par que se reduce la cantidad de residuos totales en los hogares.

En el cálculo de la cantidad de residuos generado por un/a español/a al día hemos pasado de 1,71 kg de residuo en 2002 a 1,17 kg en 2014.

Teóricamente los analistas financieros consideran que España salió en 2016 de la crisis. Por tanto, toca esperar unos años para valorar si en verdad nos hemos vuelto más racionales y concienciados con los residuos o en verdad, la reducción de nuestro poder adquisitivo y recursos a nuestro alcance en una crisis financiera nos afecta para generar menos residuos.


Con todo esto las conclusiones obtenidas son que en España se ha reducido considerablemente la cantidad de residuos que generamos pero hemos reducido también tristemente nuestras pautas de reciclaje. Aún nuestras tasas de reciclaje frente a la cantidad de residuos mezclados es muy elevada y por tanto queda mucho por hacer. Ojala que las corporaciones municipales y consorcios de residuos entiendan lo importante que es la concienciación y educación ambiental para continuar fomentando adecuadas pautas de consumo y reciclaje. Nuestro planeta es limitado y es fundamental empezar a cuidar las materias primas y los recursos a nuestra disposición, motivo por el que el reciclaje se vuelve más indispensable.

Otro día con calma seguiremos analizando más datos relativos a los residuos en nuestro país. De momento espero que os haga reflexionar y sacar conclusiones para la mejora de la Gestión ambiental municipal si sois técnicos ambientales o para poner en marcha acciones de reciclaje en vuestros hogares independientemente de vuestra labor profesional.

Todos los datos han sido extraídos del INE. Las gráficas son de elaboración propia.


Puedes leer y comentar el artículo completo en: Gestión Ambiental Municipal.

Pequeño trabajo de campo con grandes ayudantes

Limpieza de sesenta metros de la ribera del Tajo

Con este post quiero lanzar un mensaje sencillo, aparentemente sencillo; no os perdáis el vídeo que tan sólo dura minuto y medio, es ameno, educativo y muy gráfico.

Un día cualquiera de marzo, bien entrada ya la primavera, realizamos con algunos peques una limpieza de plásticos y envases en una franja de sesenta metros en la ribera del río Tajo. La iniciativa se fue fraguando por la necesidad de reclamar una mayor sensibilización de nuestros espacios protegidos.

Suele ser un lugar de paso para familias, deportistas y turistas que buscan disfrutar del aire libre y de un contacto diario con la naturaleza.

Sin embargo, no está limpio y resulta desagradable tropezar a cada paso con basura. Es una muestra de una lacra que se extiende a lo largo y ancho de nuestros espacios naturales.

La breve y pequeña limpieza realizada por peques se efectuó en el acceso norte del Jardín del Príncipe de Aranjuez, que es un lugar de gran afluencia turística y que pertenece a Patrimonio Nacional.

La ribera en este punto está catalogada como Lugar de Interés Comunitario (LIC) en cuanto a su protección, pero se encuentra afectada por la acumulación de plásticos y envases en sus márgenes por la falta de civismo y por la falta de mantenimiento. Si observáis las imágenes comprobaréis que sufre además de otros impactos más importantes, como un caudal insignificante (no se aprecia corriente), eutrofización, etc.

Restos de bolsas, envoltorios, carretes enteros de hilo de pescar se enredan y quedan atrapados en los márgenes del río, entre los juncos y las raíces de los árboles.

Este acceso a los Jardines sólo cuenta con una papelera de pequeñas dimensiones (exceptuando un contenedor de vidrio) y colinda con una zona recreativa y de merendero que a su vez tampoco está dotada de un punto de depósito de residuos.

El contenedor verde o gris más cercano se encuentra a doscientos metros y el contenedor amarillo más cercano a más de un kilómetro.

Esta sencilla tarea realizada en un rato podría no haber sido necesaria con una planificación adecuada y la colaboración de cualquier usuario de tres maneras muy sencillas:

  • Haciendo uso de la papelera.

  • Si no hay papelera, guardar el residuo hasta encontrar una papelera o contenedor.

  • Dando un paso más, recogiendo el papel, bolsa o envase que ha tirado otra persona.

La última opción puede chocar, pero en mi opinión estamos “obligados” a dejar el lugar que visitamos mejor de como nos lo encontramos, y este es el principal mensaje que quiero lanzar con este post, ¿Qué pensáis?.

Por supuesto, también llamar la atención que esta zona del término municipal de Aranjuez, como otras muchas de la Red Natura no está suficientemente dotada de papeleras y contenedores para separar las distintas tipologías de residuos y mucho menos para hacer frente a la afluencia de público con la que cuenta el lugar.

Adjunto otra imágenes de lo recogido en un segundo día aprovechando una caja de cartón que llevaba danzando quince días.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Ahora toca que todos colaboremos.

Por último decir que nos lo pasamos estupendamente con esta experiencia que es de lo más edificante; alguno iba canturreando improvisando la letra: “Un poco de río salvaré…”.

#Educación Ambiental

#Gestión de residuos

#Red Natura


Archivado en: Educación Ambiental, Red Natura, Residuos Tagged: Contaminación, Educación Ambiental, Reciclado, Residuos

Puedes leer y comentar el artículo completo en: Ecopixeladas.

La sonrisa del (buen) guía

En el acercamiento al patrimonio natural o cultural podemos recurrir a la interpretación por medios no personales o por medios personales. O lo que es lo mismo, paneles, exposiciones, folletos o señalización o, por el contrario, un guía. Los datos aportados por el National Park Service, (en adelante, NPS), en 2007  en Bases de la Interpretación son que los servicios personales llegan sólo a un 22% de los visitantes y, en contraste, más del 62% de los visitantes reciben interpretación a través de medios tales como folletos, periódicos, audio tours y paneles de exhibición (Visitor Use and Evaluation of Interpretive Media, 2003).

Pero, ¿Son más efectivos los medios personales o los no personales? Recurrimos para responder a Freeman Tilden, uno de los “padres” de la Interpretación de Patrimonio:

“Nunca existirá un dispositivo de telecomunicación tan satisfactorio como el contacto directo, no ya sólo con la voz, sino con la mano, el ojo, la improvisación ocasional y significativa, y con ese algo que fluye de la constitución del individuo en su yo físico”

¿Cuál es tu opinión? ¿Es mejor un medio personal o un medio no personal? En esta clasificación cualquiera de nosotros tiene preferencias. Estas preferencias dependerán de muchos factores:  El tiempo disponible, si vamos solos, en pareja, en familia o en grupo, el interés que tenemos en ese patrimonio y sobre todo, las experiencias previas: Seguro que en este momento te vienen a la mente aquella actividad interpretativa que te fascinó y esa otra que no has olvidado por lo desastrosa que resultó.

Tilden establecía comparaciones entre los distintos medios atendiendo también a su calidad:

Podium de medios interpretativos

(Fuente: Elaboración propia basada en el texto de Tilden)

1º Buena interpretación personal

2º Buena interpretación por un dispositivo

3º Ningún contacto

A las malas interpretaciones me resisto a colocarlas en ningún podium, pero según  el autor es mejor una mala interpretación personal que una mala interpretación mediante un dispositivo. Quizá sean estas malas experiencias las que nos llevan a huir de los guías hacia los medios no personales como se refleja en los datos de la NPS que comentábamos anteriormente.

Pero centrémonos en la interpretación de calidad ¿Qué hace mejor a un guía respecto a un panel? En la interpretación del patrimonio bien planificada ambos tendrán un guión estructurado, serán atractivos, etc… Pero hay dos cosas que sólo el guía puede hacer: Sonreír y adaptarse.

Ambas características son muy importantes. La sonrisa del guía crea un clima agradable y de confianza, hace sentirse mejor recibido al visitante. Asimismo, la adaptación según los intereses del visitante, según sus preguntas, sus respuestas, sus reacciones ante lo que se le trasmite en el caso de la atención del guía es inmediata y mas ajustada a la realidad. En el caso del panel, esa adaptación es teórica según los visitantes que se prevean y sus supuestos intereses.

Guías que te esperan sonrientes https://www.imsmy.com/

Por la sonrisa y la adaptación al visitante debemos participar en actividades interpretativas que tengan la presencia de un guía, de un buen guía, como por ejemplo, los que realicen el curso ofertado desde el Instituto Superior del Medio Ambiente, sobre Guía de Naturaleza: Diseño de Itinerarios Interpretativos en el que trataremos todas estas cuestiones.

¡Nos vemos en la proxima ruta!

Guiada, por supuesto.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.

El voluntariado ambiental. Algunos ejemplos y reflexiones

1. Introducción

Llevaba ya tiempo con ganas de escribir sobre el voluntariado ambiental, ya que siendo voluntario ambiental desde hace muchos años, observo con agrado como en los últimos tiempos cada vez son más las personas y entidades que se animan a aportar su granito de arena en distintas causas y actividades que merecen mucho la pena.

Y es que, si bien el voluntariado ambiental no sea quizás tan conocido aún como otros tipos de voluntariado como pueden ser el social, sí que es cierto que cada vez cuenta con más protagonismo. Y ello, a mi modo de ver, se debe a varias causas, que en buena medida también están relacionadas con los beneficios que su práctica aportan:

-Mayor conciencia ambiental de la sociedad en su conjunto (administración, asociaciones, ciudadanía, empresas).

