Archivo de la categoría: biodiversidad

De paraísos de biodiversidad marina a vertederos de plástico

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

Un estudio científico pone en evidencia que los residuos que flotan en la superficie del océano o se acumulan en las playas no son más que una pequeña parte de un problema mucho más complejo. Las corrientes termohalinas podrían estar controlando la distribución de microplásticos y creando puntos calientes de acumulación. Las mismas corrientes que alimentan los puntos críticos de biodiversidad.

Origen

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

El mirlo en los tiestos

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

Vivo en un pequeño piso que no llega a los 60 metros cuadrados que esconde un preciado tesoro: una terraza, de unos 2 metros cuadrados. Alberga un macetohuerto que alguna vez ha asomado a este blog. Los tiestos, las jardineras y las propias plantas hacen las delicias de algunos pajarillos que nos visitan con relativa frecuencia. Así, de vez en cuando, en las tareas de mantenimiento de mi pequeño...

Origen

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

COVID-19 y Espacios naturales protegidos: una compleja relación de dos sentidos

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por bichologo. Texto original

El impacto que el SARS-CoV-2 está teniendo a nivel global es indiscutible: más de 4,5 millones de casos confirmados, casi 310 000 muertes registradas y una imparable crisis económica mundial son los más aparentes. Pero sus efectos van mucho más allá y algunos están pasando desapercibidos para el gran público.

covid19 y espacios naturales protegidos

Este efecto colateral de la pandemia afecta a las grandes reservas y espacios naturales, así como a los centros de recuperación de fauna silvestre

Uno de ellos es el que está sufriendo la conservación de numerosas especies amenazadas. Y no se trata de un problema de salud animal, sino de un incremento importante de la caza furtiva como consecuencia del cierre de fronteras y la recesión económica.

Sin la presencia de los turistas, una de sus principales fuentes de ingresos, numerosas áreas protegidas de todo el mundo han tenido que despedir a parte de su plantilla, lo que ha dejado vía libre para caza furtiva de grandes mamíferos. Estamos hablando de un mercado que, según algunos estudios, mueve entre 30 mil y 40 mil millones de euros al año.

Por poner un ejemplo, sólo en Sudáfrica, desde que cerrase sus fronteras el 23 de marzo, más de una decena de rinocerontes han sido cazados de forma ilegal en zonas anteriormente turísticas. Todas estas muertes están diezmando las exiguas poblaciones de algunas especies, como el rinoceronte negro, clasificada en peligro crítico de extinción. Las consecuencias para su conservación son, como podrás imaginar, demoledoras.

También los grandes simios están sufriendo estos efectos: en el Parque Nacional de Virunga han tenido que cancelar todos los viajes turísticos y evitar la asistencia de gente, con el consecuente riesgo para la conservación del Gorila de montaña. Y es que este parque nacional africano alberga un tercio de la población mundial de esta especie amenazada.

Pero las consecuencias no sólo son económicas, como las debidas a la pérdida de ingresos provenientes del turismo y que se dedican a la conservación y a la lucha contra la caza furtiva, sino que hay que sumarle el hecho de que, según algunos estudios, la COVID-19 podría afectar también a los grandes simios, dado nuestro parentesco genético y a las similitudes de los receptores que emplea el SARS-CoV-2 para infectar las células.

Por si fuera poco, este efecto colateral de la pandemia no sólo afecta a las grandes reservas y espacios naturales, sino que su impacto se extiende a otro de los grandes actores en el panorama de la conservación: los centros de recuperación de fauna silvestre.

La caída en los ingresos derivados del turismo, las visitas a los centros y las labores de educación ambiental están poniendo en jaque a centros de recuperación y santuarios de todo el mundo, algunos de los cuales juegan un papel fundamental en la conservación de distintas especies, ya sea recuperando individuos heridos o procedentes del tráfico ilegal, ya sea porque llevan a cabo programas de cría ex situ.

