Archivo de la categoría: Educación Ambiental

Lechuza común, ave del año

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

La lechuza común ha sido elegida por votación popular Ave del Año 2018. Probablemente se ha ganado el cariño de la gente por sus belleza, pero lamentablemente también por las amenazas a las que está sometida en la actualidad.

La lechuza en España se encuentra en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, y sus poblaciones han disminuido en los últimos años, afortunadamente, hay esperanza para esta especie. Y este año, su año, habrá muchos profesionales y voluntarios luchando por su conservación.

Un ave que parece un superhéroe

Sí, y es que no es para menos. Sus plumas hacen que su vuelo sea muy silencioso, algo importante para no llamar la atención de sus presas. Ni Batman y su batcoptero son capaces de igualar su vuelo.

Debido a la posición de sus ojos, es capaz de calcular bien la distancias, su visión espacial es privilegiada. Una vez más, es un regalo de la evolución para potenciar su capacidad depredadora. Superman no tiene nada que hacer a su lado.

Su cuello no puede girar los 360º, pero sí que puede tener una visión de todo lo que ocurre a su alrededor. Gira la cabeza unos 270º, que no está nada mal. Seguro que Spiderman no es tan flexible.

La forma de su cara tampoco es casualidad. Le permite dirigir los sonidos a sus oídos, de esta manera puede detectar a sus presas.

Amenazada en su propio hábitat

El abuso de pesticidas y rodendicidas es una de las principales amenaza. No solo porque reduce su principal fuente de alimentación, también porque, en algunos casos, puede provocar envenenamientos secundarios.

La transformación agraria tampoco es algo que ayude a la lechuza, los monocultivos y el incremento de las tierras de regadío disminuyen sus posibilidades de encontrar alimento.

Las lechuzas, a pesar de ser aves no hacen nidos, son cavernícolas y suelen anidar en oquedades, en ocasiones en edificios de entornos rurales. Con el abandono de las zonas rurales, las lechuzas pierden estas zonas en las que vivir y criar.

Harry Potter, ¿qué has hecho?

Desgraciadamente la saga de Harry Potter no ha hecho ningún favor a las lechuzas. Al igual que en los libros, muchos niños han querido tener como mascota una lechuza. Este hecho ha aumentado las capturas de lechuzas, sobre todo en el sur de Asia para venderlas en otros países.

Las lechuzas no son mascotas, y además de las que no sobreviven al viaje hay que contar las bajas de las son abandonadas o mueren por no saber cómo cuidarlas en cautividad.

Así que recuerda, si eres un muggle no pienses en tener una lechuza como mascota. Si te gusta este animal, lo mejor que puedes hacer es dejar que viva feliz en cautividad.

Foto de portada: Andy Chilton

La entrada Lechuza común, ave del año aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

El Proyecto Libera es un irresponsable lavado de imagen

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

Suena bien. Una empresa privada saca a personas concienciadas con el medio ambiente a recoger basura abandonada en el campo. Una interesante actividad de responsabilidad corporativa y voluntariado ambiental. Pero cuando quien lo propone es Ecoembalajes España, S.A., empresa cuya razón social es pagar la recogida y reciclaje de los residuos de envases, esta actuación es ejemplo de un lavado de imagen verde, conocido como greenwashing. Si me acompañas, en los siguientes párrafos te cuento por qué y cómo el Proyecto Libera sirve para lavar la imagen de la industria del envase de usar y tirar, perpetuando un negocio poco ecológico.

En primer lugar, si eres uno de los muchos voluntarios que han salido a recoger basura en el campo con el proyecto Libera: muchas gracias. Gracias por retirar esos residuos abandonados donde nunca deberían de haber llegado. Gracias por evitar que sigan contaminando la naturaleza. Gracias por prevenir que se degraden a la intemperie, con el riesgo que supone de que acaben en nuestra cadena alimentaria.

Pero, participes o no en Libera, debes saber que es una actuación de lo que se conoce como greenwashing: un lavado de cara verde con el que una empresa privada pretende hacer ver a la sociedad que su actividad es más respetuosa con el medio ambiente de lo que realmente es. Esta práctica es ampliamente denunciada en otros países, pero en España cuesta encontrar recopilaciones con ejemplos de empresas que están haciendo greenwashing.

Libera se presenta como la primera movilización ciudadana para liberar nuestra naturaleza de basura. Y aquí empieza el engaño. No es la primera iniciativa llevada a cabo para retirar residuos del medio natural en España y no es una propuesta ciudadana: es una apuesta desesperada de una empresa envuelta en una crisis de reputación corporativa para vincular su imagen a una organización conservacionista que necesita una fuente de ingresos con los que mantener su estructura.

Años antes de que Ecoembes (Ecoembalajes España, S.A.) pusiese en los medios de comunicación su campaña, diversas organizaciones ecologistas, ambientalistas y conservacionistas de este país han propuesto y llevado a cabo exitosas iniciativas de recogida de residuos. Algunas con empresas con un verdadero compromiso ambiental, otras convertidas en práctica habitual por montañeros, senderistas, excursionistas, y otros naturalistas.

Pero con todo, lo peor no es que estemos ante publicidad engañosa. Lo peor es el daño que esta campaña hace a la conciencia ambiental en España, atacando todos los principios que deben regir la responsabilidad corporativa o el voluntariado ambiental. Vamos por partes.

Las grandes mentiras corporativas no van a hacer del planeta un lugar más verde

Libera no es educación ambiental

Una cuestión importante es destacar cómo influye el proyecto Libera en la Educación ambiental. ¿Quién y por qué tira residuos en el campo? Analizar esta cuestión y estudiar las respuestas a la misma sería interesante.

Quien tira residuos en el campo suele ser un usuario poco concienciado que utiliza los espacios naturales dentro de un modelo de consumo insostenible. Podría dedicar su tiempo de ocio a cualquier otra cosa, pero va al campo portando productos en envases de usar y tirar y los abandona allí. ¿Porque es un guarro irrespetuoso? Posiblemente, pero a la mayoría no le gusta hacer las cosas mal. Y la creencia de que no pasa nada por abandonar residuos en el campo, que alguien va a venir a recogerlos, está muy extendida. Lo malo es que Libera confirma esa creencia mostrando a personas que recogen la basura tirada en el campo.

El mensaje que llega a la población no es, necesariamente, un mensaje de concienciación ambiental. Mayormente es un mensaje del tipo: “da igual tirar residuos en el campo porque luego vienen los ecologistas y los recogen”. Es fomentar la máxima de que una mala conducta ambiental se justifica en la creación de empleo: yo lo tiro en cualquier parte y que paguen a otros para que lo recojan.

Y el problema es doble:

  • Se pierde la oportunidad de enseñar a la población a ir al campo sin envases de usar y tirar. En vez de promocionar bolsas de aperitivos, botellas de agua, latas de refresco… en el medio natural, podríamos enseñar a la población a utilizar cantimploras y tarteras.
  • Se crea una sensación de conservación de la naturaleza que no es real: los voluntarios del proyecto Libera llegan a una pequeña parte de la superficie del territorio nacional, por lo que la mayor parte de los residuos abandonados en la naturaleza siguen y seguirán allí a pesar del lavado de imagen de Ecoembes.

Y no es sólo eso. Casi todas las actuaciones propuestas se limitan a lugares gestionados de alguna manera: áreas recreativas, parques regionales… que cuentan con organizaciones encargadas de su gestión y toman decisiones sobre el acceso y uso. Espacios para los que ya existen, o debieran existir, actuaciones formales de limpieza y mantenimiento. Las montañas de envases de cerveza de usar y tirar que determinado colectivo de usuarios generan lejos de la vista del senderista medio, esas no ha ido Libera a buscarlas.

botella de plástico abandonada en el campo

¿Recoger residuos de envases para Ecoembes es voluntariado?

En los estatutos de Ecoembes se recoge claramente cuál es el objeto social de esta empresa. A los efectos que nos ocupan en este artículo destacamos: “El diseño y organización de sistemas encaminados a la recogida selectiva y recuperación de residuos de envases y embalajes, para su posterior tratamiento y valorización.¿Puede una empresa privada realizar su actividad con voluntarios? Parece ser que Ecoembalajes España S.A. sí: puede llevar a cabo la recogida y recuperación de residuos de envases y embalajes con voluntarios.

Es curioso. Si una empresa de obra civil decidiese ponerse a construir carreteras con voluntarios, y a alguno se le ocurriese llamar a la inspección de trabajo durante esa actuación, el escándalo sería mayúsculo. Cabría la posibilidad de que justificasen que hacen las carreteras por amor al arte.

Ecoembes es el sistema de responsabilidad ampliada del productor para los residuos de envases domésticos. Esto quiere decir que es la empresa creada por corporaciones que ponen en el mercado productos envasados para cumplir con su obligación legal de hacerse cargo de los residuos que generan esos envases. Los envases que tienen el logotipo conocido como “punto verde” están adheridos al sistema: los consumidores que compran productos en estos envases pagan (incluida en el precio) una pequeña cantidad que va a la caja de Ecoembes para que se encargue de recogerlos y reciclarlos cuando se convierten en residuos. En las ciudades esto se lleva a cabo con los contenedores amarillos. En el campo, el Proyecto Libera realiza este trabajo con voluntarios.

Símbolo del punto verde con el que los envasadores muestran que están adheridos a ecoembes

No sé qué opinarán los accionistas de Ecoembalajes España S.A., pero lo mismo se apuntan al carro y empezamos a ver en las cajas de Carrefour, en las envasadoras de Coca Cola o en las plantas de reciclaje a voluntarios que se dedican a ocupar un espacio que hasta ahora empleaba a trabajadores (poco y mal) remunerados.

El voluntariado, en ninguna de sus formas, debería incidir en el mercado laboral. Pero vivimos en un país un tanto peculiar en este sentido. La Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado dice que el voluntariado son “actividades de interés general desarrolladas por personas físicas”. Cuando la actividad está en el objeto social de la empresa que lo promueve ni es interés general, ni lo desarrolla una persona física. Por lo tanto, no creo que recoger residuos de envases para Ecoembes pueda ser considerado voluntariado.

 

¿Qué consigue Ecoembes con esta campaña?

 

  • Hacerse la foto. O mejor todavía que cientos de voluntarias y voluntarios, entusiastas del medio ambiente, publiquen en sus redes sociales la imagen de Ecoembes vinculada a una “buena” acción ambiental.
  • Manipular la información. La empresa se hace propietaria de los datos de las recogidas y los publica como mejor conviene a sus intereses. A pesar de que en volumen y peso, la mayor parte de los residuos recogidos en estas campañas son envases adheridos a Ecoembes. La organización publicará notas de prensa, que se difundirán por las organizaciones participantes en las recogidas y los voluntarios, en las que los datos serán en cantidad o unidades de cada residuo (el volumen o peso de las colillas de tabaco es insignificante si se compara con el de los envases, pero en unidades 4 colillas parecen lo mismo que 4 latas de refresco). De esta forma quita el foco de los envases (que son su responsabilidad) y lo lleva a otros residuos, igualmente importantes, como las colillas del tabaco o las toallitas, pero que no están en el ámbito de actividad de Ecoembes.
  • Desviar la atención sobre los verdaderos problemas de gestión de residuos de envases, en particular de la necesidad de superar un modelo de recogida obsoleto con el que en los últimos 20 años no hemos conseguido reducir la contaminación generada por los envases de usar y tirar.
  • Ecoembes es una empresa privada creada por la industria del envase de usar y tirar. Su objetivo no es eliminar los plásticos de tu modelo de consumo: pretenden que cada vez compres más envases de usar y tirar con la conciencia más tranquila. Y este tipo de campañas cumplen ese propósito mostrando al público general que no tiene que preocuparse por el impacto de sus residuos, como si depositarlos en el contenedor adecuado fuese la solución al problema.
  • Ecoembalajes España, S.A., firma convenios con asociaciones conservacionistas y ecologistas para que sus voluntarios queden al servicio de la propaganda de la organización, en vez de dedicar su tiempo a concienciar sobre el verdadero problema: el creciente aumento del consumo de envases de usar y tirar.

 

¿Recoger basura es una acción de responsabilidad corporativa?

 

Como decía al principio de este artículo, Ecoembes no es la primera ni la única empresa privada que promueve acciones de voluntariado relacionadas con la recogida de residuos en espacios naturales. ¿Qué pasa con el resto? Habría que analizar caso por caso, pero si tu actividad económica no está relacionada con la recogida y recuperación de residuos, sí podrías promover un voluntariado en este ámbito.

Si, por ejemplo, me dedico a comercializar material deportivo, a formar a desempleados o a vender muebles, sí puede tener sentido una actividad de voluntariado relacionado con limpiar la basura que la gente abandona en el campo. Incluso podría hacer un voluntariado corporativo con mis propios empleados, destinando parte de su jornada laboral a esta actividad. Pero no tendría sentido que una subcontrata de limpieza de residuos municipales organizase un voluntariado animando a sus empleados a recoger la basura de los parques y jardines que tiene encomendados.

Así pues, si la actuación realmente responde a un interés general y no está contemplada en el objeto social de la empresa, bienvenida sea.

Un caso particular son los distribuidores de productos envasados. Por ejemplo, el Grupo DIA tiene capacidad de decisión sobre los envases que pone en el mercado. Llevar a cabo actuaciones responsables en la materia pasaría más por evitar los envases de usar y tirar o mover su negocio hacia productos a granel. Pero si sacase al campo unos cuantos voluntarios y publicase un informe diciendo que la mayoría de los residuos que han recogido se comercializaron en Mercadona… quedaría como lo que está haciendo Ecoemes con Libera.

lata de Coca Cola abandonada

Libera no es ciencia ciudadana

 

Otra perversión del proyecto Libera es que se presenta como “ciencia ciudadana”. Ecoembes propone una metodología para medir el resultado de su actividad y caracterizar los residuos como más le interesa a sus objetivos corporativos, pero lo intenta vender como una iniciativa ajena a su actividad empresarial.

Esto no es inocente, ya que los cambios en la legislación y los modelos sobre gestión de residuos, en particular de residuos de envases, pasan por la necesidad de estudios que justifiquen la viabilidad de esos cambios.

Así Ecoembalajes España, S.A. está, desde hace algún tiempo, comprando y pervirtiendo los intereses de la sociedad, ofreciendo resultados alineados con sus objetivos desde varios ámbitos. Los estudios e investigadores supuestamente independientes son uno. Y la “ciencia ciudadana” es otro.

Si los cuestionarios de recopilación de datos y el análisis de resultados se hacen siguiendo el criterio de Ecoembes, y se publica con notas de prensa que salen del gabinete de propaganda de la empresa, no estamos precisamente ante algo que podamos considerar “ciencia ciudadana”. Otro ejemplo más de la capacidad de manipulación de esta organización.

 

¿Qué podría hacer Ecoembes para reducir los residuos abandonados en el medio natural?

 

El problema de fondo de esta actuación es el abandono de envases: el “littering”, que no debería existir. Este término es la vergüenza de la industria del envase de usar y tirar, que rápidamente ha acudido a apropiárselo. Con Libera Ecoembes consigue liderar el discurso sobre littering. Está bien. Pero no podemos olvidar que, como sistema de responsabilidad ampliada del productor, Ecoembes es el principal causante del littering. ¿Basta una campaña de greenwashing para solucionarlo? No. Entonces… ¿Qué hacemos?

  • Impedir que se adhieran a Ecoembes empresas cuyos envases no pueden reciclarse mediante un sistema de recogida basado en un contenedor amarillo.
  • Admitir los envases adheridos a Ecoembes que se recogen fuera del contenedor amarillo. Históricamente los envases que acaban en papeleras, contenedores de “restos”, contenedores de obra, papeleras de parques y jardines, contenedores ubicados en espacios naturales, envases recogidos por en campañas de voluntariado en medio natural… no son admitidos por Ecoembes. Si Ecoembes pagase a cada organización (ayuntamientos, ONG, empresas gestoras…) el importe correspondiente a la recuperación de esos envases no sería necesario poner en marcha campañas como Libera.
  • Eliminar papeleras y contenedores del medio natural: es una de las mejores formas de que cada persona tome conciencia de que tiene que volver a su lugar de origen con los residuos que genera en el medio natural. ¿Cuántos envases de los recogidos por Libera han salido de una papelera o un contenedor ubicado en el campo al que un animal salvaje ha ido a buscar comida que no debería estar allí?
  • Concienciar a los ciudadanos sobre el uso de envases reutilizables: si todos vamos al campo con una cantimplora llena de agua del grifo y una tartera la oportunidad de abandonar residuos disminuye considerablemente.
  • Aportar recursos a las ONG sin dirigir su mensaje. Ecoembes no separa la publicidad de la Responsabilidad Corporativa, llevando todo a su maquinaria de propaganda. El Proyecto Libera no resuelve el problema del littering, pero sí desmonta al activismo vía convenio con la industria del envase de usar y tirar. ¿Así es como quiere arreglar Ecoembes el problema? ¿Silenciando cualquier opinión crítica al respecto?

Pues eso. Que si quieres ir al campo procura acudir con lo imprescindible para pasar un buen rato disfrutando de la contemplación de la naturaleza. Evita los envases de usar y tirar. Si quieres recoger los residuos que te encuentres por tu camino y presumir de buen comportamiento, hazlo. No necesitas que una empresa te proponga una etiqueta para demostrar en redes sociales que te ocupa la protección del medio natural.

Y si eres una empresa y quieres llevar a cabo acciones de voluntariado ambiental procura planificarlas con profesionales con criterio, capacitados y dotados de herramientas para la educación ambiental. También puedes aportar recursos o donar directamente una cantidad de dinero a entidades con fines sociales para que realicen con total libertad acciones para alcanzar sus fines. De lo contrario te puede salir una torpe campaña de propaganda que acabe en una crisis de reputación corporativa.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

Se buscan ecoguerreros: predicar con el ejemplo

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Decir lo que se debe hacer es fácil, lo complicado es predicar con el ejemplo. Puede que por eso muchas veces te confiese que no llevo una vida sostenible perfecta. Que no compro toda la ropa de segunda mano. Que todavía, cuando llego a casa, veo algunos envases que no me gustan. Que en definitiva, este camino a la vida sostenible perfecta no ha hecho más que empezar.

El caso es que en esto de la educación ambiental, lo que más funciona es el ejemplo. Si algo he conseguido que cambie en mi entorno, amigos, familia, compañeros de trabajo, no ha sido por lo que he dicho. Ha sido porque lo han visto ellos mismos.

Mis pequeños grandes éxitos

Desde mi hermana, que ahora ya no tira lo que no usa de mis sobrinos, lo vende de segunda mano, hasta la compañera de trabajo que busca la ropa y zapatos también en webs de segunda mano. Hay muchos otros casos.

Como no sé si he conseguido que alguien cambie de actitud a través del blog me quedan los pequeños éxitos que he conseguido. Como por ejemplo, que alguien pase del gel de ducha a la pastilla y también a desodorante sin envases. Y lo que es más difícil, que cambie de beber agua embotellada a agua de grifo.

Hace meses una amiga me mandaba fotos de de sus cápsulas de café reutilizables, ¡olé por ella también!

Se buscan ecoguerreros

Ahora, te toca a ti. Porque vas a ser quien impulse otros cambios. Seguro que ahora mismo ya haces algo que está muy bien hecho. Puede que nunca te olvides de la bolsa de tela cuando vas a la compra, puede que seas de los que van con la botella reutilizable o que hayas cambiado el coche por el transporte público o por ir andando. El caso es que estoy convencida de que estás haciendo algo muy bien.

Y también sé que puedes hacer algo para que tu entorno cambie. Pues es el momento de que pases a la acción. El mundo necesita gente como tú. Ecoguerrer@s que extiendan esa semilla de sostenibilidad entre los que le rodean. Que sean capaces de predicar con el ejemplo y saquen el educador ambiental que llevan dentro.

Ya he contado en otras ocasiones que no se trata de ser pedantes ni pesados. Solo de hacer ver las ventajas que da la vida sostenible, que tiene muchas y de muchos tipos. De explicar que ningún cambio es radical, pero que muchos juntos sí marcan una diferencia.

Cambiar un poco a alguien te hará sentirte un héroe

Bueno, igual un héroe puedo que no, pero sí que te motivará para que sigas adelante, para cambiar más y más a una vida sostenible. Ya sabes que no se puede hacer todo de golpe y que, como en todas los cosas importantes, esto se hace poco a poco. Pero lo importante es dar ese primer paso, y si además eres ejemplo para otros, el impacto positivo que generarás se multiplicará.

La entrada Se buscan ecoguerreros: predicar con el ejemplo aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Tetrabrik capa a capa

Publicado en: Ecopixeladas por Javier de los Reyes. Texto original

Analizamos en menos de un minuto los componentes de un tetrabrik y nos planteamos un par de cuestiones al respecto… como mínimo al contenedor amarillo eso está claro.   Por Javier de los Reyes @jareyme Vídeos Contaminación e impactos Galería Contaminación, … Seguir leyendo

Puedes leer y comentar el artículo completo en Ecopixeladas

12 (o más) lecturas ambientales para estas Navidades

Ya tenemos otra vez a la vuelta de la esquina las fiestas navideñas. Idealmente un tiempo de encuentro y reunión con nuestros seres queridos. También una celebración consumista llena de gastos y regalos. Podemos dejarnos llevar por la fiebre de comprar y tirar o… hacer una pequeña apuesta por la literatura verde. En esta entrada recopilamos algunos libros que pueden ayudarte a sembrar inquietudes ambientales en tu entorno, desarrollar las tuyas o simplemente quedar bien sin necesidad de caer en un cacharro electrónico que quedará obsoleto e inservible en seis meses.

Si apuestas por regalar un libro te dejamos una muestra para todo tipo de situaciones: desde libros clásicos que pueden ir como regalo de amigo invisible, a manuales específicos al límite de lo que permite el bolsillo pero que los Reyes Magos te traerán encantados para ayudarte en tu carrera profesional.

Todas las referencias están disponibles en Amazon, para que no tengas que levantarte de la silla y en plazo de ser recibidos a tiempo para no quedar mal. Las dudas sobre compra o facturación te las aclaran aquí.

También puedes ir a la librería del barrio a buscar, una opción mucho más sostenible y recomendable. No encontrarás algunos de estos títulos, pero seguro que tu librero de confianza te asesora bien. Cuídalo.

Vamos al lío:

Vivir como buenos huérfanos

Tercer volumen de la trilogía del filósofo ambiental Jorge Riechmann, en el que aborda la pregunta por el sentido de la vida y las posibilidades de autorrealización de la vida buena, cuestiones que exigen ser replanteadas ante los riesgos de regresión y colapso ecológico y social que amenazan el presente y el futuro de nuestras sociedades, en lo que ha dado en llamar el Siglo de la Gran Prueba.

Disponible en Amazon por 17,57 €

Soñando el futuro

En este libro Cristina Narbona Ruiz y Ana Etchenique Calvo conversan sobre todo lo que se refiere a la vida y la dignidad de las personas: el cambio climático y el futuro del planeta, los derechos humanos, el duro día a día de millones de personas que se han visto abocadas a la precariedad laboral, al paro o la exclusión social, la desigualdad y discriminación de las mujeres, el enriquecimiento de muy pocas personas frente al empobrecimiento de muchas, y otros muchos problemas sociales ante los que ninguna de las dos ha permanecido indiferente.

Lo tienes por 15,20 € en Amazon

La Tierra herida: ¿Qué mundo heredarán nuestros hijos?

Miguel Delibes y Miguel Delibes de Castro, padre e hijo, escritor y científico, comprometidos con el medio ambiente, dialogan sobre los problemas ecológicos a los que se enfrenta el Planeta en el nuevo siglo: el cambio climático, la desertificación, la desaparición de especies, la escasez de recursos básicos, el deshielo de los polos…

Un clásico reciente por menos de 10 €

Primavera silenciosa

Reedición del clásico de de la bióloga marina y zoóloga estadounidense Rachel Louise Carson (1907-1964). Un imprescindible que supuso un impulso en la conciencia ambiental y uno de los pilares del ecologismo moderno, ilustrando la inquietante amenaza de la generalización del uso de sustancias peligrosas en aplicaciones fitosanitarias. ¿Imaginas una primavera sin los cantos de las aves?

Disponible en Amazon desde 9,49 la versión Kindle

Sapiens. De animales a dioses: Una breve historia de la humanidad

Si todavía no has leído a Yuval Noah Harari tienes que empezar por este relato que recoge las relaciones de las especies humanas con su entorno. Desde cómo sapiens se quedó como única especie humana hasta nuestros días, cerrando con una vertiginosa mirada al futuro que cabe esperar.

Desde 12,34 euros en edición electrónica

Adiós, petróleo

Con las alternativas para convertir ese deseo compartido por muchos en una realidad cierra Jorge C. Morales de Labra este libro en el que nos hace un repaso de la historia del petróleo y la dependencia de este recurso fósil de nuestra sociedad y su insostenible modelo energético.

Puedes hacerte con él por 15,67 euros

Residuo Cero en casa: Guía doméstica para simplificar nuestra vida

Recopilación de recetas para reducir la cantidad de residuos que generamos en el hogar y, de paso, vivir de un modo más simple a la vez que contribuimos a dejar un planeta mejor para las generaciones futuras… ahorrándonos unos euros por el camino.

En Amazon por 17,10 €

Tu consumo puede cambiar el mundo

Datos, datos y más datos, recopilados por Brenda Chávez, sobre como con cada acto de consumo emitimos un voto de confianza, apoyamos una forma de producción y activamos una cadena de abastecimiento con la que beneficiamos a empresas que tal vez estén contribuyendo al abuso social, medioambiental, económico, laboral, cultural y político.

Desde 12,34 en su versión Kindle

Stop basura: La verdad sobre reciclar

Va un paso más allá que los anteriores. Este trabajo de Alex Pascual, nos muestra cómo funciona el sistema de gestión de residuos, con datos y estadísticas sobre el reciclaje y las distintas alternativas para el tratamiento y valorización de residuos, haciendo hincapié en la prevención. Ideal tanto para concienciar a quienes tenemos cerca y como manual para aquellos que quieren iniciarse profesionalmente en el apasionante mundo de la gestión de residuos.

Puedes echarle un vistazo gratis en Kindle Unlimited o hacerte con él en papel por 9,83 €

Pero… ¿tiene arreglo?: 10 años de reflexiones sobre sostenibilidad

Un libro apto para todos los públicos en el que se abordan cuestiones clave de la sostenibilidad con textos cortos de interés tanto para consumidores responsables como para quienes tienen que tomar decisiones en materia de medio ambiente o profesionales de la comunicación y la responsabilidad corporativa que necesiten ideas o aclarar conceptos. Si todavía no tienes regalo de empresa y estás en el sector… tus empleados y tus clientes sabrán apreciarlo.

Por 14,23 en Amazon

Libro blanco de la caza sostenible: El sector cinegético en el siglo XXI

Sea cual sea tu postura ante la práctica cinegética este libro no puede faltar en tu biblioteca. Un diagnóstico sobre la situación de la caza, sus repercusiones sobre los ecosistemas y su contribución a la actividad económica. Ideal para acercar a los cazadores a conceptos clave sobre el impacto de su actividad, así como para gestores de actividades cinegéticas.

Por 19,80 euros

Guía para la aplicación de UNE-EN ISO 14001:2015

Un manual interesante para consultores y auditores de sistemas de gestión ambiental. La guía de AENOR para ayudar a las organizaciones a comprender la nueva versión de ISO 14001, así como a implementar y mantener el sistema de gestión basado en sus requisitos, en especial aquellos que se incorporan por primera vez en esta versión de la norma (contexto de la organización, liderazgo, riesgos…). Regalo perfecto para estudiantes de Ciencias Ambientales y programas de máster de gestión ambiental en la empresa.

Disponible en Amazon por 74,10 €

Desarrollo sostenible. Transición hacia la coevolución global

Otro manual interesante, tanto para perfiles ambientales como más ingenieriles o de economía y empresa. En él Luis M. Jiménez Herrero recopila su experiencia actualizando su primer manual sobre desarrollo sostenible y nos presenta los retos del cambio global, los conceptos que todo profesional del sector debe conocer y el camino hacia un nuevo modelo de desarrollo en una interesante propuesta de coevolución global.

En Amazon desde 24,22 en su versión Kindle

El quinto día

Si todavía no has encontrado nada que te llame la atención, en este clásico de la ecología ficción encontrarás una novela que engancha a una historia de personajes que luchan por evitar las consecuencias de los desmanes de la humanidad sobre el planeta que habita y se revela a ser destruido.

Nuevo por 12,30 euros, también hay opciones más asequibles de segunda mano.

Por supuesto hay otras muchas opciones y referencias. ¿Qué lecturas añadirías al listado? Deja tus recomendaciones en los comentarios. Muchas gracias.

 

 

 

Petición en change.org: Inclusión de la Educación Ambiental en el currículo de una nueva Ley de Educación

Publicado en: Redes Sociales y Medio Ambiente por Roberto Ruiz Robles. Texto original

Desde el Grupo de Trabajo de Educación Ambiental del Congreso Nacional de Medio Ambiente, en el que tengo la oportunidad de participar y coordinar, lanzamos ayer una campaña para concienciar de la importancia de la educación ambiental y pedir la inclusión de la Educación para el Desarrollo sostenible/Educación Ambiental en el currículo de una nueva Ley de Educación que se está gestando en el

Puedes leer y comentar el artículo completo en Redes Sociales y Medio Ambiente