Archivo de la categoría: consumo responsable

¿Puedo comprar a granel con bolsas de tela en el supermercado?

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Puede que sea una de las preguntas que más me han hecho desde que empezó la campaña Desnuda La Fruta.

– Pero si no me llevo fruta envasada también me voy a llevar plástico, porque tengo que usar las bolsas.

La verdad es que siempre tenemos la alternativa de las bolsas de tela para comprar a granel. Como ves, la solución es sencilla. Solucionado el problema de dónde encontrar estas bolsas, algo que ya conté en este post, llegamos a la duda de qué va a pasar cuando nos presentemos en el supermercado con estas bolsas.

Hay que recordar que estas bolsas son eso, bolsas, no armas de destrucción masiva. Ir con ellas al supermercado es algo muy fácil. Dicho esto, he de reconocer que el primer día que las usé también iba dispuesta a esperar que no me dejasen usarlas. No preguntéis por qué, pero parece que ese miedo es común en muchas más personas. El caso es que yo esperaba encontrarme con algún inconveniente y ya llevaba preparado mi discurso ecologista para lograr que me permitiesen usar mis preciosas bolsas, pero me quedé sin dar ese discurso.

Por suerte, usar estas bolsas es tan fácil como acordarte de llevarlas. Yo os voy a contar las frases que más me han dicho cuando las he usado, por si os sirve para quitaros el miedo a vosotros.

¿Estas bolsas son tuyas o son del supermercado?

Sí, la primera vez que usé las bolsas la  persona que atendía en la caja no sabía de dónde podían haber salido esas bolsas. Cuando le dije que eran mías, lo único que respondió es que eran muy bonitas. Como os podréis imaginar, no solo me fui más tranquila a casa, sino que me animó a seguir usándolas sin miedo.

¿Estás segura de que aquí se pega la pegatina?

Si os soy sincera, la etiqueta en las bolsas se pega regular. Por suerte yo ya tengo mis trucos y no hay problema. Así que cuando  me preguntaron si la etiqueta se podía pegar les dije que sí. El truco está en apretar un poco más, haces fuerza contra la tela y tienes cuidado de que ninguna esquina quede levantada y listo. La etiqueta no se quita hasta que llegas a casa. Eso sí, acuérdate de quitarla antes de tu siguiente compra.

¿Dónde las has comprado? Yo también quiero unas así.

Puede que sea la mejor de las reacciones que he encontrado. Normalmente, cuando ven las bolsas, la gente pregunta por qué las llevas. Pero en este caso la única pregunta fue dónde las había comprado. Me fui muy contenta a casa, poco a poco se ve que hay más y más gente que se preocupa por estos temas. 

¿Y qué hay dentro?

Es quizás el comentario menos positivo de todos los recibidos. Pero como  podéis imaginar la solución es muy sencilla: abrir la bolsa. Las bolsas no son del todo transparentes, pero sí que se intuye qué hay en el interior. En cualquier caso, ante la duda, siempre se pueden abrir. 

Como veis, mi experiencia ha sido muy buena, pero no todas las experiencias que cuentan son así. Incluso dentro de la misma cadena de supermercados hay diferencias, en unas tiendas dejan y en otras no. Una lástima, ya que esto genera desconfianza, y seguro que hay mucha gente que está deseando dar un paso más para reducir residuos.

Me encantaría saber cuál ha sido tu experiencia al respecto. Si las has usado, si has intentado meter todas las frutas en una bolsa y luego pegar allí todas las pegatinas, o si pones la pegatina directamente sobre lo que compras. ¿Cuáles han sido las reacciones con las que te has encontrado?

La entrada ¿Puedo comprar a granel con bolsas de tela en el supermercado? aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Qué me gusta y qué no me gusta de la legislación de reducción de bolsas

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Seguro que recuerdas que hace unos meses te contaba que había un proyecto de Real Decreto cuyo objetivo era reducir el consumo de bolsas de plástico. Este Real Decreto debía entrar en vigor en enero, aunque luego dijeron que la fecha sería el 1 de marzo. Pues bien, resulta que nos toca esperar un poco más. Parece que no es una prioridad y que no corre prisa empezar a reducir las bolsas.

Seguro que a algunos este retraso les parece positivo, por eso de poder seguir acumulando bolsas y bolsas. Pero a la mayoría de nosotros nos deja unas cuantas dudas, temores y enfados. Aquí os cuento mi opinión personal sobre este tema.

Lo que me gusta

Para empezar diré que me parece muy bien que se cobren las bolsas en los supermercados. Yo soy como el común de los mortales, me gusta que las cosas sean buenas, bonitas y baratas, y si en vez de baratas son gratis, mejor que mejor. El problema es que las bolsas de plástico no cumplen el primer calificativo, no son buenas. No lo son para el medioambiente, y a pesar de que te digan que tienes que llevar tus bolsas, carro, cesta o mochila para evitar contaminar el planeta, parece que solo nos acordamos cuando nos tocan el bolsillo.

Por eso creo que este Real Decreto funcionará en ese aspecto. En 2007 se consumían 317 bolsas por persona y año, y tras las campañas y el cobro voluntario de las bolsas por ciertos supermercados, su consumo bajó a 144 bolsas por persona y año en 2017. Por lo tanto, lo de cobrar funciona. Si se llegará o no a los objetivos marcados por el proyecto de Real Decreto, lo veremos en unos años.

Objetivos en el proyecto de real decreto

Diciembre de 2019: menos de 90 bolsas de plástico por persona.

Diciembre de 2025: menos de 40 bolsas de plástico ligeras por persona.

Lo que no me gusta

Ahora te cuento qué es lo que molesta: la hipocresía de los supermercados. No puedo entender que se apunten el tanto de ser muy verdes por cobrar las bolsas mientras permiten que en sus establecimientos se vendan productos con envases tan innecesarios. Si realmente les importase, no permitirían que existiesen ejemplos como los que vemos en la campaña Desnuda La Fruta.

¿Cómo pueden justificar que el cobro es porque les preocupa el medioambiente mientras permiten que se convierten en generadores de residuos sin tener necesidad de ello?

Qué temo que pase

Puede que la estrategia de los supermercados, ahora que ven que lo de regalar bolsas se va a terminar sí o sí, sea empaquetar todos los productos. Así las compras son más rápidas y no tienen que preocuparse por las bolsas a granel (que por cierto, tendrán que ser compostables a partir del 2020 o tampoco serán gratis). Así parece que en ninguna parte del supermercado hay bolsas.

También temo, si todo está empaquetado, que los clientes metan el carro la cantidad que les es impuesta y no la que necesitan. Una locura desde el punto de vista ambiental, pero que quizás sea acertada desde el punto de vista del marketing. Luego todo se soluciona diciendo que ellos ya no dan bolsas de plástico porque se preocupan por el medioambiente.

En cualquier caso, tengo ganas de ver cómo ha quedado finalmente esta legislación, y sobre todo, de saber si funciona. ¿Y tú?

La entrada Qué me gusta y qué no me gusta de la legislación de reducción de bolsas aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Dónde comprar bolsas a granel reutilizables

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Si hay una pregunta que me han hecho mucho estos últimos meses es dónde compré las bolsas que uso para comprar frutas y verduras. Fue publicar una foto en Instagram y empezar a llover las preguntas. Pero como en todo, mi solución no es la única, hay más opciones y para facilitar el trabajo a todos aquellos que quieran empezar a reducir el plástico, aquí va una selección de webs en las que podéis encontrar bolsas para comprar a granel muy bonitas que os ayudarán en este proceso.

La foto a la que me refiero es la siguiente. Como ves, las bolsas son casi transparentes, pero no te engañes, son muy resistentes. En una de las bolsas mas grandes pueden entrar hasta 3 kilos de naranjas, y también las hay más pequeñas, para adaptarse a lo que quieras comprar. Otro punto a su favor es que pesan muy poco, así que no te preocupes, la compra no te saldrá más cara si las usas.

Bolsas a granel reutilizables

Dónde encontrar bolsas para comprar a granel

Usar y reusar

Creo que el nombre no puede ser más apropiado, no solo para las bolsas, sino para todo lo que tienen en su tienda online. En cuanto a bolsas, que es en lo que me voy a centrar, tienen también varios tipos.

Dependiendo de los usos que les quieras dar, de la cantidad que compres o de tu estilo de vida, podrás elegir entre varios modelos.

La primera que ves en la foto es muy cómoda y versátil. Gracias a las asas que tiene la podrás usar no solo para ir a comprar fruta y verdura, también para todo lo que tú quieras. La segunda también puede servir para comprar productos como legumbres, y la tercera bolsa es la que más se parece a las que yo uso, que ya te digo yo que son súper prácticas.

Enlace a la tienda: Usar y reusar.

Sin plástico

Si quieres eliminar el plástico de tu vida, esta web es el sitio que debes visitar sí o sí. En cuanto a bolsas para comprar a granel también podrás encontrar un pack de 10 bolsas que te servirá para comprar a granel diferentes productos. También tienes bolsas para otros propósitos, como por ejemplo, para comprar el pan.

Por cierto, no dejes de visitar el resto de los productos de la página, te harás una idea de la cantidad de plástico que se puede evitar sin tener que renunciar a nada.

Enlace a la tienda: Sin Plástico.

Amazon

Como he dicho antes, las bolsas que yo uso no las encontré en ninguna web especializada. En sitios como Amazon puedes encontrar también productos que te ayuden a reducir tus residuos. Las hay de varios tipos, pero si lo que buscas son bolsas de malla, todas son parecidas y te servirán para comprar a granel frutas, verduras y hortalizas.

Enlace a productos:

Bolsas de malla Eathwise

Bolsas Purifyou

Bolsas Ecocasa

Everuse

Es una tienda que, como las anteriores, no solo vende bolsas, sino que se centra también en otros productos que sustituyen a los desechables convencionales. En este caso las bolsas son de tela. Las podrás lavar y usar tanto para verduras, frutas, legumbres…

Enlace a la tienda: Everuse.

Por otra parte, y si eres despistada, te recuerdo que en ocasiones no hacen falta ni siquiera esas bolsas, como ya he dicho en otros momentos. Si lo que vas a comprar es lo suficientemente grande como para pegar la pegatina, no te lo pienses, y de la balanza pásala a al carrito de la compra, tal y como ves en la foto.

Vista la gran variedad de bolsas, ¿te atreves a dar el paso? Seguro que no te arrepentirás.

La entrada Dónde comprar bolsas a granel reutilizables aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Cambia el mundo un poquito con #DesnudaLaFruta

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Hoy empezamos con la campaña #DesnudaLaFruta. Es un “movimiento” que pretende denunciar el uso abuso del plástico en la venta de algunos alimentos, en concreto nos vamos a centrar en las frutas y verduras. La iniciativa está pensada para que cualquier persona participe, así que cuéntaselo a tus conocidos, familia, amigos. ¿Quién encontrará la foto más curiosa?

¿Cómo participar en #DesnudaLaFruta?

Es muy sencillo, se trata de denunciar estas prácticas en las que se abusa del plástico. Solo tienes que sacar una foto-denuncia y compartirla en las redes sociales con la etiqueta #DesnudaLaFruta. Pueden ser frutas, verduras o cualquier producto en el que el plástico esté presente de forma abusiva e innecesaria.

DesnudaLaFruta

Así a partir de ahora no te olvides de tu móvil cuando vayas a la compra. Dispara una foto a todos los productos sobreenvasados, puedes compartir un comentario con la foto, mencionar el supermercado (o la cadena a la que pertenece), animarle a cambiar o bien dar tu opinión.

Como lo que queremos es cambiar esta tendencia, también puedes usar esta etiqueta para hacer llegar a más gente cuáles son los trucos que usas para reducir el plástico cuando compras fruta y verdura.

¿Por qué hacemos esta campaña?

Como he dicho muchas veces, estos productos no se necesitan. Las alternativas son tan sencillas que no hay excusa que justifique estas prácticas. Hay muchas maneras de evitar el plástico cuando compras estos productos. Si quieres saber cómo, puedes leer este post en el que te cuento varias alternativas.

La campaña empieza ya y durará por siempre o hasta que los supermercados cambien de actitud frente a este desperdicio de materiales. La etiqueta #DesnudaLaFruta pretende transformarse en una recopilación de fotos de lo absurdo que es este modelo de consumo. Puede que sacando los colores a los que deciden las estrategias de venta cambiemos algo. También es una buena forma de compartir ideas para evitar el consumo de estos productos y crear debates constructivos.

Yo también formé parte del cambio

¿Y si ahora nos ponemos a soñar que este movimiento se extiende? Que muchas personas empiezan a reflexionar. Que estos productos dejan de ser comprados, y entonces los supermercados cambian. Y por pensar y soñar, vamos a pensar que esto deriva incluso en una legislación que regula el uso de plástico en los productos frescos. Soñemos que entre todos cambiamos algo y, dentro de un tiempo podremos decir: yo también formé parte de ese cambio.

No te quedes fuera, participa. Esto solo lo conseguiremos entre todos.

Si quieres más información puedes colaborar o recibir más información en el grupo de Facebook: Desnuda la Fruta

Por si queréis retarme, os dejo la foto más rara/indignante con el uso de plástico. ¿Alguien es capaz de superarla?

 

 

 

La entrada Cambia el mundo un poquito con #DesnudaLaFruta aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Empieza a usar bolsas a granel reutilizables y deja las excusas

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Hoy he venido a convencerte de algo, de que no compres frutas o verduras con envase de plástico. Me centro en frutas y verduras porque puede que sean las que más empiezan a proliferar en envases. Es más, me centro en que elimines todo el plástico de estos alimentos y empieces a usar las bolsas a granel reutilizables.

La locura de envasar frutas y verduras, en muchos casos de manera individual, tiene que terminar. Así que sea cual sea el motivo por el que eliges comprar plástico a la vez que vegetales, hoy te voy a convencer de que no la hagas. Así que no trates de resistirte porque cuando termines de leer esto, no lo volverás a hacer.

Empieza a usar bolsas a granel reutilizables y deja las excusas

Principales excusas para comprar envasado o usar bolsas de plástico

Motivo nº 1. Es más cómodo

Porque lo coges, lo metes en la cesta y ya. Pero, ¿qué pasa cuando llegas a casa? Cuando llegas a casa tienes un montón de envases que tendrás que ir a llevar a su contenedor correspondiente. ¿De verdad esto te resulta más cómodo? ¿Crees que has ahorrado tiempo? La verdad es que no.

Motivo nº 2. Es más higiénico

Claro, porque al estar recubierto de plástico ya nada malo le puede tocar. Pero espera, ¿sabes el camino que hicieron esas frutas y verduras hasta llegar al envase? Pues imagina que por varios sitios. Además, ¿quién no lava las frutas o verduras antes de comer? Pues eso, que pensar que es más higiénico por pasar 20 minutos en una bolsa de plástico tiene poco sentido.

Motivo nº 3. Son más frescas

Hay gente que no quiere comprar fruta a granel porque no sabe cuánto tiempo lleva en el expositor. ¿Y si ya está  pasada? Pero, ¿de verdad crees que la que la envasada se repone cada día? No. Tampoco sabes el tiempo que lleva y es más fácil que te engañen porque al no ver directamente la fruta, no puedes apreciar si está fresca o no. El plástico engaña.

Motivo nº 4. Se me olvida la bolsa

Unas de las bolsas que te pueden resultar útiles si quieres ahorrar residuos son las bolsas para comprar a granel. Son prácticas, pesan poco, permiten ver lo que hay en el interior (aunque este no es un requisito imprescindible) y lo mejor de todo, evitar que te lleves plástico a casa. Recordarlo solo depende de ti. Puedes probar a llevar en el bolso una bolsa pequeña y así estar siempre preparado, es lo que yo hago. En cualquier caso, cuanto más las usas, más te acordarás de llevarlas.

Motivo nº 5. Las bolsas a granel son gratis. ¿Para qué voy a llevar las mías?

Gratis para ti, pero no son gratis para el planeta. Son residuos plásticos, no biodegradables y rara vez se reutilizan. Su ciclo de vida es muy corto, es decir, se transforman en residuo al poco tiempo y permanecen en esa categoría durante mucho tiempo.

Motivo nº 6. No quiero que pienses que soy rara/o

Claro, a nadie le gusta ser diferente. ¿O era al revés? La verdad es que nadie le gusta verse señalado. A mí a veces me han preguntado la razón por la que uso bolsas de plástico reutilizables. En estos casos me gusta pensar que esa persona reflexionará sobre mis razones y puede que también cambie su forma de actuar. Poco a poco puedes ir ayudando a cambiar a más personas.

Motivo nº 7. Miedo a que te prohiban usarlas

Si ese es el motivo por el que no las usas estás llegando al mismo resultado que si te lo prohiben. Yo de momento no he tenido problema en ningún sitio, y la verdad es que no creo que haya muchos sitios en los que pongan pegas si se lo explicas. Los pioneros son los que abren camino a otras personas, ¡así que no tengas miedo a ser un valiente!

¿He logrado convencerte? Espero que sí.

La entrada Empieza a usar bolsas a granel reutilizables y deja las excusas aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Aceite de oliva ecológico y sostenible

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

aceitunas de la variedad verdeja castellana de los olivares de la Sierra de Altomira

Uno de los proyectos de emprendimiento que más me ha llamado la atención desde que me empezase a interesar por el tema allá en 2010 es “Olivares de Altomira”. Una apuesta familiar por un producto de calidad que junta innovación, tradición, conservación y desarrollo sostenible como fórmula de un éxito que cualquiera puede disfrutar en el resultado final: un aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad, ecológico y producido de forma sostenible.

El proyecto se basa en la recuperación de los olivares que, debido al éxodo rural iniciado en las décadas de 1950 y 1970, habían ido quedando abandonados. ¿Olivares en la Alcarria conquense? Sí, en las proximidades de Segóbriga, la capital del lapis specularis, el Imperio romano dejó una de sus señas de identidad: el cultivo del olivar.

Lo primero que llama la atención de estos olivos alcarreños es que estamos ante ejemplares bajitos en comparación con los que se cultivan en otras zonas. Se trata de una variedad local, de productividad limitada, pero bien adaptada a las peculiaridades de la Sierra de Altomira. La variedad Verdeja Castellana es endémica de La Alcarria. Una materia prima con características propias que garantiza un producto final diferenciado.

La elección de esta aceituna como elemento central del modelo de negocio de Olivares de Altomira asegura su estudio y conservación. Porque el abandono progresivo estaba llevando a su desaparición por sustitución de los olivares por otros cultivos menos intensivos en mano de obra, como los cereales.

Olivares en la Sierra de Altomira

Así, la puesta en valor del olivar contribuye a la conservación de un paisaje con un mosaico variado de teselas diversas, con zonas de transición entre las estepas cerealistas y los montes de encinar, que acogen y permiten el desarrollo de distintas especies de flora y fauna que, sin el soporte del olivar, dejarían de habitar la Sierra de Altomira.

El uso de esta variedad local requiere el mantenimiento de un manejo tradicional, alineado con los criterios de producción agraria ecológica. El árbol requiere una atención y cuidados constantes por parte del agricultor que aseguran la producción de aceituna con el mínimo laboreo y sin aportes externos de fitosanitarios. En esta línea el trabajo de Olivares de Altomira ha consistido en incorporar la forma de hacer de los abuelos que mimaban sus cultivos el conocimiento y la tecnología que ayudan a mejorar las condiciones de trabajo del agricultor, siempre desde el respeto a los ciclos naturales de la planta y el ecosistema del que forma parte.

La contribución del proyecto a la sostenibilidad no está sólo en la conservación de una variedad local tradicional o mantener la fertilidad natural del suelo. Continúa en la recogida del fruto: se realiza al vuelo y con el menor daño posible al olivo. El vareo que se practica sobre variedades más frondosas no sería viable en estos árboles, ya que ocasiona una defoliación y pérdida de ramas de las que los pequeños olivos de La Alcarria no se recuperarían fácilmente.

Como recompensa a este mimo se obtiene un producto de máxima calidad, ya que las aceitunas pasan del árbol a la mano del agricultor y de allí a la almazara, sin tocar el suelo. Y allí donde se procesa la aceituna para extraer el preciado aceite sigue la apuesta por la sostenibilidad de Olivares de Altomira.

Aceituna Verdeja de Altomira

La almazara se ha instalado aprovechando la ubicación de una antigua fábrica de aceite de la que apenas se conservaban unas naves derruidas y una vieja chimenea de ladrillo. Olivares de Altomira ha limpiado y recuperado el enclave para su nueva almazara, dotada de equipos modernos con los que se realiza el proceso de extracción de aceite en condiciones óptimas.

La almazara apuesta por la autosuficiencia energética. Es más, no está conectada al sistema eléctrico. Produce su propia energía: la electricidad con paneles solares instalados sobre el techo de la nave y el calor con una caldera de biomasa en la que los huesos de las aceitunas se queman para mantener la temperatura óptima en la instalación. La instalación cuenta con un generador de gasoil de apoyo a estos sistemas para reducir la incertidumbre en una apuesta tan innovadora como un proceso industrial autosuficiente energéticamente. Si bien a largo plazo se verá la necesidad de este apoyo y la posibilidad de eliminar este último elemento de dependencia energética, de momento su papel se ha visto reducido a ese: evitar que un pico de consumo eléctrico u otro imprevisto en un momento crítico tiren por tierra toda la inversión.

La sostenibilidad también incluye la variable social, que en este proyecto encontramos en la generación de actividad económica en el mundo rural. Olivares de Altomira genera puestos de trabajo tanto en el campo como en la almazara o la distribución de su aceite. Son puestos muy especializados que requieren del conocimiento del manejo de esta variedad local de olivo o de los procesos de control de la instalación y las variables que permiten superar los exigentes criterios del aceite que obtiene.

aceite de oliva virgen extra ecológico

Y aquí llegamos a la tercera pata de la sostenibilidad: la económica. Porque mantener el manejo tradicional del olivo y financiar una almazara moderna y sostenible, así como los puestos de trabajo asociados a la actividad, requieren de ingresos económicos a medio y largo plazo. La estrategia de Olivares de Altomira es competir en calidad y llevar el aceite de la Verdeja Castellana a todos los mercados posibles.

Conseguir los distintivos de agricultura ecológica y Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Aceite de La Alcarria implica someterse a procesos estrictos de cultivo y producción, así como a controles e inspecciones periódicas. Tan severas o más que conseguir los permisos necesarios para exportar al mercado chino, donde el aceite de oliva español es muy apreciado. O conseguir un acuerdo de distribución con Amazon, aparecer en los lineales de productos selectos de cadenas como El Corte Inglés o estar en la mesa de los restaurantes y alojamientos turísticos que apuestan por un producto de calidad y sostenible.

Así, la recuperación de una variedad local y un manejo tradicional del campo son la base con la que esta familia de emprendedores ha conseguido abrir a su producto las puertas de los mercados más exigentes del mundo. Quizá los más críticos con el modelo no vean con buenos ojos que el aceite de La Alcarria se acabe vendiendo en China o Nueva York como ecológico, pero todos tenemos en nuestra mano evitar este desplazamiento: sólo hay que comprar un aceite de oliva virgen extra que se produce a poco más de 100 kilómetros de Madrid y que Amazon pone en nuestra casa desde su centro logístico que, casualmente, está ubicado entre la almazara y la capital española.

La almazara sostenible de Olivares de Altomira

O mejor todavía. Si te gusta cuidar tu dieta y apuestas por productos saludables. Si crees en la producción sostenible y de proximidad… tienes la oportunidad de acercarte a Vellisca, disfrutar de su paisaje, conocer a sus gentes y comprar aceite de oliva virgen extra ecológico y sostenible. Oferta de alojamiento para turismo rural no falta, con excelentes rutas para practicar senderismo, disfrutar con la bicicleta o contemplar los valores naturales de la ZEC-ZEPA Sierra de Altomira.

Las 3 primeras fotos salen de Olivares De Altomira Alcarria.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad