Lagunas de Ruidera (Castilla la Mancha)

      Más allá de la ciudad de Albacete, nos encontramos uno de los humedales más bonitos de la península, hablamos de las Lagunas de Ruidera. Un espacio declarado Parque Natural en 1979 gracias a sus numerosas lagunas conectadas por saltos y cascadas de travertinos (tobas) hoy en día protegidas y a la exuberante vegetación que las rodea. 

Laguna del Rey desde el Mirador. 
     El Parque se divide entre la provincia de Albacete y Ciudad Real y lo conforman 15 lagunas conectadas a lo largo de 30 kilómetros. Además se declaró este espacio como Reserva de la Biosfera de la mancha húmeda en el 1981 y zona ZEPA desde 1988.

Cómo llegar 

       Fácil, solo tenéis que poner Ruidera en el GPS y os llevará al pueblo principal de este parque, allí podréis dormir, comer e incluso hacer deporte activo como kayak, paddle surf, rutas a caballo, rutas en 4x4, etc. 

Qué ver

Playa de Ruidera
        Tienes bastantes opciones, si vas a pasar el día, te recomiendo visitar el pueblo de Ruidera y una vez allí, puedes dejar el coche y darte un baño (en el caso de verano) en la playa que hay o en alguno de los puntos que hay a lo largo de la laguna. También puedes alquilar un kayak o un hidropedal para darte una vuelta por las lagunas o darte un paseo en bici por su perímetro. Como he dicho antes, tienes muchas opciones.

Una de las mejores propuestas es dar una vuelta en kayak por las mayores lagunas del Parque
     Si eres más de coche y menos de caminar, puedes ir visitando todas las lagunas en coche y parándote en las zonas que más te gusten a disfrutar del paisaje y las numerosas cascadas que derraman el agua de una laguna a la otra.

Laguna Colgada
      Si vas a pasar algunos días, tómatelo con calma y disfruta de este este espacio en el que el único sonido que escucharás es el canto de las aves.


      Encontrarás lugares como éste, un puente situado en la "isla". Se le llama así a una pequeña isla formada artificialmente en la laguna Colgada. Según nos comentó el chico que nos guió con el kayak, esta isla no existía hasta que un hombre quiso hacer un casino en medio de la laguna y echó tierra formando esta isla. Sin embargo, le pararon los pies con la declaración del Parque Natural, al igual que ocurre con un parador nacional que está finalizado pero abandonado en lo alto de una loma muy cercana.



     Aunque hay bastante vegetación sobre todo en el borde de las lagunas, también nos vamos a encontrar muchas casas en la misma orilla. Casas con embarcadero y jardines que utilizan más los patos que los propietarios, que apenas vienen unos días al año. Son casas exclusivas debido a la prohibición de la construcción desde que se protegió legalmente este paraje hace ya 35 años.

     EL árbol predominante es la carrasca de repoblación. Como en casi toda la península hubo una época en la que fue arrasada por su valor como leña, y posteriormente repoblada. Sin embargo, hay algunas zonas repobladas con pino (como también ha pasado en toda la península) debido a que alcanzan un tamaño mayor en menos tiempo.


      En los bordes de las lagunas predomina el carrizo y el junco y también podemos ver ejemplares bastante grandes de sabinas, chopos y eucaliptos (otro foráneo).


      Respecto a la fauna, el ave principal del parque es el ánade real, que está en todas las lagunas, algunas ocas introducidas por el hombre y que ya se han aclimatado y las urracas que las verás por todos lados. Si tenemos suerte podemos ver el aguilucho lagunero intentando llevarse algo a la boca.

¿Por qué tenemos que cuidar las tobas de Ruidera?

       Otro de los sitios recomendados es el Hundimiento. Justo al otro lado de la playa de Ruidera, a la derecha de la carretera, podréis ver el cartel que indica el Parking del Hundimiento (donde el cementerio). Ahí dejáis el coche y tras un breve paseo llegaréis a una cascada de unos 15 metros formada en 1545.

Hundimiento
      Es una cascada provocada por el derrumbamiento parcial de la presa natural que embalsa las aguas de la Laguna del Rey. Antes el agua caía suavemente por todo el frente que observamos en la foto, hasta que, tras una fuerte riada, la barrera tobácea cedió por uno de sus lados provocando esta cascada.

      Otra de las cosas que podéis hacer cuando cae el sol es subir al Mirador de la Laguna del Rey, donde tendréis unas buenas vistas del pueblo y de la laguna.

Vistas desde el mirador
Texto y fotografías: Fran Mercader Román 


Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad.