El papel más ecológico

¿Sabes cuántos tipos de papel hay y cómo reconocerlos? La verdad es que como en casi todos los productos hay varios tipos y sellos que nos indican el grad de compromiso con el medioambiente.



Lo primero que debe quedar claro es que no todo el papel ecológico es reciclado y no todo el papel reciclado es ecológico.

Papel reciclado: papel resultante de la recuperación del propio papel.

Papel ecológico: papel que se ha fabricado en condiciones en las que se han llevado a cabo medidas para reducir el impacto ambiental.

La principal diferencia entre ambos es el tipo material que se usa y los compromiso ambientales que la empresa establece. Es decir, si utiliza solo fibras vírgenes no es papel reciclado pero si evita el uso de cloro y reduce el consumo de agua y la producción de dióxido de carbono se puede considerar ecológico. 

Lo mismo ocurre si buscamos un papel en el que el proceso no ha usado cloro en su procedimiento de blanqueo.

Para estar seguros de lo que compramos, y como ya he dicho otras veces lo mejor es mirar las etiquetas.

Para evitar complicaciones nos centraremos en tres parámetros:

- Utilización de fibras recicladas
- Uso de materiales procedentes de plantaciones certificadas
- Uso de cloro

En la siguiente tabla puedes ver un resumen de los tipos de certificados y sellos que puedes encontrar en el mercado y qué implica cada uno de ellos.




Como ves, no tienes excusa para elegir un papel respetuoso con el medioambiente. El sello más exigente en materia ambiental es el posee el sello el Ángel Azul. 

Aunque este post esté centrado en el papel, el sello del Ángel Azul se extiende a más productos, así que pon el ojo en él y ¡búscalo!




Puedes leer y comentar el artículo completo en: La hipótesis Gaia.