Todas las entradas de: Blog

¿Qué cámara de fotos le regalo a un ambientólogo?

A la pasión por el medio ambiente muchas ambientólogas y ambientólogos suman la fotografía. Es una forma de observar y registrar el entorno que les rodea. Una afición que algunos traen de serie y otros desarrollan durante las numerosas prácticas y salidas de campo de las distintas asignaturas requiere alcanzar esta titulación.

Ejemplos no nos faltan. Alfredo nos regala con regularidad espectaculares imágenes de naturaleza con sus seguimientos ornitológicos y sus avistamientos de aves. Sergio hace lo propio con su afición a las orquídeas. Javier trae con frecuencia vistosas imágenes de sus inmersiones marinas. Las basuras de Alberto ilustran parte del debate sobre gestión de residuos.

Así, uno de los aprendizajes informales más comunes durante la Diplomatura en Ciencias Ambientales es la fotografía. En cada promoción hay algún estudiante o grupo de estudiantes que traslada su pasión a otros, enseñando a sus compañeros técnicas de encuadre, cómo manejar una cámara réflex, nociones de postproducción digital…

Las fotografías ayudan a los ambientólogos a hacer presentaciones más originales y personalizadas en las exposiciones de sus trabajos, así como a ilustrar las memorias de las prácticas. Porque una buena imagen es mejor que mil palabras, pero si las mil palabras tienen que estar de todas las maneras, la foto las hace un poco más amenas. En este contexto, regalar una cámara de fotos a un ambientólogo puede ser una muy buena idea. Y… quién sabe, quizá una forma de despertar una vocación que puede convertirse en una salida profesional o, al menos, en un complemento para otra actividad. La cuestión es… ¿qué cámara elegimos?

Cámaras de fotos hay muchas y muy variadas. Dependiendo el uso que se le quiera dar podemos encontrar soluciones para todas las necesidades y bolsillos. Salvo que se tenga muy claro el uso concreto o que se tenga claro un plazo de amortización con un uso profesional, quizá conviene ser prudentes.

El de la fotografía digital es un mercado que evoluciona muy rápido, lo que puede generar cierto estrés a la hora de estar a la última, pero tiene la ventaja de que nos permite encontrar equipos perfectamente funcionales a precios asequibles, basta con encontrar el que cumple con nuestros requisitos sin mirar si es el último que salió al mercado.

Para empezar merece la pena echarle un vistazo al grupo de las cámaras compactas. Sirven para todo tipo de público y son las más asequibles. Su principal limitación es el tamaño del sensor, que es la pieza clave para tomar imágenes de cierta calidad. Por eso me saltaré las cámaras compactas más básicas y pasaré a comentar dos tipos de ellas con cierto interés, las cámaras compactas avanzadas y las sumergibles.

Las cámaras compactas avanzadas son cámaras de un tamaño reducido pero que tienen un sensor de un tamaño que empieza a ser interesante y funciones como un zoom bastante potente.

Con un sensor del tamaño de una pulgada tenemos la Panasonic Lumix TZ200, que cuenta con un potente objetivo con zoom gran angular y graba vídeo en 4K. Si el precio es una limitación podemos obtener funciones similares en el modelo TZ100 por algo menos de dinero.

Muchos fabricantes tienen cámaras en este segmento, enfocado a aficionados exigentes. Son cámaras que tienen modos automáticos, pero también manuales, por lo que permiten progresar en el conocimiento y realización de fotografías a quienes se inician, consiguiendo resultados desde el primer día. Otro ejemplo en esta categoría sería la Nikon COOLPIX A1000, que tiene un sensor un poco más pequeño que la anterior, 1/2.3″, pero incluye un zoom más potente, llegando a los 35 aumentos. Igualmente hay una “hermana pequeña” el modelo A900 algo más económico, pero que no incluye visor, lo que nos hace tener que tomar las fotos a través de su pantalla.

Entre las compactas destacan las sumergibles. No suelen tener un zoom potente, pero son las compañeras ideales para quienes practican buceo o submarinismo. También se pueden utilizar como compacta de viaje o para fotografía urbana, pudiendo ser la mejor opción para quienes no salen a “pajarear”. Una cámara muy completa en este ámbito es la Olympus Tough TG-6, que también sirve para vídeo 4k.

En esta línea y con prestaciones similares podemos encontrar la Nikon coolpix W300 y la Panasonic Lumix DC-FT7. Todas ellas son una buena alternativa a las cámaras de acción, si bien tienen un tamaño y peso mayor, también cuentan con más prestaciones y sensores que permite hacer vídeos y fotografías de más calidad.

En el siguiente bloque podríamos entrar con las cámaras tipo “bridge” o puente. Son un paso intermedio entre las compactas y las réflex. Sobre las compactas cuentan con un zoom más potente, siendo igual de sencillas de manejar, pero no tienen los objetivos intercambiables de las cámaras réflex. Son interesantes para un usuario intermedio que sólo quiera tener una cámara y que no le importe que no quepa en el bolsillo. Al tamaño hay que sumar el sensor, que no suele ser el punto fuerte de estas cámaras, por lo que antes de valorar esta opción cabría comparar el zoom con el de una cámara compacta de un precio similar.

Una cámara interesante en esta categoría a un precio moderado es la Panasonic Lumix DC-FZ82, que ya permite vídeo 4k y tiene un considerable zoom de 60 aumentos con un sensor de 4/3 de pulgada.

 

En cuanto al zoom, en esta línea de cámaras, destaca la promesa de los 83 aumentos de la Nikon COOLPIX P1000. El lanzamiento de este modelo ha bajado considerablemente los precios de sus predecesoras en el segmento bridge de la casa Nikon.

A partir de aquí hablamos de cámaras con objetivos intercambiables. Existe un amplio abanico, si bien una bifurcación importante: cámaras réflex y cámaras sin espejo. A esta dicotomía hay que sumarle otra en relación al tamaño del sensor ¿full frame o no full frame? Cuando nos metemos en las cámaras con objetivos intercambiables estamos pensando en una inversión a largo plazo. El cuerpo de la cámara deberá ser el mejor posible para el usuario que, previsiblemente, irá desarrollando su pasión por la fotografía con la adquisición de distintas ópticas con las que hacer distintos tipos de tomas. O no.

Las prestaciones de las cámaras réflex y sin espejo son similares. Ambas cuentan con gamas profesionales y compiten abiertamente, ofreciendo distintos matices que pueden hacerlas más o menos atractivas. Si bien en origen parecía que el menor tamaño y peso era la principal ventaja de las sin espejo, los objetivos de estas acaban dando lugar a equipos de tamaño y peso similar al de una réflex. El cuerpo de la cámara sí suele ser más pequeño y ligero en el caso de las sin espejo, pero el conjunto es similar. Así que si buscas una cámara para llevar en el bolso o en el bolsillo, vuelve a las compactas avanzadas. El mundo de los objetivos intercambiables está reservado para quienes están dispuestos a llevar una bolsa dedicada a su cámara, incluso si esta va dentro del macuto.

Dicho esto la principales ventajas que tienen actualmente las cámaras réflex frente a las sin espejo son el precio y la disponibilidad de ópticas. Como norma general las réflex son más baratas y tienen una mayor diversidad de objetivos entre los que elegir. Por su parte algunas cámaras sin espejo son más versátiles y ofrecen más opciones al usuario, en particular si va a hacer vídeo con la cámara. Por último destacar que si nos movemos en el segmento “full frame” (el tamaño de sensor más grande en las cámaras que estamos analizando en esta comparativa) la línea sin espejo de Sony puede ser la opción más interesante.

 

Así, si podemos permitirnos el precio de una cámara de la línea alpha 7 de Sony entramos en el mundo de las cámaras de objetivos intercambiables y sensor de marco completo o full frame en las mejores prestaciones y la mejor relación calidad precio posible. Eso sí, el último modelo de la línea, la α7R IV, no es apta para todos los bolsillos.

Si no vamos a entrar en el ámbito del marco completo, quizá sea más interesante moverse en el mercado de las cámaras réflex. El segmento de entrada es relativamente asequible y, una vez que nos hemos decidido por una cámara que no cabe en el bolsillo del pantalón, los cuerpos de las cámaras no son especialmente más grandes o pesados.

Canon y Nikon, lideran el mercado en este ámbito, con sus ofertas para toda una gama de canonistas y nikonistas. Uno de los modelos más asequibles es la Canon EOS 4000D, que (en un pack con cuerpo y objetivo) puede salir más barata cualquiera de las cámaras vistas hasta ahora en el esta comparativa.

Pero si buscamos una cámara réflex avanzada, sin entrar en la gama profesional ni en el sensor de marco completo, con un buen equilibrio calidad precio y que nos permita hacer algo de vídeo 4K una opción interesante es la Nikon D7500.

En un kit con un buen objetivo nos permite disponer de una cámara todo terreno, tanto para fotografía de naturaleza como para otras situaciones. El cuerpo permite al fotógrafo seguir creciendo cambiando ópticas con una oferta interesante, tanto de la propia casa Nikon como de otros fabricantes.

Llegados a este punto retomamos la pregunta ¿Qué cámara le regalamos a un ambientólogo? Lo mejor es conocer sus gustos y saber qué necesidad o interés tiene en la fotografía. Una cámara compacta avanzada puede resolver la mayoría de las necesidades. Las limitaciones de este segmento son la óptica fija (pero con buen zoom) y el tamaño del sensor, válido para la inmensa mayoría de los usuarios.

Las ópticas intercambiables son una buena solución para un fotógrafo aficionado, ya que el cuero de la cámara le va a permitir seguir desarrollando su pasión con distintos objetivos que le permitirán hacer distintos tipos de fotografías. Si el precio no es un limitante una cámara sin espejo de sensor de marco completo puede satisfacer cualquier necesidad, incluso permitir un uso profesional, si bien una réflex avanzada, a un precio más comedido, también permite llegar a un nivel muy alto, alcanzando resultados profesionales.

Por supuesto la gama de cámaras disponibles es mucho más amplia que la que aquí se recoge, seguro que en los comentarios nos puedes dejar tus recomendaciones y sugerencias al respecto. Aquí sean tratado algunas de las que he tenido oportunidad de probar o con las que me quedaría si tuviese oportunidad adquirirlas.

Y tú ¿qué cámara tienes? ¿qué uso le das? ¿qué cámara te gustaría tener?

Nota: Esta entrada contiene enlaces de afiliado a Amazon, si compras alguna de las referencias citadas en esa plataforma utilizando esos enlaces ayudas al mantenimiento de este blog.

Libros para una vida sin residuos

La creciente preocupación por el impacto de los residuos, lejos de ser una moda pasajera, ha venido para quedarse. El exceso de envases, la contaminación por plásticos, los productos de usar y tirar… necesitamos dar una vuelta a nuestro modelo de consumo y hacerlo más sostenible, empezando por el principio para conseguir reducir la basura que generamos al final. En los últimos años son varios los autores que nos han dejado su experiencia para una compra con menos plástico o una vida sin residuos. En esta entrada recogemos algunas recomendaciones para que tu camino al zero waste sea más llevadero.

Residuo cero: comienza a restar desde casa: el libro de Yve Ramírez, autora del blog La Ecocosmopolita nos invita a superar el devastador «usar y tirar» y a modificar las reglas del juego a través de pequeñas decisiones que nos ayudan a restar residuos y sumar en sostenibilidad. Residuo Cero es un libro escrito desde la vida real, cotidiana y doméstica, tomando en cuenta las diferentes realidades personales de nuestro agitado ritmo vital. Parte de la convicción de que un cambio de actitud y estilo de vida, reflejado en gestos sencillos día a día, puede hacer posibles los grandes cambios.

Vivir sin plástico: Consejos, experiencias e ideas para darle un respiro al planeta: escrito por Patricia y Fernado repasa la historia del plástico y el peligro que su consumo desmesurado supone para el medioambiente. Además, los autores te explicarán, desde su propia experiencia y con mucho humor, maneras muy creativas de evitarlo.

Residuo Cero en casa: Guía doméstica para simplificar nuestra vida. El clásico de Bea Johnson, pionera del movimiento Zero Waste, sigue siendo una referencia imprescindible para quienes quieren conocer una forma de vida más sostenible, con menos residuos y más sencilla.

Mejor sin plástico: Guía para llevar una vida sostenible. Es la propuesta en la que Yurena González desmonta mitos y demuestra que, contrario a lo que se piensa, vivir de manera sostenible no significa dedicar nuestros recursos a intentar salvar el planeta. De hecho, nos permite desapegarnos de las cosas superfluas y simplificar nuestra vida, con el fin de tener más tiempo y dinero para disfrutar de todo aquello que de verdad importa.

La solución residuo cero. Limpiando el planeta de basura comunidad a comunidad. En este libro Paul Connett muestra a activistas, urbanistas y emprendedores cómo reimaginar la gestión de residuos de sus comunidades de forma que en esta se dé un menor consumo, la materia orgánica se transforma en compost, otros materiales de desecho se reciclen o reutilicen, y se exija un diseño de productos que no derroche recursos. También desenmascara el intento de lavado de cara que suponen los renovados esfuerzos por promover las incineradoras como abastecedoras de energías seguras y no contaminantes y explica cómo podemos combatirlo.

Stop basura: La verdad sobre reciclar. En su propuesta Alex Pascual nos introduce en el campo de los residuos y el reciclaje de manera clara y amena. Trata de la basura o los residuos, como quieras llamarlos, pero en él también encontrarás un secuestro, un destructor, éxitos, despilfarros, el mayor vertedero del mundo, la primera incineradora, cuestiones sobre dinero y empleo o acertijos: ¿cuántas veces se puede llenar el Camp Nou con la basura de un año? ¿Cuántos árboles evitamos talar si reciclamos el papel? ¿Cuál es el mejor residuo del mundo? Contenidos multimedia, artículos o vídeos conforman un libro didáctico de lectura, sin duda, entretenida.

Simplemente Consciente: Una guía Zero Waste para salvar el mundo. En su libro Ally Vispo explica cómo reducir tus residuos al máximo y a implementar nuevos hábitos más respetuosos con el medioambiente.

Tu consumo puede cambiar el mundo: El poder de tus elecciones responsables, conscientes y críticas, de Brenda Chávez profundiza en la idea de que con cada acto de consumo emitimos un voto de confianza, apoyamos una forma de producción y activamos una cadena de abastecimiento con la que beneficiamos a empresas que tal vez estén contribuyendo al abuso social, medioambiental, económico, laboral, cultural o político.

Si lo que quieres es avanzar un paso más o vienes buscando un enfoque más profesional Reciclaje de residuos industriales es un manual técnico (no apto para todos los públicos) enfocado a quienes quieren aprender sobre los procesos que permiten la gestión de los residuos, tanto los que se generan en la fabricación de productos como de lodos de depuración de aguas y tratamiento de residuos urbanos.

Esta entrada contiene enlaces de afiliado a Amazon, si compras alguna de las referencias citadas en esa plataforma utilizando esos enlaces ayudas al mantenimiento de este blog. Amazon ofrece algunos de los títulos reseñados para lectura gratuita dentro de su programa de préstamo de ebooks Kindle Unlimited.