Pero como te contaba, la relación entre la COVID-19 y los espacios naturales es bidireccional. Son muchos los estudios que avalan el papel protector de los ecosistemas sanos y cómo actúan a modo de barrera frente a patógenos y zoonosis. La pérdida de biodiversidad está retroalimentando todo este peligroso escenario de brotes epidémicos.

Los ecosistemas sanos contienen un complejo entramado de relaciones interespecíficas que se encuentran en un equilibrio dinámico y que evitan que una o varias especies predomine sobre el resto. Pero cuando los alteramos, esa red comienza a deshacerse, ese equilibrio se rompe y los efectos se amplifican en una especie de reacción en cascada.

Además, la pérdida y degradación de los hábitats, la contaminación, el cambio climático, la presencia de especies invasoras que compiten por el nicho ecológico y todos los desequilibrios derivados de la acción humana, directa o indirecta, contribuyen a elevar el estrés de numerosas especies, lo que unido a lo anterior y a una enorme globalización y movilidad sin precedente en la historia de la humanidad, convierten el panorama actual en un caldo de cultivo propicio para el incremento de las zoonosis.

Por tanto, todos los esfuerzos y todas las partidas económicas dedicados a la conservación son una inversión en nuestro propio bienestar, tanto a nivel psicológico como orgánico.

Y aquí es donde entran en juego los Espacios Naturales Protegidos. Una adecuada red de áreas naturales protegidas nos ayuda a preservar una biodiversidad muy amenazada y a mantener esa necesaria salud de unos ecosistemas muy sometidos a gran cantidad de perturbaciones antrópicas.

En definitiva, los Espacios Naturales Protegidos nos ayudan a amortiguar los efectos que la actividad humana tiene en el medio natural. Son un escudo, un seguro de vida frente a los efectos adversos, cada vez más patentes, que nuestro medio de vida y nuestro uso descontrolado de los recursos naturales están teniendo sobre la biosfera.

Es importante que los distintos países sean capaces de legislar una red articulada de espacios naturales, estructurada de tal modo que no sólo sean islas de ecosistemas y hábitats amenazados en un mar de civilización, sino que funcionen como un todo interconectado, de modo que podamos beneficiarnos de todos los servicios ecosistémicos que una biosfera sana nos brinda.

Y, por supuesto, que esa estrategia de conservación vaya acompañada de gestión profesional e integradora de dichos espacios, que sepa incorporar y hacer partícipes y protagonistas a todos los agentes sociales y todos los sectores que intervienen o se relacionan con una determinada área natural y sin los cuales no puede preservarse ningún espacio.

Ya no es una cuestión de conservar la naturaleza para nuestros hijos o nuestros nietos. El objetivo es mucho más importante y mucho menos idílico. Es una cuestión de mera supervivencia, de auto preservación, de mejorar el mundo para mejorar nuestra calidad de vida, nuestra salud y la de todos los que nos rodean. Es una cuestión de futuro. El nuestro.

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado nuestra realidad, nuestra forma de vida cotidiana y nuestra manera de relacionarnos o de viajar. Ha cambiado el mundo como lo conocíamos hasta ahora. Y aún no sabemos el alcance o la durabilidad de esos cambios.

Por eso es más importante que nunca abrir los ojos y darnos cuenta de que somos parte integral del ecosistema. Que necesitamos de la naturaleza tanto como ella necesita de nuestro comportamiento responsable y de un profundo y transformador cambio en la forma en que explotamos los recursos naturales.

Debemos ser conscientes que tú, yo y todos tenemos un papel activo en este complicado equilibrio entre conservación y desarrollo social y económico. No podemos ser meros observadores del mundo que nos rodea. Porque cada una de nuestras acciones individuales tiene repercusión global. Nuestro futuro está en nuestras manos, lo queramos o no. Es hora de actuar.

Nacho García Hermosell es docente en el ISM en los cursos  Especialista en Protección y Gestión de Espacios NaturalesGestión de Espacios Naturales Protegidos.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Ambientólogo en Latinoamérica: CALISUR como ejemplo de fundación de restauración de ecosistemas

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por ancogra90. Texto original

ambientologo en latinoamerica

Un ejemplo de Fundación de restauración de ecosistemas: la Fundación CALISUR/ Imagen: Ángel Collado

Como anticipé en mi anterior post, “Acercamiento a las fundaciones y asociaciones en América Latina”, una de las fundaciones de restauración de ecosistemas con las que pude colaborar en Ecuador, y que más me llamó la atención, fue la Fundación CALISUR, tanto por los resultados ambientales como por la implicación social y estratégica.

Uno de los grandes problemas de las costas tropicales es la deforestación de bosques de manglar (mangle) para la implantación de piscinas de producción de camarón, al que en España conocemos comúnmente como gambas. Es un problema ambiental que tal vez asociamos más al sureste asiático pero que también afecta con fuerza en las costas de países como Ecuador.

Ante este problema medioambiental surgió la Fundación CALISUR constituida por pequeños y medianos camaroneros con inquietudes de realizar una producción más sostenible. La iniciativa de la fundación encontró un aliado en la Asociación de Cangrejeros de Balao.

Los cangrejeros están estrechamente asociados al manglar ya que es el ecosistema donde obtienen el preciado cangrejo rojo. Los cangrejeros trabajan con un sistema artesanal. El cangrejo es recogido de forma manual desde sus botes y con un sistema de ciclos de veda a lo largo del año que permite la permanencia de la especie. Durante el cierre de la veda del cangrejo los cangrejeros pierden su sustento y se dedican a la vigilancia del manglar frente a la presencia de furtivos. Este contacto diario y directo con el manglar, hace de los cangrejeros los mejores conocedores de este ecosistema.

Por sus conocimientos, la Fundación CALISUR, durante el cierre de la veda, los contrataba para sus actividades. Éstas abarcan desde la recogida de semillas de mangle rojo en buen estado, la siembra en invernadero, la plantación en la costa y su mantenimiento. A su vez, colaboraban en la elección de los puntos de plantación gracias a su conocimiento de las corrientes y de la costa. Este nuevo manglar, al crecer, aportará nuevas zonas de faenamiento y mayores oportunidades de desarrollo para las poblaciones locales de cangrejeros.

Por lo tanto, se creó una simbiosis entre un grupo de camarones y otro de cangrejeros, con intereses opuestos. Posteriormente, se produjo un cambio normativo que favoreció el crecimiento de las actividades de la fundación. Se aprobó un nuevo decreto que obligaba a todas las camaroneras y otras actividades degradadoras de los mangles a la reforestación de éstos en cantidades superiores a las deforestadas.

Con este sistema, según datos de la fundación, se han plantado con éxito 90 hectáreas de mangle rojo (220.000 plantas), constituyendo una de las mayores experiencias de este tipo en América Latina.

Partiendo únicamente del marco legislativo de la administración y financiado con fondos privados mínimos, esta experiencia consiguió ampliar la perspectiva de dos colectivos laborales tradicionalmente enfrentados, uniéndolos de manera sinérgica no solo para el beneficio mutuo sino para la preservación del ecosistema del que ambos dependían.

Las consecuencias de esta acción constituyeron un aumento significativo de beneficios para ambos colectivos, resurgimiento de los ecosistemas de manglar (muy deteriorado en la zona del Canal de Jambelí, Golfo de Guayaquil), mayores oportunidades para las poblaciones locales y, consecuentemente, el incremento de otras actividades económicas.

Así mismo, la operación activa sobre el ecosistema de manglar consiguió además otro tipo de beneficios, beneficios medioambientales, como por ejemplo la reducción del impacto de las inundaciones, y la mejor depuración de las aguas costeras.

fundacion calisur

Según datos de la fundación, se han plantado con éxito 90 hectáreas de mangle rojo (220.000 plantas)/ Imagen: Ángel Collado

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Fotografiando un bicho de 0.5mm

Publicado en: Ecopixeladas por Javier de los Reyes. Texto original

Fotografiar un bicho de menos de 0.5mm consiste en tirarse al suelo y rastrear con paciencia entre hojarasca, tierra y restos orgánicos de una continua y despiadada batalla campal sin tregua; una vez localizado, hará falta otra buena dosis de paciencia, pues no es fácil fotografiar o filmar un bicho de esas dimensiones; me ha parecido un buen reto para profundizar en la grandeza de un micro ecosistema.

Si la suerte nos acompaña se moverá poco; con ese tamaño enfocar es sumamente difícil y cualquier variación milimétrica entre el objetivo y el sujeto resulta en un desenfoque.

Colémbolo entre la hoja seca de una dichondra

Se trata de un hexápodo, de la clase Entognatha, es decir, no es un insecto, y la diferencia radica en la disposición de las piezas bucales, en los endognatos están ocultas dentro de la cabeza y no expuestas. Otra de las características es que tienen un órgano saltador bajo el abdomen, llamado furca, aunque no sé si esta especie lo tiene bien diferenciado o no, – por eso también se les llama saltarines- y un tubo ventral llamado cólóforo, que tampoco he llegado a distinguir.

Probablemente se trate de un colémbolo del género Isotomurus, pero no me lo han confirmado aún https://www.biodiversidadvirtual.org/insectarium/Collembola-img1197223.html Actualizaré en breve este dato.

Los colémbolos abundan, con más de 8.000 especies conocidas y están distribuidos por todas las latitudes, no tienen un interés medioambiental especial, tampoco agrícola, pero pueden darse plagas.

Hasta el taxón de orden esta sería la filogenia: Phylum Arthropoda, Subphylum Hexapoa, Clase Entognatha, Order Collembola.

Si alguien se anima a realizar alguna aportación o corrección sobre nuestro protagonista, bienvenida sea.

Por Javier de los Reyes

@jareyme

Bibliografía:

Chinery, M. (1988). “Guía de campo de los insectos de España y de Europa”. Barcelona: Omega.

Planelló, M.R., Rueda, M.J., Escaso, F., Herrero, O., Narváez, I. (2015) “Manual de entomología aplicada” Madrid: Sanz y Torres.

Brusca, R.C., Brusca, G.J (2010) “Invertebrados” Madrid: McGraw Hill.

Fotografía y Biodiversidad. Plataforma www.biodiversidadvirtual.org . Recuperado de https://www.biodiversidadvirtual.org/

Puedes leer y comentar el artículo completo en Ecopixeladas

Educación ambiental desde casa

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por SergioSMS. Texto original

El ser humano es una especie con cualidades excepcionales. Destaca nuestra capacidad de adaptación a todo tipo de situaciones. Nuestra rutina llena de eventos, compromisos y traslados continuos ha derivado en otra realidad totalmente distinta en estos últimos días.

La primavera es la época estrella para las actividades de educación e interpretación ambiental, pues es el momento en el que los profesionales tienen mayores recursos a su disposición. La biodiversidad este año disfrutará de un “descanso” ya que estaremos durante un tiempo en casa, pero la capacidad creativa de los profesionales sigue en pleno funcionamiento. En las últimas semanas han surgido diferentes movimientos, proyectos e iniciativas que utilizan las redes sociales para llegar a todos nosotros y aprender sin salir de nuestro hogar.

Una de las especies de aves más fáciles de ver estos días, el Mirlo común. Fuente: Pixabay

Las aves son las grandes protagonistas, ya que, si observamos con detenimiento desde el balcón o terraza, se pueden descubrir especies que hasta ahora habían pasado desapercibidas.  El proyecto “A ver Aves” ha lanzado la iniciativa #AvesdesdeCasa, una divertida manera de contar aves que hace mucho más ameno este periodo de confinamiento. En pocos días han llegado un gran número de fotografías y vídeos de diferentes especies a través de su hashtag en twitter.

Incluso se puede ir más allá, y además de contarlas y fotografiarlas, observar su comportamiento, y confirmar si en estos días, debido a la poca presencia de gente en las calles, han cambiado algunas de sus pautas. Es lo que propone la asociación Ecourbe a través de su proyecto de ciencia ciudadana #YoPajareodesdeCasa. Podemos registrar ese cambio de comportamiento a través de las fichas disponibles en su página web.

Divulgadores y educadores ambientales como  Entre Pinos y Sembrados o Luis Martínez nos proponen diferentes juegos donde poner a prueba nuestra pericia pajarera, identificando rasgos de diferentes especies. En sus cuentas de twitter nos cuentan de manera detallada y amena las soluciones y en qué cosas poner más atención.

juego de ornitología

Juego de ornitología/ Fuente: Luís Martínez Martínez

Otras redes sociales como Instagram se llenan estos días de directos de profesionales de la educación y la interpretación ambiental, una forma interactiva de participar y preguntar dudas que en otro momento sería difícil que pudieran atender.

Un ejemplo de ello es la iniciativa Planeta Biodiverso, que este fin de semana ha reunido a varios especialistas que han hablado diversos temas, desde el comportamiento de las hormigas y de los reptiles hasta del voluntariado ambiental, todo de forma amena y divertida.

Festival de la Biodiversidad/ Fuente: Planeta Biodiverso

Youtube es una fuente inagotable de recursos ambientales. En el canal Aventuras Barbudas comienzan una iniciativa muy interesante, “El cambio climático son los padres”, un programa semanal que reúne a profesionales destacados de la materia para hablar del cambio climático desde diferentes perspectivas.

Gracias a diversas organizaciones podemos disfrutar desde nuestras pantallas de varias webcams como las instaladas por SEO/Birdlife en diferentes puntos de nuestra geografía, como el Parque Nacional de Cabañeros, Alcalá de Henares o el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, pudiendo observar de la manera más íntima el comportamiento de especies como el Halcón peregrino, el buitre negro, la cigüeña blanca o la lechuza común.

Desde el Centro de Documentación y Recursos para la Educación Ambiental de Cantabria (CEDREAC) nos proponen participar en la iniciativa “Educación Ambiental en tiempos de cuarentena” como un punto de encuentro para los profesionales de la EA, para reflexionar sobre el papel y la importancia de los educadores ambientales en una situación como la actual, de lunes a viernes en directo desde las 18:00 h.

Es un buen momento para implicar a los más pequeños en todas las temáticas ambientales, ya que existen multitud de recursos para hacerlo de una manera interactiva. Las orquídeas silvestres tienen unos complejos mecanismos de polinización y adaptaciones muy complejas, pero es muy fácil aprender con estás láminas recortables. Además de encontrar mucha información, se pueden fabricar de una manera realista las especies más comunes que podemos encontrar en estas fechas en el campo.

Recortables de orquídeas silvestres. Fuente: Flora de Almansa.

Una buena manera de aprovechar este tiempo extra es ayudando a la biodiversidad urbana. Podemos elaborar bebederos y comederos, hoteles de insectos, pasos de fauna, cajas nido para aves y murciélagos… todo ello aprovechando materiales reutilizados e implicando también a los más pequeños. Es lo que nos propone el naturalista Víctor J. Hernández desde su web “Naturaleza desde casa”.

biodiversidad urbana

Podemos favorecer enormemente la biodiversidad desde nuestros hogares. Fuente: Víctor J Hernández.

También, durante este tiempo, podemos seguir nuestra formación, con una amplia oferta de cursos online sobre medio ambiente. La educación ambiental es herramienta esencial y lo seguirá siendo en el futuro. Cursos online como el Especialista en Educación Ambiental, Interpretación y Voluntariado en la Naturaleza en el Instituto Superior de Medio Ambiente (ISM) te dará las claves necesarias para mejorar tus conocimientos en este campo.

Como puedes ver no hay excusa para no seguir aprendiendo y disfrutando desde casa con el amplio abanico y las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Y recuerda, ¡Quédate en casa!

Sergio Martín Serrano, ambientólogo especializado en educación ambiental es docente en el Instituto Superior del Medio Ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs