¿Qué pasa con los datos sobre residuos de envases?

datos_residuos

Desde hace algún tiempo vengo reclamando en este blog más transparencia en las estadísticas sobre residuos, en particular sobre el reciclaje de envases. Y es que para saber cuántos envases reciclamos deberíamos saber cuántos se ponen en el mercado. Si no sabemos, por ejemplo, cuantas latas de bebidas salen a la venta ¿cómo sabemos qué porcentaje de las mismas estamos recogiendo? ¿Cómo podemos saber cuántas se han reciclado?

El problema no es menor. Por ello dedico esta entrada en el blog a hacer unas cuentas sencillas con los datos públicamente disponibles. Debido al escaso detalle de estos datos tengo que asumir una serie de simplificaciones que limitan las conclusiones que se podrían sacar de este ejercicio, cuyo único propósito es reclamar más transparencia para, precisamente, poder afinar estos cálculos y conseguir el objetivo de responder de forma fiable a las preguntas sobre reciclaje en España.

Datos sobre envases puestos en el mercado:

 A falta de un dato formal, por ejemplo en su memoria de responsabilidad social corporativa, encontramos en su página web que Coca Cola dice vender 9.000 millones de unidades al año. No sabemos si el dato es sólo referido a refrescos de cola o al total de productos de la marca. Pero algo es algo: sólo la marca Coca Cola podría estar poniendo en el mercado 9.000 millones de envases. Si siguiésemos buscando y sumando datos de la competencia y marcas blancas –con su 40% de cuota de mercado– ¿llegaríamos a duplicar este dato? ¿18.000 millones de envases de bebidas refrescantes en el mercado español?

Tampoco facilita datos concretos relativos a los envases, pero la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE) estima el consumo de agua embotellada en 106 litros por habitante al año. Es cierto que hay una amplia variedad de recipientes para este producto, pero simplificando a una media de envases de un litro y multiplicando por los 46.507.760 de españoles que estima el INE para el año de referencia, tendríamos que, aproximadamente cada año se ponen en el mercado del orden de 4.900 millones de envases de agua.

Por otro lado, tenemos los datos de España y Portugal de BCME, Beverage Can Makers Europe, organización que reúne a los fabricantes europeos de latas de bebidas. Para el conjunto de este ámbito territorial declaran haber puesto en el mercado 7.135 millones de latas. Estas sólo constituyen una parte del total de envases, el 41% para cerveza y el 27 % para refrescos. Si extrapolamos estos datos tendríamos que, según BCME, en España se vendieron en 2014 unos 17.386 millones de envases de bebidas.

Datos en estudios sobre residuos:

Según el estudio de Envase y Sociedad, en la Comunidad Valenciana se ponen en el mercado al año 783.922.539 envases. Dividido entre 4.963.027 habitantes da una media de 157,95 envases por persona. Si volvemos a llevar el dato al total de la población española nos encontramos con 7.346 millones de envases.

 ¿Qué es lo que no me cuadra?

gráfico residuos de envases

En otros sectores, como la automoción o la vivienda, existen distintas fuentes de datos que nos permiten relativizar los ofrecidos por la industria. Frente a los datos asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), podemos contrastar la evolución del mercado de vehículos con los datos ofrecidos por la Dirección General de Tráfico. Las ventas de viviendas según las inmobiliarias pueden relativizarse con las concesiones de hipotecas, escrituraciones notariales, licencias urbanísticas… son datos que refieren a distintas realidades, pero todas ellas estrechamente relacionadas con la evolución del mercado inmobiliario.

Sin embargo, en la gestión de residuos, la fuente de datos para envases puestos en el mercado y reciclados es la misma: la industria. Y la industria presume de 17.000 millones de envases a la hora de hablar de volumen de negocio, pero sólo asume la responsabilidad de 7.000 millones cuando habla del tratamiento de los residuos de esos envases puestos en el mercado.

Aparece un desfase importante entre los que se comercializarían y los que se recogen en las declaraciones de envases a efectos de gestión de residuos. La propia industria, a través de Ecoembes, es la encargada de recaudar el importe del punto verde, la aportación económica de cada envasador a efectos de cumplir con la legislación que le obliga a hacerse cargo de los residuos causados por su actividad. Y aquí está el problema: la supervisión de los datos relativos al punto verde está en manos de los mismos que tendrían que pagar por su utilización.

No parece que la industria del envase de usar y tirar esté dimensionando adecuadamente ni el impacto ambiental ni el coste de la gestión o las medidas para prevenir los residuos de envases. Y si la industria no asume sus obligaciones en materia de gestión de residuos de envases traslada al resto de la sociedad tanto el impacto como el coste de la recogida y tratamiento de estos residuos. La diferencia, 10.000 millones de envases al año hasta que no tengamos datos mejores, se paga de nuestros impuestos o está abandonada en nuestros campos, playas, parques, jardines… y en el fondo del mar.

Necesitamos, cada vez más, que transparencia y trazabilidad dejen de ser palabras bonitas en documentos propagandísticos y pasen a ser herramientas al servicio de los ciudadanos y los procesos de toma de decisiones. También en lo que a la gestión de residuos se refiere.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: productor de sostenibilidad.