Publicado en: Mundo de Gea por alchata. Texto original

No pocas veces hemos hablado del diente de león (Taraxacum officinale), y es que algo tiene la globosa estructura de sus frutos etéreos y voladores que nos hace reparar en ellos, e incluso pedirles algún que otro deseo, pero mejor será no decir nada más, que luego no se cumplen…

Puedes leer y comentar el artículo completo en Mundo de Gea