Sin él

Publicado en: Andanzas de un Trotalomas por Trotalomas. Texto original

sampedrolupi

Tras un prolongado silencio, pretendía irrumpir en el blog con ánimo y buen pie precisamente esta semana. Pero un tremendo tropiezo ha dado al traste con mis intenciones, que quedarán pospuestas unos días. Hoy no puedo más que llorar la pérdida de un verdadero referente para mí en todos los sentidos: literario, político, humano… Se nos ha ido Sampedro, el pensador, la voz disidente, el “abuelo” tan querido para muchos de nosotros. Un verdadero sabio en un mundo que parece haberse olvidado del significado de esa palabra. Se ha marchado, pero no podemos olvidar sus palabras. Su guía es más necesaria que nunca.

El desarrollo sostenible del que hablan es insostenible. La población mundial se ha triplicado desde 1900 hasta hoy y, desde luego, la capacidad de regeneración del planeta no se ha triplicado. Eso no se puede mantener. Imposible.

[...]

En este siglo van a pasar cosas tremendas. Se habla todos los días del desarrollo sostenible. Pensemos sólo que en 1900 la población mundial era de alrededor de dos mil millones y que en 2000 es de más de seis mil millones. Los ecologistas ya estudian la huella ecológica y dicen que la tierra no produce todo lo que se le quita. Ya hablan de que para dar al mundo el nivel de España, no digamos ya el de Escandinavia, harían falta tres planetas. Explíquenme cómo cuadra eso; hagan estadísticas, contabilidad nacional, etc. No cuadra.

[...]

Para mí es una época paralela al derrumbamiento del Imperio romano. Se acabó el Imperio y empezó la barbarie. Lo de Gaza es barbarie, los campos de Hitler y Stalin fueron barbarie, el ataque a Irak es barbarie. Estamos destruyendo el sentido de la justicia. Creo que entramos en una etapa de barbarie que obliga a reconstruir el sistema. Porque el capitalismo no es que sea malo, es que está agotado ya. En el siglo XV era impulsor, constructivo. Ahora está agotado. ¿Cuáles son los planes? Más de lo mismo. Decir que dentro de 15 años acabará la pobreza y repetirlo 15 años después.

[...]

La libertad es como una cometa. Vuela porque está atada y la cuerda es la responsabilidad.

[...]

Yo miro lo sucedido y me pregunto: ¿por qué no se nacionaliza la banca y se acaba con toda esta historia de los bonos de los directores y demás? Eso está excluido de cualquier debate. Y luego se dice que la empresa pública rinde menos: ¿rinde menos para quién? Pues igual es cierto que la cuenta de resultados no es igual, pero el dinero va a manos mucho más interesantes.

[...]

El ser humano ha llegado a un nivel técnico verdaderamente admirable y extraordinario. Pero cuando se progresa es inevitable que el creador se endiose y piense que con la ciencia puede llegar no se sabe hasta dónde. Y siempre se dice “la técnica lo resolverá”. Pero la técnica lo resolverá hasta donde pueda. No creamos que el poder humano es ilimitado.

Descanse en paz.

Más información en:


Puedes leer y comentar el artículo completo en Andanzas de un Trotalomas

Entradas relacionadas