ALERTAS EN EUROPA. PATÓGENOS, MICOTOXINAS, PLAGUICIDAS Y METALES PESADOS….

Aquellos que frecuenten los blogs y artículos en los que sistemáticamente se evalúan las desventajas e inconvenientes de la agricultura ecológica, ya sabrán que se suele asociar E. Coli y agricultura ecológica, aunque la FAO se empeñe en lo contrario. Esta relación es especialmente grave desde la mal llamada crisis de los pepinos, cuyo origen más probable fueron las semillas germinadas egipcias de origen ecológico.

Hace unos días me dieron un “Zasca!” en un blog, por meterme donde no me llaman….y me invitaron a estudiar el caso de la E. Coli y de las micotoxinas en la agricultura ecológica. 
Después de haber escrito sobre el menor impacto ambiental (aquí y aquí) y menores niveles de pesticidas (aquí), ahora toca hablar de algunos de sus posibles inconvenientes. Hagamos penitencia tras la semana santa....
He de reconocer que me siento más cómodo hablando de toxicidad y de huella de carbono que de patógenos y “cepas”. Espero que el esfuerzo que me ha costado, haya merecido la pena.

Antes de nada, haré una breve introducción sobre el sistema de las alertas alimentarias en Europa.
Vamos a analizar los informes Rasff (rapid alert system in food and feed) de los últimos años.
Un primer vistazo al “timeline” nos da la idea de que la mal llamada “crisis de los pepinos” de 2011 fue la más grave de los últimos años. A este episodio le dedicaré una entrada monográfica. A los que peinamos canas, nos da también la idea de que en los años 80 aún no estábamos integrados en el sistema de alertas europeo, ya que no se menciona el gravísimo episodio del aceite de colza.


Histórico de las principales alertas alimentarias
Historial de las principales alertas alimentarias, Rasff Timeline



De acuerdo con el informe Rasff de 2015 se produjeron del orden de 3.000 notificaciones originales, de las cuales 775 se clasificaron como alerta. Cabe destacar que 1380 notificaciones fueron debidas a rechazos en frontera. Estas notificaciones “originales” dieron lugar a un total de 6.240 notificaciones. Las cifras parecen confusas si no se lee con detenimiento el informe, pero dan una idea de la magnitud del trabajo que realiza la UE para garantizar la seguridad alimentaria.

Por tipo de problemática, el mayor número de notificaciones fue debido a patógenos (637) seguido de las micotoxinas (476), en tercer lugar los plaguicidas (398), seguidos de metales pesados (208).



Principales patógenos, micotoxinas, plaguicidas y metales pesados

Notificaciones clasificadas por categoría RASFF 2015 

No es posible saber cuáles de estas notificaciones son debidas a la alimentación ecológica, ya que sólo se detallan los casos individuales cuando se producen intoxicaciones, o en casos muy peculiares.

Analizando el capítulo de intoxicaciones, observamos que en 2015 se produjeron 59
El siguiente gráfico muestra las intoxicaciones producidas en el año 2015.


Alérgenos, histamina, salmonela, norovirus
Número de intoxicaciones por agente 2015. Elaboración propia, informe Rasff

La mayor parte fueron debidas a que algún producto alimentario contenía alérgenos no indicados en la etiqueta, o por histaminas. En concreto, los episodios de histaminas se dieron principalmente en atún y bonito congelado, o descongelado. Es remarcable que muchas de las partidas que dieron problemas en 2015 procedían de España (aunque el pescado tuviera otros orígenes).
También hubo salmonela, especialmente en carne picada congelada (aunque también se dio en otros muchos productos muy variados).
Listeria, enterotoxina y E. coli en queso de leche cruda
Norovirus en frambuesas, ostras y otros. 
La toxina botulínica se dio en paté de garbanzo, salchichas y pasta con tomate, aunque supongo que en diferentes años se dará en distintos productos. No es objeto de esta entrada analizar históricamente estas relaciones.
Tratando de explicar qué son cada uno de estos patógenos, y siendo muy muy muy (remarco muy) simplista, en versión para “doomies” se resumiría así:
                Botulinum: Producida por una bacteria desarrollada en condiciones de poco oxígeno, generalemente en conservas mal esterilizadas o mal conservadas.
                Campilobacter: aves de corral mal cocinadas.
                E. Coli: Caca
                Enterotoxina estafilocócica: Contaminación de la bacteria (estafilococo) por contacto humano o animal con la comida preparada.
                Norovirus: Virus diarreico, por contacto de la persona infectada con la comida
                Salmonela: Caca
                Hepatitis: Contacto de la persona infectada

Para más información, aquí:


Aunque, tanto en E.Coli como en salmonela he dicho que su origen es “caca”, son distintos “animales” quienes generalmente propagan una y otra.
En próximas entradas revisaremos las intoxicaciones producidas en los últimos años, y hablaremos más de E. Coli.








Puedes leer y comentar el artículo completo en: Mhitos de la Agricultura Ecológica.