¿Qué son y para qué sirven las exenciones del ADR?

panel naranja adr

El Acuerdo Europeo sobre transporte internacional de mercancías peligrosas por carretera (ADR), se establece las condiciones para el transporte internacional de mercancías peligrosas por carretera, incluyendo una serie de exenciones, que son los casos en los que el transporte puede realizarse sin aplicar los requisitos del ADR. Estas exenciones pueden ser totales o parciales.

En las exenciones totales las disposiciones del ADR no son aplicables y pueden estar relacionadas con:

  • la naturaleza de la operación de transporte: por ejemplo en casos de transportes efectuados por particulares o por empresas de modo accesorio a su actividad principal, así como en los transportes realizados por autoridades competentes que intervienen en emergencias.
  • transporte de gas: entre otros casos para gases contenidos en los productos alimenticios, gases en los balones y pelotas destinados a uso deportivo o gases contenidos en las bombillas.
  •  transporte de carburantes líquidos: como el contenido en los depósitos de un vehículo que efectúe una operación de transporte y que sirva para su propulsión o al funcionamiento de alguno de sus equipos.
  • con envases o embalajes vacíos sin limpiar de algunas clases de materias peligrosas si se han adoptado medidas apropiadas con el fin de compensar los riesgos.
  • baterías de litio: como las instaladas en un vehículo que realice una operación de transporte y estén destinadas a su propulsión o al manejo de alguno de sus equipos.

Por otro lado están las exenciones parciales, que se refieren a situaciones en las que el transporte solamente tiene que cumplir partes concretas del ADR, siempre que se cumplan unas condiciones concretas de seguridad y se trate de uno de los siguientes casos:

  •  disposiciones especiales aplicables a una materia en concreto: por ejemplo bebidas alcohólicas transportadas en botellas de menos de cinco litros.
  • materias embaladas en cantidades limitadas (LQ): cuando las mercancías van en recipientes de cantidad reducida disminuyendo considerablemente los riesgos asociados a dicha mercancía. Nos permite transportar algunos litros o kilos de mercancía por bulto.
  • embaladas en cantidades exceptuadas: se trata de cantidades todavía menores, del orden de gramos y miligramos por bulto, como pueden ser muestras, que realmente tienen un riesgo considerablemente limitado.
  • cantidades por unidad de transporte: en este caso la exención se refiere a la cantidad total de mercancías peligrosas que se lleva en un determinado vehículo, asumiendo que si no se superan unas cantidades máximas (establecidas en el 1.1.3.6 del ADR) en función del riesgo, definido como categoría de transporte, pueden reducirse las exigencias manteniendo la seguridad en el transporte.

Las exenciones permiten realizar transportes que implican un riesgo menor de modo seguro sin necesidad de cumplir todos los requisitos del ADR lo que facilita, por ejemplo, el tránsito de muestras de productos en cantidades seguras sin tener que cumplir una normativa que haría poco viable la investigación con esas muestras.

Igualmente las exenciones relacionadas con el embalaje en cantidades limitadas incentivan a los fabricantes para prevenir riesgos, y ahorrar costes relacionados con el cumplimiento de requisitos más estrictos del ADR, en la medida en que presenten sus productos en envases que les permitan acogerse a las exenciones parciales, favoreciendo una distribución segura de sus productos a los comercios.

Conocer las exenciones y su aplicación es una de las labores del Consejero de Seguridad para el Transporte de Mercancías Peligrosas, que, mientras resulte económica, técnica y comercialmente viable, intentará asesorar a la empresa para que se acoja a exenciones totales o parciales.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: productor de sostenibilidad.