¿Qué es El Niño?

Seguro que si ves la información meteorológica asiduamente has oído nombrar a El Niño, probablemente junto a imágenes de grandes inundaciones o de devastadoras sequías. Aunque parezca mentira, este fenómeno es capaz de provocar estas dos situaciones opuestas en distintas partes del mundo. A mí hace poco me preguntaron qué es El Niño y la verdad es que incluso sabiéndolo es difícil de explicar. Pero bueno, en esta entrada voy a poner todo mi esfuerzo en hacer una explicación sencilla. 



Para empezar por el principio hay que decir que El Niño no se produce todos los  años, sino que es un ciclo climático que se repite con una frecuencia que puede ir de 3 a 6 años y a finales de diciembre, cerca de la navidad (por eso se le llama El Niño), aunque se sospecha que en las últimas décadas esta frecuencia está aumentando. 

¿Por qué se produce?


Los factores que influyen en estos fenómenos son muy variados, están relacionados con un aumento de la temperatura que hace que los vientos Alisios se debiliten.  

En condiciones normales, estos vientos cálidos van de este a oeste y al elevarse provocan lluvias. Estos vientos, junto con otros factores, son los responsables del clima cálido y húmedo de la zona de Indonesia y Australia así como del clima seco y frío de la zona de Sudamérica. 



Cuando estos vientos se debilitan esta circulación cambia, produciéndose lluvias en la zona este y grandes sequías en Australia. La vegetación y los animales sufren estas situaciones a las que no se encuentran acostumbrados, lo que provoca, entre otras consecuencias, grandes pérdidas a agricultores y ganaderos. 


¿Por qué es tan importante?

Desde siempre este fenómeno ha sido estudio de climatólogos debido a las grandes lluvias y sequías que le acompañan. La gran cantidad de factores que influyen hace que sea difícil prever este fenómeno con antelación. 


¿En qué nos afecta?

Además de las pérdidas materiales que se producen en algunas zonas, este fenómeno provoca la reducción de cosechas y de ganado, lo que a su vez hace que se incremente el precio de las materias primas afectadas, aumentado la especulación sobre ellas y provocando que parte de la población no sea capaz de acceder a las mismas por razones económicas. 

Por otra parte, se cree que este año El Niño puede ser más fuerte de lo habitual por lo que algunos le llaman "El Niño Godzilla”.


Y por último, ¿qué es la Niña?

Como ya imaginas, es el fenómeno opuesto a El Niño: los vientos Alisios son más fuertes, haciendo que las zonas en las que el clima era seco lo sea aún más y donde era húmedo y cálido llueva más todavía.




Para no ser catastrofistas, hay que decir que este fenómeno se ha producido siempre, aunque se puede agravar por el cambio climático. Y, aunque es cierto que produce pérdidas económicas en tierra, La Niña suele producir ganancias económicas pesqueras.

Y esto es, en resumidas cuentas, este fenómeno del que tanto se habla. He intentado explicarlo de forma sencilla, y la información es ideal para quedar de listill@s cuando estéis con los amigos o la familia. Ya me diréis si les sorprendéis  a alguien con la explicación o no ;)

Nota: En los esquemas he indicado Indonesia y Australia en representación de la costa oeste del Pacífico, Perú y Ecuador como este. Más países se ven afectados, pero para simplificar el esquema y facilitar la comprensión he usado estas zonas.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: La hipótesis Gaia.