Día: 22 de septiembre de 2014

agricultura ecológicatransgénicos

Un viaje hacia el activismo 2014-09-22 16:09:00

Allí abajo se divisa un campo de cultivo un tanto insólito. Cientos de variedades de semillas crecen en una tierra antaño baldía y ahora fértil y productiva gracias a las técnicas de la agricultura ecológica. Es Navdanya, en el norte de la India, el corazón del banco de semillas ecológicas creado por Vandana Shiva

Navdanya forma parte de su empeño en preservar las semillas tradicionales, frente a la estrategia de las multinacionales que buscan hacerse con el control de las semillas y de la producción agrícola. 

Su convencimiento de que el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria pasan por la agricultura ecológica viene de lejos. Los largos periplos por su país la llevaron a conocer y respetar los saberes de campesinas y campesinos: su profundo conocimiento de las semillas tradicionales, cuidadosamente seleccionadas a lo largo de la historia. ¡Miles de variedades adaptadas a infinidad de microclimas y suelos! 

Todo lo contrario a la uniformidad que impone la agricultura intensiva e industrializada, que contamina y empobrece los suelos.

Las semillas tradicionales atesoran una riqueza irremplazable. Cuando Vandana Shiva tomó conciencia –en un seminario que tuvo lugar en 1987– de la estrategia de las multinacionales para desarrollar la agricultura transgénica y patentar las semillas, la conservación de las semillas tradicionales y el impulso de la agricultura ecológica se convirtieron en una prioridad absoluta para ella.



El impacto que le produjo aquel descubrimiento, la historia de la creación de Navdanya, la puesta en marcha de la red de semillas ecológicas, las Marchas de las Semillas, su papel en el Foro Social Mundial, sus libros, su ir y venir por todo el mundo como una de las figuras destacadas de las luchas contra la globalización económica… 




... todo ello cobra vida en el libro Vandana Shiva: las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad (Editado por La Fertilidad de la Tierra)
Os recomiendo que lo leáis. Conocía la figura de esta luchadora incansable, había leído algunos de sus libros; pero este recorrido, ameno y lleno de fuerza, por su vida me ha encantado. Es el ejemplo vivo de lo que el compromiso y la determinación pueden lograr. 







“La agricultura industrial ha degradado nuestras tierras, destruido nuestra biodiversidad y ha privado a los agricultores de su cultura y de su fuente habitual de sustento… Es imprescindible que reclamemos la propiedad comunal de nuestras semillas, nuestras tierras y nuestro patrimonio cultural…” Vandana Shiva


agricultura ecológicatransgénicos

Un viaje hacia el activismo 2014-09-22 16:09:00

Allí abajo se divisa un campo de cultivo un tanto insólito. Cientos de variedades de semillas crecen en una tierra antaño baldía y ahora fértil y productiva gracias a las técnicas de la agricultura ecológica. Es Navdanya, en el norte de la India, el corazón del banco de semillas ecológicas creado por Vandana Shiva

Navdanya forma parte de su empeño en preservar las semillas tradicionales, frente a la estrategia de las multinacionales que buscan hacerse con el control de las semillas y de la producción agrícola. 

Su convencimiento de que el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria pasan por la agricultura ecológica viene de lejos. Los largos periplos por su país la llevaron a conocer y respetar los saberes de campesinas y campesinos: su profundo conocimiento de las semillas tradicionales, cuidadosamente seleccionadas a lo largo de la historia. ¡Miles de variedades adaptadas a infinidad de microclimas y suelos! 

Todo lo contrario a la uniformidad que impone la agricultura intensiva e industrializada, que contamina y empobrece los suelos.

Las semillas tradicionales atesoran una riqueza irremplazable. Cuando Vandana Shiva tomó conciencia –en un seminario que tuvo lugar en 1987– de la estrategia de las multinacionales para desarrollar la agricultura transgénica y patentar las semillas, la conservación de las semillas tradicionales y el impulso de la agricultura ecológica se convirtieron en una prioridad absoluta para ella.



El impacto que le produjo aquel descubrimiento, la historia de la creación de Navdanya, la puesta en marcha de la red de semillas ecológicas, las Marchas de las Semillas, su papel en el Foro Social Mundial, sus libros, su ir y venir por todo el mundo como una de las figuras destacadas de las luchas contra la globalización económica… 




... todo ello cobra vida en el libro Vandana Shiva: las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad (Editado por La Fertilidad de la Tierra)
Os recomiendo que lo leáis. Conocía la figura de esta luchadora incansable, había leído algunos de sus libros; pero este recorrido, ameno y lleno de fuerza, por su vida me ha encantado. Es el ejemplo vivo de lo que el compromiso y la determinación pueden lograr. 







“La agricultura industrial ha degradado nuestras tierras, destruido nuestra biodiversidad y ha privado a los agricultores de su cultura y de su fuente habitual de sustento… Es imprescindible que reclamemos la propiedad comunal de nuestras semillas, nuestras tierras y nuestro patrimonio cultural…” Vandana Shiva


aguaCambio Climático

La Megasequía, un fenónemo de rango extraordinario



El cambio climático está haciendo cambiar el régimen de precipitaciones en todo el mundo. Hay zonas más afectadas que otras por ahora. Aunque se prevé que en un futuro no muy lejano, muchas partes del mundo serán azotadas por estas megasequías. Esto no es más que una sequía (ausencia de precipitación por un tiempo prolongado) pero a gran escala tanto espacial como temporal. Ahora mismo, el suroeste de Estados Unidos está viviendo una megasequía.



Los enormes incendios forestales devoran miles de hectáreas de bosques. Los agricultores deben abandonar sus cultivos soportando pérdidas millonarias y las autoridades se ven obligadas a restringir el consumo de agua entre la población ante el constante descenso de las reservas hídricas debido a la ausencia de
El nivel de los lagos se reduce enormemente
precipitaciones. Desde siempre en el mundo han existido periodos de sequía y periodos de lluvias extremas. El problema de estos fenómenos de rango extraordinario reside en que la población hoy día es mucho mayor que tiempos atrás. En zonas como California, Arizona y Nuevo México la sequía es algo habitual. Allí el agua es un bien escaso, pero es gestionable. Sin embargo, una sequía muy prolongada en el tiempo y que perdure durante varios años llegando a poder ser décadas, plantea un serio problema. Hay poblaciones de más de 50 millones de habitantes a la que abastecer con agua potable.

La agricultura se ve gravemente afectada
Los expertos han realizado estudios y su conclusión es que el 80% de estas sequías están provocadas por el cambio climático. Como ya os informé el cambio climático es impredecible. Puede dejar de llover o puede caer un chaparrón cuando menos lo esperas o haber heladas donde nunca las ha habido. Aunque esto sea así, la tendencia del cambio climático a nivel mundial es que las precipitaciones sean más escasas y más torrenciales cuando las haya. Esto es, un problema para la agricultura y el aprovechamiento de recursos hídricos. Lluvias torrenciales de grandes potencias y cortos periodos no nos ayudan para reservar agua sin contar con los destrozos que provocan en la agricultura.

Un megasequía es aquella que se prolonga en el tiempo durante más de tres décadas. Tiene que ver con su
duración y no tanto con su severidad. No implica que deje de llover por completo. Implica una reducción significativa de las precipitaciones durante un largo periodo de tiempo. Hay estudios realizados en los sedimentos de los lagos que indican que en el pasado hubo muchas megasequías que duraban más de tres décadas, claro que antes no había 50 millones de personas a las que abastecer. Estas megasequías suelen ocurrir una vez por milenio, pero el cambio climático está haciendo que la probabilidad de que éstas ocurran sea mayor.


Lo que les preocupa a los científicos es cómo podrá hacer frente a una sequía que se prolongue 30 años o más una región cuya población se ha multiplicado en las últimas décadas y que no deja de crecer. Normalmente las sequías duran de 3 a 5 años y las infraestructuras están acostumbradas a poder sobrellevarlo, pero están inseguros de poder controlar el aprovisionamiento del agua durante mucho más tiempo. Si entramos en un periodo climático seco tendremos un grave problema.

Debemos aumentar medidas para la conservación del agua

Con todo esto os digo que el agua es un bien muy importante, necesario para la vida de todos, escaso y sobre el que se debe de actuar rápidamente. Hay que mejorar las técnicas de almacenamiento de recursos hídricos y sobre todo que no sea necesaria una sequía para  implementar políticas agresivas de conservación y administración del agua. Cuidad todos del agua, es nuestra mejor opción.
 



Twittear