¿Qué es el quinto contenedor?

¿Quinto contenedor? Espera, espera, espera... el verde, el amarillo, el azul y el otro, el gris. A mí solo me salen 4. ¿Cómo que quinto contenedor? Claro, esto es lo que pasa cuando vives en una ciudad en la que no se recoge de manera selectiva la materia orgánica: oigo hablar de quinto contenedor y me suena a marciano. Pero sí, ese contenedor existe, que me lo han dicho a mí. Si a ti tampoco te suena de nada este contenedor, hoy te hago un resumen muy corto de qué es y qué supone este contenedor, porque nunca se sabe cuándo lo pueden implantar en tu ciudad.




En este contenedor, que suele ser de color marrón, solo se debe depositar materia orgánica. Es importante no confundir con el contenedor de resto, que suele ser de color gris. En el contenedor de materia orgánica solo deben ir restos de comida (tanto animal como vegetal), restos de plantas, productos como corcho, pieles de frutas, cáscaras de huevos, posos de café (en el caso de que no quieras reutilizarlos), infusiones (con la bolsa incluida), restos de mariscos, restos de la poda o el césped.

Y nunca se deben tirar cosas como pelo, pañales, excrementos de animales, cenizas, uñas, polvo. Estos elementos sí se pueden depositar en el contenedor gris o de "resto".

Respecto a la forma de usarlos, en algunos municipios existe la obligación de usar bolsas biodegradables para depositar los residuos en el contenedor, en otros piden que no se usen bolsas de plástico ni de ningún tipo.

La forma de recogida también puede ser diferente en cada comunidad autónoma o incluso en cada provincia. En algunos puntos de nuestra geografía se realiza el sistema de recogida puerta a puerta (PaP). Este sistema se utiliza en municipios no muy grandes, en los que cada día de la semana se establece la recogida de un tipo de residuo.

En otros lugares el acceso a este contenedor se realiza con una tarjeta, de esta forma se evita la presencia de residuos impropios, promoviendo el uso de las personas que realmente están realmente comprometidas con la separación de residuos.



Los residuos orgánicos se destinarán después al compostaje o la biometanización. A partir de compostaje se obtendrá compost que servirá para mejorar la fertilidad del suelo en jardines, parques o zonas en rehabilitación. Mediante el proceso de la biometanización se obtendrán metano y residuos orgánicos estables. 

Si en tu ciudad no existe este contenedor, puedes intentar hacer tu propio compost. Será más fácil que lo consigas si dispones de un pequeño jardín o espacio en el que puedas tener el compostador. 

Si no es el caso, pero en tu ciudad existen huertos urbanos, puede que allí se hagan cargo de tus residuos. 

Donde yo vivo, por desgracia, no hay este contenedor. Y aunque en el centro de tratamiento de residuos intentan separar la materia orgánica para hacer compost el resultado producto que se obtiene es de muy mala calidad. Supongo que si se implantase un sistema con un contenedor de materia orgánica las cosas cambiarían mucho.

 ¿En tu ciudad existe este contenedor? ¿Cómo funciona? ¿Lo usas con frecuencia?



Puedes leer y comentar el artículo completo en: La hipótesis Gaia.