Un tesoro natural cerca de casa

El pasado viernes colaboré en las II Jornadas de Desarrollo Sostenible en Aranjuez y, tras mi participación como moderadora en un debate, asistí como oyente a las conferencias que tuvieron lugar después. La charla impartida por  Dña. Trinidad Vacas Guerrero, Doctora de Geografía Humana en la Universidad Rey Juan Carlos, sobre los Espacios Naturales Protegidos y el turismo sostenible despertó gran interés en mí. Además de refrescar la normativa vigente relacionada y de actualizar los datos sobre las distintas figuras de protección y número de espacios protegidos existentes, una de las enseñanzas que extraje de la sesión es el hecho de que la naturaleza es un muy destacado reclamo turístico que va en aumento y que tenemos que controlar y regular si queremos conservar esos parajes naturales.

Claro ejemplo de ello es que somos capaces de desplazarnos miles de kilómetros para apreciar la riqueza y la biodiversidad de determinados espacios naturales. Sin embargo, en muchas ocasiones no nos paramos a pensar en que a unos pocos pasos de dónde vivimos podemos encontrar, quizá no parajes tan esplendorosos a primera vista, pero sí lugares con una abundante diversidad de flora y fauna dignas de ser respetadas y valoradas, pero que no terminamos de apreciar por el mero hecho de que se encuentra tan cerca que ni siquiera nos planteamos que pudieran tener interés.

España es el primer país de Europa en territorio natural protegido y el tercero del mundo, tras Estados Unidos y Rusia, con más de 2.000 espacios catalogados y unos 15 millones de hectáreas protegidas, es decir el 30% de la superficie total. Por ello, me gustaría hacer un homenaje a la riqueza ecológica y cultural de nuestro país, partiendo de una escala de mayor a menor para ilustrar que incluso en esas áreas tan cercanas a nuestra vida diaria podemos encontrar gran valor natural.

A nivel estatal la mayoría de la superficie protegida en España corresponde a la figura de Parque Natural, 162 declarados con cerca de 4 millones de hectáreas, seguida de la figura de Parque Nacional. Tenemos declarados 15 Parques Nacionales, que suman un total de 364.626 hectáreas protegidas (8% de la superficie protegida). de las cuales 15.988 corresponden a superficie marina.

Si reducimos el ámbito de referencia a nivel de Comunidad Autónoma, me centro en la Comunidad de Madrid pues es a la que pertenezco, existen en la actualidad 10 espacios naturales protegidos gestionados por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, que ocupan un 13% de la superficie total.

A nivel local el municipio en el que resido es Hoyo de Manzanares, una localidad de poco más de 7000 habitantes, cuya superficie se encuentra integrada en su totalidad dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Esto hace que Hoyo sea un enclave privilegiado desde el punto de vista ambiental y paisajístico. Pero además en el término municipal de Hoyo nos encontramos con las Charcas de los Camorchos, un complejo de 5 humedales que desde el año 2006 se encuentra incluido en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas debido a la singularidad botánica, hidrológica, pero fundamentalmente faunística de las mismas ya que se localizan casi una decena de especies distintas de anfibios.

Charca de los Camorchos. Madrid.org

Como último apunte  y enlazando con lo que comentaba al principio sobre el turismo asociado a estas áreas, destacar que todos estos espacios naturales mencionados, con amplios valores naturales, tienen distintas posibilidades de uso turístico, pero tan solo el 10% cuentan con un plan de gestión específico, a pesar de que todos ellos deberían tenerlo. Por ello, creo que es fundamental que en función de las características de cada área natural se establezcan las posibilidades de uso turístico que podrían llevarse a cabo en cada uno de ellos, dentro de los parámetros del turismo sostenible, que nos permitan disfrutar de estos lugares y seguir conservándolos como se merecen.

Hasta aquí mi particular homenaje a estos espacios de naturaleza que tenemos cerca de casa y que hay que aprender a valorar y conservar. Seguro que cerca de dónde vivís tenéis un lugar similar a estos que he comentado en esta entrada y que también se merece reconocimiento, por lo que os invito a compartirlo con nosotros.

Si te interesa la gestión de los espacios protegidos y el turismo de naturaleza, consulta nuestros programas formativos sobre Protección de la Biodiversidad y Turismo Sostenible.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.