-Mayor y mejor difusión de las actividades a través de Internet y redes sociales.

-Múltiples beneficios que aporta el voluntariado ambiental: cuidado y mejora del propio entorno, socialización, adopción de hábitos saludables, aumento de la autoestima, etc.

A lo largo de este artículo haré un recorrido por algunas de las experiencias que mejor conozco (todas ellas desarrolladas en Cantabria), para finalizar con algunas reflexiones personales sobre aspectos tanto positivos como negativos relacionados con el voluntariado ambiental.

2. Voluntariado ambiental en Cantabria

En Cantabria existen experiencias de voluntariado ambiental (aunque en un principio no se las considerase como tal) desde hace varias décadas, de la mano de colectivos vinculados al movimiento scout y de entidades como ARCA (Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria), Bosques de Cantabria, Ecologistas en Acción, Fundación Naturaleza y Hombre, Fundación Oso Pardo, o SEO-Birdlife, entre otras.

No obstante, ha sido en la última década cuando se ha producido una auténtica eclosión del voluntariado ambiental, ya que son miles de voluntarios los que de forma habitual o puntual realizan algún tipo de acción relacionada con la conservación del medio ambiente.

Cartel anunciador de una actividad de voluntariado

Probablemente, las experiencias que más éxito popular han tenido en esta última década han sido el Proyecto Ríos y el programa PROVOCA.

El Proyecto Ríos se desarrolla en Cantabria desde 2007, entendido en un primer momento como un proceso participativo y voluntario para el diagnóstico y la conservación de los ecosistemas fluviales, y auspiciado por el Gobierno de Cantabria. Posteriormente, fue asumido por la asociación Red Cambera y ha llegado a movilizar a miles de voluntarios en la inspección, conservación, y custodia de los ríos cántabros.

Voluntarios del Proyecto Ríos en el río Deva

En cuanto al programa PROVOCA (Programa de Educación Ambiental y Voluntariado en Cantabria) surgió en 2012 impulsado por el Gobierno de Cantabria, como una iniciativa destinada a la ciudadanía en general, existiendo además programas específicos de educación ambiental y voluntariado. Desde entonces, la participación ciudadana en las distintas actividades desarrolladas por una treintena de entidades ha ido en aumento hasta situarse en torno a las 10.000 personas en el año 2015, lo que puede considerarse como una cifra espectacular.

Igualmente es destacable la labor que viene desarrollando el proyecto Explora tu río (Programa de Voluntariado en ríos para las escuelas del medio rural de Cantabria), impulsado por la Red Cántabra de Desarrollo Rural desde 2007. El proyecto, dirigido a la población escolar, ha alcanzado un notable éxito, con la participación de más de 5.000 alumnos de las escuelas de las zonas rurales de Cantabria.

3. Algunas reflexiones sobre el voluntariado ambiental

En este apartado quiero compartir algunas reflexiones sobre el fenómeno del voluntariado ambiental, a raíz de mi experiencia personal en relación al mismo.

Ya en el primer apartado del artículo me referí brevemente a los múltiples beneficios que puede aportar el voluntariado ambiental a quiénes lo practican, y seguramente se podrían añadir bastantes más. Asimismo, quiero hacer referencia a ciertos aspectos que bajo mi punto de vista también pueden entrañar riesgos en relación al auge del voluntariado ambiental:

-Riesgo de dejación por parte de las administraciones públicas competentes.

El hecho de que cada vez más personas se involucren en las actividades de voluntariado ambiental puede llegar a tener el efecto no deseado de que las administraciones públicas competentes en materia de medio ambiente tiendan a no asumir sus obligaciones al respecto. Ilustraré esta idea con un ejemplo: en el caso de Cantabria, numerosas acciones de voluntariado se dirigen a la eliminación de plantas invasoras (uno de los graves problemas ambientales de la comunidad), mientras que aún no existe un plan integral de actuación por parte de las administraciones (si bien se está trabajando en la “Estrategia Regional de Especies Exóticas Invasoras”).

-Riesgo de que dicho auge se convierta en moda pasajera.

La popularización de las actividades de voluntariado, favorecida por las facilidades y medios que tanto las administraciones -el voluntariado suele tener una considerable repercusión mediática- como las empresas -en el marco de la Responsabilidad Social Corporativa- disponen para su desarrollo, puede hacer que quien participe en dichas actividades lo haga de forma puntual y sin interiorizar realmente los objetivos de las acciones desarrolladas, dejando de implicarse cuando no existan tales facilidades y medios.

Para finalizar, quiero desear a todos los lectores del blog un feliz 2017, seguro que con alguno de ellos coincidiré a lo largo del año en alguna actividad de voluntariado ambiental. Nuestro medio ambiente bien se merece ese pequeño esfuerzo por nuestra parte.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.