Un día para no olvidar: la historia de despropósitos que jamás conté.

Hoy quiero compartir con vosotros una de mis mejores aventuras para conseguir ver un sólo pájaro. Una historia que demuestra que el Pokémon Go es un chiste al lado de los que nos gusta buscar especies en la vida real, y de lo locos que podemos llegar a ser los pajareros, con un final de la historia, que yo calificaría de disparatado. El culpable de lo que os explicaré hoy, no es otro que el

Puedes leer y comentar el artículo completo en: "Pito Real" - Ornitología.