Archivo de la categoría: tarabilla comun

COSTA DEL JURÁSICO Y PARQUE DE LAS UBIÑAS, EN ASTURIAS

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original



Estamos recién llegados de la primera parte de las vacaciones, y no nos cansamos, hemos vuelto a disfrutar de las costas y las montañas asturianas. Con una pequeña de 22 meses, el protagonismo no ha estado en disputa, siempre lo tiene ella, y sin embargo hemos vuelto con una buena cosecha de fotografías de la naturaleza, que no tardo más en compartir con los lectores.
Llegamos a Ribadesella con un día estupendo y además de sus casas de indianos, su playa y su río Sella, enseguida me entretuve con algunas gaviotas que comían el pan que algunos niños les daban.

Gaviota patiamarilla (Larus michaellis) a la izquierda y gaviota reidora (Larus ridibundus)
Los jóvenes de gaviota patiamarilla tienen un plumaje menos llamativo
La primera mañana amaneció lluviosa y fresca, así que nos fuimos al Museo del Jurásico de Asturias, y aunque Silvia aún es muy pequeña lo disfrutamos bastante.  Después de comer en Lastres, nos fuimos a la playa de La Griega, en busca de las huellas que los dinosaurios dejaron hace más de 70 millones de años.

Con plumas en vez de escamas, como muchos tuvieron en realidad,
 los dinosaurios tienen otro aspecto
Una de las huellas de un dinosaurio era tan grande que no tenia nada a su escala,
 excepto un bichillo que pasaba por allí
El día siguiente amaneció más despejado, pero aún demasiado fresco para bañarse, así que hicimos parte de la ruta que, bordeando la costa, va desde Isla a la Playa de la Griega.

La ruta sigue la costa, dominada por acantilados...
... y zonas de rasas mareales.
En los prados abundaban las tarabillas (Saxicola torquata)
Y algunas se posaban en las flores de las zanahorias silvestres
También había jilgueros (Carduelis carduelis)
Un joven cuco (Cuculus canorus) chillaba desde una rama seca
También había recién llegadas a la costa, como esta lavandera boyera (Motacilla flava) de 
la subespecie centroeuropea
A la vuelta a La Isla, estuve trajinando entre las rocas
Había anémonas al aire de la especie Anemonia viridis
Grandes algas llamadas laminarias
Pequeños peces en los charcos junto a lapas y caracolas
Y una roca con una forma sospechosa, que indagaré a ver de qué se trata. Edito: preguntados los técnicos del Museo del Jurásico de Asturias, amablemente me han dicho que que se trata de microbialitas: rocas formadas por microbios que atrapan sedimento y afectadas por grietas de desecación.
Entrando desde la costa, apareció trinando un grupo de zarapitos
Al final nos remojamos un poco en la playa, porque era nuestro último día. Al día siguiente, que ya salimos hacia la montaña, hicimos dos paradas intermedias: el Mirador del Fito, que estaba cubierto de niebla y la Iglesia prerrománica de Santa Cristina de Lena.

Iglesia prerrománica de Santa Cristina de Lena
Mientras esperábamos a entrar, nos sobrevoló un milano negro (Milvus migrans
que estaba mudando las rectrices de la cola
Llegamos a nuestro destino: Traslacruz, una pequeña aldea rodeada de bosques y prados, en el Parque Natural de Las Ubiñas - La Mesa, y donde desde la puerta de la casa en que nos alojábamos ya podíamos ver un montón de animales.

La pequeña aldea de Traslacruz
Todos los días venían a comer manzanas caídas algunos arrendajos (Garrulus glandarius)
Había muchos papamoscas grises (Muscicapa striata) capturando insectos
Y entre los arbustos, muchos petirrojos (Erithacus rubecula)
Había también una pareja de ratoneros (Buteo buteo) juveniles que 
chillaban y sobrevolaban el pueblo
Sobre el fondo de las nubes son muy oscuros
A veces pasaban tan cerca que no daba tiempo a enfocarlos
y finalmente se posaban en los castaños
Y allí seguían chillando

Al día siguiente con un sol de justicia, subimos al Puerto de la Cubilla, dejando abajo los bosques y disfrutando de los prados de diente que mantienen vacas y caballos.

Prados de diente en el puerto de la Cubilla, con muchas vacas y caballos
En la propia carretera también había vacas y terneros
Las vistas y la carretera son espectaculares
Empezando a caminar, nos topamos con un encierro de vacas, así que 
nos volvimos un momento al coche hasta que las encerraron y separaron en una corraliza
Hasta los asturcones y sus potros salieron corriendo ante
 los chillidos de vaqueros y mugidos de vacas
Había muchas aves alpinas, pero sólo pude fotografiar a este bisbita campestre (Anthus campestris)
Entre las rocas se soleaban las lagartijas roqueras (Podarcis murales)
Y en los regatos y charcas había muchas ranas verdes (Pelophylax perezi)

Otro día subimos a un pintoresco pueblo: Tuiza de Arriba, e iniciamos una marcha hacia el Refugio del Meicín. No llegamos, hacía calor y cargar con una niña de unos 14 kg, no ayudaba tampoco. Aún así, lo disfrutamos igualmente.

Camino al Meicín con las Ubiñas al fondo
Aún se conservan los cercados de piedra en algunos prados
Como siempre que hay prados las tarabillas nos observaban
De entre los arbustos salió un acentor común (Prunella modularis) que se posó cerca,  
y con el pico abierto demostraba que hacía mucho calor
Sobre los prados de siega una pareja de cernícalos (Falco tinnunculus) estuvieron de caza
Algún insecto debieron coger porque con las garras llevaban algo pequeño...
... y pronto volvían a buscar más presas
Sobre una teja, una lavandera blanca (Motacilla alba) empezó a acicalarse...
... de vez en cuando nos miraba...
... pero enseguida volvía a arrascarse
Nuestro último día lo pasamos haciendo parte de la Senda del Oso, entre Tuñón y Proaza. Se trata de una senda adecuada para ir con carrito y con el aliciente de ver osos cantábricos en unos cercados.

La senda es practicable para todos los públicos y
en algunos tramos proporciona una refrescante sombra
Al final pudimos ver tres de los cuatro osos (Ursus arctos) que tienen en los recintos,
y que al igual que nosotros, necesitaban refrescarse

En definitiva unas intensas y estupendas vacaciones en familia, rodeados de naturaleza, paisajes, historia, cultura y... ¡algunas fabes! 




Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

AVES A LA ACUARELA

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

Este fin de semana no he salido al campo, pero vuelvo aquí para compartir otra de mis aficiones, aunque a esta la dedico menos tiempo: las acuarelas. Hace unos meses hice una serie de acuarelas que tenían como tema algunas de las aves de Santorcaz, así que como tienen relación con el objeto de este blog, allá van. Tendré que seguir practicando, pero ya adornan las paredes de casa.

Dos coloridos viajeros, el abejaruco (Merops apiaster) y la abubilla (Upupa epops)
Dos aves de cultivos la perdiz (Alectoris rufa) y el sisón (Tetrax tetrax)
Una tarabilla común (Saxicola torquata), una collalba rubia (Oenanthe hispanica)
y una cogujada montesina (Galerida theklae)
Cuatro fringílidos bebiendo: jilguero (Carduelis c.), verderón (Chloris c.),
pardillo común (Carduelis cannabina) y verdecillo (Serinus s.)
Tres hirundínidos, volando la golondrina común (Hirundo rustica),
y posados el avión común (Delichon urbicum) y la golondrina dáurica (Cecropis daurica)
Tres sílvidos: las currucas cabecinegra (Sylvia melanocephala),
carrasqueña (S. cantillans) y tomillera (S. conspicillata)
Los páridos más comunes el herrerillo (Cyanistes caeruleus) y el carbonero común (Parus major)
En común, tienen que son migradoras,
la tórtola europea (Streptopelia turtur) y el autillo (Otus scops)
Dos pájaros carpinteros el pico picapinos (Dendrocopos major) y el pito real (Picus viridis)

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

PICO PICAPINOS, MÁS Y MÁS AGUILUCHOS Y HEMBRAS DE TARABILLA, ÁNADE REAL, VERDERÓN Y JILGUERO

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

Como dije en la anterior entrada, el domingo pasado me di un paseíto de dos horas temprano por la mañana. Agradecí madrugar, porque al menos pude ponerme una manga larga. Me dieron un par de sustos, primero un corzo que me salió muy cerca pero desapareció en seguida y después un pico picapinos (Dendrocopos major) que casi me dio en la cara. El motivo es que pasé muy cerca de su nido y salió asustado. Me llamó la atención que el nido lo hiciese tan bajo, y sobre todo en uno de los árboles con la madera más dura...

Justo donde se abren las ramas se aprecia el agujero del nido,
y en el suelo, todo el serrín acumulado por la obra

La verdad es que luego vi picapinos más adelante, pero para relacionar el nido con su artista, pongo la foto del pájaro a continuación.

Pico picapinos macho, como demuestra su nuca roja

En esas ramas puntisecas de olmos y álamos, además de tamborilear los pájaros carpinteros, son muy usadas por otros pájaros para cantar o tomar el sol vigilando los alrededores.

Una abubilla (Upupa epops) y dos palomas torcaces (Columba palumbus) comparten posadero

Llevamos varios días disfrutando de los aguiluchos laguneros (Circus aeroginosus) y ayer no faltaron a su cita. Llegué a ver dos machos y una hembra, uno de los machos estaba posado por el suelo, y no se si sería ese o el otro al que pude fotografiar en vuelo un buen rato después.

Aguilucho lagunero en un lindero con su cuerpo marrón típico
Cuando abre las alas, el aspecto es diferente
Tienen alas largas y estrechas, como la cola y un patrón de color muy definido


Como siempre, algún pajarillo más se puso a tiro de cámara.

Hembra de verderón (Chloris chloris), de colores más apagados que los machos
Y otra hembra, esta vez de tarabilla común (Saxicola torquata)

La nota triste me la dio esta hembra de ánade real (Anas platyrhynchos), atropellada y tirada en una cuneta. Entre la escasez de agua y estas cosas, no sé si podré ver algún patito este año.

Aquí se aprecia perfectamente los colores crípticos de las hembras
que han de ocultarse ellas y sus polluelos que no pueden volar de los depredadores

Y ya de vuelta a casa, siguiendo las idas y venidas de los jilgueros (Carduelis carduelis) descubrí que ya andan en sus nidos.

Cuando te ocultas en un buen nido, aunque seas hembra puedes tener colores llamativos

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

AGUILUCHO PÁLIDO Y AVUTARDAS

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

No hemos dejado escapar el buen tiempo de este fin de semana, el sábado primero yo sólo y después en familia, y el domingo todos juntos, también hemos salido al campo. Andando, en bici o con carrito, lo hemos disfrutado de varias formas.
Además esta vez no sólo he ido por cerros, también ha tocado la zona de páramo y claro, eso se ha notado en algunas especies no habituales en este blog. De hecho, empiezo por una que nunca había fotografiado, el aguilucho pálido (Circus cyaneus), un aguilucho que no cría en Santorcaz, pero que en invierno y en paso es posible ver. Además fue un macho con plumaje de adulto, un ave verdaderamente magnífica.

Inconfundible, tal vez sólo con el aguilucho cenizo, los machos son muy claros
Como he dicho, hubo suerte en el páramo y las especies, unas más lejos y otras más cercas, se dejaron fotografiar.

Los almendros ponen la nota de color en marzo,
lo que no se puede expresar en el blog, es su olor
Pude ver dos avutardas (Otis tarda) en una época muy interesante
También vi una pareja de alcaudones reales meridionales (Lanius meridionalis)
En todo caso, el rey del páramo es el triguero (Emberiza calandra)
aún abundantes a pesar de tanto pesticida
Después pasé al monte, y algunas pequeñas aves también se dejaron ver.

Cogujada montesina (Galerida theklae)
Macho de curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)
Tarabilla común (Saxicola torquata)
Cuando ya volvía, me entretuve con un trío de ratoneros (Buteo buteo) aunque sólo pude fotografiar a la vez a dos de ellos. No sé si serían una pareja expulsando a un soltero, un trío, unos hermanos... estaban muy lejos para ver sus edades.

Dos de los ratoneros cicleando juntos
Y después, con las chicas, e incluso con la bici, también pude ver alguna rapaz, ambas carroñeras, buscando algún animal muerto. 

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Milano real (Milvus milvus)

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

GARZA REAL PERDIDA Y CORZO AL ESCONDITE

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

Parece que no acaba nunca este verano, pero la verdad es que ya se nota la presencia de algunas aves invernantes, y la ausencia de las estivales. Hay por tanto mucho movimiento, y uno puede encontrarse casi cualquier cosa. El domingo, tuve uno de esos encuentros raros, y es que en el lavadero me sorprendió una garza real (Ardea cinerea). Seguramente divagaba por la zona y para pasar la noche buscó algo de agua por si había algún pez o rana para desayunar. Al verme, se levantó, pero igualmente iba a empezar la mañana en ayunas.

Garza real al amanecer
Como siempre, madrugar ayuda a ver mamíferos, y a unos 50 metros un corzo (Capreolus capreolus) avanzaba siguiendo la dirección de una ribera. Él no me vio, y yo sólo pude ver su cabeza y parte de su grupa, pues la hierba alta prácticamente le tapaba. Al final, desapareció en el carrizo.

En el centro de la imagen, una oreja, un ojo y el hocico de un corzo
A pesar de la sequía, del calor y de que aún no ha sido el día del Pilar, ya había cazadores, así que sin mucha esperanza de ver pájaros me centré en algunos artrópodos mientras volvía a casa.

Argiope lobata un tipo de araña lobo de gran tamaño
A contra luz se observa el diseño de su gran tela de araña
Saltamontes de alas rojas (Oedipoda germanica?)
Al fina algún pajarillo se dejó ver...

Tarabilla común (Saxicola torquata) sobre una cardencha
Acabo con una foto de hace una semana, cuando hay poca luz y no te apoyas en nada, es casi imposible que no te salga la foto movida, aunque a veces eso tiene su encanto.


Anochecer en Santorcaz

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

GARZA REAL PERDIDA Y CORZO AL ESCONDITE

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

Parece que no acaba nunca este verano, pero la verdad es que ya se nota la presencia de algunas aves invernantes, y la ausencia de las estivales. Hay por tanto mucho movimiento, y uno puede encontrarse casi cualquier cosa. El domingo, tuve uno de esos encuentros raros, y es que en el lavadero me sorprendió una garza real (Ardea cinerea). Seguramente divagaba por la zona y para pasar la noche buscó algo de agua por si había algún pez o rana para desayunar. Al verme, se levantó, pero igualmente iba a empezar la mañana en ayunas.

Garza real al amanecer
Como siempre, madrugar ayuda a ver mamíferos, y a unos 50 metros un corzo (Capreolus capreolus) avanzaba siguiendo la dirección de una ribera. Él no me vio, y yo sólo pude ver su cabeza y parte de su grupa, pues la hierba alta prácticamente le tapaba. Al final, desapareció en el carrizo.

En el centro de la imagen, una oreja, un ojo y el hocico de un corzo
A pesar de la sequía, del calor y de que aún no ha sido el día del Pilar, ya había cazadores, así que sin mucha esperanza de ver pájaros me centré en algunos artrópodos mientras volvía a casa.

Argiope lobata un tipo de araña lobo de gran tamaño
A contra luz se observa el diseño de su gran tela de araña
Saltamontes de alas rojas (Oedipoda germanica?)
Al fina algún pajarillo se dejó ver...

Tarabilla común (Saxicola torquata) sobre una cardencha
Acabo con una foto de hace una semana, cuando hay poca luz y no te apoyas en nada, es casi imposible que no te salga la foto movida, aunque a veces eso tiene su encanto.


Anochecer en Santorcaz

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...