Aplicaciones libres y gratuitas en Android

androides a paresHace tres años que caí en el mundo del teléfono Android. Hasta esa fecha me estuve resistiendo activamente a estar todo el día conectado y geolocalizado, pero acabé claudicando. El caso es que salvo el navegador Firefox y alguna otra cosa me dejé llevar. Acomodado en los cálidos brazos de la Google Play Store, fui un consumidor pasivo de aplicaciones, con las limitaciones propias de mi primer terminal inteligente.

Eso sí, cada vez más indignado con la cantidad de permisos que exige cualquier aplicación. ¿De verdad que para actualizarse, ahora también tiene que saber de qué color llevo los gayumbos y necesita permisos para comerse mi postre? No lo entiendo.

Para colmo de males, mi segundo terminal tenía una especie de antivirus chino que te avisaba cada vez que una aplicación intentaba hacer algo que yo no quería ¿Otra vez intentando activar el gps? Quizá pagando el precio de enviar más información de la cuenta al régimen oriental, aquel antivirus me hizo ser consciente de la cantidad de veces que aplicaciones comunes y corrientes consultan tu ubicación, lista de contactos, mensajes enviados, lista de llamadas… ¿para qué? ¿si eres un jueguecillo con el que entretenerse un rato mientras llega el metro? En esa época descubrí la Tienda de Apps de Amazon y su aplicación gratuita del día. Con efectos nefastos para la memoria del móvil, claro está.

El caso es que, en unas prisas, un fatídico día de mediados de junio pasó lo que tenía que pasar. No fue la primera, ni especialmente dura, pero aquella caída acabó con la pantalla táctil del teléfono. Y mi torpe intento de cambiarla destrozó otros componentes más difíciles y costosos de reemplazar. Así que acabé con un nuevo teléfono móvil. Y un feliz descubrimiento.

Ahora que tenía un terminal de “diseño español”, con un software limpio (o que al menos no ha sido descargado de un foro ruso para instalado con un programa desaconsejado por el fabricante) me sentí con fuerzas de buscar alternativas a las aplicaciones que había estado utilizando anteriormente.

fdroid

Di con F-droid. Es una recopilación de aplicaciones libres y gratuitas para dispositivos Android. Una suerte de Play Store sin Google. Tanto es así que para utilizarla tenemos que activar la posibilidad de instalar desde fuentes desconocidas. Algo que quizá pueda alarmar a algunos usuarios, pero que no deja de ser un trámite similar al de consentir a las aplicaciones que instalamos desde el Play Store que comuniquen a todo el mundo (sin nuestro conocimiento) el color de las bragas que nos hemos puesto esa mañana.

Lo más sorprendente de las aplicaciones que he instalado desde F-droid es que en su inmensa mayoría no requieren más permisos sobre el terminal que los necesarios para hacer lo que se suponen que tienen que hacer: juegos que no piden permisos especiales para la instalación, acceso al navegadores gps que quieren saber tu ubicación para decirte dónde estás pero sin preguntarte por tu lista de contactos ni pedirte permiso para utilizar el micrófono o a la cámara del teléfono…

Por supuesto que podemos desconfiar y pensar que estas aplicaciones no son seguras, pero casi que merece la pena arriesgarse a considerar la buena fe de la comunidad de desarrolladores y usuarios que las hacen posibles.

Entre las joyas que he encontrado en F-droid  (y que puedes descargar e instalar directamente sin necesidad de F-dorid) destacan:

  • Navit: un navegador gps para el coche, que cumple su función sin necesidad de piratear nada o registrarse en ningún sitio. Funciona con mapas descargados, una vez que los tienes en el móvil ya no hace falta conexión wifi para saber dónde estás. Hay que cogerle el punto, ya que es bastante básico, pero una vez que aprendemos a decirle dónde queremos que nos lleve se convierte en un buen compañero de viaje, con todas las precauciones que requiere un dispositivo gps. Por lo visto tiene una versión mejorada, que no he tenido el gusto de probar, en ZNAvi.
  • Androzic: esta aplicación gps está más orientada al senderismo, ciclismo y otros deportes de montaña, permitiendo gestionar rutas, puntos de paso (waypoints)…
  • Clientes varios para owncloud: lo de confiar todos los datos a un proveedor de servicios en la nube es algo que me da pánico, por lo que he de confesar que he estado cacharreando con software para tener mi propia nube. Y para que eso sincronice los contactos, tareas, calendario, notas, archivos y noticias con el móvil necesitas programas que están disponibles en F-droid.
  • Sugarizer: entretenimiento de corte educativo para los pequeños (y no tanto) de la casa.
  • Frozen Bubble: ¿una partidita a este clásico de lanzar bolas de colores en lo que llega el autobús?
  • Blokish: otro juego, este de colocar bloques, para desconectar durante un trayecto en metro.
  • Drum On!: para no perder el ritmo.

Lo triste es que, a pesar de todo, sigo utilizando facebook y twitter para mantener al mundo informado sobre el color de mi ropa interior.

¿Utilizas software libre en tu teléfono Android? ¿conoces algún repositorio interesante o aplicaciones que merezcan la pena?

Puedes leer y comentar el artículo completo en: productor de sostenibilidad