CÓMO FOTOGRAFIAR RAPACES SIN SALIR DE CASA

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel Moratilla. Texto original

Sigo sin muchas fuerzas para darme un madrugón y salir al campo temprano, ¡pero no pasa nada! Sólo hace falta mirar al cielo desde la puerta de casa y en un rato pude ver un montón de rapaces cruzando el cielo de Santorcaz. Con la cámara nueva y un poco de pulso, hice el trabajo y puedo venir hoy a mostrar fotos de 5 rapaces que pude ver en 10 minutos. Así que para ver rapaces, lo primero, es mirar al cielo.


Muy lejana, pude ver un águila culebrera (Circaetus gallicus)
Girando y girando esta gran rapaz se fue acercando...
...y en cada giro dejaba ver sus blanquísimas partes inferiores
Al final se podía ver su cola desflecada y muescas en las alas, es decir, 
estaba mudando sus plumas de vuelo, así que debía ser un ejemplar adulto
Casi a la vez una rapaz oscura apareció, y una vez hecha la foto pude comprobar
que se trataba de un aguilucho lagunero (Circus aeroginosus) nacido este año: color
chocolate oscuro, plumaje nuevo sin muescas, y garganta y antifaz dorado
Pasé a casa a por algo, y cuando salí, una aguililla calzada (Hieraetus pennatus) de fase clara
Este individuo volaba realmente bajo y giraba la cabeza para mirar lo que había sobre ella
Son prácticamente inconfundibles si son del tipo claro: primarias y secundarias oscuras y resto de 
las partes inferiores color crema casi blanco
De nuevo a la vez que el águila pasó en vuelo directo otra rapaz muy alta. Hecha 
la foto, era claramente un macho adulto de aguilucho cenizo (Circus pygargus)
Después me quise entretener en fotografiar a los velocísimos vencejos (Apus apus)
y algo pude hacer
Después los chillidos de los cernícalos (Falco tinnunculus) me hicieron levantar la vista, uno 
de ellos salía de la torre de la iglesia...
... y un grupito de vencejos le hacían pasadas amenazadoras pues no es un buen vecino
El cernícalo vigila al vencejo, que tampoco puede hacer gran cosa contra él
El cernícalo abría su cola y alas todo lo posible para coger altura
Acabo con una foto de la noche anterior, con el cielo despejado se podían ver todas las cicatrices de nuestro satélite

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

Sin categoría

Entradas relacionadas