Archivo de la categoría: Conservación

La ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves) Azud de Badajoz

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por bichologo. Texto original

Hoy quiero presentaros a uno de los lugares más especiales y mi rincón favorito de Badajoz, mi ciudad. Se trata de la ZEPA Azud de Badajoz.

ZEPA

Autor: Nacho García

La ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves) es una de las figuras de protección establecidas por la Directiva 2009/147/CE, más conocida como la Directiva AVES, que tiene como objetivo la conservación de las especies de aves europeas así como de algunos hábitats fundamentales para ellas.

Estos espacios naturales protegidos se imbrican dentro de la conocida Red Natura 2000 europea. Sólo en España existen 647 ZEPAs, ocupando una superficie total de 15.379.094,33 Ha, lo que supone algo más del 20% del territorio nacional.

Aunque siempre asociamos los espacios naturales con el campo, el monte o las montañas, existen diversas ZEPAS urbanas, todas ellas situadas en Extremadura. La mayor parte de ellas consisten en antiguas edificaciones que acogen colonias de cernícalo primilla (Falco naumanni) y existe un incluso un proyecto LIFE+ europeo, LIFE-ZEPAURBAN, que se encarga de ayudar a gestionarlas y promocionarlas.

Pero aparte de estas edificaciones, existen también otras dos ZEPAS que incluyen territorio urbano, ambas en el entorno del río Guadiana. Y entre ellas la que nos ocupa, la ZEPA Azud de Badajoz.

Esta ZEPA fue declarada en 2004 y comprende un tramo de 17 km del Río Guadiana, unas 400 Ha, que incluye la parte urbana que discurre bajo los cuatro puentes que comunican ambas orillas.

Este espacio alberga una numerosa comunidad de ave,  contabilizándose más de 135 especies de aves. Entre todas ellas, destacan sin duda las ardeidas, el grupo de las garzas, con grandes dormideros de garcilla bueyera (Bubulcus ibis), garceta común (Egretta garzetta) y martinete (Nycticorax nycticorax). Pero también es fácil encontrar a representantes de mayor tamaño, como la garza real (Ardea cinerea), la garza imperial (Ardea purpurea) o la garza blanca (Ardea alba), así como los más pequeños, como el avetorillo (Ixobrychus minutus) o la garcilla cangrejera (Ardeola ralloides). Y hasta el elusivo avetoro (Botaurus stellaris) ha sido avistado entre sus orillas.

Garza blanca

Garza blanca, también conocida como garceta grande. Autor: Nacho García

Pero también los rálidos se encuentra bien representados, con grandes poblaciones de focha común (Fulica atra), gallineta (Gallinula chloropus) o el fantástico calamón (Porphyrio porphyrio), que se deja ver entre el carrizo y las tifas. Todo un lujo para los sentidos más despiertos.

Y sin olvidar tampoco a los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), que también forman enormes dormideros y que pasan el invierno pescando en sus aguas.

Unaos de los últimos visitantes que han decidido quedarse en el entorno del río son los bandos de espátulas (Platalea leucorodia) y, sobre todo, los grandes grupos de moritos (Plegadis falcinellus), que llegan a superar el centenar mientras escarban los limos de las orillas con su largos picos curvos en busca de alimento.

Pero no sólo las aves más acuáticas integran la increíble fauna urbana de la ciudad. Su densa vegetación de ribera acoge a todo tipo de paseriformes, desde los pequeños cetia ruiseñores (Cettia cetti) que cantan incansables entre los carrizos hasta ese relámpago azul eléctrico que es el martín pescador (Alcedo atthis) cuando que vuela velozmente a ras de agua.

Moritos

Grupo de moritos descansando aguas arriba del azud. Autor: Nacho García

Pero no es el martín el único pescador que encontramos. Al menos una pareja de águilas pescadoras (Pandion haliaetus) surca con frecuencia el cielo entre los edificios, lanzándose a capturar un pez de cuando en cuando. Al igual que lo hacen los milanos negros (Milvus migrans), que también suelen merodear las orillas. O la ágil nutria (Lutra lutra), que nada y se deja ver bajo los arcos de los puentes, donde se solea y sale a comer algún cangrejo o pez.

Sin embargo, no todo es maravilloso en esta singular área protegida. Y es que la presencia de una gran variedad de especies invasoras, como el camalote (Eichhornia crassipes), el nenúfar mexicano (Nymphaea mexicana), el cangrejo americano (Procambarus clarkii), la tortuga de Florida (Trachemys scripta) o los estrilda comunes (Estrilda astrild) están poniendo este frágil ecosistema bajo una gran amenaza.

Además, a pesar de estar en pleno corazón de la ciudad, la gente apenas lo conozco y la limpieza y el civismo a menudo brillan por su ausencia, dejando sus orillas plagadas de basuras. Lo que unido a una mala gestión de los usos y vertidos agrícolas, hacen que la estabilidad del ecosistema peligre continuamente.

Por todo esto, una parte fundamental en la estrategia de cualquier área protegida es no sólo la difusión de su riqueza natural, de su historia y de su entorno, sino también una importantísima labor de educación ambiental, de concienciación tanto de habitantes como de visitantes de la zona, para que puedan contribuir de forma activa a la conservación de los espacios naturales protegidos y actúen como verdaderos embajadores de la misma. Y es que, lo que no se conoce no se puede amar y proteger.

La ZEPA Azud de Badajoz es una pequeña joya que me encantaría que conocieras si alguna vez tienes la oportunidad de pasar por Badajoz. Un pedazo de naturaleza con gran biodiversidad que convive apaciblemente con los más de 140000 habitantes de la ciudad, deleitándonos a los pocos que nos acercamos a sus orillas con los ojos bien abiertos y hambre de naturaleza salvaje. ¿Dejarás que te seduzca a ti también?

Si te interesan los espacios naturales protegidos, te recomendamos el curso de Gestión de Espacios Naturales Protegidos, tutorizado por Iñigo García que se imparte en el campus virtual del ISM.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Descubriendo el PN El Hondo (Elche)

Publicado en: Más allá de la ciudad por Fran Mercader Román. Texto original


El Parque Natural de El Hondo se encuentra entre los municipios de Elche y Crevillente, en el Bajo Vinalopó, ,y nos ofrece una serie de caminos muy bonitos donde descubriremos muchas aves, insectos y más animales, gracias a su gran extensión. 

Fue declarado Parque Natural en 1994 y además está incluido en el convenio internacional RAMSAR de protección de Zonas Húmedas y cuenta con una ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). 


Cuenta con múltiples lagunas, aunque las más grandes son las de Poniente y Levante (650 y 450 hectáreas respectivamente). El agua que llega aquí viene de la desembocadura del río Segura y no del Vinalopó. Con este agua se riegan cerca de 40.000 hectáreas localizadas en la zona situada entre San Juan y Orihuela. 

Este espacio natural forma parte de la antigua albufera de Elche, que durante la Edad Media fue desecada casi totalmente. En esa época, las zonas húmedas eran una fuente enfermedades ya que eran el hábitat de mosquitos y ratas, vectores de la peste. Otro de los motivos era convertir esos campos en nuevas zonas de cultivo

En los años 20 del siglo pasado, la Compañía de Riegos de Levante construyó un par de embalses en esta zona pantanosa. Hoy en día la vegetación se ha apoderado de este enclave, por lo que parece un lugar completamente natural y además, es el hábitat de numerosas especies de aves muy importantes como la malvasía cabeciblanca o la cerceta pardilla, dos de las aves más amenazadas del planeta. 

Garceta común sobre un poste de la pasarela
Dentro de este espacio natural podemos encontrar cuatro rutas diferenciadas, la roja, la azul, la amarilla y la verde.  

La más sencilla de todas es la que parte del Centro de Interpretación del Parque, la ruta amarilla. Sirve para darte una idea de lo que es una zona húmeda. Una pasarela situada sobre una pequeña laguna llena de aves como fochas, ánades o garzas. 



La ruta roja es la que discurre paralela a uno de los canales principales. Un largo camino lleno de eucaliptos y donde podremos ver otra pasarela sobre el agua y varios miradores de madera, uno de ellos con bastante altura.

Para esta os recomendamos que llevéis prismáticos o una cámara con teleobjetivo porque si no vais a ver bien poco, ya que las lagunas son inmensas y los animales suelen recelar bastante de los humanos (y con razón). 

Ruta roja
La ruta verde es parecida a la amarilla pero un poco más larga. Aunque la más extensa es la ruta azul, que borde parte del embalse de Poniente (estas dos últimas no salen en la guía del Parque, aunque en la web sí, algo un poco raro) y en la que tenemos varios observatorios de madera tipo caseta. Aquí podéis ver más información de cada una de las rutas.



Track GPS 

Aquí os dejamos el track de la ruta para que podáis seguir nuestros pasos. Aunque es un lugar que no tiene pérdida alguna y que podéis recorrer por multitud de senderos.

Powered by Wikiloc

Cómo llegar 

Para hacer la ruta amarilla, verde y azul, deberéis dirigiros al Centro de Interpretación del Parque, pero si queréis hacer la ruta roja aquí os dejo el punto exacto donde debéis dejar el coche. 

Puedes leer y comentar el artículo completo en Más allá de la ciudad

50 años de Adena/WWF

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Roberto_R_R. Texto original

adena-wwf

Estos días en WWF España están de celebración, ya que cumplen 50 años. El 30 de julio de 1968 se creaba la Asociación para la Defensa de la Naturaleza, ADENA, ligada ya desde su nacimiento a la organización internacional World Wildlife Fund (WWF) que había sido creada unos años antes, en 1961. Con los años Adena iría cambiando su nombre de manera gradual hasta llegar a WWF España, como se la conoce hoy en día.

Es esta pues una ocasión inmejorable para recordar algunas de las actuaciones que se realizaron en los años 50 y 60 y que tan importantes han sido para el movimiento conservacionista en nuestro país. Entre ellas cabe destacar los primeros acuerdos de custodia del territorio en nuestro país, donde WWF tuvo un papel clave.

Contexto social y ambiental

Las diferentes administraciones públicas habían sido tradicionalmente las principales protagonistas de la conservación de la biodiversidad en España desde principios del siglo XX, estableciendo y gestionando áreas protegidas, estrategias de conservación de especies amenazadas, etc. De hecho, se acaba de celebrar el centenario de la declaración de los primeros Parques Nacionales: la Montaña de Covadonga y el Valle de Ordesa.

Sin embargo, desde los años 50, con la entrada en vigor del Decreto de Extinción de Animales Dañinos del 11 de agosto de 1953, y “gracias” a la labor de las Juntas de Extinción de Animales Dañinos y Protección a la Caza, millones de animales eran exterminados en nuestro país, provocando una pérdida masiva de biodiversidad.

Control de animales dañinos

Portada folleto informativo de los años 50 sobre control de animales dañinos

Es en este contexto, cuando surge el movimiento ecologista en nuestro país, gracias, en gran parte, a la labor incansable, en esos años, del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente. Félix llegó a ser una de las personas más famosas y reconocidas de nuestro país, lo que concede más valor, si cabe, a que fuera una de las pocas personas que se posicionó pública y claramente en contra de la política de exterminio de animales, o, más concretamente, de alimañas, como se hablaba, coloquialmente, en aquellos años. Se trataba de una época en la que no existía, aún, una clara conciencia ecológica en nuestro país; su influencia merced a sus programas de radio y televisión, y las muchas iniciativas que impulsó, fue decisiva en la creación de esa conciencia de defensa ambiental y conservacionista.

Doñana

En esos años José Antonio Valverde, gran amigo de Félix y uno de los más grandes biólogos que ha dado nuestro país, alcanzaría una gran repercusión internacional por oponerse a los planes de desecación de las Marismas del Guadalquivir que el Ministerio de Agricultura quería ejecutar, siendo fundamental para la designación del actual Parque Nacional de Doñana.

Antonio Chico, Tono Valverde y Félix Rodríguez de la Fuente en Doñana. 1967

Antonio Chico, Tono Valverde y Félix Rodríguez de la Fuente en Doñana. 1967

El 30 de diciembre de 1963, tras dos años de largas y complicadas negociaciones, se firmó en Jerez (Cádiz) el contrato de venta de 6.794 hectáreas de las marismas de Doñana al World Wildlife Fund, el Fondo Mundial para la Vida Salvaje (ahora WWF), una organización creada dos años antes para buscar fondos económicos con los que proteger la naturaleza.

En el origen de ese gran éxito para la conservación estaba una campaña internacional para salvaguardar las marismas de los planes desarrollistas que se cernían sobre ellas desde los años 50, como la plantación de un millón de pinos y eucaliptos. En ese momento las marismas, aunque conocidas y apreciadas desde hace siglos por su caza, se consideraron un lugar insalubre que debía ser desecado, como el resto de humedales españoles.

El artífice de la campaña para salvar Doñana fue “Tono” Valverde, del CSIC, que contó con la vital ayuda del naturalista suizo Luc Hoffmann, primer vicepresidente de WWF, y de otros de los fundadores de la organización, como Max Nicholson o Peter Scott. De hecho, Valverde convocó a una comisión internacional de expertos para ayudarle en su proyecto de Doñana, y los miembros de esa comisión fueron los mismos que participaron en la reunión (celebrada en Londres en mayo de 1961) dónde se discutió por primera vez la creación de WWF. También jugaron un importante papel algunos propietarios que supieron ver la necesidad de preservar Doñana y decidieron anteponer la conservación a sus intereses particulares, como Mauricio González-Gordon.

Los terrenos comprados por WWF formarían la primera reserva biológica integral de España, la Reserva Biológica de Doñana (RBD), cedida en 1965 al CSIC con fines de investigación y conservación. Para ello se creó ese mismo año la Estación Biológica de Doñana del CSIC, con Valverde como primer director. En todos estos años, la Estación Biológica ha conjugado de forma ejemplar el binomio de ciencia y conservación en la gestión de las marismas.

En 1968 Félix Rodríguez de la Fuente, junto a Jorge de Pallejá, José Antonio Valverde, y Francisco Bernis entre otros, crean la Asociación para la Defensa de la Naturaleza (Adena), como filial del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Presidiendo la asociación, el por entonces Príncipe, Don Juan Carlos de Borbón.

La compra de los terrenos de Doñana fue, en la práctica, el primer acuerdo de custodia del territorio realizado en nuestro país y supuso un gran avance para la declaración en 1969 del Parque Nacional de Doñana. En los límites del espacio protegido también se incluyó la Reserva Biológica del Guadiamar, comprada por WWF en 1968 y aún propiedad de la organización, aunque es gestionada por el CSIC como parte de la reserva integral del Parque Nacional.

Para saber más sobre este caso concreto, nada mejor que la lectura del Tomo 4: “La aventura de Doñana. Cómo crear una Reserva” de las Memorias de José A. Valverde, que escribió éste con la colaboración de Benigno Varillas.

Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega

Pocos años después, en 1973, Félix Rodríguez de la Fuente comienza a rodar El Hombre y la Tierra, la serie documental que le daría fama internacional. Para grabar esta serie recurrió en numerosas ocasiones a los páramos y las hoces del río Riaza (Segovia), dónde se encontraba (y todavía se puede encontrar hoy en día) una de las mayores colonias de rapaces del mundo.

De hecho, la parte de la serie dedicada al buitre leonado fue rodado en este emplazamiento, que contaba también con ejemplares de especies amenazadas como alimoche común, el águila real, el halcón peregrino, el búho real, el cernícalo vulgar, la aguililla calzada y la culebrera europea, entre otras.

Félix Rodríguez de la Fuente en Montejo de la Vega

Félix Rodríguez de la Fuente en el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega

Debido a esto, y desde la vicepresidencia de Adena, Félix promovió la creación de un refugio de caza en estas hoces, con el fin principal de proteger a la colonia de buitres leonados. Hasta ese momento nunca se había propuesto nada similar en España, de hecho, ya comentamos, con anterioridad, que en esos años estaba incluso remunerada la caza de “alimañas”, o lo que es lo mismo, cualquier tipo de animal no cinegético.

Durante el año 1974, Adena estuvo promoviendo esta actuación, hasta que consiguió llegar a un acuerdo con la Hermandad de Agricultores y Ganaderos de Montejo de la Vega, por el cual no se podía cazar dentro del Refugio de Caza, pero sí que se podían mantener las actividades tradicionales agrícolas y ganaderas. Además, se establecieron una serie de normas de conducta para los visitantes, de común acuerdo entre Adena y la población local.

De esta forma se alcanzó otro de los primeros acuerdos de custodia del territorio en España (aunque no se le daría ese nombre hasta los primeros años del siglo XXI), en noviembre de 1974. Pocos meses después, el 13 de enero de 1975, se inauguró oficialmente el Refugio de Caza de Montejo de la Vega, contando para el acto con la presencia del presidente de Adena, don Juan Carlos.

Desde entonces se han realizado una cantidad importante de actividades y actuaciones en este refugio, y lo que es más importante, sigue en vigor a día de hoy, y desde hace varias décadas es el decano de los acuerdos de custodia de nuestro país, gestionado aún por WWF-España.

Roberto Ruiz colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente del curso Custodia del Territorio donde se profundiza en esta materia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Protección de la biodiversidad en medios agrarios y ganaderos, el reto en la conservación de espacios naturales en el siglo XXI

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por fjmartin. Texto original

Si realizáramos una encuesta en cualquier ciudad, pueblo o aldea de nuestro territorio acerca de la necesidad de la protección de bosques, riberas, lagunas o zonas montañosas, obtendríamos un amplio consenso en que efectivamente, hay que protegerlos. ¿Pero y un campo de cultivo, un huerto, un viñedo, un olivar o un campo de cereal….? El resultado sería radicalmente distinto, y obtendríamos muchas respuestas argumentando, que en esos lugares antropizados, solo se producen alimentos y no hay nada que proteger.

Protección de la biodiversidad en medios agrarios y ganaderos, el reto en la conservación de espacios naturales en el siglo XXI

Zona del Valle del Lago, Somiedo. Autor: Miguel González Colino.

Según estudios realizados en diferentes grupos faunísticos: Invertebrados, Reptiles, Anfibios y Aves, aquellas especies ligadas a medios agrarios son las que han mostrado un declive mayor, siendo más fácilmente detectable en el caso de las aves, como así lo atestiguan los estudios realizados por la Sociedad Española de Ornitología a través de los programas de seguimiento de aves comunes llevados a cabo durante los últimos 20 años.

Las causas de esta silenciosa catástrofe ambiental son el abuso de pesticidas, la intensificación agraria y una grave simplificación del medio, que ha eliminado cubiertas herbáceas, linderos, sotos, vegetación riparia u otros retazos de vegetación natural, así como los cambios de usos del suelo y la transformación de secanos en regadíos o los cultivos herbáceos, por cultivos leñosos, en definitiva hemos transformado los ricos campos europeos en meras factorías de alimentos controladas por la oferta y la demanda.

Todos estos cambios, así como un claro abuso de insumos químicos en los cultivos es difícilmente controlable fuera de Espacios Protegidos donde no existen Planes Rectores ni Planes de Uso y Gestión, de ahí la gran importancia de que parte de estas zonas de elevada biodiversidad quede protegida de una forma u otra, bien sea, mediante una regulación y control de esta actividad por organismos medioambientales, pero sobre todo sea por la penalización en las subvenciones recibidas de la PAC a aquellos agricultores que demuestren prácticas poco compatibles con la conservación de la biodiversidad o bien por una ampliación de la Red de Espacios Protegidos de aquellas zonas agrarias y ganaderas que presenten especies en declive, raras o amenazadas.

No debemos olvidar que las subvenciones que nutren el medio agrario y ganadero en Europa, proceden de dinero público y fondos procedentes de los impuestos de los ciudadanos europeos y debería tener una premisa obligada de la búsqueda del Bien Común en toda la ciudadanía y el medio ambiente, ligada a buenas prácticas ambientales en los cultivos, cosa que hoy día está lejos de ser real.

Pero no podemos como ciudadanos y consumidores dejar toda la responsabilidad de la conservación de espacios agrarios y ganaderos en manos de los gobiernos o los mercados, como consumidores tenemos el poder de decisión final, comprando o no aquellos productos que consideremos lesivos con el medio ambiente y seleccionando productos ecológicos y de cercanía, elaborados mediante técnicas agrícolas y ganaderas mucho más sostenibles, así como aquellos productos que certifican una mejora ambiental en sus terrenos.

Es por tanto una evolución natural en la gestión de los Espacios Naturales, incorporar no solos paisajes prístinos en nuestro elenco de espacios a proteger, sino también medios más humanizados, hasta hora no percibidos como medios a proteger y conservar, sin duda es el reto más importante al que nos enfrentamos para frenar la pérdida de biodiversidad en Europa.

Si te interesa esta temática y quieres seguir aprendiendo el Instituto Superior del Medio Ambiente desarrolla los cursos Gestión de Espacios Protegidos Especialista en Protección y Gestión de Espacios Naturales en los que Francisco participa como docente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

La conservación de la Biodiversidad

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por gcastillo. Texto original

Se acerca el día mundial de la conservación de la diversidad biológica (el 22 de mayo), y como cada año se describirán en los diferentes medios de comunicación la importancia que tiene la diversidad biológica, como el número de especies sigue disminuyendo de forma alarmante y como poco a poco nuestros ecosistemas se van empobreciendo y degradando.

Las ONGs y diferentes asociaciones involucradas en la conservación de la naturaleza realizarán actos donde reivindicarán la importancia de la conservación de la especies y denunciarán la pasividad de las administraciones y los gobiernos para afrontar esta grave situación que a su juicio podría llevar a un colapso en la naturaleza.

Por supuesto, corrientes de pensamiento contrapuestas indicarán que en todas las épocas ha habido extinción de especies y que la naturaleza ha seguido su curso sin interrupciones  y tildarán estas denuncias de catastrofistas.

Hace unos cuantos años, durante mis estudios de biología, leí un libro titulado “Exctiction” donde se hacia una introducción metafórica comparando la tierra con un avión. La diversidad biológica (todas las especies que conocemos y las que nos quedan por conocer), la formaban todos los componentes del avión (el fuselaje). Los pasajeros iban llegando al avión y observaban como unos operarios arrancaban piezas del fuselaje. Cuando preguntaban el motivo de arrancarlos y sobre todo cuando preguntaban, si no sería peligroso viajar en un avión al que cada vez le faltaban mas piezas, los operarios les contestaban que no pasaba nada, que el avión funcionaría perfectamente sin esas piezas, que no eran imprescindibles.

¿Hasta cuándo funcionará la nave tierra?, ¿cuántas piezas tenemos que arrancar para desestabilizar el avión y caer en picado?. Estas y otras muchas preguntas pueden hacerse a partir de la lectura de esta corta pero interesante metáfora.

La conservación de la diversidad biológica es una de las tareas más importantes e imprescindibles que debemos afrontar los navegantes de esta nave, y lo es porque la sola extinción de una especie puede conllevar cambios en el ecosistema del que formaba parte esa especie y acabar generando una situación insostenible para la propia especie humana, que no olvidemos forma parte también de ese fuselaje.

Dentro del amplísimo campo de estudios relacionados con la gestión de la biodiversidad, la gestión de la fauna es uno de los pilares de la misma. A su vez la gestión faunística es también muy amplia y compleja.

Como docente en el ISM quiero aportar mi conocimiento mediante los materiales elaborados en el Curso de Gestión y Conservación de la Fauna, donde se plantea de manera sencilla y didáctica como abordar esta disciplina, permitiendo al participante obtener una visión general de esta compleja materia, aportando actividades y ejemplos de gestión, que le servirán como herramientas en su carrera profesional, aportando su granito de arena  para entre todos evitar la pérdida de biodiversidad.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Una primavera llena de fotografías de biodiversidad

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Roberto_R_R. Texto original

El Proyecto Biodiversidad Virtual cumple 10 años y lo van a celebrar a lo grande. ¿Qué no conocéis este proyecto? Pues Biodiversidad Virtual es una iniciativa de la asociación sin ánimo de lucro Fotografía y Biodiversidad. Se trata de una plataforma científica y divulgativa basada en el trabajo cooperativo y la participación ciudadana y consta de varias galerías temáticas de fotografías digitales geolocalizadas que conforman una base de datos ordenada taxonómicamente.

O dicho de otra forma: una web en la que participan miles de ciudadanos subiendo fotografías a la plataforma y decenas de especialistas de las diversas áreas que se dedican a catalogar dicha fotografías intentando poner nombre a cada una de las especies. Esta plataforma se ha convertido en una base de datos espectacular de la biodiversidad de nuestro país y ¡ya han superado ampliamente el millón de fotografías catalogadas y georeferenciadas!

Desde Biodiversidad Virtual quieren hacernos a todos partícipes de la gran fiesta de la ciencia ciudadana por la  biodiversidad  que han bautizado como: Supertesting BV10 y que se celebrará del 27 de abril al 1 de mayo de 2018 en todos los rincones de la península ibérica e islas.

Testing de biodiversidad Virtual. Supertesting

¿Y qué es eso del Supertesting?

La palabra Testing proviene de los entornos de desarrollo de Software y se aplica a los procesos de prueba de un software. En 2007 desde Biodiversidad Virtual crearon una nueva acepción al término aplicada a los estudios de biodiversidad haciendo un juego de palabras.

De esta forma un Testing de biodiversidad es una actividad naturalista que consiste en realizar el máximo número de fotografías de la biodiversidad de un área para posteriormente subirlas al proyecto Biodiversidadvirtual con el propósito de identificar las especies fotografiadas y aportar datos al conocimiento de la comunidad. Así que su objetivo es aportar datos para la ciencia, la divulgación y la conservación.

Y el Supertesting es un Testing a lo grande, tratando de involucrar a cuanta más gente mejor. De esta forma están intentando sumar el mayor número posible de ciudadanos para celebrar el X aniversario de la plataforma Biodiversidad Virtual.

La celebración consiste básicamente  en subir durante esos días el máximo número de fotografías de nuestra  biodiversidad  a la plataforma y conseguir “sacar al  monte” a miles de amantes de la naturaleza de toda España para celebrarlo.

Todos los datos y otros 2 millones de registros acumulados en estas décadas de observación serán exportados a GBIF (Global Data Information Facility) para uso y disfrute de toda la ciudadanía y la ciencia.

Para ello, han habilitado una web donde se van sumando las adhesiones y donde irán indicando las salidas de campo o testings que se realizarán  así como tutoriales para subir fotos desde la web o desde el móvil mediante una App.

Custodia del territorio

Esta iniciativa además se ha convertido en una poderosa herramienta para las diferentes iniciativas de custodia del territorio existentes en nuestro país. Desde aquí animaría a odas las entidades de custodia que no conozcan la plataforma a acercarse a ella y tratar de aprovechar las sinergias con este genial proyecto ciudadano.

Desde aquí mi reconocimiento a su gran labor durante estos 10 años. ¡Testing Power!

Roberto Ruiz colabora con el Instituto Superior del Medio Ambiente como docente del curso Custodia del Territorio donde se profundiza en esta materia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs