Día: 2 de diciembre de 2013

buitrón

OTOÑO INVERNAL EN SANTORCAZ

Mucho frío y viento este domingo en Santorcaz, condiciones que dificultan el avistamiento de fauna, pero bien protegido, no pude dejar de aprovechar parte de la mañana a ver qué había por ahí.

Parece que los pinzones vulgares (Fringilla coelebs) siguen sin faltar a su cita fotográfica conmigo en cada paseo otoñal. En este caso fue un macho el que en lo alto de un álamo reseco tomaba el sol.

Pinzón macho mostrando su pecho anaranjado
Más de cerca, se observa su "casco" gris y alas negras con franjas blancas
Otro macho, en este caso de carbonero común (Parus major), y esta vez a menor altura, se mantenía a escasa distancia de mi y mostraba sus colores. 

Carbonero, tiznado siempre de negro carbón en garganta, cabeza salvo las mejillas
 y línea ventral, que en la hembra es más estrecha.
Pocos pájaros más pude fotografiar a corta distancia, este buitrón (Cisticola juncidis) estuvo a tiro unos instantes, pero su pequeñísimo tamaño, no permitió un enfoque adecuado.

Buitrón sobre un cardo, mostrando su pequeño tamaño
No es un ave demasiado frecuente, pero ayer pude ver una corneja negra (Corvus corone) dando vueltas sin saber dónde aterrizar. Los truenos de las escopetas, seguramente vuelven más cautelosos a estos inteligentes córvidos.

Tamaño mediano e intenso color negro, identifican a la corneja,
que también es conocida en Santorcaz como grajo.
Los restos de otro córvido mucho más frecuente, la urraca (Pica pica) encontré al pie de un quejigo. La escarcha cubría las plumas del pájaro, que seguramente fue víctima de un azor o un búho real. 

Plumas de urraca arrancadas por un ave de presa, en caso de haber 
sido mordidas por un mamífero estarían quebradas
Otros restos en cambio, me recordaron al verano, como esta camisa de culebra de escalera.


Añadir leyenda
Y la mañana no dio mucho más de sí, el frío continuaba imperando, y volví a casa tras echar un ojo a la Sierra de Guadarrama.


medio ambienteParticipación ciudadana

Un viaje hacia el activismo 2013-12-02 23:13:00

¡15 años de punto&coma!

Me encanta mi trabajo. Me gusta ver cómo cada publicación va tomando forma hasta que adquiere vida propia. A veces me pregunto a cuántos miles de personas habrán llegado tantos folletos, revistas, guías divulgativas, hojas informativas… ¿Les habrán hecho reflexionar?, ¿habrán cambiado en algo su mirada al mundo? ¿les habrán movido a actuar?


Han llenado nuestro trabajo de compromiso y de ilusión todos estos años.





Es momento de dar las gracias a tantas personas y organizaciones que han formado parte de nuestra historia. Setem e Intermón Oxfam fueron las primeras en confiar en nosotras. Con ellas dimos nuestros primeros pasos allá por 1998. Después llegaron muchas más y con cada una hemos aprendido, hemos ido colocando piezas en el complejo puzzle del mundo, comprendiendo las interrelaciones, las causas comunes de los problemas y las vías comunes de las soluciones. ¡Todo un privilegio!

Me gusta poder trabajar en equipo:

Con Teresa, inmejorable socia en punto&coma, comprobamos cada día cómo 1+1 suma mucho más que dos. Disfruto con esos momentos de creatividad compartida, cuando sumamos el trabajo de contenido con el de diseño, y las ideas fluyen.

Con nuestros fantásticos dibujantes 
que llenan de vida tantas de nuestras publicaciones:
José A. Calvo, Jvlivs y Betapop (que también alegra este blog y nuestra web). 
¡Gracias por vuestra paciencia infinita!

Con las personas de cada organización que nos han abierto las puertas y nos han permitido implicarnos en su trabajo para hacer llegar a la sociedad sus objetivos, sus denuncias, sus propuestas... Se agolpan los rostros, los recuerdos, las risas, las prisas, las reflexiones sesudas de tantos momentos compartidos.



¡Gracias a cada uno/a!

Sin vosotros/as punto&coma no sería posible



En estos tiempos difíciles mantenemos el compromiso y la ilusión por seguir adelante. Se abren nuevos espacios y el emprendimiento social toma forma. Hemos integrado punto&coma en el Mercado Social de Madrid y seguimos encontrando nuevos/as compañeros/as de camino para seguir construyendo alternativas. ¡Nos vemos!