Todas las entradas de: isa

Boicot al plástico

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Seguro que a estas alturas ya has oido hablar de esta campaña, pero si no es el caso te voy a resumir en qué consiste y cómo  puedes participar dependiendo de tu situación.

¿En qué consiste Boicot al plástico?

Tal y como cuenta el título, te puedes hacer una idea de por dónde van los tiros, pero concretemos: esta campaña, de Zero Waste España, se centra en evitar cualquier tipo de plástico que envuelva productos. Y lo hace, precisamente, en la semana en la que nos encontramos, es decir, del 3 al 9 de junio. Por lo tanto, al ser tan pocos días, incluso las personas a las que les cuesta más evitar el plástico pueden participar.


Puedes colaborar en el #BoicotAlPlástico sea cual sea tu situación.
Click To Tweet


Si te parece imposible no comprar alimentos en plástico

Si eres de los que crees que comprar alimentos sin plástico es imposible, te diré que imposible no, pero sí que puede ser complicado. Una de las razones es que las grandes superficies, donde suele comprar mucha gente, no tienen alternativas sin plástico. Puede que algo tan simple como vender la fruta o legumbres a granel cambiase las cosas. Sería solo un pequeño paso en todo el mar de plástico que hay en los supermercados, pero sería una forma de acercar un tipo de consumo sostenible a muchos consumidores.

Si estás en esta situación, esta es tu oportunidad para lanzarte al reto. Prueba a ver cómo puedes cambiar tu forma de consumir. Algunas buenas ideas pueden ser:

  • Buscar tiendas a granel cerca de tu casa.
  • Hacerte con bolsas que puedas reutilizar, deja las bolsas de plástico en el supermercado.
  • También puede ser una buena idea buscar bolsas para comprar a granel distintos productos. (También puede que necesites algún bote).
  • Analiza qué productos has dejado de comprar. ¿Puedes prescindir de ellos? ¿Puedes hacerlos en casa? ¿Son sanos? Puede que incluso sea mejor vivir sin ellos.

Y si ya no compro en plástico

Si ya no compras en plástico, lo primero, enhorabuena. Pero también puedes participar, a través de las redes sociales usa la etiqueta #BoicotAlPlástico para compartir tus consejos sobre cómo comprar productos de alimentación sin plástico. De esta manera estarás usando tu experiencia para ayudar a otras personas.

Imagen: Zero Waste España

Qué se puede lograr

Una semana puede dar para mucho. Este tipo de retos o boicots puede hacer que muchas personas reflexionen sobre su consumo.

Por otra parte, puede ser un buen momento para mostrar a los supermercados que los consumidores están cambiando, que sus valores a la hora de elegir productos son diferentes y que el factor de la sostenibilidad es importante a la hora de tomar la decisión sobre qué producto elegir.

¿Te animas a participar? Seguro que de alguna manera puedes ayudar a ir eliminando de manera progresiva los plásticos de un solo uso.

 

La entrada Boicot al plástico aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Productos con dos historias

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Hoy quiero compartir una entrada especial, ¿alguna vez te has preguntado cuál es la historia que  hay detrás de los productos que compras?

Te voy a contar las #HistoriasQueQuerrásComprar

La historia que hay tras cada uno de los productos puede ser muy diferente. En algunos casos pueden ser historias de progreso, de éxito, pero también puede haber historias de explotación o pobreza. ¿No sería estupendo poder tener la certeza de que detrás de lo que compras hay una historia de solidaridad y superación? Pues bien, hay productos que sí te lo pueden asegurar.

Aunque ya en otra ocasión hablé sobre los productos de comercio justo y los falsos mitos que en ocasiones le acompañan, en esta ocasión me gustaría hablar de los productos Tierra Madre.

Tierra Madre es la marca de alimentación de comercio justo de Oxfam Intermón y tiene una bonita historia detrás de cada uno de sus productos.

Historias sostenibles

Los productos son cultivados de forma tradicional, respetando el entorno. Además, los productores reciben información y educación sobre como mejorar sus cosechas y hacerlas más productivas manteniendo la protección al entorno.

#HistoriasQueQuerrásComprar

Historias de progreso

A través de las primas sociales que reciben los productores se logra que toda la comunidad y entorno se beneficie de sus beneficios. La prima de comercio justo es un pago adicional dentro del sistema de Etiquetado de comercio Justo con la intención de ser una herramienta para el desarrollo socioeconómico y para el empoderamiento de las comunidades productoras.

