El mundo empresarial se pone las pilas en la lucha contra el cambio climático

Es posible que ya conozcáis el Carbon Disclosure Project CDP, pero si no es así, os conviene hacerlo, porque es una organización que trabaja de forma muy interesante contra el cambio climático.

El CDP publica un Informe Anual en el que analiza y valora el comportamiento de las grandes empresas del mundo en la lucha contra el cambio climático.

En el Informe que el CDP ha hecho público en 2015, Apple, Microsoft, Google, BMW, Nissan, L’Oreal, Nestle, Citigroup, Samsung y Unilever están entre las empresas incluidas en la Lista A, que destaca a las empresas que más han contribuido a mitigar el cambio climático.

Para estar en la lista A, una empresa debe:

  • Obtener una puntuación mayor de 85, en el índice que elabora el CDP.
  • Obtener la puntuación máxima por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en el último año (debe ser de un 4% o más en 2015), gracias a las medidas de reducción de emisiones adoptadas.
  • Hacer públicos los valores totales de los Alcances 1 y 2 de su HC.
  • Obtener la puntación máxima para la verificación de las emisiones de los Alcance 1 y 2, lo que significa tener el 70% o más de sus emisiones verificadas.

En la Lista A hay 113 empresas, de las 2.000 que enviaron sus datos al CDP.

La comparación de los del informe del año 2015 datos con los del año 2010 indica que las empresas de todo el mundo se están preparando para la transición a una economía baja en carbono.

  • Casi todas las empresas (94%) asignan responsabilidades a la alta dirección en la lucha contra el cambio climático.
  • El 75 % de las empresas ofrece incentivos para mejorar el comportamiento frente al cambio climático.
  • Nueve de cada 10 empresas llevan a cabo ahora actividades para reducir sus emisiones de carbono; mientras que en 2010 eran menos de la mitad. El porcentaje de empresas que establece objetivos para reducir la intensidad de sus emisiones de gases de efecto invernadero también se ha duplicado.
  • Las inversiones en proyectos e iniciativas de sostenibilidad también va en aumento. Más de 20  billones de dólares (la cifra marea) se invirtieron en al año 2014 en fondos de inversión que tenían mandatos con contenidos de tipo ambiental, social y de buena gobernanza (han tenido un crecimiento de hasta el 61% en dos años).

Puede parecer que limitarse a calcular la Huella de Carbono de Organización, sólo con los Alcances 1 y 2 se queda un poco escaso. Pero si pensamos que se trata de enormes compañías multinacionales, comprenderemos que la cosa entraña complejidad y da bastante trabajo, lo que le confiere la importancia que tiene.

Acciones de mejora respecto al Cambio Climático en España según el informe del CDP

Debemos saludar con optimismo iniciativas como la del CDP, que contribuyen a que los grandes inversores tomen en consideración cuestiones ambientales a la hora de tomar la decisión de donde ponen su dinero. No hay nada con tanta fuerza como el “mercado”, que mueve la voluntad empresarial más que las obligaciones legales.

Si estos temas te interesan y quieres aprender bien cómo calcular la Huella de Carbono de un producto o de una organización (no se hace de la misma manera), te recomendamos los cursos que se imparten en el Instituto Superior del Medio Ambiente (ISM). Si además te interesa aprender a manejar los programas informáticos serios que se emplean para hacer los cálculos, los cursos sobre SimaPro y Gabi te pueden ayudar mucho.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.