Archivo de la categoría: Cambio Climático

Todo lo que debes saber sobre la Cumbre del Clima de Bonn (COP23)

Publicado en: Aspectos Del Medioambiente por Germán Portillo. Texto original




Entre los días 6 y 17 del pasado mes de noviembre de 2017 se celebró la vigésimo tercera Cumbre del Clima en Bonn (COP23). El objetivo de esta cumbre es luchar contra el cambio climático, siendo éste el problema a escala mundial más importante al que se enfrenta hoy día la humanidad.

Antes los cambios ambientales que nos esperan y los nuevos escenarios climáticos, los Gobiernos y científicos expertos de más de 195 países se han reunido y aliado para crear un pacto que ayude en la lucha contra el cambio climático. ¿Qué es lo más importante que debes saber de lo ocurrido en esta Cumbre del Clima?

Objetivo principal del Acuerdo de París


Para luchar contra el cambio climático se debe atacar directamente a su origen: las emisiones de gases de efecto invernadero. Son estas emisiones (emitidas a gran escala por el ser humano) las que hacen aumentar las temperaturas medias del planeta y, de esta forma, desencadenar todos los fenómenos climáticos extremos.

El objetivo principal de este Acuerdo internacional es la de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global. Más de 195 países harán su mejor esfuerzo para reducir estas emisiones sin influir en el crecimiento económico. Para ello, es necesaria una transición energética basada en la descarbonización, es decir, en el cambio de la producción de energía a través de combustibles fósiles por las energías renovables.

¿Qué se ha conseguido en la COP23?


1. Eliminar el carbón

Lo primero que se ha conseguido es una Alianza sin carbón. Esto es, reducir al máximo el uso del carbón como fuente de energía. Los líderes de esta Alianza son Reino Unido y Canadá. Son ellos los que abogarán por la eliminación rápida y gradual del carbón, promoviendo un crecimiento limpio.
Además, más de 20 países en los que se incluyen Francia, Finlandia y México han formado parte de esta Alianza que cuenta con una amplia gama de empresas y organizaciones de la sociedad civil que se han unido para proteger el clima.

Para reducir el uso del carbón se ha acordado eliminar de forma gradual todas las centrales térmicas tradicionales de carbón e ir incrementando la generación de energía renovable. También pretenden establecer una moratoria sobre cualquier nueva central eléctrica que use carbón sin captura o almacenamiento de CO2.

2. Mejor seguridad alimentaria y agricultura

El cambio climático no solo amenaza con modificar el clima, sino que también afectará a los recursos alimentarios de la población mundial. Para evitar este problema y garantizar la seguridad alimentaria del mundo, se ha aprobado un plan de trabajo para la agricultura. Este trabajo consiste en la adaptación de la agricultura ante las condiciones que propiciará el cambio climático. Se pretenderá mejorar la capacidad de carbono de los suelos, actuar sobre el sector ganadero y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) responsables, etc.

3. Más conocimiento y acción

Además, se creará una plataforma para otorgar conocimientos locales sobre el cambio climático a los grupos indígenas, dándoles un reconocimiento a sus capacidades ancestrales.
Algunos países de Latinoamérica presentaron acciones concretas para combatir el cambio climático. Entre ellos nos encontramos con:

  • Uruguay pretende reducir las emisiones de GEI en un 50% para el 2025 con respecto a las emisiones de 1990.
  • Argentina cuenta con un Gabinete Nacional de Cambio Climático, liderado por el presidente Mauricio Macri, que reúne a 12 ministerios.

·       Perú ha establecido 51 acciones de adaptación y mitigación contra el cambio climático para reducir las emisiones un 30% para el 2030.

Estas cumbres del clima son necesarias para solucionar los problemas del cambio climático, aunque no se están observando soluciones inmediatas. Sin embargo, cada año se acentúan más los efectos negativos y cada aporte cuenta en esta lucha.




Puedes leer y comentar el artículo completo en Aspectos Del Medioambiente

Costa Rica: banano con emisiones cero. ¿Realidad o greenwashing?

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por JLCanga. Texto original

Por desgracia, con mucha frecuencia leemos noticias de prensa que exageran los logros ambientales de algunas empresas. Lo hacen emitiendo “mensajes ambientales engañosos”, que dan a entender cosas que no son. Es lo que se llama Greenwashing. Hemos tenido ocasión de comentarlo anteriormente en otros post sobre Correos y Metro de Madrid.

En este post vamos a ver otro ejemplo, en un artículo de una revista de Costa Rica. En febrero de 2018 se publicaba la noticia “Producir bananos sin dejar huellas”, en la agencia de noticias Inter Press Service. De esa noticia se obtiene una importante conclusión, que se resalta con un titular: “Costa Rica: bananos con emisiones cero”. Pues bien, esa noticia es manifiestamente engañosa y, por tanto, es un caso claro de Greenwashing. Si quieres saber porqué, sigue leyendo.

En la noticia se glosaba que el Foro Mundial Bananero (FMB), de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), había elaborado una “Guía práctica para medir y reducir la huella de carbono y agua en la producción bananera”.

La Guía ha contado con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional Alemana (GIZ) e incluye experiencias de Costa Rica, “que dice ser un país líder en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en la industria bananera”, y cuyas lecciones aprendidas dicen que pueden ser replicadas por otros.

Además, se incide en que Costa Rica tiene una política nacional y un compromiso de alcanzar la meta de carbono neutralidad en 2021. Y que por ello fue elegida por la FAO para desarrollar ese proyecto piloto, considerando que el país es “pionero en contar con las primeras plantaciones de banano certificadas como carbono neutral”.

Con todos estos antecedentes, llegados a este punto, lo lógico es tener la imagen de que las plantaciones de banano de Costa Rica consideradas en la Guía han hecho una evaluación exhaustiva de su Huella de Carbono y que han compensado la totalidad o la mayor parte de sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero, para conseguir ser neutrales. Pues bien, desgraciadamente, si entramos en los detalles de la Guía, veremos que no es así.

La noticia se ha extralimitado notablemente en los logros del trabajo realizado y ha dado a entender mucho más de lo que realmente se ha evaluado. En consecuencia, la noticia es un buen ejemplo de GREENWASHING, puro y duro. Basándonos en la propia Guía, veamos ahora porqué esto es así.

En primer lugar, vamos a dejar claro cuál es el uso correcto del término “carbono neutral”. Para ello, nos vamos a apoyar en la norma PAS 2060, que dice que ese término indica que “la organización o producto al que se refiere no ha contribuido con emisiones netas de Gases de Efecto Invernadero a la atmósfera; es decir, que su impacto sobre el cambio climático es cero”. Esto se logra compensando las emisiones que no se pueden reducir. Y ello requiere que la medida de la Huella de Carbono de Organización haya incluido el 100% de las emisiones de los Alcances 1,2 y todas aquellas emisiones del Alcance 3 que contribuyan con más del 1% a la Huella de Carbono total. También se puede conseguir evaluando correctamente la Huella de Carbono del Ciclo de Vida del Producto (lo que requiere el cumplimiento de los principios oportunos y, en particular, el de integridad) y compensando las emisiones necesarias.

La Guía deja bien claro que la Huella de Carbono se evalúa bajo el enfoque de Organización; es decir, lo que realmente evalúa la Guía es la Huella de Carbono de la “Organización que cultiva el banano” (norma ISO 14064-1); no se evalúa la Huella de Carbono de la “producción de banano” (que requiere emplear la norma ISO/TS 14067 y el enfoque de Ciclo de Vida del Producto). Además, la Guía dice que: “las emisiones que deben incluirse obligatoriamente en el inventario son las correspondientes al alcance 1 y 2; las emisiones de alcance 3 que llegan a ser de gran impacto y fundamentales para el negocio, deben considerarse para el inventario”.

Sin embargo, la realidad es que en la Guía y en los ejemplos no se evalúan algunos componentes muy importantes del Alcance 3 de la Huella de Carbono de la producción de banano, como son todas las operaciones necesarias, desde la extracción y procesado de las materias primas, para la fabricación y transporte (hasta la explotación agrícola) de los fertilizantes, pesticidas, combustibles, materiales de cosecha, embalajes, etc. empleados en la fase de cultivo. No puede alegarse que falten datos, porque en la propia Guía se dice conocer cuántos fertilizantes, pesticidas y combustibles se han utilizado. Por tanto, cabe pensar que el estudio y la Guía no están completos porque no se ha dispuesto de las herramientas adecuadas para hacer los cálculos, como son los softwares de Análisis de Ciclo de Vida (SimaPro, Gabi, etc.), que disponen de los datos necesarios para hacerlo.

Es decir, la Guía conduce a medir la Huella de Carbono de la “Organización” (la empresa que produce el banano; que no es lo mismo que medir la Huella de Carbono de la producción del banano) de una manera muy parcial.

A continuación, se recoge el esquema que se muestra en la Guía para explicar el ciclo de vida completo de la producción de banano, señalando las tres primeras etapas evaluadas e indicando las 4 siguientes que no se han considerado ni en la Guía ni en los cálculos. Queda claro, por tanto, que en ningún momento se ha evaluado la Huella de Carbono del Ciclo de Vida de la producción de banano. Más aún, el citado esquema está incompleto, puesto que olvida una parte importante de la fase de aguas arriba, que forma parte del Alcance 3 de la organización; por ejemplo, como ya se ha dicho, faltan todas las operaciones necesarias, desde la extracción y procesado de las materias primas, para la fabricación y transporte de los fertilizantes, pesticidas, combustibles, materiales de cosecha, embalajes, etc. empleados en la fase de cultivo.

Esquema que se muestra en la guía, con una parte importante no evaluada.

En otro lugar, la Guía relaciona la Huella de Carbono de Organización calculada (muy incompleta) con datos de producción, con objeto de evaluar en futuras ocasiones el desempeño de la empresa: esto le lleva a sugerir el empleo de indicadores como kg CO2e/caja, kg CO2e/kg banano, kg CO2e/$. Esto no es incorrecto; además la Guía dice que estos valores no sirven para presentar los resultados en una declaración. Esto es así, pero no por la razón que en ella se da: “en una declaración deben presentarse en toneladas de CO2 equivalente”; la verdadera razón es que, para poder hacer una declaración de la Huella de Carbono de un Producto, esta tiene que calcularse bajo el enfoque del Ciclo de Vida de Producto, es decir, con la norma ISO/TS 14067, complementada con la Regla de Categoría de Producto adecuada, que, por cierto, existe para calcular la huella de carbono de la producción de banano.

En el informe de resultados obtenidos, se indica que el resultado del indicador de desempeño de emisiones por caja fue de 1,019 kg CO2e/caja. Esto da a entender que La Huella de Carbono de la producción de “una caja de banano para exportación de 18,14 kg” es la cantidad mencionada, lo que da a entender que, en Costa Rica, la Huella de Carbono de la producción de banano es francamente baja. Sin embargo, este sobreentendido (que debería ser proactivamente evitado) no es correcto, porque la evaluación se ha hecho para la “organización productora” y está manifiestamente incompleta.

En definitiva, debe quedar claro que el enfoque adecuado para medir la Huella de Carbono de la “producción de banano” es el de la Huella de Carbono de Producto (norma ISO/TS 14067), basado en evaluar exhaustivamente todo el Ciclo de Vida de la “producción de banano”; y que es un enfoque apreciablemente diferente al de la Huella de Carbono de Organización, seguido en la Guía analizada en este post.

Resulta, por tanto, que la Huella de Carbono evaluada en la Guía está muy incompleta. Así lo reconoce, implícitamente, la propia Guía, que dice poner a disposición el procedimiento para estimar las emisiones de GEI de una organización, es decir, de una “empresa bananera”. Es decir, la Guía no es adecuada y no permite calcular la Huella de Carbono de la producción de una cierta cantidad de banano (1 kg, 1 tonelada). En consecuencia, si no se conoce la Huella de Carbono de la producción de banano, si se tiene la certeza de que no se ha evaluado de manera exhaustiva, aunque se compensen algunas emisiones, NUNCA SE PODRÁ DECIR QUE ES UN BANANO NEUTRAL O CON EMISIONES CERO. Esta es otra de las extralimitaciones del artículo de prensa y probablemente la más grave.

Confiamos que el post te haya resultado tan interesante que hayas llegado hasta aquí. Esperamos también que el tema te haya motivado a aprender sobre estos temas y a profundizar en ellos.

Si estás interesado en tener una visión completa de lo que es la Huella de Carbono, la Huella Hídrica, la Huella de Agua y la Huella Ambiental de un producto y cómo se calculan, te invitamos a participar en los cursos que impartimos sobre las Huellas de Producto en el Instituto Superior de Medioambiente (ISM) sobre esta materia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

¿Qué es el Pacto de los Alcaldes?

Publicado en: Eco-Huella. Sostenibilidad, Cambio Climático y Huella de Carbono por María A. Texto original

El Pacto de los Alcades para el Clima y la Energía es una iniciativa impulsada por la Comisión Europea en 2008, a la que ya se han unido miles de municipios de toda Europa, cuyo principal objetivo es el compromiso voluntario de alcanzar unos objetivos climáticos y energéticos en la lucha contra el Calentamiento Global.Los nuevos firmantes del Pacto de los Alcaldes prometen reducir las

Puedes leer y comentar el artículo completo en Eco-Huella. Sostenibilidad, Cambio Climático y Huella de Carbono

Amazon: cuando la modernidad esconde un descomunal salto atrás

Publicado en: Un viaje hacia el activismo por Ma Luisa Toribio. Texto original

¿Se te olvidó la ensalada para la cena? No pasa nada, Amazon trae a tu casa los tomates y la lechuga en un periquete. Rápido, cómodo, un servicio impecable para esta sociedad de las prisas. Todas tus compras a golpe de click desde el sofá de tu casa. ¡El progreso en estado puro!, ¿o no?

Yo no compro en Amazon

Tuve claro que jamás lo haría después de leer un extenso artículo en el que se describía lo que hay detrás de este modelo de negocio (1).

Almacenes gigantescos, informatizados hasta niveles insospechados, en los que las personas son marionetas de un ballet tecnológico. Cada día recorren apresuradamente kilómetros entre inmensas hileras de estanterías; guiadas por escáneres que les indican dónde está la mercancía que buscan… para dirigirles inmediatamente a la siguiente.

Una moderna tecnología que, además de mantener bajo estricto control cada uno de los miles y miles de artículos, permite controlar cada movimiento de trabajadoras y trabajadores. Al fin y al cabo, dentro del almacén de Amazon las personas son una pieza del engranaje.

Empleo precario, bajos salarios, jornadas exhaustivas, mucho trabajo temporal… un modelo que las grandes marcas ya no solo utilizan en países empobrecidos, lejos de nuestra vista; lo han conseguido implantar –y lo que es peor, normalizar– en el corazón de la sociedad occidental.

El comercio local es otro perdedor en esta historia. A la competencia de las grandes superficies ha venido a sumarse el gigante que te lleva a casa todo lo que puedas imaginar.

Y también aparece en escena el cambio climático. El transporte incesante de todo tipo de artículos directamente a los hogares, aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Eso sí, los paquetes y furgonetas de Amazon recorren el mundo esbozando una leve sonrisa. Intuyo que no es la de sus trabajadoras y trabajadores; será, quizás, la de su fundador, modélico y respetado empresario ¡Ah! y también multimillonario.

No, yo no compro en Amazon. Prefiero imaginar la sonrisa de las personas que producen lo que necesito y sonreir a quien me atiende en un comercio local. Prefiero ser parte de la corriente que está impulsando la transición ecológica y social que tanto necesitamos (2).

___________________________
  1. Amazon, el reverso de la pantalla. Investigación en los almacenes. Le Monde Diplomatique en español. Noviembre de 2013.
  2. Y alguna vez realizo alguna compra online. Pequeños negocios en los que encuentro artículos de más difícil acceso. La compra online es una herramienta muy buena, el problema surge con el modelo de negocio, la desmesura, el todo vale.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Un viaje hacia el activismo

Logros de la COP23

Publicado en: Eco-Huella. Sostenibilidad, Cambio Climático y Huella de Carbono por María A. Texto original

Resultados y aspectos destacados de la COP23 de Bonn 2017Con 197 Partes, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) cuenta con un número de miembros que la hace casi universal y es el tratado precursor del Acuerdo de París sobre el cambio climático adoptado en 2015 cuyo objetivo principal  es limitar el aumento de la temperatura media mundial muy por

Puedes leer y comentar el artículo completo en Eco-Huella. Sostenibilidad, Cambio Climático y Huella de Carbono

Asuntos ambientales que dan más miedo que Halloween

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Todo el mundo tiene miedo a algo, yo por ejemplo tengo miedo a quedar dormida en el bus y a las películas de miedo. Y ahora que se acerca Halloween y a todo el mundo le da por ir dando sustos, me he dado cuenta de que más nos valdría empezar a asustarnos por cosas que están pasando ya.

Me refiero a esos asuntos ambientales que dan miedo. Esos que podrían servir de argumento a una película de miedo pero que son muy reales. Esperemos que los políticos se lo tomen en serio y entre todos reaccionemos para darle un final feliz.

Asuntos ambientales que dan miedo

Más plásticos que peces en 2050

Una de las noticias recientes más impactante es la estimación de la cantidad de plástico que existe y la que habrá. La ONU estima que, siguiendo con la tendencia actual, en 2050 habrá más plástico que peces. Estos datos nos ponen en alerta sobre la necesidad de actuar ya. Este tipo de contaminación marina no solo afecta a los animales que viven en el mar o se alimentan en él. Afecta también a los consumidores y las personas que viven de los recursos que ofrece el mar. Unos ven disminuidos sus ingresos y otros ven incrementarse el precio de estos productos.

En cualquier caso, las estimaciones del plástico presente en el mar se elevan al equivalente a 10.000 camiones llenos de plástico.

Las muertes producidas por la contaminación atmosférica

Es muy probable que tú también estés expuesto a la contaminación atmosférica. Esto lo sé porque según la OMS, más del 80% de la población española ha respirado aire contaminado por ozono durante este último año.


En España las muertes prematuras debidas a la contaminación atmosférica llegarían a 30.000.
Click To Tweet


Desde luego, la contaminación atmosférica lo tiene todo para ser el asesino en serie en cualquier película. Es silenciosa, muchas veces no nos percatamos de su presencia y, sin embargo, es mortal.

Microplásticos hasta en el agua que bebemos

Y en el pescado que comemos. Si tenemos que asustarnos por los problemas ambientales cuando empiezan a afectarnos de manera clara y directa, este momento ha llegado ya. Hasta que se decidan a prohibir los microplásticos, os recuerdo que podemos evitarlos con sencillas alternativas. Algunas de ellas os las conté en este post.

El cambio climático ya está aquí

Bueno, la verdad es que ya lleva tiempo. Pero igual que esas pelis malas en las que nadie parece darse cuenta de que el tipo siniestro es el asesino, no estamos haciendo casi nada para combatirlo. En estos días en los que parece que el otoño se resiste a llegar y que parece que las evidencias científicas no paran de aparecer, no nos queda otra que pensar por qué no se empieza a actuar.

Superficie de terreno consumida por los incendios

Los últimos años han sido devastadores para los bosques y montes españoles y también para los del resto del mundo. Muchos de estos incendios han sido provocados. De momento, la superficie quemada en este año es 11 veces superior a la del año pasado. ¿No te parece preocupante?

Bueno, espero que estos temas te hayan causado un poco de miedo, porque no es para menos. Ahora lo que importa es que estamos a tiempo a que estos asuntos no se conviertan en pesadillas.

La entrada Asuntos ambientales que dan más miedo que Halloween aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia