Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel Moratilla. Texto original

Acabamos de volver de unas vacaciones especiales que esperamos que no tengamos que repetir con unas circunstancias parecidas. El lugar ha sido Alcocéber, en Castellón, concretamente estuvimos en la Playa de Las Fuentes, una gozada para los niños, pero no el mejor lugar para ver bucear. De todos modos, un par de tardes, durante la siesta del resto de la familia, me escapé a dos calas próximas, las Calas Mundina y Blanca. Tampoco son la panacea para el snorkel, pues en seguida aumenta su profundidad y además esos días estaban muy batidas por el oleaje, lo que hizo que el agua tuviese materia en suspensión y la fotografía era muy complicada. A pesar de todo, algo pude ver y aquí lo cuento:

Empiezo por una sepia (Sepia officinalis) un animal que hacía muchos años que no veía y que es una gozada poder disfrutar de su forma de nadar y camuflarse
En los fondos de rocas y guijarros estos peces eran los más abundantes: la babosa blanca de abajo (Parablenius rouxi) y las lagartinas del fondo (Parablennius sanguinolentus
Aquí entre guijarros una babosa blanca
Son peces de fondo que utilizan sus aletas ventrales para apoyarse en las rocas
Con un rayado similar pero más coloridas y sin ser peces de fondo una julia (Coris julis) de las que vi muy pocas 
Como decía al principio, las lagartinas eran las más abundantes, unas oscuras...
... y otras más claras
Otra lagartina
Y ya la última que pongo
Los peces más grandes que vi fueron las lisas (Chelon labrosus)
Un par de mojarras (Diplodus vulgaris)
Ésta es una oblada (Oblada melanura)
A la izquierda un pámpano blanco (Trachinotus ovatus)
El pez de arriba es un raspallón (Diplodus annularis) y en la roca hay Pennaria disticha un cnidario, como las medusas y corales
Éstos son salmonetes de roca (Mullus surmuletus) con su color natural,  no el que vemos en la pescadería que adoptan al morir
Un grupo de bonitas salemas (Sarpa salma)
Aún borroso, uno de los menos habituales, un sargo breado (Diplodus cervinus)
Acabo con la playa en la que estábamos, la de las Fuentes, que tienen un fenómeno hidrogeológico casi único, y es que un acuífero de gran extensión y materiales jurásicos aflora justo en la playa, generando estas curiosas arenas movedizas que hacen las delicias de los niños.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: