La isla de las flores

“Lo que coloca a seres humanos después de los cerdos
en la prioridad de elección de alimentos es el hecho de no tener dinero ni
dueño. El ser humano se diferencia de los otros animales por el telencéfalo
altamente desarrollado, por el pulgar oponible y por ser libre, libre es el
estado de aquel que tiene libertad, libertad es una palabra que el sueño humano
alimenta, que no hay nadie que la explique y nadie que no la entienda.”

 El dinero es todo medio de intercambio común y
generalmente aceptado por una sociedad que es usado para el pago de bienes y
servicios, y el mercado es un conjunto de transacciones o acuerdos de negocios
entre compradores y vendedores. En el video podemos ver la sencilla relación
que hay entre estos dos conceptos ya que actualmente el mercado se rige por el
valor del dinero y el intercambio de este por cualquier producto.
 La creación del dinero ha marcado el principio
del fin, en el que ahora mismo quienes más tienen son los que más poder poseen
y los que imponen las normas, siendo estas personas las que llegan a establecer
el orden de dinero, tomate, dinero, persona, dinero, residuos, dinero, cerdo,
dinero, personas; una línea para ellos infinita pero no se puede aplicar un
sistema lineal a un planeta finito, y que se basa por mucho que nos empeñemos
en no darnos cuenta en un ciclo, en el que todo debería regenerarse para crear
nueva vida. Sin embargo ese ciclo se ha roto, ahora ya no hay suficientes
recursos para generar esa nueva vida, ahora hay personas que están detrás de
los cerdos y tal vez es lo que nos merezcamos en parte por haber manchado con
codicia todo lo que tocamos y por haber impuesto nuestras “maravillosas” reglas
a un mundo del que no somos dueños y del que no tenemos control.
Por mucho que el telencéfalo este altamente
desarrollado y aunque podamos presumir de nuestro pulgar oponible que tanto nos
distingue del resto de los animales, lo único que hemos logrado es evolucionar
hacia un punto de no retorno, donde la humanidad, la sencilla empatía, se han visto
eliminadas y cambiadas por el dinero.
Este breve documental es una crítica
irónica a la sociedad actual, que se encuentra en una situación de gran
degradación, donde  la transcendencia del
tiempo  se ve relativizada al tiempo que
uno mismo vive sin importar lo que dejamos después, ni a quien afecte en ese
momento, mientras nuestra propia existencia no se vea comprometida.
Lo único que le queda al hombre es la incertidumbre,
una incertidumbre que algunos llaman libertad y un sentido masacrado con el que
poder preguntarse:

 ¿Qué es el
hombre, que es un tomate y que es el dinero?


Entradas relacionadas