Archivo de la categoría: Educación Ambiental

Espacios Naturales Comunidad Madrid 3D – Figuras de protección

Publicado en: Ecopixeladas por Javier de los Reyes. Texto original

El contenido principal del post es el vídeo, pues como otras veces no pretendo contar nada nuevo, sino, mostrarlo de un modo diferente con un doble objetivo:

  • Ahondar en el uso de Google Earth y los Sistemas de Información Geográfica para su uso divulgativo en medio ambiente.
  • Dar a conocer los elementos naturales de un territorio concreto y sensibilizar sobre su cuidado presentando las distintas formas de protección con las que cuenta.

La duración es de cinco minutos y por ello proporciono un índice con el minuto y segundo donde comienza cada referencia para una consulta más rápida:

  • RAMSAR (sec 20″)
  • Reservas de la Biosfera (sec 24″)
  • Espacios Naturales Protegidos – ENP (sec 38″)
  • Humedales – IEZH (min 1′ sec 46″)
  • Red Natura 2000 (min 3′ sec 53″)

En esta ocasión me he decantado por aunar en una única presentación los espacios naturales de la Comunidad de Madrid y sus figuras de protección, por una razón, sabemos que están ahí pero ¿cuántos son?, ¿cómo están distribuidos?, ¿qué extensión abarcan?, ¿Cómo se clasifican las figuras de protección?, ¿se superponen unas con otras?, ¿están cerca de mi lugar de residencia o trabajo?, etc. Respuestas que encontraremos en el recorrido de esta visita 3D.

SnapShot(1)

Para no desorientarnos, y poder ubicar en el plano cada zona he preferido para cada escena usar una vista general de la Comunidad e ir haciendo zoom al detalle de cada elemento con su descripción y así sucesivamente, con la referencia del Norte en todo momento y en un entorno de tres dimensiones.

En el caso de los humedales en cambio he optado por un vuelo a vista de pájaro.

Laguna de San Juan

Refugio de Fauna Laguna de San Juan

La cartografía digital la obtengo del Banco de Datos de la Naturaleza (BDN), u otras fuentes oficiales y actualizadas, trato los archivos con un Sistema de Información Geográfica, QGIS en este caso y diseño la visita con Google Earth.

Para profundizar en la riqueza y ampliar los datos e información de cada zona os invito a visitar el portal espaciosnaturalesmadrid.org o la sección correspondiente de la web de la Comunidad de Madrid.

Javier de los Reyes

@jareyme

 

 

Puedes leer y comentar el artículo completo en Ecopixeladas

50 años de Adena/WWF

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Roberto_R_R. Texto original

adena-wwf

Estos días en WWF España están de celebración, ya que cumplen 50 años. El 30 de julio de 1968 se creaba la Asociación para la Defensa de la Naturaleza, ADENA, ligada ya desde su nacimiento a la organización internacional World Wildlife Fund (WWF) que había sido creada unos años antes, en 1961. Con los años Adena iría cambiando su nombre de manera gradual hasta llegar a WWF España, como se la conoce hoy en día.

Es esta pues una ocasión inmejorable para recordar algunas de las actuaciones que se realizaron en los años 50 y 60 y que tan importantes han sido para el movimiento conservacionista en nuestro país. Entre ellas cabe destacar los primeros acuerdos de custodia del territorio en nuestro país, donde WWF tuvo un papel clave.

Contexto social y ambiental

Las diferentes administraciones públicas habían sido tradicionalmente las principales protagonistas de la conservación de la biodiversidad en España desde principios del siglo XX, estableciendo y gestionando áreas protegidas, estrategias de conservación de especies amenazadas, etc. De hecho, se acaba de celebrar el centenario de la declaración de los primeros Parques Nacionales: la Montaña de Covadonga y el Valle de Ordesa.

Sin embargo, desde los años 50, con la entrada en vigor del Decreto de Extinción de Animales Dañinos del 11 de agosto de 1953, y “gracias” a la labor de las Juntas de Extinción de Animales Dañinos y Protección a la Caza, millones de animales eran exterminados en nuestro país, provocando una pérdida masiva de biodiversidad.

Control de animales dañinos

Portada folleto informativo de los años 50 sobre control de animales dañinos

Es en este contexto, cuando surge el movimiento ecologista en nuestro país, gracias, en gran parte, a la labor incansable, en esos años, del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente. Félix llegó a ser una de las personas más famosas y reconocidas de nuestro país, lo que concede más valor, si cabe, a que fuera una de las pocas personas que se posicionó pública y claramente en contra de la política de exterminio de animales, o, más concretamente, de alimañas, como se hablaba, coloquialmente, en aquellos años. Se trataba de una época en la que no existía, aún, una clara conciencia ecológica en nuestro país; su influencia merced a sus programas de radio y televisión, y las muchas iniciativas que impulsó, fue decisiva en la creación de esa conciencia de defensa ambiental y conservacionista.

Doñana

En esos años José Antonio Valverde, gran amigo de Félix y uno de los más grandes biólogos que ha dado nuestro país, alcanzaría una gran repercusión internacional por oponerse a los planes de desecación de las Marismas del Guadalquivir que el Ministerio de Agricultura quería ejecutar, siendo fundamental para la designación del actual Parque Nacional de Doñana.

Antonio Chico, Tono Valverde y Félix Rodríguez de la Fuente en Doñana. 1967

Antonio Chico, Tono Valverde y Félix Rodríguez de la Fuente en Doñana. 1967

El 30 de diciembre de 1963, tras dos años de largas y complicadas negociaciones, se firmó en Jerez (Cádiz) el contrato de venta de 6.794 hectáreas de las marismas de Doñana al World Wildlife Fund, el Fondo Mundial para la Vida Salvaje (ahora WWF), una organización creada dos años antes para buscar fondos económicos con los que proteger la naturaleza.

En el origen de ese gran éxito para la conservación estaba una campaña internacional para salvaguardar las marismas de los planes desarrollistas que se cernían sobre ellas desde los años 50, como la plantación de un millón de pinos y eucaliptos. En ese momento las marismas, aunque conocidas y apreciadas desde hace siglos por su caza, se consideraron un lugar insalubre que debía ser desecado, como el resto de humedales españoles.

El artífice de la campaña para salvar Doñana fue “Tono” Valverde, del CSIC, que contó con la vital ayuda del naturalista suizo Luc Hoffmann, primer vicepresidente de WWF, y de otros de los fundadores de la organización, como Max Nicholson o Peter Scott. De hecho, Valverde convocó a una comisión internacional de expertos para ayudarle en su proyecto de Doñana, y los miembros de esa comisión fueron los mismos que participaron en la reunión (celebrada en Londres en mayo de 1961) dónde se discutió por primera vez la creación de WWF. También jugaron un importante papel algunos propietarios que supieron ver la necesidad de preservar Doñana y decidieron anteponer la conservación a sus intereses particulares, como Mauricio González-Gordon.

Los terrenos comprados por WWF formarían la primera reserva biológica integral de España, la Reserva Biológica de Doñana (RBD), cedida en 1965 al CSIC con fines de investigación y conservación. Para ello se creó ese mismo año la Estación Biológica de Doñana del CSIC, con Valverde como primer director. En todos estos años, la Estación Biológica ha conjugado de forma ejemplar el binomio de ciencia y conservación en la gestión de las marismas.

En 1968 Félix Rodríguez de la Fuente, junto a Jorge de Pallejá, José Antonio Valverde, y Francisco Bernis entre otros, crean la Asociación para la Defensa de la Naturaleza (Adena), como filial del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Presidiendo la asociación, el por entonces Príncipe, Don Juan Carlos de Borbón.

La compra de los terrenos de Doñana fue, en la práctica, el primer acuerdo de custodia del territorio realizado en nuestro país y supuso un gran avance para la declaración en 1969 del Parque Nacional de Doñana. En los límites del espacio protegido también se incluyó la Reserva Biológica del Guadiamar, comprada por WWF en 1968 y aún propiedad de la organización, aunque es gestionada por el CSIC como parte de la reserva integral del Parque Nacional.

Para saber más sobre este caso concreto, nada mejor que la lectura del Tomo 4: “La aventura de Doñana. Cómo crear una Reserva” de las Memorias de José A. Valverde, que escribió éste con la colaboración de Benigno Varillas.

Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega

Pocos años después, en 1973, Félix Rodríguez de la Fuente comienza a rodar El Hombre y la Tierra, la serie documental que le daría fama internacional. Para grabar esta serie recurrió en numerosas ocasiones a los páramos y las hoces del río Riaza (Segovia), dónde se encontraba (y todavía se puede encontrar hoy en día) una de las mayores colonias de rapaces del mundo.

De hecho, la parte de la serie dedicada al buitre leonado fue rodado en este emplazamiento, que contaba también con ejemplares de especies amenazadas como alimoche común, el águila real, el halcón peregrino, el búho real, el cernícalo vulgar, la aguililla calzada y la culebrera europea, entre otras.

Félix Rodríguez de la Fuente en Montejo de la Vega

Félix Rodríguez de la Fuente en el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega

Debido a esto, y desde la vicepresidencia de Adena, Félix promovió la creación de un refugio de caza en estas hoces, con el fin principal de proteger a la colonia de buitres leonados. Hasta ese momento nunca se había propuesto nada similar en España, de hecho, ya comentamos, con anterioridad, que en esos años estaba incluso remunerada la caza de “alimañas”, o lo que es lo mismo, cualquier tipo de animal no cinegético.

Durante el año 1974, Adena estuvo promoviendo esta actuación, hasta que consiguió llegar a un acuerdo con la Hermandad de Agricultores y Ganaderos de Montejo de la Vega, por el cual no se podía cazar dentro del Refugio de Caza, pero sí que se podían mantener las actividades tradicionales agrícolas y ganaderas. Además, se establecieron una serie de normas de conducta para los visitantes, de común acuerdo entre Adena y la población local.

De esta forma se alcanzó otro de los primeros acuerdos de custodia del territorio en España (aunque no se le daría ese nombre hasta los primeros años del siglo XXI), en noviembre de 1974. Pocos meses después, el 13 de enero de 1975, se inauguró oficialmente el Refugio de Caza de Montejo de la Vega, contando para el acto con la presencia del presidente de Adena, don Juan Carlos.

Desde entonces se han realizado una cantidad importante de actividades y actuaciones en este refugio, y lo que es más importante, sigue en vigor a día de hoy, y desde hace varias décadas es el decano de los acuerdos de custodia de nuestro país, gestionado aún por WWF-España.

Roberto Ruiz colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente del curso Custodia del Territorio donde se profundiza en esta materia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Metros cuadrados de responsabilidad con nuestros residuos

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

No puedo más que sentirme molesta e indignada cuando el 24 de junio veo imágenes como las que ha publicado El País del estado en el que se quedan muchas playas españolas, llenas de residuos, tras la celebración de San Juan.

¿Cómo es posible que seamos capaces de, después de haber estado pasando un buen rato  y disfrutando con la familia y amigos, dejar las playas así? Es bochornoso. Además, luego exigiremos que esas playas al día siguiente estén perfectas y no haya ni rastro de la basura que hemos dejado para poder pasar un día estupendo tomando el sol y bañándonos en unas aguas limpias, o nos quejaremos de que queden plásticos enterrados en la arena o de las basuras marinas.

Cuando yo era pequeña no recuerdo que las playas amaneciesen así (tampoco ha pasado tanto tiempo), pero está claro que algo sí ha tenido que pasar o cambiar en la sociedad para que en unos años las cosas hayan derivado en esto.

Jon Nazca (REUTERS)

Puedo especular sobre qué ha podido suceder: falta de concienciación, de educación, de responsabilidad, dejadez, ausencia de valores… Suena a abuelo Cebolleta, pero es verdad que ahora no cuidamos las cosas como antes y este es un claro ejemplo de ello. Ahora todo vale, sin pensar en los demás, solo en nosotros y en el momento actual. Está muy bien que nos preocupemos por nosotros mismos, pero hay que entender que el entorno y la naturaleza también es nosotros. Así, tenemos que percatarnos, e intentar hacer que los demás se den cuenta, de que no podemos ir por ahí pensando que nuestros actos no tienen consecuencias y que, en ocasiones como la de San Juan, como detrás va a venir otro a limpiar lo que yo he ensuciado no importa que lo deje todo hecho un asco. No, el mensaje a transmitir no es ese.

No debemos equivocar el mensaje, que parece que ahora está de moda y es muy bueno salir a limpiar lo que otros ensucian (buena iniciativa, pero sin perder de vista que no es la solución). Lo que realmente debe calar en la sociedad es que no hay nada como no generar el daño.

Hay que educar en el respeto, en evitar ensuciar algo que es de todos, pero que si yo lo he ensuciado es mi responsabilidad recogerlo y dejar ese espacio común igual que me lo he encontrado. Al menos así es como pretendo enseñar a mis hijas y que desde bien pequeñas comprendan qué es lo importante y lo demuestren con sus actos y comportamientos.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

El Arte del Aprendizaje Fluido: Una práctica transformadora de Educación Ambiental en la naturaleza

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por paquigodino. Texto original

La metodología del Aprendizaje Fluido transforma tanto a quienes la imparten como a quienes la reciben, ayudando a reconectar con la naturaleza de manera profunda, significativa y placentera.

Cuando allá por los años 90 comencé a trabajar como educadora ambiental en un centro de naturaleza en el Parque Natural de Los Alcornocales, no sabía que experimentaría una transformación personal que me introduciría en el apasionante mundo de la educación ambiental para siempre.

Aprendiendo en la práctica de mis compañeros y compañeras, empecé a utilizar los juegos actividades de la metodología que Joseph Cornell había desarrollado en sus libros Vivir la naturaleza con los niños[1] y Compartir el amor por la naturaleza[2]. Durante aquellos años no solo puede compartir el amor por la naturaleza con las personas a las que guiaba y ver el positivo impacto que sobre ellas tenían estas actividades, sino que yo misma experimenté una transformación profunda, empecé a vivir de manera consciente mi relación el mundo natural y a experimentar momentos de verdadera comunión con la naturaleza

Por eso, cuando decidí comenzar la aventura de La Traviesa Ediciones, como proyecto editorial centrado en la educación ambiental, tenía muy claro que quería rescatar aquellos libros descatalogados en nuestro país. Mi sorpresa fue encontrar que Joseph acaba de publicar un nuevo libro que recogía el bagaje acumulado en casi cuatro décadas de trabajo en todo el mundo, formando a miles de docentes, a profesionales del medioambiente y la educación ambiental en la naturaleza y organizando actividades para familias, a través de Sharing Nature Worldwide. Esta red, que Joseph Cornell creó a principios de los 80, se extiende en la actualidad a 13 países (además de EEUU), como Japón, Alemania, Brasil, Nueva Zelanda, Canadá, Reino Unido, China, Portugal, etc.

Encontré una gran receptividad y apoyo al proyecto editorial por su parte, gracias al cual, ha visto la luz en mayo de este año COMPARTIR LA NATURALEZA. Juegos y actividades para reconectar con la naturaleza. Para todas las edades[3] .

Imagen: Paqui Godino

Los principios del Aprendizaje Fluido

Esta metodología tiene varios fundamentos, cimientos muy sencillos, pero revolucionarios. A través de actividades vivenciales, tanto la mente como el corazón son estimulados conjuntamente.

Para favorecer una verdadera conexión con la naturaleza y restaurar los vínculos rotos es necesario aprender desde la emoción y la empatía, ofreciendo experiencias que sean transformadoras: Aprender con el corazón.

La alegría, la diversión y el juego impregnan la práctica, pero también se favorecen momentos de alegría serena, de disfrute y conexión profunda con la naturaleza.

Fomentar el entusiasmo, la curiosidad y el sentido del asombro son indispensables para un verdadero proceso de aprendizaje, a todos los niveles. Como dice Cornell: «Los bienes supremos de los alumnos son el entusiasmo, la curiosidad y la capacidad de asombro. Si atrofiamos estas cualidades, destruimos esa parte de nosotros capaz de conectar con la vida y abrazarla».

Además, es imprescindible lograr una percepción consciente de la naturaleza, estar presentes aquí y ahora. Todo ello, de manera muy experiencial, favorecido por la utilización de todos nuestros sentidos.

En el prólogo de esta edición, Heike Freire, refiriéndose a Gus Speth, que afirma que «ni nuestros enormes conocimientos ni nuestra muy desarrollada capacidad técnica van a permitirnos resolver los problemas medioambientales. Porque su verdadero origen está en otro lugar, tiene que ver con emociones y sentimientos, valores y actitudes». Es justamente desde este lugar, del que parte esta metodología: las emociones, sentimientos, valores y actitudes, aunque sin olvidar, claro, el necesario conocimiento y rigor científico.

Richard Louv, padre del concepto trastorno por déficit de naturaleza, que prologa la edición original, nos recuerda que los niños y niñas del siglo XXI crecen desconectados del mundo natural; una desconexión con consecuencias muy negativas y nos insta a desarrollar, a todas las edades, actividades inmersivas en la naturaleza. Así refiriéndose a esta propuesta nos dice: «Este enfoque innovador invita, tanto a los niños como a los adultos, a aprender sobre el mundo natural mediante juegos y relaciones personales placenteras, sacando a la luz la espiritualidad. Cornell nos recuerda que una vida rica en naturaleza puede ser muy divertida. Educadores de todo el mundo cuentan que los niños se sumergen en la experiencia del Aprendizaje Fluido, sin darse cuenta que su placer y disfrute es parte del plan».

Las etapas del Aprendizaje Fluido

1-    Despertar el entusiasmo a través de juegos dinámicos y divertidos, que estimulan tanto física como intelectualmente. Entusiasmo en el sentido de expectación e interés que favorece el deseo de aprender. Haciendo que aprender sea divertido.

2-    Enfocar la atención para conseguir estar aquí y ahora, estas actividades ayudan a estar atentos y receptivos a la naturaleza. El entusiasmo solo no basta, es necesario dirigir el entusiasmo hacia una atención serena, que favorezca la atención y la receptividad a la naturaleza.

3-    Ofrecer una experiencia directa facilita la inmersión en la naturaleza, ofrece experiencias vivenciales directas e intuitiva, en muchos casos fomentando el uso de los sentidos. “A través de la razón podemos describir un cerezo en flor, pero no podemos sentir la experiencia de un cerezo en flor”. A eso ayudan estas actividades a vivenciar a experienciar.

4-    Compartir la inspiración, en esta última etapa compartimos las experiencias, de manera que las lecciones y sensaciones vividas se transforman en recuerdos profundos y duraderos.

Esta metodología supuso una auténtica revolución en el campo de la educación al aire libre en los años 80; que hasta entonces seguía el modelo de «caminar-parar-hablar: el monitor se detenía en un lugar de interés, charlaba sobre un tema y después seguía hasta el próximo lugar de interés. El grupo solo escuchaba pasivamente». Hoy día, se configura como una herramienta básica para la Interpretación ambiental, totalmente en la línea de los artículos de Cinta Llano Álvarez, como Que el entusiasmo te acompañeAbre los ojos o La sonrisa del (buen) guía.

Os invito a practicarla y a sentir la transformación que ejerce no solo sobre las personas que guiais en el descubrimiento de la naturaleza, sino también sobre vosotras mismas.

No quiero finalizar sin agradecer a la comunidad ISM este espacio para compartir ideas y experiencias.

CITA:
«Para crear una sociedad que de verdad ame y reverencie el mundo natural, debemos ofrecer a sus ciudadanos experiencias en la naturaleza que sean transformadoras»
Joseph Cornell, 2018



[1] J. B. Cornell, 1982, Vivir la naturaleza con los niños (Barcelona, Ediciones 29). Descatalogado.

[2] J. Cornell. 1989, Compartir el amor por la naturaleza: Juegos y Actividades para todas las edades (Barcelona, Editorial Ibis). Descatalogado.

[3] J. Cornell, 2018, Compartir la naturaleza. Juegos y actividades para reconectar con la naturaleza. Para todas las edades (Sevilla, La Traviesa Ediciones).

Si te interesa la educación ambiental como campo profesional te recomendamos el curso de Educador e Intérprete Ambiental y el de Guía de la Naturaleza: diseño de itinerarios interpretativos, que se imparten en el campus virtual de ISM.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Qué es un plastic attack y cómo hacerlo correctamente

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Seguro que las últimas semanas has oído hablar de los plastic attacks. En el caso de que no los conozcas, ya te cuento yo lo que son y mi opinión sobre el tema. Para empezar diré que es una iniciativa que busca reducir el plástico en el envasado de productos. Se centra sobre todo en el sobreenvasado, en los envases absurdos o, por decirlo con más claridad, en todos los envases inútiles que solemos encontrar en algunos supermercados.

 

El objetivo es muy parecido a la campaña #DesnudaLaFruta, aunque esta se centra evitar cualquier tipo de envase en frutas, hortalizas y verduras. Si quieres saber más sobre este tema te recomiendo este enlace.

En qué consiste

El sistema de llevar a cabo estos “ataques” es devolviendo el plástico a los supermercados. ¿Cómo? De una manera tan simple como suena. A la salida del supermercado, los consumidores sacan los productos de sus envases y dejan estos en el propio supermercado, en un carro o donde corresponda. Esto se suele hacer de forma organizada, varias personas a la vez, de manera que resulta muy fácil ver la gran cantidad de envases innecesarios que hay en muchas de las estanterías de los supermercados. Eso sí, hay que tener en cuenta algo que te contaré más adelante, ser coherente con lo que pedimos. Por eso, a mi modo ver, hay una forma correcta de participar sin aportar más plástico al asunto.

Dónde empieza

El primer plastic attack del que tengo constancia es el que sucedió en Bristol. La BBC se hizo eco de él. En España ya se han llevado a cabo algunos de ellos. Pero antes de pensar si quieres hacer algo parecido o no, te recomiendo que tengas en cuenta cuál es la forma correcta de hacerlo.

La forma correcta de hacerlo

Desde mi punto de vista hay dos formas de participar en esta iniciativa: desde el punto de vista “concienciador” o desde el punto de vista ” comprador”.

Dicho de forma simple, un plastic attack es devolver el plástico innecesario a los supermercados, pero hay que pensar en algo muy importante: la coherencia. Si no compras nada sobreenvasado porque eres consciente del problema que supone, no participes en un plastic attack como cliente solo por devolverlo al supermercado.

Sin embargo, si la idea te gusta, puedes participar ayudando a otras personas a ser conscientes del volumen de plástico que hay en cada carro. Lo que llamo hacer el papel de “concienciador”.

Piensa que tu experiencia es muy valiosa, cuenta los trucos que llevas a cabo o las mejores formas de evitar ciertos envases.

La mejor forma de hacerlo es mediante la organización con otras personas. En España Nasti de Plastic organiza acciones de este tipo. Pero te recomiendo que, si participas, sea del lado “concienciador” y no del lado “comprador”

Lo que nunca hay que hacer

Como he dicho antes, nunca compres algo con la única intención de dejar el plástico en el supermercado. Piensa que con cada compra que haces muestras tu opinión sobre el tema. Si compras productos envasados cuando no necesitan estarlo estás apoyando un modelo de negocio que va en contra de tus principios, por mucho que lo hagas para llamar la atención sobre un asunto preocupante.

 

La entrada Qué es un plastic attack y cómo hacerlo correctamente aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Abre los ojos

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por cintallano. Texto original

Abre los ojos y mira, huele, escucha, toca y, en definitiva, siente.

Como bien saben nuestros alumnos del curso de Diseño de Itinerarios interpretativos, invitar al uso de los sentidos es una de las técnicas interpretativas más utilizadas y por ello todo guía interpretativo que se precie nos dará alguna de estas indicaciones: Oler, tocar, mirar con atención o escuchar nos acerca a lo que el guía nos está interpretando, nos ayuda a establecer una relación con ese elemento haciéndonos partícipes de alguna singularidad, evitando que permanezcamos impasibles ante lo que sería un monólogo del guía.

Observar con atención nos hace descubrir nuevos detalles

Tras una ruta guiada en la que se nos incite a usar los sentidos tendremos muchos recuerdos: Esa foto con una gran sonrisa y ese brillo en los ojos de felicidad, y todas esas imágenes de distintos momentos que guardamos en nuestra memoria y seguro que una gran satisfacción y relajación que nos proporciona el contacto con la naturaleza. De igual manera, como hemos conectado con lo que se nos contaba, recordaremos mejor lo que no ha contado el guía, lo cual nos hace sentir satisfechos.

Flores

Las flores: su belleza, en ocasiones, su olor y todos sus visitantes son interesantes

Pero esto no es todo, algo cambiará en nosotros después de una buena ruta guiada, nos volveremos investigadores (que siguen observando, oliendo, tocando…) y día a dia, en nuestro entorno, descubriremos elementos que antes eran invisibles para nosotros: esa flor, ese canto, esas nubes … Y, sobre todo, se despertará en nosotros la curiosidad por lo que nos rodea.

Con todas las recompensas que obtenemos estarás deseando apuntarte a una ruta guiada. Pero,

¡Ten cuidado!

Nada de esto ocurre por casualidad, está todo planeado por esa persona que te está guiando. Desde el principio pretende que sus acompañantes aprendan, disfruten y por último, provocarles esa curiosidad que, seguramente, se transformará en afición, y, en ocasiones, en su pasión. Así que, ten precaución, esa persona que te guía (con una gran sonrisa) intenta cambiarte la vida y contagiarte su pasión.

¡Nos vemos de ruta! Si te atreves…

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs