Todas las entradas de: Carmen Azahara

Coronavirus y los toritos ecuatorianos

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original

Orange-fronted barbet, torito frentirrojo, Capito squamatus - Female, hembra

Hoy por fin he abierto la sección de edición de mi blog después de un año sin publicar nada. Y no, no estoy orgullosa de ello. Durante esta ausencia siempre he tenido pensamientos recurrentes de volver a escribir de manera pública. Porque sí, he seguido escribiendo, pero mis textos han quedado guardados para mí o incluso los he destruido después de escribirlos. Los sentía demasido personales como para compartirlos con nadie. 

Esta mañana recordé un consejo que leí hace tiempo en una de las páginas sobre escritura. Decía algo así como que para empezar a escribir bien, primero hay que hacerse amiga de la vergüenza. Y aquí estoy, en la ultima entrada que estaba preparando hace un año con las fotos del orange-fronted barbet, especie que pude anillar durante el año 2018 viviendo en Ecuador. Todas las fotos listas, pero ni rastro de palabras acompañándolas. 

Orange-fronted barbet, torito frentirrojo, Capito squamatus - Female, hembra

He perdido mi trabajo como ecóloga en una consultoría debido a la pandemia que nos acontece. El "lockdown" en UK, donde resido actualmente, empezó, tarde en mi opinión, el pasado lunes a la tarde. Por desgracia, aquí no han sido tan organizados como en España, el primer ministro no fue en absoluto claro en su discurso sobre cuáles eran las restrincciones, y no ha habido un tiempo para preparase como con las 24h que dio el Estado español. La página web para las ayudas a todos los que hemos perdido el trabajo está colapsada y ni siquiera puedo hacer la solicitud. Mientras los británicos se aclaran en cuales van a ser las reglas a seguir, yo supongo que ahora sí tendré tiempo y podré enfocar mi mente en este blog. 

Si ya estaba asqueada por la actitud de nuestra especie ante tantas injusticias que cometemos diariamente, especialmente las que tienen como víctima a la Naturaleza, os podéis imaginar mi grado de repulsa en estos días ante cómo la sociedad británica se está comportando durante esta crisis. Negación hasta el último momento en las medidas que se deben de tomar, arrasando ya no solo con el papel higiénico, el paracetamol o el desinfectante de manos, si no con absolutamente todo (excepto con la cerveza de la marca Corona, que con ese nombre no vaya a ser que el virus este dentro de los botellines), creando ellos mismos un problema de abastecimiento que jamás hubiera existido. 

El pasado domingo fue el día de la madre en este país, el cual coincidió con un fin de semana de buen tiempo, de los cuales pocos abundan aquí. La gente acudió en masa a la costa y al campo, además de visitar a las madres y a las abuelas a pesar de las recomendaciones del gobierno de quedarse en casa, mantener una distancia de dos metros con los demás y aislar a las personas que se encuentran en el grupo de riesgo. Les dio exactamente igual, y así lo manifestaron. 

Muchas empresas han entrado en pánico y los despidos han sido inmediatos, no vaya a ser que estas multinacionales tengan pérdidas por estas tres semanas que el gobierno ha decretado el país en cuarentena. Todos nuestros problemas anteriores, negación de la realidad y tendencia al individualismo de nuestra Sociedad nos han escupido en la cara en la mas mínima emergencia. Evidentemente, no estamos preparados para lo que queda por llegar. 

Ajenos al coronavirus y si la suerte les ha acompañado, seguramente estos ejemplares de torito frentirrojo, que anillamos en una finca no muy lejos de la ciudad de Chone, sigan con su vida entre las plantaciones de cacao y café. Jamás podré olvidar la belleza (ni tampoco los buenos picotazos) de esta especie perteneciente al orden de los piciformes. Como podéis ver en las fotos, la hembra presenta la garganta negra, mientras que en el macho es blanca. 

Orange-fronted barbet, torito frentirrojo, Capito squamatus - Male, macho

Pájaro de fuerte carácter, habita tierras bajas húmedas y estribaciones del bosque lluvioso tropical al oeste de los Andes en Ecuador hasta el extremo suroeste de Colombia. Su dieta se basa principalmente en frutas, y en esta finca en concreto le estaban rindiendo buena cuenta al árbol de papaya. Desgraciadamente, esta especie se encuentra en la lista de la IUCN con la categoría "Casi Amenazado". 

Y mientras pasamos la cuarentena, esperando que todo vuelva a la normalidad pronto y que los contagios por el coronavirus queden bajo control, doy gracias de tener tan bonitos recuerdos como éste de frente naranja y gusto por la papaya. Solo espero que esa normalidad que queremos de vuelta no vuelva a ser normal nunca más. Que aprendamos la lección. 


Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Arasarí piquipálido, un tucán endémico amenazado por la deforestación

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


Podría decir que eran el grupo de mafiosillos de la reserva. Al arasarí piquipálido (Pteroglossus erythropygius) no se le escaba detalle de lo que acontecía en Jama-Coaque. Les gustaba volar en pequeños bandos de unos 6-10 ejemplares controlandolo todo, especialmente nuestro jardín. Y es que, su talón de Aquiles estaba demasiado sabroso como para dejarlo escapar. Sentían perdición por las papayas que crecían en torno a nuestra casa de bambú, y era normal verlos en lo alto del papayo mirando si ya estaba madura la fruta, volviendo cada día hasta que estuvieran jugosas y listas para comer.



No fue fácil, pero conseguimos marcar 9 ejemplares. Todo un reto debido a su bajo número, su comportamiento (suele volar alto y mantenerse en el dosel de la selva) y su inteligencia. Debido a la acusada deforestación de su hábitat, su población ha disminuido drásticamente en las últimas décadas. Según el Libro Rojo de las Aves del Ecuador, hay un 30% menos de individuos maduros de esta especie que hace 18 años, y la tendencia sigue a la baja. Se estima que solo quedan entre 10 y 30 mil ejemplares. 


La distribución de esta especie está limitada al occidente de Ecuador en todo el mundo, por lo que es considerada un endemismo ecuatoriano. Con su pico largo y aserrado, se alimenta principalmente de frutas, pero también come insectos, lagartijas, pequeñas aves, sus polluelos y sus huevos, especialmente cuando tienen que alimentar a sus propios pichones. Su lengua es muy peculiar, larga y aplanada, con punta en forma de pluma, la cual también usa para hacer sonidos mecánicos dentro de su repertorio, chocándola en el interior de las paredes de su pico. 


Este arasarí actualmente se considera una especie, pero hay aún autores que siguen incluyéndola como subespecie del arasarí acollarado (Pteroglossus torquatus). Para complicar un poquito más las cosas, al norte de Ecuador, en la provincia de Esmeraldas, se encuentra el arasarí de pico rayado (Pteroglossus sanguineus), la cual también era considerada subespecie del acollarado. En la frontera donde las distribuciones de estas dos especies se unen, P. sanguineus y P.erythropygius, se han dado casos de hibridación entre ellas. 


No creo que pueda olvidar esta impresionante ave, con su llamativo obispillo rojo carmín y su inconfundible pecho amarillo con una línea negra y rojiza cruzándole el vientre. Su mancha del mismo color en el pecho con un borde desdibujado con plumas rojas entre amarillo daba la impresión de que lo habían disparado en el corazón. Aunque supongo que es así como se tienen que sentir ésta y tantas otras especies al borde de la extinción por nuestra arrogancia y ansias de dinero fácil. 




Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Un viaje a la Isla de la Plata (o la pequeña Galápagos)

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


En uno de nuestros descansos mientras trabajábamos en Ecuador, aprovechamos para visitar la Isla de la Plata, o como popularmente la conocen, la pequeña Galápagos. Esta isla es la manera perfecta para ver algunas de las especies de aves marinas que también se encuentran en las Galápagos sin gastarse una fortuna. Por eso, otra manera coloquial de llamarla es "la Galápagos de los pobres". 




Llegamos a Puerto López, una pequeña población costera. Podría decirse que practicamente todo el pueblo vive directa o indirectamente de los viajes turísticos de un día a la Isla de la Plata. Era solo dar unos pasos en el paseo marítimo y los "enganchadores" te abordaban para convencerte de que vayas con su compañía. Preguntamos a varios y elegimos el mejor precio. No conseguimos bajarlo de 30 dólares por persona. El precio incluía viaje en el barco, guía, almuerzo y un rato haciendo esnórquel. 


Si de algo puedo quejarme, es que me fue imposible convencer a nadie de que nos hiciera visita solamente enfocada en aves y llegando a la isla más temprano de las diez de la mañana, pero no hubo manera. Todos los tours eran calcos unas de otras en sus ofertas. Y en mi opinión llegamos demasiado tarde, cuando ya la calor pegaba bien. Aún así, la experiencia no nos defraudó. 

Detalle del ojo de ella
Los famosos piqueros patiazules (Sula nebouxii) fueron una de las primeras aves que nos recibieron al desembarcar en la isla. Sin importarles lo más mínimo la presencia humana, perfectamente podías estar cerca de ellos durante la caminata por los senderos de la isla que hicimos junto con los guías. 

Detalle del ojo de él
Como dato curioso, uno de las diferencias dimórficas de esta especie se encontraba en el ojo: como veis en las fotos, la hembra tiene un anillo oscuro alrededor de la pupila, haciendo que ésta se vea más grande que la del macho. También pudimos comprobar durante la visita la diferencia de voz entre sexos, siendo la llamada de la hembra más grave que la del macho. 

Rabijunco etéreo, Red-billed tropicbird (Phaethon aethereus)

Tal vez todo el protagonismo se lo llevaban estos piqueros, pero disfrutamos también de otras especies tan maravillosas como el rabijunco etéreo (Phaethon aethereus) o el piquero de Nazca (Sula granti). Con respecto al rabijunco, fue todo un "amor a primera vista" lo que sentí en ese momento, mientras surfeaba el aire que ascendía por los acantilados. Así que conseguí convencer al guía, y nos quedamos un rato más de lo previsto. Así, pude conseguir algunas fotos para recordar este especial momento. 

Rabijunco etéreo, Red-billed tropicbird (Phaethon aethereus)

piquero de Nazca o alcatraz de Nazca, Nazca booby (Sula granti)


Otras especies comunes en la isla, pero también en el resto de la costa ecuatoriana, son el pelícano pardo (Pelecanus occidentalis) y la fragata real (Fregata magnificens). De hecho, de la fragata no tengo ninguna foto en la isla porque en Ecuador eran como las "gaviotas de la playa", por lo que os he puesto una imagen de ellas descansando en un cable en Pedernales al final del post (arriba a la izquierda se aprecia un ejemplar con su particular bolsa gular roja).  

Pelícano pardo, Brown pelican (Pelecanus occidentalis)
Una vez terminada la ruta guiada, con explicaciones no solamente de aves, si no también con detalles botánicos e históricos, volvimos al barco para ir a una cala a hacer esnórquel, como os comenté al principio. Así que nos dimos un chapuzón mientras disfrutamos de la riqueza marina de la isla para luego volver a Puerto López alrededor de las cinco de la tarde. Sin duda, puedo decir que después de la visita, esta isla se convirtió en uno de mis rincones favoritos de Ecuador. 

fragata real, Magnificent frigatebird (Fregata magnificens)



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Una mala alimentación como causa del declive del charrán sombrío

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original



Créditos de la imagen: Dawn Osborn

Este mes de febrero, desgraciadamente el charrán sombrío (Onychoprion fuscatus) ha sido protagonista en las noticias sobre temática ambiental. Y digo por desgracia, porque el motivo de su salto a los titulares se debe a la reducción alarmante de su población en la Isla Ascensión, de origen volcánico y situada en el océano Atlántico, a medio camino entre Sudamérica y África.

La población de esta especie de charrán ha disminuido en número desde varios millones a mediados del siglo pasado, hasta unos pocos cientos de miles. La isla en la que se encuentra es uno de los catorce territorios británicos de ultramar (UKOTs) declarado Santuario Oceánico (AIOS). Sin embargo, todos los esfuerzos de conservación (esta reserva es una de las más grandes y totalmente protegidas del océano Atlántico), no se ha podido recuperar la colonia de este charrán, la cual sigue en vertiginoso descenso. 

Se esperaba que los charranes sombríos se iban a beneficiar del trabajo de conservación en la isla, especialmente el realizado entre el 2002 y 2004 por la famosa Royal Society for the Protection of Birds (RSPB) que englobaba la protección de diversas especies reproductoras, incluyendo la fragata de Ascensión que solo se reproduce en esta isla y en un islote a unos 270 metros de la costa de Ascensión, la isla Boatswain Bird. 

Sin embargo, mientras que otras aves marinas que crían en el santuario, han empezado a prosperar, la colonia de charranes no se está recuperando como se esperaba, y la Universidad de Birmingham, junto con otros investigadores de la Universidad de Exeter, el Departamento de Conservación Gubernamental de la Isla Ascensión y la Army Ornithological Society (AOS) comenzaron un estudio para averiguar el por qué.

Causas del descenso poblacional del charrán sombrío

El Dr. Jim Reynolds, el autor principal de la investigación cree que una serie de factores podrían influir en el tamaño de la población reproductora de charranes sombríos en la isla, pero queríamos entender dichos factores con mayor detalle, lo que ha dado como resultado este estudio donde se presentan las explicaciones causales de la disminución de la población en los últimos 60 años.

Hay varios factores que podrían haber llevado a los charranes a comer menos pescado. Parte de la respuesta radica en el rápido crecimiento de la pesca industrial de especies como el atún en las últimas décadas, pero los ecosistemas son complejos y otras formas de cambio global, como el calentamiento de los océanos, también pueden desempeñar un papel importante en esta historia. A medida que los océanos se calientan, los movimientos de los principales depredadores y los peces en los que se alimentan están cambiando, posiblemente haciendo que sea más difícil para los charranes capturarlos.

Un cambio de dieta forzado

El equipo comenzó a observar  y registrar información sobre la dieta de las aves después de darse cuenta de que algunos de los alimentos regurgitados naturalmente por los charranes contenían muchas presas bajas en nutrientes, como calamares, caracoles marinos e incluso insectos como langostas.

Para obtener una muestra comparativa, comenzaron a buscar en las bases de datos de los museos para encontrar ejemplares de charran sombrío de la isla Ascensión en colecciones de museos de todo el mundo. Las plumas de estos especímenes pueden analizarse utilizando técnicas de espectrometría de masas para revelar pistas sobre lo que comían estas aves en el pasado.

Las plumas de más de 180 especímenes, que datan desde 1890 hasta nuestros días, fueron recolectadas y analizadas por colaboradores de la Universidad de Coimbra en Portugal. Los resultados mostraron claramente un cambio en la dieta del charran, pasando de comer principalmente pescado a comer alimentos de baja calidad,  hecho que coincidente con el declive de su población.

Todo está conectado

Con este estudio se demuestra que la protección aisla de pequeñas reservas no tiene por qué ser la solución definitiva en la conservación de una especie. Muchos otros factores están en juego, y problemas ambientales como el Cambio Climático y la sobrepesca a la que los humanos sometemos a nuestros océanos tienen un caracter global que afectan hasta las más remotas áreas de nuestro planeta. 





Fuentes consultadas para la redacción de esta entrada:








Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Los coloridos parientes del famoso quetzal

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


Miembro de la familia del famoso quetzal, el trogón es un ave colorida y de curiosa morfología. Unas 23 especies conforman el género Trogon en el mundo, generalmente con una distribución tropical en América, Asia y África. Son 18 las especies que están presentes en América del Sur y el país de Ecuador destaca una vez más en su riqueza avifaunística, presentando 12 de estas especies, ¡más de la mitad en todo el mundo!

Los trogones son aves omnívoras del subdosel que presentan dimorfismo sexual. Los machos son de color verde metálico brillante o azulada con un brillante vientre rojo o amarillo. Las hembras tienen las partes superiores más opacas con tonalidades grises o marrones y pueden ser algo más difíciles de identificar que los machos.

Todos los trogones tienen dos dedos orientados hacia adelante y dos hacia atrás, es decir, son heterodáctilos y tienen patas muy cortas y débiles para su tamaño corporal, su relación de masa muscular con respecto a su cuerpo es solamente del 3%, la más baja de todas las aves conocidas (Collar 2001). Este es el motivo por el que en las siguientes fotos de anillamiento científico me veréis manejando a las aves de una manera especial y diferente a lo habitual para que el animal esté cómodo y no sufra ningún percance.

Durante nuestra labor en la Reserva Jama-Coaque en la selva ecuatoriana como anilladores científicos durante el año 2018, la cual ya os comenté en entradas anteriores, conseguimos marcar tres de las cuatro especies que tiene la reserva de este género: dos de vientre rojo y las otras dos de vientre amarillo:

Vientre rojo

  • Trogón ecuatoriano - Ecuadorian trogon - Trogon mesurus
  • Trogón collarejo - Collared trogon - Trogon collaris


Vientre amarillo

  • Trogón jarretero - Gatered trogon - Trogon caligatus
  • Trogón coliblanco - White-tailed trogon - Trogon chionurus


Estas aves no son fáciles de muestrear con la metodología que usábamos para la toma de datos. Se presentaban en la reserva en bajo número y además suelen no moverse mucho, quedándose quietos en su rama favorita por largo tiempo y casi siempre volaban a una altura considerable. 


Vientre rojo

Trogón ecuatoriano

El trogón ecuatoriano (Trogon mesurus) era el más grande de la reserva. El macho destaca con su cabeza verdosa iridiscente, mientras que la hembra, menos llamativa, la tiene azul grisácea. Esta especie era considerada en un primer momento como una subespecie del trogón colinegro (Trogon melanurus). Sería una especie prácticamente endémica del Ecuador si no fuera por una pequeña población en la frontera al norte de Perú. 

Trogón collarejo macho

El trogón collarejo (Trogon collaris) es muy similar en coloración al ecuatoriano, pero es más pequeño, tiene un collar blanco que le da nombre y que es más llamativo en su observación, además de que la cola no es completamente oscura, si no que tiene un patrón blanquinegro en su parte inferior. Mientras, las hembras también tienen el collar, pero su cabeza es de una tonalidad marrón y el patrón de la cola también cambia, entre otras diferencias con respecto a su dimorfismo sexual, como podéis ver en las imágenes del anillamiento. 


Trogón collarejo hembra

Vientre amarillo

Trogón jarretero macho juvenil

Con respecto a los "vientriamarillos", anillamos al trogón jarretero (Trogon caligatus). Esta especie era considerada una subespecie del trogón violáceo (Trogon violaceus), la cual ha sido dividida en tres especies, la mencionada, el trogón amazónico (Trogon ramonianus) y el trogón que conserva el nombre original. De las dos especies mencionadas en párrafos anteriores conseguimos marcar tres individuos de cada especie, mientras que del jarretero solamente dos. La cuarta especie, también con vientre amarillo, que podemos ver en la reserva es el trogón coliblanco (Trogon chionurus). 


Trogón jarretero macho juvenil
Pero éstos no fueron los únicos trogones que pudimos ver en Ecuador. En nuestras excursiones a los Andes observamos y fotografiamos al trogón enmascarado (Trogon personatus), y también vimos a sus emblemáticos parientes, los quetzales. Concretamente, el quetzal cabecidorado (Pharomachrus auriceps) y el quetzal crestado (Pharomachrus antisianus).

Trogón enmascarado macho

PD: el nombre de trogón, que puede sonar tan raro, procede del griego trogein, que significa "roer". La elección de este nombre para estas especies se debe al hábito de escarbar sus nidos haciendo un agujero en árboles muertos o termiteros arborícolas. También les gusta picotear frutas.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

Los 3 tipos de pigmentos que las aves usan para expresar el color de su plumaje

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original

Abejaruco europeo en Eliat, Israel, 2015


Las aves presentan dos maneras de expresar el color de sus plumajes: mediante pigmentos o por la refracción de la luz causada por la estructura de la pluma. Estas dos formas, o incluso la combinación de ambas, crea la asombrosa diversidad de colores y patrones exhibidos por las más de 10.000 especies de aves que pueblan nuestro planeta. En esta entrada vamos a hablar de la pigmentación y los tres tipos de pigmentos que las aves utilizan para expresar el color de sus plumajes. 

Pigmentación 

Los pigmentos son sustancias coloreadas que se pueden encontrar tanto en plantas como en animales. La coloración creada por los pigmentos es independiente de la estructura de la pluma. La coloración por pigmentación en las aves proviene de tres grupos diferentes de pigmentos: carotenoides, melaninas y porfirinas.

1. Carotenoides

Los carotenoides son producidos por las plantas. Las aves pueden adquirir estos pigmentos mediante la alimentación, ya sea comiendo la planta que lo produce o comiendo un animal que haya comido la planta. El amarillo de las alas de los jilgueros procede de este pigmento, al igual que los rojos y naranjas en la mayoría de las ocasiones.

Flamencos chilenos en Salinas, Ecuador, 2018


Un ejemplo ampliamente conocido es el rosa que muestran los flamencos gracias a su alimentación. Seguramente habrás vistos a flamencos en zoológicos donde no han sido adecuadamente alimentados con una fuente rica en carotenoides y que, por tanto, son grises o blancos. Este pigmento puede interactuar con la melanina y producir otros colores como el verde oliva.

2. Melanina

La  melanina es el mismo pigmento que los humanos tenemos y que, por ejemplo, nos hace la piel más oscura cuando nos exponemos al sol. Este pigmento es el que produce el color en las plumas negras y marrones, y es particularmente útil para las aves, ya que fortalece la estructura de la pluma y alarga la vida útil de ésta. Las plumas sin ninguna pigmentación, las blancas, son las más débiles.

Pelícano ceñudo en lago Kerkini, Grecia, 2016


Muchas aves de pesca son predominantemente o totalmente blancas. Gracias a ello, se muestran más invisibles a los peces que miran para arriba hacia la luz. Sin embargo, muchas de estas aves muestran las puntas de las alas de color negro. En las puntas es donde es más necesario fortalecer la pluma para evitar la abrasión, especialmente en aves planeadoras. El cielo está lleno de ejemplos con esta estrategia, como los pelícanos, las gaviotas, los alcatraces y los albatros.


3. Porfirinas

Las porfirinas, el tercer grupo de pigmentos, son producidas mediante aminoácidos modificados.  Aunque la estructura química exacta de cada porfirina difiere, todas comparten un rasgo común. Tienen un color rojo brillante cuando se exponen a la luz ultravioleta, de la misma manera que se sabe que también ocurre con ciertas rocas y minerales. Las porfirinas producen una amplia gama de colores, incluidos el rosa, el marrón, el rojo y el verde.


Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds