¿Qué es la huella hídrica y el agua virtual?

Como ya os conté hace unas semanas, el día 22 es el día internacional del agua. El tema de este año es “Agua y trabajo”. En aquel post os dije que dedicaría otra entrada para hablar de mi trabajo y el agua, y explicar qué es la huella hídrica y el agua virtual.



La huella hídrica tiene en cuenta la totalidad de agua dulce usada, de manera directa e indirecta, en una actividad o producto.

Para explicar qué es el agua virtual voy a dar un rodeo fijándome en todo lo que puedo usar en un día de trabajo.

Yo trabajo en una biblioteca de ciencias de una universidad española. Aunque pueda parecer que mi trabajo nada tiene que ver con el agua, vamos a buscar el agua oculta que hay en un día.



Empezaré por lo más básico, es decir, asearse para ir a trabajar. Después, la electricidad necesaria para la iluminación y funcionamiento de los aparatos eléctricos que uso a diario para desarrollar mi trabajo, energía obtenida en parte a través de centrales hidroeléctricas.

En cuanto a la ropa y calzado, hay que resaltar que la industria textil es una de las industrias que más agua consume, principalmente en la elaboración y tinción de los tejidos. 

Como ves, la mayoría del agua consumida es invisible a nuestro ojos. Es lo que se llama agua virtual, ya que está “escondida” en los productos que consumimos y usamos a diario.

La cantidad de agua consumida de manera directa e indirecta es muy diferente en los países desarrollados y en los no desarrollados. Como ves la diferencia entre el agua consumida por una persona en Europa y en África es notable.



Tanto los conceptos de huella hídrica como de huella virtual sirven para evaluar la eficiencia con que el producto ha sido producido y establecer mejoras.

¿Conocías el concepto de agua virtual? ¿Cómo crees que puedes ayudar a reducirla? 



Puedes leer y comentar el artículo completo en: La hipótesis Gaia.