Historias justas

Menos intermediarios significa también que los productores reciben un precio más justo por el trabajo que realizan.  A través de este sistema también existe una protección a los productores frente a los cambios que se puedan producir en el mercado debidos a la especulación, permitiendo una mayor estabilidad y seguridad.

Historias de cooperación

A través de la asociación en cooperativas y a través del sistema de comercio justo los productos pasan por menos intermediarios hasta llegar a los consumidores. El cooperativismo es la forma jurídica más habitual de las organizaciones productoras de Comercio Justo. La combinación de la producción colectiva y la comercialización justa se ha demostrado como la fórmula más eficiente de desarrollo sostenible en el ámbito rural de los países en desarrollo.

#HistoriasQueQuerrásComprar

Puedes encontrar los productos Tierra Madre con facilidad, en este enlace te dejo la ubicación de muchas tiendas.

La entrada Productos con dos historias aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Todo lo que debes saber sobre la normativa de reducción de bolsas

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

El sábado 19 de mayo se publicó el Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores. Este nombre tan largo es el del RD de reducción de bolsas de plástico que tanto está dando que hablar. Para resumir qué dice y qué esperar de este Real Decreto de tan solo 10 artículos he escrito esta entrada.

¿Qué bolsas se cobrarán y cuáles no?

A partir del 1 de julio de 2018 se prohíbe la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico en los puntos de venta de bienes o productos, a excepción de:

  • Las bolsas muy ligeras, que son las que se usan para comprar a granel. Son esas en las que se envuelven las frutas y verduras, el pescado o la carne.
  • Las bolsas de más de 50 micras (las que se dan en la línea de caja) que tengan más 70% de plástico reciclado.

A partir del 1 de enero de 2020 se prohibirá la entrega de bolsas de plástico fragmentables (bolsas de plástico fabricadas con materiales plásticos que incluyen aditivos que catalizan la fragmentación del material plástico en microfragmentos, especialmente perjudiciales para el medioambiente) Además, Las bolsas de plástico de espesor igual o superior a 50 micras contendrán un porcentaje mínimo del 50% de plástico reciclado.

Un año después, todas las bolsas de plástico deberán ser compostables. Si quieres saber más sobre estas bolsas te recomiendo este post.

¿En qué tiendas cobran por las bolsas?

Este Real Decreto afecta a todas las que he mencionado antes y a todos los comercios. También a los que hacen venta a domicilio o venta online. Es decir, que se cobrarán las bolsas del supermercado, las de las farmacias, las de las tiendas de ropa…

Artículo 2 

Quedan incluidas en el ámbito de aplicación de este real decreto todas las bolsas de plástico puestas en el mercado en el territorio del Estado, así como los residuos generados por dichas bolsas.

Artículo 3

«bolsas de plástico»: bolsas, con o sin asa, hechas de plástico, proporcionadas a los consumidores en los puntos de venta de bienes o productos, lo que incluye la venta online y la entrega a domicilio

¿Cuánto cuestan las bolsas de plástico?

Cada comercio establece cuánto cobrará por las bolsas, si bien, el RD establece unos precios orientativos que van entre los 5 y los 15 céntimos de euro, en mi opinión un precio demasiado bajo para evitar su uso.

¿Qué sucede si los supermercados las ofrecen de forma gratuita?

En este Real Decreto no se establecen las sanciones, sino que se aplican las de la ley de residuos.

Artículo 10

El incumplimiento de lo dispuesto en este real decreto será sancionado de conformidad con lo establecido en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

Esas sanciones, según la ley, van desde los 900€ a 1.750.000€

¿Cuáles son alternativas para evitar pagar por las bolsas?

La mejor alternativa son las bolsas de tela que puedas reutilizar siempre que quieras. Además, es bueno que tengas de varios tipos para evitar cualquier tipo de bolsa que tenga una vida corta.

La entrada Todo lo que debes saber sobre la normativa de reducción de bolsas aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Bolsas degradables, compostables y otros tipos

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

El Real Decreto de reducción de bolsas entrará en vigor el 1 de julio, a partir de entonces se supone que el panorama de las bolsas de plástico en España cambiará. Pero solo se supone, ya que, aunque yo considero que este Real Decreto es necesario, puede que se quede corto dado el problema que tenemos. Esta normativa era la gran oportunidad para ser ambiciosos, pero parece que se ha dejado escapar. Como parece que el RD dará mucho que hablar, en esta entrada quiero solo aclarar algunos de los conceptos que se oirán en las próximas semanas.

Tipos de bolsas

Para empezar tenemos que distinguir los distintos tipos de bolsas. Hay varias formas de clasificarlas, por ejemplo según su espesor.

Clasificación según su espesor

Bolsa de plástico muy  ligeras: son las que se usan normalmente en la venta de frutas, verduras, carne o cualquier producto a granel. Su espesor es inferior a 15 micras y de momento seguirán siendo gratuitas.

Bolsas de plástico ligeras: Son las de espesor inferior a 50 micras y son las que se cobrarán con carácter obligatorio a partir del 1 de julio.

Clasificación según su degradabilidad

Biodradables: por biodegradabilidad entendemos la descomposición de un compuesto químico orgánico por microorganismos en presencia de oxígeno para dar dióxido de carbono, agua, sales minerales en cualquier elemento presente (mineralización) y nueva biomasa; o bien, en ausencia de oxígeno, para dar dióxido de carbono, metano, sales minerales y nueva biomasa.

Compostables: Para que sean compostables, hay que considerar que estas bolsas se degradan al mismo tiempo que el resto de la materia orgánica que se deposita junto a ellas para hacer compost. Es decir, que se degradan en ciertas condiciones, pero si se abandonan en la naturaleza tardarán más tiempo en desaparecer ya que no se dan las condiciones de temperatura y humedad necesarias para su degradación.

Símbolo que certifica que un producto es compostable

Degradales, oxobiodegradables, oxodegradables: Algunas bolsas de plástico están etiquetadas por sus fabricantes como «oxobiodegradables» u «oxodegradables». En esas bolsas se incorporan aditivos a los plásticos convencionales. Debido a la presencia de dichos aditivos, con el paso del tiempo el plástico se fragmenta en pequeñas partículas que permanecen en el medio ambiente. Por lo tanto, puede inducir a error designar esas bolsas como «biodegradables», ya que puede que no sean una solución a la dispersión de basura, sino que, por el contrario, aumenten la contaminación. A tenor del proyecto de RD de reducción de bolsas quedarán prohibidas.

Como ves, el tema de las bolsas es complejo, y en muchos casos lleva a engaño. Por lo tanto, siempre que puedas lleva tu bolsa de tela y evita otros tipos de bolsas.

La entrada Bolsas degradables, compostables y otros tipos aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Quiero un marrón

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Hace un tiempo hablé de ese quinto contenedor que no está presente en muchas ciudades. Ese contenedor que sigue siendo el gran desconocido para muchos de nosotros.

Pero antes de seguir adelante seguro que ya te están surgiendo muchas preguntas. ¿Es positivo tener un contenedor para la materia orgánica? ¿Qué usos se le puede dar a la materia orgánica? ¿Por qué hay gente que lo reclama? ¿No se separan los materiales cuando llegan al centro de tratamiento de residuos (CTR)? Puede que la clave para reclamar este contenedor esté precisamente en esas respuestas.

Vamos, que ante la perspectiva de que se instale en tu ciudad un contenedor marrón, mucha gente piensa que se le viene un marrón encima.

¿Por qué es necesario si hasta ahora hemos vivido sin este contenedor?

Una de las razones por las que urge la introducción de un nuevo contenedor en la gestión de residuos es que la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos establece que en el 2020 el 50% de los residuos domésticos deben ser recuperados o reciclados.

Una forma de llegar a este porcentaje en poco tiempo es lograr la recuperación de la materia orgánica, la cual supone el 40% de la composición de los residuos sólidos urbanos.

Además del tema de legislación, este contenedor es el primer paso para recuperar esta fracción de residuos y obtener por ejemplo, compost.

¿Y no será todo más complicado con un contenedor nuevo? ¿Por qué no se separa en el CTR?

A priori puede parece más complicado que aparezca un contenedor nuevo. De hecho, se puede llegar a pensar que esto se puede hacer ya en el CTR, pero el problema se encuentra en que separar estos residuos no es nada fácil cuando ya se han mezclado con otros materiales.

Partes pequeñas de materiales no orgánicos pueden acabar en lo que se consideraría materia orgánica creando problemas para su reutilización.

¿Es verdad que los contenedores marrones van con llave o tarjeta?

Sí. Cada caso queda en manos del ayuntamiento que lo gestione, pero es cierto que hay casos en los que la peculiaridad llega a ese punto: no se puede usar así como así. En algunos casos se ha probado el sistema de llave o tarjeta, de forma que solo lo pueden usar quienes posean esa llave. El principal motivo es que el material que se recoja sea de calidad, aunque con este sistema supongo que se recoge menos cantidad.

Además, en algunos lugares, la recogida y el depósito también van con calendario, es otra de las peculiaridades de este tipo de contenedor.

¿Y en casa tengo que tener un contenedor más para separar residuos?

Si finalmente este contenedor llega a tu ciudad y quieres hacer un uso adecuado de él, requerirá que también tengas un espacio para estos residuos, que tendrás que aprender a distinguir de la fracción que se denomina resto.

¿El contenedor marrón es la única vía para aumentar la recuperación de residuos domésticos?

En mi opinión no. Pero sí la vía más rápida para lograrlo. Si nos fijamos en otros materiales o en otros contenedores vemos que el proceso de separación se ha estancado, síntoma de que bien hay que seguir trabajando en concienciación o bien que hay que cambiar algo en el actual sistema de gestión de residuos.

Pase lo que pase y se instalen este tipo de contenedores en tu ciudad o no, espero que no pienses que se te viene encima un marrón, al fin y al cabo este también puede ser un cambio muy positivo.

Enlace de interés:

Quierounmarron.org

 

La entrada Quiero un marrón aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Qué es un plastic attack y cómo hacerlo correctamente

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Seguro que las últimas semanas has oído hablar de los plastic attacks. En el caso de que no los conozcas, ya te cuento yo lo que son y mi opinión sobre el tema. Para empezar diré que es una iniciativa que busca reducir el plástico en el envasado de productos. Se centra sobre todo en el sobreenvasado, en los envases absurdos o, por decirlo con más claridad, en todos los envases inútiles que solemos encontrar en algunos supermercados.

 

El objetivo es muy parecido a la campaña #DesnudaLaFruta, aunque esta se centra evitar cualquier tipo de envase en frutas, hortalizas y verduras. Si quieres saber más sobre este tema te recomiendo este enlace.

En qué consiste

El sistema de llevar a cabo estos “ataques” es devolviendo el plástico a los supermercados. ¿Cómo? De una manera tan simple como suena. A la salida del supermercado, los consumidores sacan los productos de sus envases y dejan estos en el propio supermercado, en un carro o donde corresponda. Esto se suele hacer de forma organizada, varias personas a la vez, de manera que resulta muy fácil ver la gran cantidad de envases innecesarios que hay en muchas de las estanterías de los supermercados. Eso sí, hay que tener en cuenta algo que te contaré más adelante, ser coherente con lo que pedimos. Por eso, a mi modo ver, hay una forma correcta de participar sin aportar más plástico al asunto.

Dónde empieza

El primer plastic attack del que tengo constancia es el que sucedió en Bristol. La BBC se hizo eco de él. En España ya se han llevado a cabo algunos de ellos. Pero antes de pensar si quieres hacer algo parecido o no, te recomiendo que tengas en cuenta cuál es la forma correcta de hacerlo.

La forma correcta de hacerlo

Desde mi punto de vista hay dos formas de participar en esta iniciativa: desde el punto de vista “concienciador” o desde el punto de vista ” comprador”.

Dicho de forma simple, un plastic attack es devolver el plástico innecesario a los supermercados, pero hay que pensar en algo muy importante: la coherencia. Si no compras nada sobreenvasado porque eres consciente del problema que supone, no participes en un plastic attack como cliente solo por devolverlo al supermercado.

Sin embargo, si la idea te gusta, puedes participar ayudando a otras personas a ser conscientes del volumen de plástico que hay en cada carro. Lo que llamo hacer el papel de “concienciador”.

Piensa que tu experiencia es muy valiosa, cuenta los trucos que llevas a cabo o las mejores formas de evitar ciertos envases.

La mejor forma de hacerlo es mediante la organización con otras personas. En España Nasti de Plastic organiza acciones de este tipo. Pero te recomiendo que, si participas, sea del lado “concienciador” y no del lado “comprador”

Lo que nunca hay que hacer

Como he dicho antes, nunca compres algo con la única intención de dejar el plástico en el supermercado. Piensa que con cada compra que haces muestras tu opinión sobre el tema. Si compras productos envasados cuando no necesitan estarlo estás apoyando un modelo de negocio que va en contra de tus principios, por mucho que lo hagas para llamar la atención sobre un asunto preocupante.

 

La entrada Qué es un plastic attack y cómo hacerlo correctamente aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia