Desde Escocia las aves nos alertan sobre el cambio climático

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


Desde la Universidad de Aberdeen y con la colaboración del Observatorio de Aves de Fair Isle, llega un descubrimiento con las aves migratorias como protagonistas. Y es que se ha ido observando a lo largo de los años que estas aves llegan antes a Escocia y también se marchan más tarde de lo habitual. Por ejemplo, las golondrinas y vencejos están invirtiendo periodos más largos de tiempo en esta región antes de viajar a África para pasar el invierno. 

Por tanto, este estudio demuestra que, tanto la llegada como la salida del país se han extendido de forma espectacular. Lo habitual era que algunas especies desaparecieran de Escocia a finales de verano para ir a África, pero actualmente tardan varias semanas más para desaparecer por completo.

Otro aspecto interesante en el análisis de los resultados es la revelación de que los periodos de migración en primavera y en otoño no están tan conectados como en un principio pudiéramos creer. Lo lógico es pensar que las aves que han adelantado su llegada y su época de cría, también adelanten el momento de partida en otoño tan pronto como los polluelos ya puedan volar. Pero los resultados muestran que éste no es el caso. Algunas de las especies estudiadas se quedan más tiempo aprovechando los veranos más largos y cálidos para alimentarse e, incluso, tener más puestas de lo habitual. 

Estas afirmaciones se basan en un trabajo continuo durante más de 60 años por expertos que han estado llevando a cabo tanto conteos como anillamientos diarios de aves migratorias en la Fair Isle, una pequeña isla situada entre los archipiélagos de las Orcadas y las Shetland. 

Dr. Will Miles, de la Universidad de Aberdeen y el Proyecto de Migración Fair Isle, comentó en la entrevista: "Las condiciones ambientales están cambiando rápidamente a escala global. En respuesta a estos cambios, los estacionales ciclos de vida de plantas y animales están cambiando también, a menudo de forma dramática e inesperada."

Es demasiado pronto para saber a ciencia cierta exactamente por qué la migración dura actualmente se dilata más en el tiempo tanto en primavera como en otoño, pero es posible que las condiciones en Europa se hayan vuelto cada vez más favorables y las aves estén ahora bajo una menor presión para migrar rápidamente dentro de un período de tiempo breve como ocurría anteriormente. 

Los resultados muestran que golondrinas y vencejos en Fair Isle están dejando la isla hasta quince días después en comparación con unas décadas atrás, mientras que los mosquiteros musicales solían estar en la isla por un periodo de cinco semanas, mientras que ahora pueden estar hasta 10 semanas.

Una vez más, las aves nos hablan sobre el cambio climático que sufrimos actualmente. Mientras, los humanos seguimos haciendo oídos sordos ante tal evidencia. ¿Aprenderemos algún día a escucharlas?




Fuentes consultadas para la redacción de esta entrada:



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds