La especie de gorila más grande del mundo está a punto de extinguirse

 

Así es, tal y como dice el título de este post, estamos cerca de perder al primate más grande del mundo debido a diversas causas. El ser humano es experto en arrasar todo lo que pisa y destruir su alrededor para realizar sus actividades económicas. 


La biodiversidad del planeta está disminuyendo considerablemente, (y cada día lo hace más y más rápido) y cada vez son más los hábitats que son destruidos. En este caso, es el gorila de Grauer (Gorilla beringei graueri’) el que está en peligro de extinción.


Este gorila es el primate más grande del mundo y habita en el este de la República Democrática del Congo. En los últimos 20 años ha reducido su población en un 77% debido a la caza ilegal, los disturbios civiles y la pérdida de su hábitat. Como sabemos, la fragmentación de los hábitats es una de las causas mayores por la que los seres vivos desaparecen. Sin un lugar donde poder vivir, las poblaciones de gorilas se ven obligadas a emigrar hacia lugares más seguros.



En un informe de la Sociedad de Conservación para la Vida Silvestre (WCS, en sus siglas en inglés) y Fauna & Flora Internacional, que indica que el gorila de Grauer ha pasado de 17.000 individuos en 1995 a apenas 3.800 en la actualidad. Esto ha llevado a que los autores del informe reclamen a la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) a que aumente el nivel de amenaza del gorila a "en peligro crítico".


Antes he nombrado entre las principales causas de la disminución de la población los disturbios civiles. Esto se remonta al genocidio ocurrido en Ruanda en el año 1994. Durante este genocidio cientos de miles de refugiados tuvieron que emigrar a la República Democrática del Congo, lo que, a su vez, condujo a la guerra civil congoleña en 1996, que continuó hasta 2003 y en la que murieron cerca de cinco millones de personas.



Todo esto provocó un aumento en la inseguridad de la población, que derivó en un comercio más inestable en el que surgió la caza ilegal y el incremento de la deforestación como vía económica. El aumento de la minería en lugares remotos también ha contribuido en la reducción de la población de gorilas ya que se alimentan de animales cercanos. Aunque están protegidos por ley, los gorilas son muy apreciados como carne de caza debido a su gran tamaño, por lo que pueden ser fácilmente rastreados al moverse en grupos por pequeñas áreas de distribución.


Como podéis ver, el ser humano destruye todo a su paso, ya sea por motivos económicos o simplemente como daños colaterales. Esperemos que se aumente la protección de estos animales y puedan restaurarse en sus hábitats.






Puedes leer y comentar el artículo completo en: Aspectos Del Medioambiente.