Quiero un marrón

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Hace un tiempo hablé de ese quinto contenedor que no está presente en muchas ciudades. Ese contenedor que sigue siendo el gran desconocido para muchos de nosotros.

Pero antes de seguir adelante seguro que ya te están surgiendo muchas preguntas. ¿Es positivo tener un contenedor para la materia orgánica? ¿Qué usos se le puede dar a la materia orgánica? ¿Por qué hay gente que lo reclama? ¿No se separan los materiales cuando llegan al centro de tratamiento de residuos (CTR)? Puede que la clave para reclamar este contenedor esté precisamente en esas respuestas.

Vamos, que ante la perspectiva de que se instale en tu ciudad un contenedor marrón, mucha gente piensa que se le viene un marrón encima.

¿Por qué es necesario si hasta ahora hemos vivido sin este contenedor?

Una de las razones por las que urge la introducción de un nuevo contenedor en la gestión de residuos es que la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos establece que en el 2020 el 50% de los residuos domésticos deben ser recuperados o reciclados.

Una forma de llegar a este porcentaje en poco tiempo es lograr la recuperación de la materia orgánica, la cual supone el 40% de la composición de los residuos sólidos urbanos.

Además del tema de legislación, este contenedor es el primer paso para recuperar esta fracción de residuos y obtener por ejemplo, compost.

¿Y no será todo más complicado con un contenedor nuevo? ¿Por qué no se separa en el CTR?

A priori puede parece más complicado que aparezca un contenedor nuevo. De hecho, se puede llegar a pensar que esto se puede hacer ya en el CTR, pero el problema se encuentra en que separar estos residuos no es nada fácil cuando ya se han mezclado con otros materiales.

Partes pequeñas de materiales no orgánicos pueden acabar en lo que se consideraría materia orgánica creando problemas para su reutilización.

¿Es verdad que los contenedores marrones van con llave o tarjeta?

Sí. Cada caso queda en manos del ayuntamiento que lo gestione, pero es cierto que hay casos en los que la peculiaridad llega a ese punto: no se puede usar así como así. En algunos casos se ha probado el sistema de llave o tarjeta, de forma que solo lo pueden usar quienes posean esa llave. El principal motivo es que el material que se recoja sea de calidad, aunque con este sistema supongo que se recoge menos cantidad.

Además, en algunos lugares, la recogida y el depósito también van con calendario, es otra de las peculiaridades de este tipo de contenedor.

¿Y en casa tengo que tener un contenedor más para separar residuos?

Si finalmente este contenedor llega a tu ciudad y quieres hacer un uso adecuado de él, requerirá que también tengas un espacio para estos residuos, que tendrás que aprender a distinguir de la fracción que se denomina resto.

¿El contenedor marrón es la única vía para aumentar la recuperación de residuos domésticos?

En mi opinión no. Pero sí la vía más rápida para lograrlo. Si nos fijamos en otros materiales o en otros contenedores vemos que el proceso de separación se ha estancado, síntoma de que bien hay que seguir trabajando en concienciación o bien que hay que cambiar algo en el actual sistema de gestión de residuos.

Pase lo que pase y se instalen este tipo de contenedores en tu ciudad o no, espero que no pienses que se te viene encima un marrón, al fin y al cabo este también puede ser un cambio muy positivo.

Enlace de interés:

Quierounmarron.org

 

La entrada Quiero un marrón aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

Entradas relacionadas