PRIMAVERA EN APOGEO

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

No acabó de afianzarse el calor en el largo puente pasado, aunque los síntomas de que llegará los pudimos ver. No pudimos salir mucho por el frío o la lluvia, pero entre algún paseíto que nos hemos podido dar todos y otro que me di yo sólo el miércoles, algo puedo contar.

En el camino de Guadalajara, en la piscina una parejita de pardillos (Carduelis cannabina) se hacía carantoñas, el macho ya con sus mejores galas. También pudimos ver al primer aguilucho cenizo (Circus pygargus) de la temporada y un macho de aguilucho lagunero (Circus aeroginosus).

El macho da semillas a la hembra, será un buen padre...
... así que a buscar más semillas.
Aguilucho lagunero
Aguilucho cenizo, las alas más delgadas y la cola más estrecha
que el otro aguilucho
Los campos están crecidos pero el frío era de febrero
Otro día fuimos por el camino de Pezuela, donde lo que nos entretuvo fue un cernícalo vulgar macho (Falco tinnunculus) que se levantaba de un poste a otro según hacíamos nuestro camino. Desde casa, otra de las señales del calor: un águila calzada (Aquila pennata) de fase oscura.

Atento a cualquier ratón, prefería vigilar posado porque con
tanto viento era mejor no luchar contra él
Nervioso, nos miraba por encima del hombro para tenernos controlados
El color oscuro no es el más frecuente por la zona, tal vez estuviese de paso
Las orquídeas (Ophrys sphegoes) ya dan su color a pesar del frío

Como dije, el miércoles estuve unas horas yo sólo por el campo y el madrugón ayudó a ver cosas interesantes. Lástima que amaneció nublado y la luz no era la mejor para la fotografía.


A la salida del pueblo siempre acompañan los cantos de los jilgueros (Carduelis carduelis)
En seguida, ya en el monte, me encontré con un corzo (Capreolus capreolus)
A los quejigares ya habían llegado los mosquiteros papialbos (Phylloscopus bonelli)
En el pinar un azor (Accipiter gentilis) me echó el ojo y me aguantó un ratito, algo raro
A la salida del pinar un pinzó (Fringilla coelebs) marcaba su territorio
Al final salió el sol, y un conejillo (Oryctolagus cunniculus) lo disfrutó mientras no me
quitaba ni ojo ni oreja
Levanté un aguilucho lagunero macho que se posó a cierta distancia a vigilarme, 
parece igual al que vimos días antes en vuelo
En la carretera, una pequeña culebra acuática viperina (Natrix maura) había sido atropellada
En un cable de teléfono, se lucía una tarabilla común (Saxicola torquata)
ya en casa siempre me gusta tener la cámara a mano porque si uno mira al cielo o a los árboles, puede encontrar de todo. Esa vez, fue la primera águila culebrera (Circaetus gallicus) del año.

Águila culebrera en vuelo de desplazamiento

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

Entradas relacionadas