Archivo de la categoría: fauna

Salpa maxima, una gran desconocida

En esta nueva entrada os traigo como protagonista a un ejemplar de Salpa maxima (Forsskål, 1775), localizado en la costa de Salobreña, en la provincia de Granada (España) a 50 metros de la costa y a unos 2m de profundidad. Las condiciones de gran visibilidad facilitaron localizarlo mientras hacía fotos a un cardumen de caballas que se alimentaban en la superficie. El vídeo que os inserto a continuación ha llamado la atención de aquellos que lo habéis visto, e indagando he llegado a la conclusión de que Salpa máxima es una gran desconocida.

Es la primera vez que tengo un encuentro con esta especie y tomé las precauciones necesarias al desconocer en ese momento su grado de peligrosidad; en este caso carece de ella.

En cualquier caso las prácticas de buceo sostenible aconsejan introducirse en el medio como un mero observador y disfrutar fijándonos en el comportamiento, características y biología, sin molestar a la fauna ni provocar impactos en el medio. Sostenible porque el “bicho” pretende continuar con su ciclo vital al día siguiente, no necesita que nadie lo exhiba exprimiéndolo bajo el surrealista titular “el increíble pez transparente” y cosas similares; sostenible porque desempeña un papel en su ecosistema y sostenible para que las generaciones futuras puedan seguir contando con su presencia. Esto es importante dada la presión a la que están sometidos los ecosistemas costeros.

Al contrario de lo que puede parecer no se trata ni de una medusa (filo Cnidaria) ni de un ctenóforo (filo Ctenophora); pertenece a los urocordados o tunicados (unas 3.000 especies). Dentro de los urocordados se encuentran las salpas.

El ejemplar que nos ocupa mide unos 30 cm; es solitario aunque también pueden encontrarse en colonias formando cadenas de varios ejemplares. Es transparente y gelatinoso, carece de tentáculos y tiene dos aberturas o sifones, una en cada extremo a través de la cuáles por movimientos contráctiles origina la corriente necesaria para desplazarse. No obstante el movimiento es lento como a la deriva.

salpa grafico

 

Pueden apreciarse los haces musculares como anillos a lo largo de la túnica; es una especie planctónica y el aparato digestivo de un color rojizo contrasta con el resto de la morfología. El sifón posterior termina coronado por dos extensiones a modo de cuernos que son característicos de la especie.

Lo más llamativo es el cordón interior ligeramente luminiscente, que cobra una mayor viveza al buscar un plano que recoja los rayos de luz a su través, son salpas de menor tamaño, formando una cadena en el interior.

Según la web del proyecto Jellyfish Research South Spain (http://jellyfishresearchsouthspain.moonfruit.com/) suelen verse entre primavera y otoño y puede alcanzar los 60cm de longitud.

Una primera identificación me la facilitaron a través del correo electrónico del proyecto, a quienes remití una imagen. El proyecto en parte se alimenta de la colaboración de quienes informan de este tipo de avistamientos.

Posteriormente fue identificada por un experto en biodiversidadvirtual.org, os dejo enlace a la ficha.

Taxonomía:

  • Filo: Urochorda

  • Subfilo: Tunicata

  • Infrafilo: Thalida

  • Clase: Thaliacea

  • Orden: Salpida

  • Familia: Salpidae

  • Género: Salpa

(Fuente: http://iberfauna.mncn.csic.es/showficha.aspx?rank=J&idtax=1217 )

En las imágenes podéis observar una vista en detalle del sifón anterior.

Haga click para ver el pase de diapositivas.

En cuanto a la taxonomía R.C Brusca y G.J. Brusca sitúan Urochorda como un subfilo dentro de Chordata, mientras que el banco de datos de Iberfauna (CSIC) y Biodiversidadvirtual hacen distinción entre el filo Chordata y el filo Urochorda.

Respecto a la biología Mojetta y Ghisotti, en la Guía de flora y fauna del Mediterráneo describen la reproducción de la especie Thalia democratica (fam. Salpidae); el huevo fecundado origina un individuo asexuado, del cuál por gemación se forman individuos sexuados hermafroditas que forman una cadena; dentro de cada individuo vuelve a fecundarse un huevo comenzando de nuevo el ciclo.

Otra de las peculiaridades, según algunas publicaciones, es que de algún modo Salpa maxima tiene una gran capacidad para fijar CO2 y depositarlo en el lecho marino, lo cuál podría tener supuestamente algunas aplicaciones, aunque teóricas, para reducir el calentamiento global.

Espero haber contribuido, aunque brevemente, a que se conozca un poco más una criatura tan fascinante.

Autor: Javier de los Reyes @jareyme

Más vídeos de Ecopixeladas

Bibliografía


Archivado en: Biodiversidad, Sin categoría Tagged: Biodiversidad, Buceo Sostenible, Fauna, Mediterráneo Puedes leer y comentar el artículo completo en: Ecopixeladas

Vía Verde del Serpis


       En las comarcas fronterizas entre Valencia y Alicante se encuentra el río más caudaloso de la provincia alicantina. Sin embargo, como todos los ríos de nuestra zona, tiene altibajos según la época del año y el régimen de lluvias de semanas anteriores. Paisaje Protegido desde 2007, se trata de un lugar con mucha historia.

       Podemos comenzar la ruta en L'Orxa (Alicante) si sois del interior de la provincia o en Villalonga (Valencia) si vivís en la costa (por distancia hasta el punto de inicio). 

Ruta

      Nosotros la comenzamos en Villalonga por dos razones. Primero, porque nos pillaba más cerca que ir hasta L'Orxa (Lorcha) y segundo, porque la inclinación de la vía hace que primero subamos y a la vuelta bajemos (aunque el desnivel no es muy pronunciado). 

Cantera donde dejaremos el coche
     Ah, se me olvidaba, la hicimos en bici, algo habitual en las vías verdes. Una de las razones de más peso es por la longitud de la misma. si no dispones de dos o más coches (para dejar uno en el inicio y otro en el final) tendrás que volver por el mismo camino. Teniendo en cuenta de que son casi 10km de recorrido, hacerla a pie puede llegar a ser cansada y muy larga (en total unos 20km). 

        Comenzamos la ruta dejando el coche en la cantera (aunque hay gente que sigue un poco más, me parece peligroso porque la vía es estrecha y está llena de peatones y ciclistas continuamente). Tendremos que desviarnos hacia abajo por el Barranc de la Safor (imagen) para llegar a la vía verde. 

Bajada por el Barranc de la Safor para llegar a la Vía Verde
     Tras bajar por el barranco, llegaremos al punto en el que el camino conecta con la vía verde, a partir de aquí seguiremos por bancales llenos de algarrobos y pronto veremos el río a nuestra derecha. 

Escoger el camino de la izquierda. El de la derecha lleva a una casa.
      Llegaremos al primer desvío de la ruta, debemos seguir por el camino de la izquierda y pronto veremos el primero de los 4 o 5 túneles que hay en la vía. En los primeros deberemos encender nuestras linternas o frontales puesto que llega un punto en el que no se ve nada (además es peligroso porque hay ciclistas que se conocen la ruta y van a mil por hora por dentro de los túneles). 

El primero de los túneles de la ruta 
Tras salir del primer túnel el paisaje cambia completamente
     Ya nos encontramos en la vía verde como tal, dentro del cañón del río llamado Racó del Duc y el camino apenas va a sufrir desnivel alguno aunque si notaremos que vamos subiendo poco a poco.

Assut de Morú en época otoñal (si os fijáis bien hay un grupo de cormoranes descansando en la roca del fondo)
Primera piedra colocada en 1990 para la modernización de los riegos tradicionales de la zona (no sabemos si se llegó a hacer algo más que colocar esta cosa horrorosa sobre los restos de un puente que ya no está)
       Al cabo de una hora llegaremos a un puente moderno sobre el río situado en la llamada Fàbrica de L'Infern o Fàbrica de la Llum. Se trata de un antigua central hidroeléctrica  de 1895 que aprovechaba la fuerza del agua para generar luz que abastecía a las fábricas de papel de la comarca del Serpis.

      Se puede entrar pero es bastante peligroso acceder a las plantas superiores porque está muy deteriorada y el suelo se ha derrumbado en algunas habitaciones. No querrás ser tu el culpable de otro derrumbamiento.

Fàbrica de l'Infern (no está torcida, esa deformación es debida al objetivo con el que realizo las fotos)
     Aquí encontramos también el límite entre el pueblo de Villalonga y Lorcha y, por tanto, el límite entre la provincia de Alicante y la de Valencia. Además, alrededor de este edificio hay otras edificaciones que no han llevado tan bien el paso del tiempo como la Ermita de l'Inmaculada (s.XIX).

Grupo de pinos piñoneros en el entorno de la Fàbrica de l'Infern
     Seguimos nuestro camino río arriba, esta vez por el margen derecho, hasta llegar al Assut del Forn o de l'Infern. Hablamos de una antigua construcción relacionada con la Fàbrica de l'Infern que servía para retener el agua y desviarla por un canal hacía esta última.

Assut del Forn o de l'Infern
      Tras esto, nos queda una media hora de camino para visualizar una antigua Fábrica de papel de L'Orxa y, la última parada, la antigua estación del tren Xixarra de L'Orxa. Si nos fijamos arriba en la loma podremos ver el Castillo de Perputxent, de origen musulmán, que se encuentra en ruinas.

Bajo la sombra de la carrasca podemos observar el Castillo de L'Orxa
Antigua fábrica de papel vista desde la Vía Verde
Estación de L'Orxa (gracias al propietario del coche por estropearme la foto) y el Castillo de Perputxent 
    Hora de descansar y comer, almorzar, merendar o lo que queramos. Se puede visitar el pueblo de Lorcha que está a 5 minutos. Nos queda el mismo camino de vuelta para poder seguir disfrutando del entorno natural y patrimonial que nos ofrece esta ruta. Hemos tardado un par de horas en llegar hasta aquí, así que tardaremos un poco menos en volver (si no nos paramos). 

Crítica 

    Esta vía carece de señalización mantenimiento (algo que no entendemos habiendo un Consorcio de la Vía Verde del Serpis con 12 ayuntamientos ni nada menos), de manera que hay tramos en los que las piedras de gran tamaño sueltas son muy molestas para ir en bici, por no hablar de aquellos que transitan en moto coche por una zona en la que debería estar prohibida la entrada a vehículos motorizados (si existe alguna ley/ordenanza al respecto hacédnoslo saber, por que no la hemos encontrado). 

Una de las tantos motos que te puedes encontrar en el recorrido pasando a velocidades desorbitadas
Información 

     Como podéis ver, esta ruta está llena de historia. Si queréis saber más sobre las Fàbriques de la llum y la historia del Racó del Duc os aconsejo echarle un vistazo a este post de nuestros compañeros de A un tir de Pedra donde nos hablan de las numerosas fábricas o molinos que podemos ver por el camino, de su historia, de las ermitas y de la importancia que tuvo esta vía hace 100 años.

Cómo llegar

       Hay que ir al pueblo de Villalonga y tras haberlo pasado, seguir la pista que nos lleva a la antigua cantera, donde iniciaremos la ruta.

Aquí os dejo el Track GPS de la ruta, aunque tiene poca pérdida.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad

Vía Verde del Serpis


       En las comarcas fronterizas entre Valencia y Alicante se encuentra el río más caudaloso de la provincia alicantina. Sin embargo, como todos los ríos de nuestra zona, tiene altibajos según la época del año y el régimen de lluvias de semanas anteriores. Paisaje Protegido desde 2007, se trata de un lugar con mucha historia.

       Podemos comenzar la ruta en L'Orxa (Alicante) si sois del interior de la provincia o en Villalonga (Valencia) si vivís en la costa (por distancia hasta el punto de inicio). 

Ruta

      Nosotros la comenzamos en Villalonga por dos razones. Primero, porque nos pillaba más cerca que ir hasta L'Orxa (Lorcha) y segundo, porque la inclinación de la vía hace que primero subamos y a la vuelta bajemos (aunque el desnivel no es muy pronunciado). 


     Ah, se me olvidaba, la hicimos en bici, algo habitual en las vías verdes. Una de las razones de más peso es por la longitud de la misma. si no dispones de dos o más coches (para dejar uno en el inicio y otro en el final) tendrás que volver por el mismo camino. Teniendo en cuenta de que son casi 10km de recorrido, hacerla a pie puede llegar a ser cansada y muy larga (en total unos 20km). 

        Comenzamos la ruta dejando el coche en la cantera (aunque hay gente que sigue un poco más, me parece peligroso porque la vía es estrecha y está llena de peatones y ciclistas continuamente). Tendremos que desviarnos hacia abajo por el Barranc de la Safor (imagen) para llegar a la vía verde. 

Bajada por el Barranc de la Safor para llegar a la Vía Verde
     Tras bajar por el barranco, llegaremos al punto en el que el camino conecta con la vía verde, a partir de aquí seguiremos por bancales llenos de algarrobos y pronto veremos el río a nuestra derecha. 

Escoger el camino de la izquierda. El de la derecha lleva a una casa.
      Llegaremos al primer desvío de la ruta, debemos seguir por el camino de la izquierda y pronto veremos el primero de los 4 o 5 túneles que hay en la vía. En los primeros deberemos encender nuestras linternas o frontales puesto que llega un punto en el que no se ve nada (además es peligroso porque hay ciclistas que se conocen la ruta y van a mil por hora por dentro de los túneles). 

El primero de los túneles de la ruta 
Tras salir del primer túnel el paisaje cambia completamente
     Ya nos encontramos en la vía verde como tal, dentro del cañón del río llamado Racó del Duc y el camino apenas va a sufrir desnivel alguno aunque si notaremos que vamos subiendo poco a poco.

Assut de Morú en época otoñal (si os fijáis bien hay un grupo de cormoranes descansando en la roca del fondo)
Primera piedra colocada en 1990 para la modernización de los riegos tradicionales de la zona (no sabemos si se llegó a hacer algo más que colocar esta cosa horrorosa sobre los restos de un puente que ya no está)
       Al cabo de una hora llegaremos a un puente moderno sobre el río situado en la llamada Fàbrica de L'Infern o Fàbrica de la Llum. Se trata de un antigua central hidroeléctrica  de 1895 que aprovechaba la fuerza del agua para generar luz que abastecía a las fábricas de papel de la comarca del Serpis.

      Se puede entrar pero es bastante peligroso acceder a las plantas superiores porque está muy deteriorada y el suelo se ha derrumbado en algunas habitaciones. No querrás ser tu el culpable de otro derrumbamiento.

Fàbrica de l'Infern (no está torcida, esa deformación es debida al objetivo con el que realizo las fotos)
     Aquí encontramos también el límite entre el pueblo de Villalonga y Lorcha y, por tanto, el límite entre la provincia de Alicante y la de Valencia. Además, alrededor de este edificio hay otras edificaciones que no han llevado tan bien el paso del tiempo como la Ermita de l'Inmaculada (s.XIX).

Grupo de pinos piñoneros en el entorno de la Fàbrica de l'Infern
     Seguimos nuestro camino río arriba, esta vez por el margen derecho, hasta llegar al Assut del Forn o de l'Infern. Hablamos de una antigua construcción relacionada con la Fàbrica de l'Infern que servía para retener el agua y desviarla por un canal hacía esta última.

Assut del Forn o de l'Infern
      Tras esto, nos queda una media hora de camino para visualizar una antigua Fábrica de papel de L'Orxa y, la última parada, la antigua estación del tren Xixarra de L'Orxa. Si nos fijamos arriba en la loma podremos ver el Castillo de Perputxent, de origen musulmán, que se encuentra en ruinas.

Bajo la sombra de la carrasca podemos observar el Castillo de L'Orxa
Antigua fábrica de papel vista desde la Vía Verde
Estación de L'Orxa (gracias al propietario del coche por estropearme la foto) y el Castillo de Perputxent 
    Hora de descansar y comer, almorzar, merendar o lo que queramos. Se puede visitar el pueblo de Lorcha que está a 5 minutos. Nos queda el mismo camino de vuelta para poder seguir disfrutando del entorno natural y patrimonial que nos ofrece esta ruta. Hemos tardado un par de horas en llegar hasta aquí, así que tardaremos un poco menos en volver (si no nos paramos). 

Crítica 

    Esta vía carece de señalización mantenimiento (algo que no entendemos habiendo un Consorcio de la Vía Verde del Serpis con 12 ayuntamientos ni nada menos), de manera que hay tramos en los que las piedras de gran tamaño sueltas son muy molestas para ir en bici, por no hablar de aquellos que transitan en moto coche por una zona en la que debería estar prohibida la entrada a vehículos motorizados (si existe alguna ley/ordenanza al respecto hacédnoslo saber, por que no la hemos encontrado). 

Una de las tantos motos que te puedes encontrar en el recorrido pasando a velocidades desorbitadas
Información 

     Como podéis ver, esta ruta está llena de historia. Si queréis saber más sobre las Fàbriques de la llum y la historia del Racó del Duc os aconsejo echarle un vistazo a este post de nuestros compañeros de A un tir de Pedra donde nos hablan de las numerosas fábricas o molinos que podemos ver por el camino, de su historia, de las ermitas y de la importancia que tuvo esta vía hace 100 años.

Cómo llegar

       Hay que ir al pueblo de Villalonga y tras haberlo pasado, seguir la pista que nos lleva a la antigua cantera, donde iniciaremos la ruta.

Aquí os dejo el Track GPS de la ruta, aunque tiene poca pérdida.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad

Llanos y Cascadas de La Larri (Ordesa)


     Uno de los lugares más impresionantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca, Aragón) es el Valle de Pineta. En él, podemos hacer muchas rutas y disfrutar de los Pirineos en todo su esplendor. 

     En este caso os vamos a enseñar la ruta que nos lleva a los Llanos de Larri y las Cascadas de Larri. Sin duda, de las mejores que puedes hacer por el Parque. 


Ruta

      La ruta comienza en la Pradera de Pineta. Desde aquí salen varias, lo mejor es preguntar en la caseta de información del Parque y os explicarán cuales son vuestras mejores opciones según la energía y condición física que tengáis y el tiempo del que dispongáis.

     Nosotros escogimos hacer esta por tener una duración media y no ser muy exigente físicamente. La otra opción, quizás más conocida es la ruta de las Cascadas del Cinca. Saltos de agua que veremos casi todo el camino por su enorme altitud. 

Carteles indicativos de las distintas rutas que podemos escoger 
      Para hacer esta ruta, debemos seguir, en un principio el indicativo Camino de Marboré. Nosotros, sin embargo, fieles a nuestros principios, nos perdimos y tiramos por Cascadas de La Larri de manera que subimos por el camino más corto y más vertical (en teoría por aquí debemos bajar, pero lo hicimos al revés). 

     Si seguimos el Camino de Marboré, es decir, el camino más fácil para subir, nos adentraremos en el bosque e iremos ascendiendo ligeramente hasta llegar a la pista forestal. En este punto nos dirigimos a la derecha, dirección Llanos de La Larri. Llegaremos a un puente sobre las cascadas y seguimos nuestro camino. A partir de aquí, no hay pérdida. 

Vistas de Monte Perdido desde el puente sobre la cascada. 
       Pasaremos una valla puesta en medio del camino para los caballos y vacas que podremos encontrar más adelante. Y tras un pequeño zig zag, llegamos al Circo de La Larri o los Llanos de La Larri

Monte Perdido desde los Llanos de La Larri
Glaciar de Monte Perdido y Cascadas del Cinca
      Desde aquí podremos observar el glaciar de Monte Perdido. Un panel nos explica que es el cuarto más extenso de Pirineos, con un espesor de 45 metros y un área de 0,5 km2, se encuentra en retroceso como todos los demás. El agua que va descongelándose da lugar al río Cinca. En la imagen podemos ver algunas de las cascadas

       Pero lo que más nos gustó de la ruta fueron... sí, los caballos. Poder ver, tocar y sentir a estos preciosos y grandes animales en su hábitat natural es impresionante. 




      Además, mientras disfrutábamos con los caballos, pudimos observar a lo lejos, otro de los animales que viven aquí, las marmotas

        Ya bastante gorditas, para poder pasar el invierno, corrían ladera arriba en busca de más alimento que llevar a su madriguera. 

Marmota (Marmota marmota)
    Tras esto, seguimos nuestro camino y en 20-30 minutos caminando por los prados de La Larri, llegaremos a sus cascadas. Aguas frías y pequeños saltos que nos ofrecen otra visión del valle. 

De camino a las Cascadas de La Larri
Piscinas naturales



       Las cascadas no son nada del otro mundo, son pequeños saltos que forman pequeñas pozas pero es un fin de ruta bastante agradable.

     Ahora, volveremos sobre nuestros pasos hasta el puente que cruza las cascadas. Ahí tenemos dos opciones, seguir por la pista forestal y luego bosque (por donde subimos) o a la izquierda sale una senada que va paralela a las cascadas. Nosotros recomendamos esta opción ya que son muy chulas.


        Hacer una ruta con el ruido del río de fondo es uno de los mayores placeres de cualquier amante del senderismo.

Cómo llegar 

       Como siempre digo, no es complicado llegar con el GPS del móvil, poniendo por ejemplo, Parador de Bielsa, que se encuentra en este lugar privilegiado. En caso de que no tengáis, dirigiros a la población de Bielsa y justo tras pasar el núcleo urbano y antes del túnel que nos lleva a Francia, veréis un indicación a la izquierda que pone Valle de Pineta.


Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad

Llanos y Cascadas de La Larri (Ordesa)


     Uno de los lugares más impresionantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca, Aragón) es el Valle de Pineta. En él, podemos hacer muchas rutas y disfrutar de los Pirineos en todo su esplendor. 

     En este caso os vamos a enseñar la ruta que nos lleva a los Llanos de Larri y las Cascadas de Larri. Sin duda, de las mejores que puedes hacer por el Parque. 


Ruta

      La ruta comienza en la Pradera de Pineta. Desde aquí salen varias, lo mejor es preguntar en la caseta de información del Parque y os explicarán cuales son vuestras mejores opciones según la energía y condición física que tengáis y el tiempo del que dispongáis.

     Nosotros escogimos hacer esta por tener una duración media y no ser muy exigente físicamente. La otra opción, quizás más conocida es la ruta de las Cascadas del Cinca. Saltos de agua que veremos casi todo el camino por su enorme altitud. 

Carteles indicativos de las distintas rutas que podemos escoger 
      Para hacer esta ruta, debemos seguir, en un principio el indicativo Camino de Marboré. Nosotros, sin embargo, fieles a nuestros principios, nos perdimos y tiramos por Cascadas de La Larri de manera que subimos por el camino más corto y más vertical (en teoría por aquí debemos bajar, pero lo hicimos al revés). 

     Si seguimos el Camino de Marboré, es decir, el camino más fácil para subir, nos adentraremos en el bosque e iremos ascendiendo ligeramente hasta llegar a la pista forestal. En este punto nos dirigimos a la derecha, dirección Llanos de La Larri. Llegaremos a un puente sobre las cascadas y seguimos nuestro camino. A partir de aquí, no hay pérdida. 

Vistas de Monte Perdido desde el puente sobre la cascada. 
       Pasaremos una valla puesta en medio del camino para los caballos y vacas que podremos encontrar más adelante. Y tras un pequeño zig zag, llegamos al Circo de La Larri o los Llanos de La Larri

Monte Perdido desde los Llanos de La Larri
Glaciar de Monte Perdido y Cascadas del Cinca
      Desde aquí podremos observar el glaciar de Monte Perdido. Un panel nos explica que es el cuarto más extenso de Pirineos, con un espesor de 45 metros y un área de 0,5 km2, se encuentra en retroceso como todos los demás. El agua que va descongelándose da lugar al río Cinca. En la imagen podemos ver algunas de las cascadas

       Pero lo que más nos gustó de la ruta fueron... sí, los caballos. Poder ver, tocar y sentir a estos preciosos y grandes animales en su hábitat natural es impresionante. 




      Además, mientras disfrutábamos con los caballos, pudimos observar a lo lejos, otro de los animales que viven aquí, las marmotas

        Ya bastante gorditas, para poder pasar el invierno, corrían ladera arriba en busca de más alimento que llevar a su madriguera. 

Marmota (Marmota marmota)
    Tras esto, seguimos nuestro camino y en 20-30 minutos caminando por los prados de La Larri, llegaremos a sus cascadas. Aguas frías y pequeños saltos que nos ofrecen otra visión del valle. 

De camino a las Cascadas de La Larri
Piscinas naturales



       Las cascadas no son nada del otro mundo, son pequeños saltos que forman pequeñas pozas pero es un fin de ruta bastante agradable.

     Ahora, volveremos sobre nuestros pasos hasta el puente que cruza las cascadas. Ahí tenemos dos opciones, seguir por la pista forestal y luego bosque (por donde subimos) o a la izquierda sale una senada que va paralela a las cascadas. Nosotros recomendamos esta opción ya que son muy chulas.


        Hacer una ruta con el ruido del río de fondo es uno de los mayores placeres de cualquier amante del senderismo.

Cómo llegar 

       Como siempre digo, no es complicado llegar con el GPS del móvil, poniendo por ejemplo, Parador de Bielsa, que se encuentra en este lugar privilegiado. En caso de que no tengáis, dirigiros a la población de Bielsa y justo tras pasar el núcleo urbano y antes del túnel que nos lleva a Francia, veréis un indicación a la izquierda que pone Valle de Pineta.


Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad

La laguna rosa de Torrevieja


        Nos vamos al sur de la provincia de Alicante. En concreto, al Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja. En él, nos encontramos un par de lagunas saladas, pero cada una con un color diferente. 

           Al norte, la laguna de La Mata, que tiene un aspecto verdoso, nada fuera de lo normal. Sin embargo, al sur nos llama la atención rápidamente la inmensa laguna de Torrevieja, pero sobre todo, su color.

             El resultado, como podéis ver, es espectacular único en la península.



La inmensidad ante tus ojos


      Este color rosáceo, que impregna las orillas de esta laguna, se debe, principalmente, a unas bacterias (halobacterias) presentes en este medio extremo. Para ser más exactos se debe a unas proteínas denominadas bacteriorodopsina que se fijan en las membranas de las halobacterias.


     Hay que recordar que estamos dentro de un Parque Natural y que existe una normativa que debemos cumplir para que este espacio no se degrade y todos podamos seguir disfrutando de él. Por ejemplo, está prohibido el baño (aunque veréis fotos por ahí de gente bañándose). Además, debemos llevar a nuestras mascotas atadas (aunque veréis a decenas de personas con su perro suelto).

Playa de sal
Abandonada
Cristales de sal
     Nuestra recomendación es que vayáis con chanclas, escarpines, cangrejeras o lo que queráis, pero no descalzos, por que los cristales de sal que pisamos son bastante molestos. Eso sí, intentad coged un trozo, y veréis que en la naturaleza, las formas geométricas si existen.

    La mejor época del año para visitarla es a finales de verano (Agosto, Septiembre) que es cuando se encuentra el rosa más intenso (aunque dependerá de la hora del día y del tiempo atmosférico, ya que el cielo se refleja en la laguna). 

Parece una playa caribeña, pero no... estamos en Alicante.
Puesta de sol
      Ya lo veis, estamos en una de las zonas mas bonitas para ver la puesta de sol de toda la provincia. Es sí, tenéis que dirigiros al este de la laguna, si queréis ver reflejado el sol en ella.  

      Por último, aclarar que este no es un post para hablar de la fauna y flora del Parque Natural, que seguramente hagamos en un futuro, cuando lo visitemos con más tiempo y dedicación. En esta entrada hemos querido plasmar una de las bellas estampas que nos ofrece la naturaleza en la provincia alicantina.

       Más información del Parque:

Cómo llegar 

Uno de los senderos de entrada a la laguna
     Casi le dimos la vuelta a la laguna y vimos que hay varias entradas a ella, de hecho veréis gente por toda la orilla (hasta lo que alcancen vuestro ojos, porque es inmensa, unas 1400 hectáreas). Nosotros aparcamos en el límite de una de las miles de urbanizaciones que acechan al Parque Natural y nos dirigimos a una especie de playa de sal con muy poca profundidad, al este de la laguna. 



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad