Publicado en: Only birds por Carmen Azahara. Texto original

Este otoño hemos podido volver a anillar en la costa este escocesa. El protagonista de las últimas jornadas ha sido el pequeño que veis en la foto: el mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus). Por ahora y durante este mes de octubre hemos anillado ocho individuos, cinco de ellos en un solo día, y el último bastante alejado de la costa, mientras estábamos trabajando con nuestro proyecto sobre los pardillos alpinos. 

Pero... ¿Por que es tan especial anillar unos pocos ejemplares de este pájaro?

El mosquitero bilistado tiene como área de reproducción a la inmensa Rusia, desde los Urales hasta la Península de Kamchatka y llegando hacia el sur hasta Afganistán, el norte de la India y el Mar de Japón. Cuando estuvimos anillando en Siberia en la estación de Muraviovka Park, esta especie de mosquitero era bastante común en su migración postnupcial a traves del noreste de China para llegar a sus cuarteles de invierno ubicados desde el centro de Nepal hasta la Península de Malaca. 

Sin embargo, cada otoño este mosquitero aparece en la región del Paleártico occidental en números aparentemente cada vez más elevados. Desde la década de los 70, se han ido registrando observaciones en aumento, lo que muestra que la especie es un migrador regular de la zona noroccidental de Europa y descartándose los movimientos accidentales o causados por condiciones meteorológicas adversas. 

Por ejemplo, en UK se contabilizaron una media de 76 individuos en los 70. Actualmente se cuenta una media en torno a los 300 individuos en paso migratorio en este país, aunque hubo anos excepcionales como en 1988, que se registraron 739 individuos, y en 2005, que se contaron al menos 1.250 individuos. Nosotros hemos podido evidenciar este aumento con nuestros datos de anillamiento. 

Entonces, ¿por qué el paso de mosquiteros bilistados está aumentando? 

Se han propuesto muchas teorías, incluida la migración inversa, la mutación genética y la dispersión natural. Lo que queda claro es que el número ha ido aumentado más de lo que podría deberse al aumento en el número de observadores de aves en los últimos años.

Tal vez estemos presenciando el proceso de cambio o colonización a nuevos territorios, con una dispersión regular que se ha vuelto exitosa y conduce a la invernada y una posterior migración de retorno. Tal vez las aves que estamos viendo se hayan programado genéticamente para migrar de esta manera, con Gran Bretaña y Europa ahora en una nueva ruta de migración y un nuevo rango de invernada que está evolucionando lentamente. 

Sea cual sea el motivo, lo que si es seguro es que sera un placer seguir recibiendolos a la costa escocesa y estudiándolos cada temporada para ir descifrando sus misterios.  

Puedes leer y comentar el artículo completo en Only birds

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: