Todas las entradas de: MariaAR

¿Qué puedo hacer con mi ropa usada?

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

Durante mis años de carrera me harté de escuchar que el medio ambiente era una realidad holística, que el medio ambiente era todo y todo estaba relacionado. Y efectivamente así es. Si tenemos en cuenta que nuestras acciones y costumbres afectan directa e indirectamente a nuestro entorno y al medio ambiente, cómo no iba a hacerlo también la industria textil y los hábitos de consumo que la sociedad está adquiriendo en relación al sector de la moda y los residuos textiles que generamos.

La industria textil se ha convertido en una de las más contaminantes del planeta, tanto por las emisiones de gases de efecto invernadero, como por la contaminación por vertidos y microplásticos. Pero es que además, la moda rápida o fast fashion ha hecho que infrautilicemos la ropa que nos compramos y  que la generación de residuos textiles se multiplique de manera más que destacable en los últimos años.

Según el estudio, A new textiles economy: redesigning fashion’s future de la Fundación Ellen McArthur, se estima que en los últimos quince años el tiempo de uso que le damos a las prendas antes de tirarlas ha disminuido un 36%. En España, la Asociación Ibérica de Reciclaje Textil (Asirtex), en su informe La ropa usada. Tendencias de un mercado emergente. El residuo olvidado en el siglo XXI, indica que cada español consume una media de 34 prendas al año y desecha entre 10 y 14Kg de ropa, depositando en contenedores de ropa tan solo 1,5-2,5Kg.

¿Qué puedo hacer con mi ropa usada?

Fuente: María Álvarez

Así, los residuos textiles a día de hoy son una realidad y debemos aprender a gestionarlos adecuadamente, y para ello, como residuos que son debemos pensar en la jerarquía de residuos. Si además tenemos en cuenta que la aprobación en mayo de 2018 de la Directiva 2018/851, que incluye disposiciones relativas a la obligatoriedad de la recogida separada de los residuos textiles y al fomento de la reutilización  de textiles, es más que probable que la Ley de Residuos se vea modificada en un plazo de tiempo corto para tener en cuenta ésta y otras de las exigencias marcadas por Europa en materia de gestión de residuos.

Dentro de lo que nosotros, como ciudadanos particulares comprometidos con el cuidado del medio ambiente, podemos hacer en el ámbito de los residuos textiles se incluyen una serie de prácticas sencillas que nos hagan darnos cuenta de que depositar a ropa usada que ya no queremos en bolsas de basura en el contenedor de resto es la peor de las soluciones que podemos dar.

Así, lo primero que nos deberíamos plantear es si es necesario llenar nuestros armarios de vestidos, pantalones o camisetas que nos vamos a poner en contadas ocasiones y que se van a convertir en un residuo antes que tarde. Es decir, debemos revertir el hábito de consumo innecesario de moda barata y así incidir en la prevención. Además de intentar apostar por marcas de moda sostenible.

En la línea de los siguientes escalones de la jerarquía de residuos, debemos pensar que la ropa que nosotros ya no queremos puede tener utilidad para otros. A día de hoy tenemos distintas opciones para que esas prendas usadas se reutilicen y se reciclen antes de ser desechadas definitivamente en una incineradora o un vertedero. Así que, ¿qué puedo hacer con mi ropa usada?

Algunas de las opciones son:

  • Reciclar tu ropa usada. Puedes dar una segunda vida a esas prendas que ya no usas, convirtiéndolas en nuevas prendas o accesorios.
  • Depositarla en un contenedor de ropa usada. Aquí tenemos distintas opciones dependiendo de dónde residamos. Por citar algunos ejemplos, nos encontramos con los contenedores de Humana, los de Cáritas, los de Roba Amiga, los que ubican distintas administraciones públicas como el Ayuntamiento de Madrid, etc.
  • Depositarla en los contenedores de recogida que grandes marcas de moda ubican en sus tiendas como parte de sus políticas de RSE. Entre ellas encontramos a H&M, Zara o Intimissimi
  • Sacar rentabilidad a las prendas que ya no usas. Cada vez hay más empresas que se dedican a la compra/venta de ropa usada. Algunas de ellas son: Percentil que compra prendas de niños/as, hombre y mujer siempre que estén en perfecto estado y de marcas reconocidas o Milmodelitos, plataforma de compra/venta especializada en ropa y complementos de marca, que además colabora con las ONG Cáritas y Remar.

Estos son solo algunos ejemplos, pues estoy segura de que conocéis más ONG, iniciativas, etc. que se esfuerzan por que los residuos textiles no se conviertan en un problema mucho mayor del que ya son. Así que, os invito a que si queréis dar a conocer o compartir alguna de las que no he mencionado os animéis a hacerlo en los comentarios del post.

María Álvarez es docente de los cursos Especialista en Gestión de Residuos y  Gestión de Residuos Urbanos que imparte el Instituto Superior del Medio Ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Prevención de residuos, lo primero a tener en cuenta

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

La gestión de los residuos es un tema que, aunque parece simple, y lo lógico sería que todos dirigiéramos nuestros esfuerzos en la misma dirección, siempre genera controversia. Los datos no terminan de encajar a todos los agentes implicados. Muchas son las voces que se alzan indicando que no lo estamos haciendo todo lo bien que podemos y debemos, mientras que hay otras que lo único que indican es que en España las cifras de reciclaje son muy elevadas y que lo estamos haciendo correctamente.

Foto de limpieza creado por freepik - www.freepik.es

Fuente: Freepik

Siendo crítica con ambas visiones, lo cierto es que siempre se puede mejorar y nuestros esfuerzos deberían ir dirigidos en esa dirección. Uno de los principales aspectos a tener en cuenta desde mi punto de vista, por no decir el principal, es jerarquía de residuos, recogida en el artículo 8 de la Ley 22/2011 de Residuos que dice:

“1. Las administraciones competentes, en el desarrollo de las políticas y de la legislación en materia de prevención y gestión de residuos, aplicarán para conseguir el mejor resultado ambiental global, la jerarquía de residuos por el siguiente orden de prioridad:

  • a) Prevención;
  • b) Preparación para la reutilización;
  • c) Reciclado;
  • d) Otro tipo de valorización, incluida la valorización energética; y
  • e) Eliminación

Por tanto, lo fundamental es tener claro cuáles son las primeras actuaciones que debemos poner en marcha en esta problemática de los residuos para actuar en consecuencia e ir haciendo que el mensaje cale en la sociedad y que entre todos podamos actuar correctamente.

Relacionado con esto que comento sobre esta jerarquía, me gustaría hablaros de la iniciativa que se celebra todos los años para promover e e implantar durante una semana acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles y gestión de residuos.  Se trata de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, en el 2018 se celebra del 17 de al 25 de noviembre y se centra en los residuos peligrosos. Así, todo lo que esta iniciativa pretende transmitir con la multitud de actividades que se llevan a cabo durante los 7 días que dura es la idea de que el mejor residuo es el que no se existe, el que no se produce.

Entre todas las actividades que este año se ponen en marcha, me quiero hacer eco de la campaña que Ambinor ha puesto en marcha. Se trata de un test on-line con preguntas relacionadas con distintos tipos de residuos peligrosos que podemos encontrar en diferentes ámbitos de nuestra vida diaria.

Me ha parecido curioso y una manera muy gráfica y divertida de hacernos conscientes de datos y curiosidades relacionadas con los residuos y su gestión abriéndonos los ojos a la problemática de los mismos, concienciándonos de lo que implica y cómo podemos hacerlo mejor.

Muchos de los que hagáis la encuesta os sorprenderéis con algunos datos y algunas de las cosa que se plantean, pero lo importante es que seguro que aprenderéis y mucho, con las respuestas que se aportan.

Os dejo el enlace a este “examen” por si queréis comprobar  cuánto sabéis sobre gestión de residuos.

María Álvarez es docente de los cursos Especialista en Gestión de Residuos y  Gestión de Residuos Urbanosque imparte el Instituto Superior del Medio Ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Metros cuadrados de responsabilidad con nuestros residuos

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

No puedo más que sentirme molesta e indignada cuando el 24 de junio veo imágenes como las que ha publicado El País del estado en el que se quedan muchas playas españolas, llenas de residuos, tras la celebración de San Juan.

¿Cómo es posible que seamos capaces de, después de haber estado pasando un buen rato  y disfrutando con la familia y amigos, dejar las playas así? Es bochornoso. Además, luego exigiremos que esas playas al día siguiente estén perfectas y no haya ni rastro de la basura que hemos dejado para poder pasar un día estupendo tomando el sol y bañándonos en unas aguas limpias, o nos quejaremos de que queden plásticos enterrados en la arena o de las basuras marinas.

Cuando yo era pequeña no recuerdo que las playas amaneciesen así (tampoco ha pasado tanto tiempo), pero está claro que algo sí ha tenido que pasar o cambiar en la sociedad para que en unos años las cosas hayan derivado en esto.

Jon Nazca (REUTERS)

Puedo especular sobre qué ha podido suceder: falta de concienciación, de educación, de responsabilidad, dejadez, ausencia de valores… Suena a abuelo Cebolleta, pero es verdad que ahora no cuidamos las cosas como antes y este es un claro ejemplo de ello. Ahora todo vale, sin pensar en los demás, solo en nosotros y en el momento actual. Está muy bien que nos preocupemos por nosotros mismos, pero hay que entender que el entorno y la naturaleza también es nosotros. Así, tenemos que percatarnos, e intentar hacer que los demás se den cuenta, de que no podemos ir por ahí pensando que nuestros actos no tienen consecuencias y que, en ocasiones como la de San Juan, como detrás va a venir otro a limpiar lo que yo he ensuciado no importa que lo deje todo hecho un asco. No, el mensaje a transmitir no es ese.

No debemos equivocar el mensaje, que parece que ahora está de moda y es muy bueno salir a limpiar lo que otros ensucian (buena iniciativa, pero sin perder de vista que no es la solución). Lo que realmente debe calar en la sociedad es que no hay nada como no generar el daño.

Hay que educar en el respeto, en evitar ensuciar algo que es de todos, pero que si yo lo he ensuciado es mi responsabilidad recogerlo y dejar ese espacio común igual que me lo he encontrado. Al menos así es como pretendo enseñar a mis hijas y que desde bien pequeñas comprendan qué es lo importante y lo demuestren con sus actos y comportamientos.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Residuos innecesarios

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

En mi interés y preocupación por el medio ambiente, y más en el ámbito de los residuos, no deja de llamarme la atención que sea cada vez más común el uso de envases en la mayoría de productos puestos en el mercado que desde mi punto de vista son innecesarios.

Ahora mismo, puedes encontrar en los supermercados bolsas de magdalenas o croisants en las que además de la bolsa general, cada uno de los productos está envasado individualmente. Igual sucede con el pan de molde, que además del envase general, dentro hay otro envase de plástico que envuelve la totalidad de las rebanadas.

En los productos cosméticos en muchas ocasiones nos encontramos con la misma tendencia. Tenemos la crema hidratante facial, que se encuentra precintada con un plástico, que a su vez está metida dentro de una caja que a su vez está envuelta en un plástico.

Todo esto podría tener sentido si tenemos en cuenta que  el envasado de los productos está pensado para su adecuada protección, distribución, almacenaje y transporte. Habría que analizar cada caso en concreto y valorar si realmente los beneficios de ese sobreenvasado son reales para la conservación y distribución del producto o si es por una mera cuestión de marketing.

Sin embargo, hay un envasado que cada vez es más frecuente e innecesario y es el de las frutas y verduras. En los últimos tiempos se está haciendo un uso abusivo de envases de plástico para comercializar estos alimentos que podrían seguirse vendiendo a granel sin perjudicar su distribución, almacenaje o conservación. De hecho estos alimentos no van a durar más, ni son mejores por presentarse de esa manera al consumidor. Lo único que generan es un residuo de envase innecesario que hay que gestionar y que conlleva un coste económico y ambiental que a la hora de comprar estos productos deberíamos plantearnos.

Residuos innecesarios

Fuente: https://www.lahipotesisgaia.com

En este sentido se ha puesto en marcha la campaña en redes sociales #DesnudaLaFruta. En el mes de febrero, Isabel Vicente, ingeniera técnica agrícola y ambientóloga lanzó en su blog La hipótesis Gaia este movimiento con el que pretendía denunciar el abuso del plástico en la venta de algunos alimentos.

Así, tras unos meses en los que esta campaña ha tenido un gran seguimiento y apoyo por parte de usuarios particulares (entre los que me incluyo), Greenpeace ha unido sus fuerzas para lograr un objetivo común: que los supermercados eliminen los plásticos de un solo uso de nuestra comida.

Desde aquí os invito a que conozcáis la iniciativa y os suméis a ella. Tal y como dice Isa en su blog,  me permito utilizarlo aquí, pues suscribo palabra por palabra y espero que no le moleste):

Soñemos que entre todos cambiamos algo y, dentro de un tiempo podremos decir: yo también formé parte de ese cambio.

No te quedes fuera, participa. Esto solo lo conseguiremos entre todos.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

El problema real de las toallitas húmedas

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

En los últimos años son muchas las noticias que nos llegan de los graves problemas que ocasionan las toallitas húmedas ya que por su estructura pueden llegar a producir atascos en las tuberías interiores de las viviendas o grandes tapones en el sistema de alcantarillado y en la propia estación depuradora de aguas residuales.

Es cierto que las toallitas húmedas son útiles para multitud de cosas y, dejando de lado el debate de si son imprescindibles, pues hemos vivido sin ellas muchos años ya que su función estaba cubierta por otras opciones (agua y jabón principalmente), la comodidad de su uso ha hecho que  año tras año sean cada vez más utilizadas por más personas y en cada vez más situaciones diferentes.

Como sucede en otras ocasiones y ámbitos de la vida, a veces aun previendo el éxito que puede tener una idea, iniciativa o proyecto, en pocas ocasiones se plantean las consecuencias que esto puede tener para intentar de evitar el problema por adelantado. Y es posible que en este caso, la industria encargada de la fabricación y distribución de este producto no analizase la posibilidad de que las toallitas húmedas fueran a suponer un nuevo problema en el ámbito de la gestión del agua y los residuos. Sin embargo, y aunque a día de hoy sí son responsables y deberían pensar en posibles mejoras en el producto y en cumplir con los estándares de calidad que les obliguen a emplear tejidos que sean biodegradables y que evitasen el conflicto o al menos no lo incrementasen, no creo que la problemática sea únicamente de la toallita en sí.

Gran parte del problema somos nosotros que parece que no queremos darnos cuenta de que el váter no es un cubo de basura y no todo se puede tirar al inodoro. Esto es algo que yo siempre he tenido claro, pero no parece que todo el mundo lo sepa, pues durante mis años de estudiante estuve de prácticas en estaciones depuradoras de aguas residuales y lo comprobé personalmente.

Desde mi punto de vista la solución a este problema debe ser compartida. En los propios envases y publicidad de las toallitas se debe incidir y dejar claro que no se deben tirar por el WC, pero la mayor parte del esfuerzo debe recaer en el ciudadano. Debe saber y tener claro cómo debe deshacerse de sus residuos y esto se consigue educando y concienciando. Las toallitas húmedas son sólo uno de los residuos que NO hay que desechar por el inodoro, pero tampoco debemos tirar los bastoncillos, las compresas y tampones, los preservativos… tantos y tantos residuos que deben ser depositados en la basura de casa y que aparecen siempre en las EDAR. La base de una sociedad respetuosa con el medio ambiente parte del saber y, a partir de ahí, actuar en consecuencia.

María Álvarez es docente de los cursos Especialista en Gestión de Residuos y  Gestión de Residuos Urbanos que imparte el Instituto Superior del Medio Ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Dando una segunda vida a los juguetes usados

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por MariaAR. Texto original

Me gustaría aprovechar mi condición de madre y de ambientóloga en esta ocasión para tratar un tema que ahora que se acercan las Navidades está más de actualidad: los juguetes con los que nuestros hijos han dejado de jugar.

Aunque intentemos alejar a nuestros hijos del consumismo e inculcarles hábitos sostenibles, en estas fechas siempre se encuentran con juguetes nuevos que llaman más su atención y que les hace dejar de jugar con los que ya tenían.  En otras ocasiones los dejan de utilizar porque crecen o porque han cambiado sus intereses. Pero no por eso esos juguetes dejan de valer y deben convertirse en un residuo. Al contrario, si están en buen estado (y en muchas ocasiones suele ser así) esos juguetes que nuestros niños ya no utilizan, pueden tener una segunda vida y hacer felices a otros niños.

No se trata de aprovechar para deshacernos de juguetes que molestan en casa. El objetivo principal, al menos en mi caso, es fomentar en mis hijas valores como la solidaridad y el altruismo, además de enseñarlas a consumir responsablemente y cuidar el medio ambiente no generando un residuo de manera innecesaria.

Yo particularmente siempre suelo empezar a buscar una segunda vida a los juguetes en mi entorno cercano: amigos, familiares. Además, siempre he preguntado en la Escuela Infantil a la que acudieron mis hijas, pues ahí siempre les sacan jugo, y ahora en el Colegio, por si hubiera familias a las que le pudieran venir bien.

Pero además de estas pequeñas actuaciones particulares que podemos poner en práctica, existen iniciativas y campañas de recogida de juguetes usados que, si bien no son exclusivas de estas fechas, sí que es ahora cuando más nos acordamos de ellas e intentamos colaborar.

En este sentido, me gustaría mencionar algunas de iniciativas que conozco:

  • Ningún niño sin sonrisaLa Asociación Ningún Niño Sin Sonrisa, está llevada exclusivamente por voluntarios, y recogen juguetes, cuentos, peluches, nuevos o de segunda mano y los reparten el 6 de enero.
  • Juguete solidario: Es una iniciativa de un grupo de amigos, voluntarios y empresas colaboradoras, que se encargan de la captación de juguetes y en colaboración con asociaciones locales y hacerlos  llegar a todos los niños que por diversos motivos estas navidades puedan quedarse sin regalo.
  • Alcampo. Otro año más ponen en marcha la campaña ‘Ningún niño sin juguete’ del 22 de diciembre al 4 de enero, en la que se pueden entregar juguetes usados en buen estado que se destinan a organizaciones sin ánimo de lucro del entorno de los hipermercados, que trabajan para mejorar la calidad de vida de los niños que viven en familias con dificultad.

Seguramente hay muchas más, a nivel local estoy convencida de ello, por lo que desde aquí me gustaría invitar a todos los que saben de alguna otra campaña de recogida de juguetes para que se animen a compartirla.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs