Mes: febrero 2014

Gestión Ambientalimpacto ambientalLegislación Ambientalnormativaresponsabilidad ambiental

Exentos de garantía financiera, no de responsabilidad.

El titular de Elena Sevillano en El País resume muy bien lo mal que estamos llevando la transposición y aplicación de la Directiva 2004/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales. La … seguir leyendo
medio ambiente

Varias especies animales del Sahara, en peligro de extinción por la nula protección de los desiertos como áreas protegidas

 

guepardo sahara


Un equipo internacional de científicos destaca en un estudio la desatención que sufre el Sahara en la conservación de su biodiversidad. Como consecuencia han desaparecido algunas especies emblemáticas  –como el orix de cuernos de cimitarra– y otras están al borde de la extinción  –el adax, el guepardo y la gacela dama–. El trabajo afirma, además, que el resto de ungulados y grandes carnívoros del Sahara y Sahel han pedido más del 70% de su área de distribución original.

Los puntos calientes de biodiversidad son aquellas zonas donde, en general, el número de especies y endemismos amenazados por unidad de superficie es mayor, y por tanto, zonas prioritarias para su conservación. Estos puntos calientes corresponden a zonas húmedas y bosques –donde indudablemente hay una elevada diversidad de organismos–, pero también engloba alguna zona desértica como el Cuerno de África, áreas de Etiopia y Somalia.

Un estudio liderado por la Zoological Society of London y la Wildlife Conservation Society, en el que también participa la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA), resalta la importancia de estas zonas áridas desprotegidas del planeta. “El propósito de este trabajo es hacer una llamada de atención a científicos, gestores, políticos y entidades financiadoras sobre la importancia y necesidad de invertir esfuerzos en la preservación de los desiertos, particularmente en el Sahara”, declara a Sinc Teresa Abáigar Ancín, de la EEZA y coautora del estudio que publica la revista Diversity and distributions. La situación del Sahara es “preocupante” para los expertos.

 “El procedimiento de nuestro trabajo fue elaborar mapas de distribución histórica y actual de 14 especies de grandes mamíferos para comprobar la regresión que han sufrido las especies y estimar el área que ocupan actualmente”, apunta la investigadora. El Sáhara es un desierto cálido con particularidades especiales. Por su tamaño es el mayor del mundo, con más de 11 millones de km2 si se incluye el Sahel, una superficie mayor que el continente australiano. Tiene una gran diversidad topográfica –desde altitudes por debajo del nivel del mar, hasta montañas de más de 3000 m–, y un clima heterogéneo. Asimismo, su límite sur con el Sahel constituye la transición entre dos regiones biogeográficas (el paleártico y el afrotropical), y se extiende por más de diez países considerados en vías de desarrollo y con una gran inestabilidad política y social. “Las zonas más desprotegidas son las interiores y centrales del desierto donde el acceso, por diversas razones, es más difícil”, resalta Abáigar.

Las zonas de especial protección que se regulan por tratados o convenios específicos son el Ártico y la Antártida, pero no existe protección para los desiertos. Según los científicos, estos últimos son lugares en los cuales el cambio climático va a ir dando pistas sobre su evolución y alcance. “En este sentido –añade la científica– es importante estar atentos para ir previniendo sus efectos”. Aprender de los desiertos, conocerlos mejor y estudiar sus adaptaciones biológicas, ecológicas y de comportamiento ayudará también a este propósito porque, en su mayoría, contienen especies que han evolucionado ya en un ambiente estresante. “Su biodiversidad ha aprendido a aprovechar unos recursos que han sido, son o van a ser limitantes o extremos como es la escasez de agua, las temperaturas, el viento o el nivel de insolación”, concluye Abáigar.

 

Fuente: Agencia SINC

 


milano real

¿SE ACABA EL INVIERNO? MIGRATORIAS Y CANTANTES

Por fin ha hecho un fin de semana soleado y hemos pasado unos días en Santorcaz, aunque no tuvimos mucho tiempo de disfrutar del campo. Y digo del campo, que no de la Naturaleza, pues a veces no hace falta salir muy lejos para disfrutar de alguno de sus espectáculos: las migraciones. Está acabando el invierno y las aves migratorias tienen que volver a sus territorios de cría, y ya que las especies más grandes necesitan más tiempo para sacar adelante a sus vástagos, tienen que moverse pronto.

El domingo cuando salía por la puerta de casa, sin saber muy bien por qué, miré al cielo, y muy lejos, sobre la torre de la iglesia, alrededor de 50 milanos negros (Milvus migrans) ganaban altura. El apellido latino de esta rapaz, ya indica que es un gran viajero, y en concreto los individuos europeos gustan de pasar el invierno en las zonas tropicales de África. Cruzan el Estrecho en grupos y después se desparraman por toda Europa.

Grupo de milanos negros a gran altura
Con los prismáticos, y luego en casa aumentando la imagen, pude comprobar que un milano real (Milvus milvus) se había unido a ellos, como buscando compañía. Esta especie también se desplaza desde sus territorios de cría norteños, pero no llega tan al Sur, quedándose muchos de ellos a pasar el invierno en la Península Ibérica.

Milano real en el centro, más claro, con "ventanas" claras en las alas
Justo después de comer, el inconfundible trompeteo de las grullas (Grus grus) de nuevo me hizo mirar al cielo y descubrir un enorme bando de unos 200 individuos que volaba en formación hacia el noreste. Estas grullas que en invierno se alimentan en rastrojos y dehesas de Extremadura y Castilla, previo paso a reponer fuerzas por Gallocanta y alguna otra laguna como la de El Hito, llegarán a criar al Norte de Alemania, Polonia, Rusia y los países escandinavos.

Grullas en formación
En algún momento pararon y dieron varias vueltas para reajustar el rumbo y la altura.

Girando en círculos para reorientarse


Y como digo, tampoco hace falta ir muy lejos para disfrutar de las aves, pues aún con el invierno sin acabar, las aves sedentarias ya proclaman a los cuatro vientos cuales son sus dominios. Ellas no saben solfeo y nosotros no hace falta que paguemos entrada para escuchar sus melodías, pero partir almendras bajo el tibio sol de finales de febrero, mientras cantan mirlos y pardillos, es una de las mejores formas que conozco de digerir una buena paella de domingo.

Poned el volumen en los vídeos, ¡que hasta la cámara de fotos captó los cantos!

Mirlo macho adulto (Turdus merula) en un ciprés
 
Pardillo macho (Carduelis cannabina) cantando

Conservación

Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar (Crítica)




Muy buenas a todos los lectores, hoy vengo con un artículo un poco diferente a los que he redactado hasta ahora. Me he basado para redactar este artículo en un viaje que hice hace poco al Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar, situado en el término municipal de  Roquetas de Mar y el Ejido (Provincia de Almería).
Un Paraje Natural es un espacio protegido en el que se pretende conservar las especies tanto animales como vegetales además del suelo y el agua debido a que tienen gran valor ecológico. El valor ecológico de estos espacios protegidos reside en la existencia de especies amenazadas o simplemente por la abundancia de dichas especies.
Un Paraje Natural se puede visitar cuando uno quiera y de manera gratuita, pero siempre se deben de tener ciertas precauciones. Se debe de respetar unas normas que imponen los técnicos de Medioambiente y que ayudan a la mejor conservación del espacio. Las actividades que podamos desempeñar en el Paraje Natural pueden afectar negativamente al medio. Los animales pueden verse asustados, las plantas pisoteadas, generamos residuos, etc.
En el Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar predominan especies vegetales como las Sabinas (Juniperus Phoenic), que da nombre al Paraje Natural, los lentiscos (pistacia lentiscus), las cambroneras (Lycium intricatum), los Pegamoscas (Ononis natrix) y las Alacraneras (de la familia Chenopodiaceae). En cuanto a las especies animales predominantes podemos encontrarnos la Focha común (Fulica atra), el ánade real o azulón (Anas platyrhynchos), las gaviotas de Audouin (Larus audouinii) o la Malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala).

Las actividades que realizamos dentro del espacio suelen tener impactos negativos sobre estas especies, es por eso que siguiendo las normas impuestas para el Paraje Natural, se minimizarán estos impactos.
La crítica que yo vengo a hacer aquí no es por parte de la gestión, ni por cuestión ambiental, es más bien una crítica antrópica. Los turistas o simplemente las personas que van o viven alrededor del Paraje Natural, no respetan las normas en absoluto. Solo estuve un par de horas y pude comprender la poca concienciación y responsabilidad por parte del visitante. Entre los impactos que pude encontrar fueron:

  • Basura por todos lados
  • Tránsito de vehículos
  • Vallas rotas
  • Recolección de especies vegetales
  • Intercambio de droga
  • Tránsito fuera de los senderos establecidos
  • Ruido
  • Perros sueltos

Ante todo esto, yo, personalmente, me quedé decepcionado ante el poco respeto y cuidado que se le tiene al Paraje Natural.
Fotografié todo cuanto pude para mostraros la realidad que se presenta. Todas las fotos de este artículo están tomadas por mí personalmente. Perdón por la calidad de las fotos, no tengo aún una cámara potente.
La solución ante esto tiene que ser común. Hay que llamar y poner queja del poco cuidado por parte del ciudadano que se da en estos lugares. Sólo de esta forma se podrá actuar de alguna manera frente a ello.
Es muy triste que hoy día se tenga que proteger la naturaleza para poder conservarla, pero aún así ni lo protegido está seguro. La naturaleza es fuente de vida, de biodiversidad, de oxígeno, de agua y sobre todo de recursos que utilizamos para vivir hoy día.
Os invito abiertamente a que os paséis por este Paraje Natural. Es una maravilla, a excepción de lo ya nombrado. La naturaleza tiene muchas cosas que mostrarte, si la sabes cuidar y respetar.


Especies vegetales principales:

Chenopodiaceae (alacraneras)

Juniperus phoenic (Sabinas)

Pegamoscas (Ononis natrix)

Lycium intricatum (Cambroneras)








































pistacia lentiscus (Lentiscos)
















 Especies animales principales:
Focha común (Fulica atra)

Ánade real o azulón (Anas platyrhynchos)




























Normas del Paraje Natural:








Impactos negativos causados por los visitantes:

Botellas de cerveza tiradas

Papeles, envases , etc.

Tránsito de vehículos

Tránsito de vehículos

Vallas rotas

Vallas rotas




Twittear