El cambio climático y la comunidad LGTBI

Publicado en: Un cuarto de ambiente por Un cuarto de ambiente. Texto original

Estamos en un momento decisivo en lo que respecta al cambio climático. Sus impactos son de alcance mundial e incomparables, y van desde los patrones climáticos cambiantes que amenazan la producción de alimentos hasta el aumento del nivel del mar que aumenta los riesgos de inundaciones graves.

El cambio climático nos va a afectar a todos en el planeta, pero su efecto no será el mismo para todos. Afecta a diferentes personas de manera diferente sobre la base de varios factores que se basan principalmente en las responsabilidades sociales, especialmente las normas culturales y sociales. La mayoría de estas normas sociales se definen por género.

Con base en los hallazgos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), es evidente que las personas que ya son más vulnerables y marginadas experimentarán los mayores impactos del cambio climático.

La comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero, queer, intersexual, asexual y aliada (LGBTQIA +) es uno de esos grupos que, debido a su vulnerabilidad social, es una víctima oculta del cambio climático en gran medida. Estas personas son especialmente vulnerables a la exclusión, la violencia y la explotación debido a los impactos acumulativos del estigma social, la discriminación y el odio. El estigma social en torno a la comunidad LGBTQIA + también hace que varias oportunidades sociales e infraestructura no estén disponibles para ellos. 

Las personas LGBTQ son vulnerables a la falta de vivienda, ya que a menudo se ven obligadas a abandonar sus hogares debido a conflictos con la familia, violencia o amenazas de violencia o abuso.

Las precarias condiciones económicas y físicas que a menudo afectan a las personas sin hogar también pueden llevar a las personas LGBTQ a elegir el trabajo sexual y la mendicidad, a pesar del riesgo de persecución penal, como un medio para satisfacer sus necesidades básicas. Esto los expone aún más a la hostilidad y el abuso por parte de la policía y las autoridades municipales y dificulta el acceso a los servicios gubernamentales.

Todas estas condiciones se suman a que están mucho menos equipados para enfrentar las crecientes catástrofes ambientales provocadas por el cambio climático. Además, antes de un desastre, los miembros de la comunidad LGBTQ pueden no tener acceso a los mismos activos, recursos e información que la población en general debido a la posible exclusión, aislamiento y redes sociales restringidas. Esto puede afectar la resiliencia y cómo una persona podría experimentar un impacto climático.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Un cuarto de ambiente

Entradas relacionadas