Archivo de la categoría: consumo

Aceite de oliva ecológico y sostenible

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

aceitunas de la variedad verdeja castellana de los olivares de la Sierra de Altomira

Uno de los proyectos de emprendimiento que más me ha llamado la atención desde que me empezase a interesar por el tema allá en 2010 es “Olivares de Altomira”. Una apuesta familiar por un producto de calidad que junta innovación, tradición, conservación y desarrollo sostenible como fórmula de un éxito que cualquiera puede disfrutar en el resultado final: un aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad, ecológico y producido de forma sostenible.

El proyecto se basa en la recuperación de los olivares que, debido al éxodo rural iniciado en las décadas de 1950 y 1970, habían ido quedando abandonados. ¿Olivares en la Alcarria conquense? Sí, en las proximidades de Segóbriga, la capital del lapis specularis, el Imperio romano dejó una de sus señas de identidad: el cultivo del olivar.

Lo primero que llama la atención de estos olivos alcarreños es que estamos ante ejemplares bajitos en comparación con los que se cultivan en otras zonas. Se trata de una variedad local, de productividad limitada, pero bien adaptada a las peculiaridades de la Sierra de Altomira. La variedad Verdeja Castellana es endémica de La Alcarria. Una materia prima con características propias que garantiza un producto final diferenciado.

La elección de esta aceituna como elemento central del modelo de negocio de Olivares de Altomira asegura su estudio y conservación. Porque el abandono progresivo estaba llevando a su desaparición por sustitución de los olivares por otros cultivos menos intensivos en mano de obra, como los cereales.

Olivares en la Sierra de Altomira

Así, la puesta en valor del olivar contribuye a la conservación de un paisaje con un mosaico variado de teselas diversas, con zonas de transición entre las estepas cerealistas y los montes de encinar, que acogen y permiten el desarrollo de distintas especies de flora y fauna que, sin el soporte del olivar, dejarían de habitar la Sierra de Altomira.

El uso de esta variedad local requiere el mantenimiento de un manejo tradicional, alineado con los criterios de producción agraria ecológica. El árbol requiere una atención y cuidados constantes por parte del agricultor que aseguran la producción de aceituna con el mínimo laboreo y sin aportes externos de fitosanitarios. En esta línea el trabajo de Olivares de Altomira ha consistido en incorporar la forma de hacer de los abuelos que mimaban sus cultivos el conocimiento y la tecnología que ayudan a mejorar las condiciones de trabajo del agricultor, siempre desde el respeto a los ciclos naturales de la planta y el ecosistema del que forma parte.

La contribución del proyecto a la sostenibilidad no está sólo en la conservación de una variedad local tradicional o mantener la fertilidad natural del suelo. Continúa en la recogida del fruto: se realiza al vuelo y con el menor daño posible al olivo. El vareo que se practica sobre variedades más frondosas no sería viable en estos árboles, ya que ocasiona una defoliación y pérdida de ramas de las que los pequeños olivos de La Alcarria no se recuperarían fácilmente.

Como recompensa a este mimo se obtiene un producto de máxima calidad, ya que las aceitunas pasan del árbol a la mano del agricultor y de allí a la almazara, sin tocar el suelo. Y allí donde se procesa la aceituna para extraer el preciado aceite sigue la apuesta por la sostenibilidad de Olivares de Altomira.

Aceituna Verdeja de Altomira

La almazara se ha instalado aprovechando la ubicación de una antigua fábrica de aceite de la que apenas se conservaban unas naves derruidas y una vieja chimenea de ladrillo. Olivares de Altomira ha limpiado y recuperado el enclave para su nueva almazara, dotada de equipos modernos con los que se realiza el proceso de extracción de aceite en condiciones óptimas.

La almazara apuesta por la autosuficiencia energética. Es más, no está conectada al sistema eléctrico. Produce su propia energía: la electricidad con paneles solares instalados sobre el techo de la nave y el calor con una caldera de biomasa en la que los huesos de las aceitunas se queman para mantener la temperatura óptima en la instalación. La instalación cuenta con un generador de gasoil de apoyo a estos sistemas para reducir la incertidumbre en una apuesta tan innovadora como un proceso industrial autosuficiente energéticamente. Si bien a largo plazo se verá la necesidad de este apoyo y la posibilidad de eliminar este último elemento de dependencia energética, de momento su papel se ha visto reducido a ese: evitar que un pico de consumo eléctrico u otro imprevisto en un momento crítico tiren por tierra toda la inversión.

La sostenibilidad también incluye la variable social, que en este proyecto encontramos en la generación de actividad económica en el mundo rural. Olivares de Altomira genera puestos de trabajo tanto en el campo como en la almazara o la distribución de su aceite. Son puestos muy especializados que requieren del conocimiento del manejo de esta variedad local de olivo o de los procesos de control de la instalación y las variables que permiten superar los exigentes criterios del aceite que obtiene.

aceite de oliva virgen extra ecológico

Y aquí llegamos a la tercera pata de la sostenibilidad: la económica. Porque mantener el manejo tradicional del olivo y financiar una almazara moderna y sostenible, así como los puestos de trabajo asociados a la actividad, requieren de ingresos económicos a medio y largo plazo. La estrategia de Olivares de Altomira es competir en calidad y llevar el aceite de la Verdeja Castellana a todos los mercados posibles.

Conseguir los distintivos de agricultura ecológica y Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Aceite de La Alcarria implica someterse a procesos estrictos de cultivo y producción, así como a controles e inspecciones periódicas. Tan severas o más que conseguir los permisos necesarios para exportar al mercado chino, donde el aceite de oliva español es muy apreciado. O conseguir un acuerdo de distribución con Amazon, aparecer en los lineales de productos selectos de cadenas como El Corte Inglés o estar en la mesa de los restaurantes y alojamientos turísticos que apuestan por un producto de calidad y sostenible.

Así, la recuperación de una variedad local y un manejo tradicional del campo son la base con la que esta familia de emprendedores ha conseguido abrir a su producto las puertas de los mercados más exigentes del mundo. Quizá los más críticos con el modelo no vean con buenos ojos que el aceite de La Alcarria se acabe vendiendo en China o Nueva York como ecológico, pero todos tenemos en nuestra mano evitar este desplazamiento: sólo hay que comprar un aceite de oliva virgen extra que se produce a poco más de 100 kilómetros de Madrid y que Amazon pone en nuestra casa desde su centro logístico que, casualmente, está ubicado entre la almazara y la capital española.

La almazara sostenible de Olivares de Altomira

O mejor todavía. Si te gusta cuidar tu dieta y apuestas por productos saludables. Si crees en la producción sostenible y de proximidad… tienes la oportunidad de acercarte a Vellisca, disfrutar de su paisaje, conocer a sus gentes y comprar aceite de oliva virgen extra ecológico y sostenible. Oferta de alojamiento para turismo rural no falta, con excelentes rutas para practicar senderismo, disfrutar con la bicicleta o contemplar los valores naturales de la ZEC-ZEPA Sierra de Altomira.

Las 3 primeras fotos salen de Olivares De Altomira Alcarria.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

Recopilación de los Tweet en #EA26 noviembre 2017

Publicado en: Educación Ambiental día 26 #EA26 por Josechu Ferreras. Texto original

Este documento es una recopilación de los 147 tweet sin incluir las conversaciones del hashtag #EA26 publicados entre las 18 y las 19 horas del día 26 noviembre de 2017 . (Están en bruto en un corta pega desde Twitter) .

Lo publicamos en bruto por si alguien (voluntaria y generosamente) quiere y puede limpiar el documento, también por que las personas que iniciamos de este proyecto colaborativo #EA26 pensamos que estas son vuestras ideas, vuestras impresiones de un proyecto común y es una rica base de impresiones, retos yproblemas de la educación ambiental en la actualidad, que vale la pena conocer y que puede dar lugar a investigaciones, artículos periodísticos, etc.

Si alguien se anima que nos haga llegar los resultados, que los difundiremos y compartiremos con todos nuestros seguidores y seguidoras.

En PDF:   Tweet EA26 noviembre 2017

En documento Word:   Tweet EA26 noviembre 2017

ea-26


Puedes leer y comentar el artículo completo en Educación Ambiental día 26 #EA26

Formas de evitar el plástico al comprar frutas y verduras

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Si hay algo que no me gusta son los envases innecesarios. Esos que se transforman en basura nada más llegar a casa. Unos de los que más rabia me dan son los de los envases de frutas y verduras. Primero, porque son totalmente innecesarios y, segundo, porque evitarlos es muy sencillo.

Además de estos envases se puede debe ir un paso más allá y evitar también las bolsas de plástico de la venta a granel de frutas y verduras. Entre estos plásticos también se incluyen los guantes de plástico que hay en grandes superficies y que, en teoría, se deben usar por higiene, aunque como te contaré más adelante son solo una herramienta más de marketing.

Formas de evitar el plástico al comprar frutas y verduras

5 formas de evitar las bolsas a granel de plástico

Aquí te doy unos consejos para que cuando compres estos alimentos vayan con cero plásticos.

1.- Compra en mercados o fruterías “de barrio”

No por ser el mercado estos sitios están exentos de plástico, pero sí suelen estar a favor de poner toda la fruta en la misma bolsa si así se lo pides. Eso sí, tienes que acordarte de llevar las bolsas de tela.

Otra forma es llevar varias bolsas y no mezclar la fruta, eso ya es elección de cada persona, pero seguro que no hay problema en que lleves tus bolsas.

Además, si te preguntan, tienes la oportunidad de contar por qué lo haces y en esa explicación seguro que hay alguien que recapacita y quizá también siga tu ejemplo. En ese caso, ese día habrás mejorado un poco el mundo con tu ejemplo.

2.- Sin bolsa

En muchos casos evitar las bolsas es tan fácil como pesar los alimentos y poner el precio encima. Ya ves qué forma tan sencilla de evitar el plástico. Este ejemplo sirve para supermercados, en los que el consumidor es el que elige y pesa la fruta.

Evidentemente, esto es práctico en piezas de fruta y verdura grandes. Para el resto de los casos puedes recurrir al siguiente ejemplo.

evitar las bolsas a granel de plástico

Esto funciona con piezas grandes

3.- Bolsas reutilizables

Puedes usar cualquier tipo, fabricarte las tuyas e incluso reutilizar la tela que tengas en casa. Yo las que uso son compradas y son translucidas así que permiten ver lo que hay en el interior (para evitar sospechas en las grandes superficies). Se cierran facilmente y pesan muy poco así que son ideales para este tipo de compras. Incluso sirven para comprar legumbres secas. ¡Vamos, que creo que fueron una buena compra! 🙂

Bolsas a granel reutilizables

Bolsas a granel reutilizables

4.- Evita usar los guantes de plático

Aunque no se trate de bolsas, los guantes de plástico están tan asociados a la compra de frutas y verduras en las grandes superficies que creo que tendrían que tener una regulación similar.

La mejor opción es evitarlos. Venden una falsa imagen de higiene. Falsa, porque al llegar a casa las personas lavan la fruta y la verdura, y porque antes de llegar al expositor han pasado por muchas manos. Pero se quiere vender una imagen de limpieza que no es real mientras que el gasto de plástico sí lo es.

5. No compres fruta y verdura envasada

Es la mayor fuerza que podemos hacer. Si se dejan de comprar este tipo de productos, se dejarán de intentar vender. Los consumidores tenemos un gran poder y deberíamos ejercerlo. Es la mejor forma de emplear nuestro dinero y, a la vez, dejar claras cuáles son nuestras prioridades. 

¿Cuál es tu manera de evitar este tipo de bolsas?

Foto de cabecera: Mike Dorner

La entrada Formas de evitar el plástico al comprar frutas y verduras aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

¡Que alguien termine con la locura de envasar todas las frutas!

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Por favor, que alguien pare este locura, tontería o sinsentido. Estoy cansada y muy cansada de ver hortalizas y verduras envasadas. Y, en muchos casos, de una en una. ¿Es esto necesario? Rotundamente, no. Seguro que no necesitas ejemplos, basta con darte un paseo por esos supermercados, hipermercados o simplemente el “súper“, para saber a qué me refiero. Allí las encontrarás fácilmente.

 

No es más sana, es más cara y se estropea antes

La razón de estos productos no es aumentar su duración ni mejorar su calidad. Simplemente es una herramienta más de marketing, de ventas, de llamar la atención. De llevarse más dinero en menos tiempo.

Pero no te engañes, ese esfuerzo y plástico de más no está puesto para tu beneficio. La fruta no va a durar más (probablemente se estropee antes), no tiene un punto más de calidad ni será más sana. Simplemente la convierte en un producto más contaminante, más difícil de gestionar y, por supuesto, más caro.

fruta en plástico

Frutas peladas y envasadas

En nuestra mano está no comprarlos, pero la realidad es que no deberían existir

Sí, lo que sé es que muchas personas me dirán que no compre lo que no quiera y todo solucionado. Que me vaya comprar a otro sitio. Que al fin y al cabo, ojos que no ven, corazón que no siente. Pero esto no es suficiente, la realidad es que estos productos no deberían existir. Y yo no tendría que estar escribiendo esto con la única esperanza de que la gente se conciencie (si es que no lo ha hecho ya) y no compre jamás este tipo de producto, y así se dejen de “plastificar” frutas y hortalizas.

Lo que deberíamos exigir es que no existan porque este tipo de productos nos perjudican a todos. Yo también vivo en este planeta y también me importa lo que hagan otros si eso me repercute. Los propios vendedores son los que deberían poner cordura en esto. Los de las grandes superficies en especial, que es donde se encuentra este tipo de producto.

Los productos sostenibles no pueden ser solo una opción de los que los buscan y rebuscan, deben ser la opción única. Por lo menos en este caso que es tan sencillo.

fruta en plástico

Algunos ejemplos de plástico innecesario

Sí, estamos enganchados al plástico

Por eso sigo pensando que estamos enganchados al plástico. Puede que a veces el plástico sea transparente, pero por nuestra manera de actuar, parece que sea invisible. Que ya forme parte de nuestras vidas de tal manera que no seamos capaces de ver lo innecesario que es en muchas ocasiones. Me doy cuenta cuando voy al supermercado, y en vez de las bolsas de plástico, llevo mis bolsas de tela y rara vez pasan desapercibidas. De hecho, a veces te preguntan por qué la llevas, ¡Si por esas bolsas de comprar fruta no te cobran, mujer! La razón es simple, prefiero no llevarme a casa algo que se va a convertir en residuo en cuanto saque los alimentos que van dentro.

Como me veo incapaz de convencer una a una a todas las personas que me encuentre y cambiar sus hábitos, repito, una vez más, que deberían ser los productores y los vendedores los que cambiasen. Y si no, un cambio en la legislación tampoco estaría de más.

Y además también el chorizo…

Por si lo anterior te parecía poco ahora también hay chorizo cortado en rodajas y con su correspondiente ración de plástico. En fin, que cuando veo cosas así me dan ganas de bajarme de la vida 🙁

El chorizo cortado y su innecesario envase de plástico

La entrada ¡Que alguien termine con la locura de envasar todas las frutas! aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

¡Que alguien termine con la locura de envasar todas las frutas!

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Por favor, que alguien pare este locura, tontería o sinsentido. Estoy cansada y muy cansada de ver hortalizas y verduras envasadas. Y, en muchos casos, de una en una. ¿Es esto necesario? Rotundamente, no. Seguro que no necesitas ejemplos, basta con darte un paseo por esos supermercados, hipermercados o simplemente el “súper“, para saber a qué me refiero. Allí las encontrarás fácilmente.

 

No es más sana, es más cara y se estropea antes

La razón de estos productos no es aumentar su duración ni mejorar su calidad. Simplemente es una herramienta más de marketing, de ventas, de llamar la atención. De llevarse más dinero en menos tiempo.

Pero no te engañes, ese esfuerzo y plástico de más no está puesto para tu beneficio. La fruta no va a durar más (probablemente se estropee antes), no tiene un punto más de calidad ni será más sana. Simplemente la convierte en un producto más contaminante, más difícil de gestionar y, por supuesto, más caro.

fruta en plástico

Frutas peladas y envasadas

En nuestra mano está no comprarlos, pero la realidad es que no deberían existir

Sí, lo que sé es que muchas personas me dirán que no compre lo que no quiera y todo solucionado. Que me vaya comprar a otro sitio. Que al fin y al cabo, ojos que no ven, corazón que no siente. Pero esto no es suficiente, la realidad es que estos productos no deberían existir. Y yo no tendría que estar escribiendo esto con la única esperanza de que la gente se conciencie (si es que no lo ha hecho ya) y no compre jamás este tipo de producto, y así se dejen de “plastificar” frutas y hortalizas.

Lo que deberíamos exigir es que no existan porque este tipo de productos nos perjudican a todos. Yo también vivo en este planeta y también me importa lo que hagan otros si eso me repercute. Los propios vendedores son los que deberían poner cordura en esto. Los de las grandes superficies en especial, que es donde se encuentra este tipo de producto.

Los productos sostenibles no pueden ser solo una opción de los que los buscan y rebuscan, deben ser la opción única. Por lo menos en este caso que es tan sencillo.

fruta en plástico

Algunos ejemplos de plástico innecesario

Sí, estamos enganchados al plástico

Por eso sigo pensando que estamos enganchados al plástico. Puede que a veces el plástico sea transparente, pero por nuestra manera de actuar, parece que sea invisible. Que ya forme parte de nuestras vidas de tal manera que no seamos capaces de ver lo innecesario que es en muchas ocasiones. Me doy cuenta cuando voy al supermercado, y en vez de las bolsas de plástico, llevo mis bolsas de tela y rara vez pasan desapercibidas. De hecho, a veces te preguntan por qué la llevas, ¡Si por esas bolsas de comprar fruta no te cobran, mujer! La razón es simple, prefiero no llevarme a casa algo que se va a convertir en residuo en cuanto saque los alimentos que van dentro.

Como me veo incapaz de convencer una a una a todas las personas que me encuentre y cambiar sus hábitos, repito, una vez más, que deberían ser los productores y los vendedores los que cambiasen. Y si no, un cambio en la legislación tampoco estaría de más.

Y además también el chorizo…

Por si lo anterior te parecía poco ahora también hay chorizo cortado en rodajas y con su correspondiente ración de plástico. En fin, que cuando veo cosas así me dan ganas de bajarme de la vida 🙁

El chorizo cortado y su innecesario envase de plástico

La entrada ¡Que alguien termine con la locura de envasar todas las frutas! aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Cómo comprar ropa de segunda mano sin volverte loca

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Comprar ropa online puede dar un poco más de miedo que ir a la tienda. Si a esto le sumamos que hablamos de ropa de segunda mano, la cosa se complica aún más. Por si este tipo de compras te echan para atrás, te dejo una serie de consejos para cuando uses webs de ropa de segunda mano.

1. Utiliza los filtros

Puede que encontrar lo que buscas te parezca imposible. Si estas acostumbrada a buscar en las webs de ropa en la que todo está ordenado, puede que las webs de segunda mano te parezcan la madre de todos los caos. Sin embargo, no te preocupes, casi todas tienen filtros en los que puedes elegir la prenda que quieres, talla y en algunas webs también la marca de ropa.

Una vez que te familiarices con los filtros, verás que es muy fácil encontrar prendas del tipo que te gustan y no perderás el tiempo a la hora de elegir.

2. Busca ropa con etiqueta

Uno de los principales miedos cuando se compra ropa de segunda mano es la calidad de la misma. Parece lógico asociar ropa de segunda mano con ropa vieja, pero no es así. En las webs que recomiendo en el blog se vende única y exclusivamente ropa nueva con etiqueta o casi nueva. Si este también es tu miedo, te recomiendo que utilices el filtro “ropa nueva con etiqueta“. Si más adelante te sientes confiada puedes buscar ropa poco usada.

3. Solicita más fotos o busca la prenda en Internet

¿No estás segura de que el color te vaya a gustar? ¿No te queda claro cómo quedaría la prenda puesta? Sin problemas, algunas webs permiten interacción entre comprador y vendedor, así que si tienes dudas, pide más fotos. En el caso de que no se puedan solicitar más fotos, siempre puedes buscar la prenda en concreto en Internet. San Google seguro que te resuelve las dudas.

4. Compara precios

Vale, puede que te parezca que la ropa de segunda mano va a ser más barata que la de las tiendas siempre, pero puede que no. Yo este verano quería comprarme un monedero de una marca en concreto, y estaba más barata en la tienda que de segunda mano. Ya sé que el objetivo no es ahorrar dinero, aunque también es importante, pero puede que te sientas estafada si luego lo ves en la tienda más barato. Por eso siempre es mejor comparar.

5. Pide medidas de las prendas

Si con una foto y la talla no sabes si te va quedar bien lo que has elegido, pide medidas. Hay que resaltar que no todas las webs ofrecen la posibilidad de poder solicitar más fotos o medidas. En las que se puede, no dudes en plantear tus dudas. Mide tu ropa y compara con las medidas que te ofrecen, será más fácil acertar.

6. Si no quedas satisfecha, dilo

No tiene por qué pasar, pero si alguna vez te sientes engañada, puedes reclamar. En casi todas las webs podrás hacer devoluciones sin problemas y, si tienes algún problema con la persona que ha vendido la prenda, puedes contactar con los gestores de la web para que te ofrezcan solución.

Espero que estos consejos te hayan servido de ayuda. Si tienes algún truco, ¡compártelo!

 

La entrada Cómo comprar ropa de segunda mano sin volverte loca aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia