Día: 3 de marzo de 2013

aguaCambio Climático

El Instrumento Aquarius y la Salinidad de los Océanos


Fue lanzado al espacio a bordo de la nave argentina Aquarius/Satélite de Aplicaciones Científicas (SAC)-D el 10 de junio de 2011, Aquarius es el primer instrumento de la NASA diseñado específicamente para estudiar desde el espacio el contenido de sal de las aguas superficiales del océano. Las variaciones de salinidad, las cuales tienen gran impacto en la circulación oceánica, están estrechamente relacionadas  con el ciclo de agua dulce del planeta y proporcionan a los científicos valiosa información sobre como el cambio climático está afectando a los patrones de precipitación global.
¿Cómo afecta la salinidad a la circulación del océano?


Las diferencias de la concentración de sal en la superficie oceánica afectan a la densidad de las aguas superficiales. El agua dulce es ligera y flota en la superficie, al contrario que el agua salada, que es más densa y se hunde. La salinidad y la temperatura determinan la densidad y flotabilidad del agua. Mayores salinidades y menores temperaturas provocan un aumento en densidad del océano con una correspondiente depresión en altura. En zonas más cálidas y en aguas más dulces, la densidad es menor y produce una elevación de la superficie del mar. Los cambios en densidad crean dos sumideros en los polos que atraen el agua caliente por la superficie para sustituir el agua que se hunde, contribuyendo a la llamada circulación global termohalina (calor y sal) o cinta transportadora global (global conveyor).

La cinta transportadora global está generada por el acoplamiento entre la corriente termohalina y las corrientes superficiales (la corriente Circumpolar Antártica y las corrientes generadas por los grandes anticiclones semipermanentes) afecta a todos los océanos. Dicho de otra forma las estas corrientes transportan las aguas superficiales calientes desde ecuador hacía los polos, regulando así el clima global. Se estima que el circuito se completa en unos 1000 años.

File:Thermohaline circulation.png
Imagen de Wikipedia Commons

Futuros objetivos de la misión Aquarius


El objetivo final del programa es poder combinar las mediciones de Aquarius con las de su homólogo europeo, el satélite de Humedad del Suelo y Salinidad del Océano (SMOS, por sus siglas en inglés) para poder producir mapas más precisos de la salinidad de los océanos. Además, el equipo de Aquarius, en colaboración con investigadores de Departamento de Agricultura de EE.UU., está a punto de publicar su primer conjunto de datos globales de la humedad terrestre, el cuál completará las mediciones hechas por SMOS.

Si quieres saber más entra en la web de la NASA