El medio ambiente brilló por su ausencia en el Debate sobre el Estado de la Nación

El Debate sobre el Estado de la Nación es un encuentro que se celebra anualmente desde 1983, en el que los diferentes grupos parlamentarios debaten sobre la situación general de nuestro país. Por lo menos eso dice la teoría.

Pues bien, para gran parte de nuestros representantes políticos ningún aspecto ambiental merecía siquiera unas palabras. Sin embargo sí que tuvieron cabida, por ejemplo, las descalificaciones personales. Eso sí que merecía la pena y para eso sí que había tiempo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primera intervención, que abría el debate, lo más cerca que estuvo de hablar de algún tema ambiental fue con su no muy afortunada frase “el dinero no crece en los árboles”.

El resto de grupos parlamentarios, fueron interviniendo a lo largo del los dos días que duró el Debate sobre el Estado de la Nación, pero también fueron contadas las referencias a temas ambientales.

Pedro Sánchez, portavoz del Grupo Socialista, introdujo el tema energético en  la sesión, recriminando a Rajoy que “ignora la pobreza energética, a la que no ha hecho referencia”, señalando también que “la mejora [de los precios] es gracias a la bajada del precio del petróleo” y que “los precios que dependen de usted [Rajoy] no han hecho más que subir”.

En su réplica, Rajoy aludió a un único tema, muy concreto, del sector energético: “¿Cómo puede citarme [el Proyecto] Castor si lo aprobó un gobierno socialista?”.

Por su parte, el portavoz de IU Alberto Garzón, volvió a incidir en la pobreza energética, manifestando que “hay gente que no puede verle la cara [refiriéndose a Rajoy] porque no tiene para pagar la luz ni encender la televisión. Esa es la realidad a la que usted está ignorando”. Además, para terminar su discurso subrayó que “cada vez más gente está privada del derecho al agua”.

La escueta respuesta de Mariano Rajoy sobre estos temas ambientales fue que “no es serio venir aquí en el año 2014 a decir que hay millones de españoles que no pueden pagar la luz”.

Finalmente, se aprobaron 19 resoluciones, 15 del PP, 3 de CiU y 1 de UPN. Dos de ellas tocaban temas ambientales:

Debate del Estado de la Nación http://api.ning.com/

La 7. I+D+i incluye:

12. Impulsar una política energética que permita:
a) Interconectar suficientemente la península ibérica para completar el desarrollo del mercado interior y hacer compatible el desarrollo de energías renovables con un precio competitivo de la energía.
b) Estudiar proyectos concretos que permitan incrementar la interconexión eléctrica entre la Península Ibérica y Francia a la mayor brevedad posible bajo supervisión de la Comisión Europea, y con el compromiso entre los Operadores Técnicos de los Sistemas eléctricos de España, Francia y Portugal para hacer efectivo el compromiso del Consejo Europeo de tomar las medidas necesarias que permitan incrementar, a la mayor brevedad posible, el nivel de interconexión eléctrica de la Península Ibérica con el resto de la UE, a través del acuerdo de Francia, España y Portugal (junto con la Comisión Europea), respecto a qué proyectos defender de forma conjunta para beneficiarse de la financiación del Plan Juncker (y de fondos comunitarios).

Y la 19. Plan para evitar el desbordamiento del Ebro

El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a ejecutar, a la mayor brevedad posible, dentro de las actuaciones de emergencia, los acondicionamientos necesarios del cauce del río Ebro en el área de influencia del tramo medio del río con el fin de minimizar los daños en situaciones hidrológicas extremas, en coordinación con la Comunidad Foral de Navarra, Aragón y La Rioja.

Y con estas mínimas referencias a temas ambientales terminó, una vez más, un evento que, puede ser otra cosa, pero que en mi opinión no es un verdadero Debate sobre el Estado de la Nación, y no lo será hasta que reinvente su formato y además incorpore temas como el estado del modelo energético, la gestión integral del agua o de los residuos, contaminación atmosférica o estado de la biodiversidad.

De todas formas quiero cerrar esta entrada de forma optimista. Pese a la escasa presencia de temas ambientales en este Debate de Estado de la Nación, estoy convencido que en este año electoral el medioambiente tiene que ser importante. En las Elecciones Municipales y Autonómicas han de entrar en el debate público temas como la movilidad en las ciudades, la contaminación, la gestión de residuos o la eficiencia energética, porque son aspectos clave para el futuro de nuestras ciudades. Y no me imagino este año que en las Elecciones Generales no se hable y mucho de energía y de qué modelo energético queremos como país, con todo lo que nos afecta ambiental y… económicamente.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.