Limpieza industrial con productos más sostenibles.

SIMPLE-GREENEl reto de los productos de limpieza industrial es utilizar sustancias que puedan retirar la suciedad sin ser a su vez fuente de contaminación ni suponer un riesgo para las empresas y los trabajadores que los utilizan. La mayoría de los productos de limpieza industrial tienen envases con etiquetas llenas de pictogramas de peligrosidad y frases de riesgo o peligrosidad, que alertan tanto sobre las condiciones de almacenamiento como de la forma en la que el producto debe manejarse para no causar impactos ambientales o daños a la salud de las personas que lo manejan.

La estrategia de gestión industrial en una industria responsable pasa por eliminar esos productos peligrosos o, cuando eso no sea posible, tratar de sustituirlos por otros menos peligrosos. Distintos fabricantes están en ello y ponen en el mercado soluciones que, manteniendo las prestaciones de limpiador, disminuyen los riesgos asociados al uso del producto.

Un ejemplo es Simple Green, un producto desarrollado para no contener pictogramas de peligro en su ficha de datos de seguridad según el Reglamento (CE) nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH).

Para conseguirlo el fabricante tiene en cuenta la normativa aplicable a sustancias y preparados peligrosos, consiguiendo que su limpiador no se considere peligrosa a efectos de aplicación del Reglamento (CE) nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas.

Esto no implica necesariamente que el producto sea ecológico o sostenible. Quiere decir que el producto no contiene sustancias carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción que deban ser declaradas en función de la reglamentación vigente. Se trata de un producto químico que contiene sustancias peligrosas pero su cantidad no supone un riesgo en el uso previsto. De todas maneras sí hay que tomar algunas precauciones en su manejo:

  • Se recomienda usar gafas de seguridad si es probable que haya salpicaduras o rociado.
  • No permita el ingreso del producto en cursos de agua abiertos o sistemas de aguas subterráneas. Se debe notificar a las autoridades locales si no se pueden contener los derrames importantes. Tampoco debemos dejar que el producto entre en el sistema de alcantarillado.
  • Se deben evitar tanto el contacto con los ojos y la piel como el contacto prolongado o repetido con la piel para minimizar el riesgo de sensibilización.

Desde el punto de vista de su gestión en la industria es importante destacar que no habría que tomar especiales precauciones en su transporte ya que, según su fabricante, no es un producto peligroso a efectos de RID, ADR, ADN, IMDG, IATA-DGR.

En cualquier caso cabe recordar que no es un producto ecológico, ya que, a pesar del esfuerzo de reducir la presencia y concentración de sustancias peligrosas para favorecer un uso seguro, el producto contiene sustancias que pueden suponer un riesgo si no se hace un uso adecuado o si acaban en la naturaleza. Los productos ecológicos son los que cumplen los criterios para poder utilizar la Ecoetiqueta Ecológica Europea, entre los que destaca la limitación al uso de sustancias peligrosas en su composición.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *