Disfrutando del anillamiento escocés


Un año más, he podido ir a anillar a Montrose, uno de los mejores lugares para marcar larolimícolas en Escocia. El año pasado fueron 458 aves durante un hermoso eclipse lunar. En el presente caso marcamos 438, siendo el rey de la jornada el archibebe común, con 318 ejemplares. 


Las otras especies que nos acompañaron en esta noche fueron el ostrero, el chorlitejo grande, el correlimos común, el zarapitín y el gordo, la aguja colinegra, el zarapito real, el archibebe claro, el charrán ártico y el común.

La captura se distribuyó en tres secciones, una para los charranes en la costa y dos para el resto de las aves mencionadas en dos charcas de interior. En mi caso, me encargué de la extracción de una de estas pequeñas lagunas que habituamos con tres redes en forma de T.

Espero que algún día pueda aplicar todo lo aprendido en España, los anillamientos de larolimícolas a los que pude asistir en mi Andalucía fueron impresionantes, pero existen diversas diferencias en la metodología de captura que rentabilizarían cada sesión. 

Mientras el soñado momento llega, seguiré disfrutando de Escocia y de todos los proyectos en los que estoy trabajando cada día que espero contaros más adelante: combatientes, dormidero de golondrinas, aves forestales, paso de mosquitero musical, etc. Y, aunque ya hemos anillado algunas agachadizas comunes en esta semana, muy pronto seguirán aumentando su presencia junto con las agachadizas chicas y su verde púrpura que me enamoró el año pasado. Aquí estaremos esperándoos. 


Puedes leer y comentar el artículo completo en: Only Birds